4 Abr 14

El ácido láctico y el ejercicio físico

Comentarios desactivados en El ácido láctico y el ejercicio físico

publicado por en la categoría Fitness y deporte

El ácido láctico como producto de la naturaleza es realmente antiguo. Está presente en todas las formas de vida organizada y de hecho, ya estaba presente en las primeras formas de vida primitiva que existieron en la tierra. Muchas especies bacterianas producen ácido láctico, algunos de los ejemplos más destacados son Lactobacillus, Bifidobacterium, Streptococcus, Pediococcus y Leuconostoc.

El ácido láctico y el ejercicio físico

El ácido láctico se encuentra en los seres humanos y en los animales donde tiene diferentes funciones, la más importante es que sirve como suministro de energía al tejido muscular. El recambio metabólico de ácido láctico en el hombre adulto se ha estimado aproximadamente en 120 g a 150 g al día.

El ácido láctico se forma a partir del glucógeno por las células musculares cuando el suministro de oxígeno es insuficiente para poder obtener la energía que está contenida en dicha sustancia, es por esto que se produce un metabolismo anaerobio, es decir, sin la presencia de oxígeno.

Existen muchas ideas equivocadas en relación  al papel del ácido láctico y del lactado en el cuerpo. El lactato fue considerado durante mucho tiempo como una de las causas de la fatiga, tanto durante el ejercicio como la que se producía después de realizar la práctica deportiva. Sin embargo, las últimas investigaciones nos llevan a concluir justamente lo contrario, el lactato en realidad es un combustible que las células musculares son capaces de utilizar como fuente de energía en deportes de larga duración, ya que el lactato producido en un músculo pude se oxidado en otro músculo. Así, en lugar de causar la fatiga, el ácido láctico y el lactato ayudan a retrasar la aparición de la misma y a mejorar el rendimiento deportivo.

La acumulación de ácido láctico generado por la descomposición anaerobia del glucógeno en el músculo, se produce sólo durante las sesiones cortas de entrenamiento donde la intensidad es muy alta y por lo general se relaciona con la fatiga y el dolor muscular. Sin embargo, debido a que el lactato se elimina rápidamente del músculo a través de la sangre después del ejercicio, es muy poco probable que sea este el causante de cualquier tipo de dolor muscular.

Por otro lado, se cree que durante ejercicios de resistencia, el agotamiento del glucógeno muscular produce y es la causa principal de la fatiga. En tales condiciones, el lactato sirve como fuente de energía. Debido a su independencia de la insulina, el lactato se convierte en el sustrato de energía con la mejor disponibilidad.

En conclusión, debemos ser conscientes de las particularidades del metabolismo que se produce durante la práctica de ejercicio físico, ya sea de tipo anaeróbico, es decir, de corta duración y de alta intensidad, o aerobio, a diferencia del anterior, de baja intensidad y de larga duración. En ambos casos el ácido láctico y el lactato tienen un papel muy importante y del que aún queda mucho por saber.

Espero que haya sido de vuestro interés.

Imagen: Galería Flickr Ali Samieivafa


Comentarios desactivados en El ácido láctico y el ejercicio físico

Etiquetas: , , , , , , , ,