25 Ene 18

¿Es bueno el cepillo eléctrico para niños?

publicado por en la categoría Salud y Bienestar

Una de las miles de cuestiones en las que debemos educar a nuestros hijos en el cuidado de nuestra dentadura. Pero, ¿es una buena idea que los más pequeños tengas un cepillo eléctrico?

Los niños nacen, crecen, empiezan a hablar, a andar, a jugar… a limpiarse los dientes. Quien más quien menos siempre hemos pensado en regalar a nuestros hijos un cepillo eléctrico  ¿Realmente es una buena idea? ¿Nos asegura un buen cepillado en cantidad y calidad, con el tiempo suficiente?

Si repasamos un poco la historia descubriremos que el cepillo eléctrico fue creado para pacientes con capacidades motoras limitadas, después empezaron a salir sus ventajas sobre los manuales. Se ha demostrado que con una técnica y duración adecuada, los cepillos manuales son eficaces, mientras que las personas que tienen mala higiene dental, siguiendo las instrucciones, pueden tener una buena solución en los cepillos eléctricos. Esto también vale para los niños.

Si hablamos de si el cepillo eléctrico es bueno para los niños, hay que tener en cuenta que los más pequeños han de aprender a estas edades a cepillarse los dientes mediante la enseñanza y la motivación de sus padres. Explicándoles los movimientos que deben hacer. La calidad del cepillado es clave y muchas veces no es bueno porque el cepillo manual no es el adecuado o el niño se cepilla solo cuando todavía es muy pequeño. Y es que a la hora elegir el cepillo de dientes ideal para tu hijo, hay que tener muy en cuenta que el niño y los padres se sientan cómodos y el cepillo elimina bien la suciedad. Por eso lo recomendable sería que en los primeros años el niño aprendiera a coger el cepillo, a moverlo entres su dientes con uno manual y cuando ya esté llegando a la preadolescencia, y si tiene mecanizados los movimientos, pueda hacer lo mismo cuando cumpla 14 años.

A la hora de evaluar las características que debe tener un buen cepillo electrónico infantil, en www.laguiainfantil.com explican que debes asegurarte de que el cepillo sea recargable, no de pilas, debido a que los primeros siempre funcionan a la misma velocidad, mientras que los segundos, a medida que se va gastando la pila, el giro va disminuyendo lo cual puede crear confusión en el niño.

La segunda recomendaciones es que el cepillo eléctrico debe ser de rotación-oscilación y con temporizador, es decir, que nos pueda indicar el tiempo que debemos estar cepillándonos y que el niño entienda que aunque el cepillo se mueva él tiene que seguir cepillándose hasta el final. En definitiva, lo más importante no es el tipo de cepillo, sino que el niño aprenda a usarlo. No podemos comprar un cepillo eléctrico porque el niño no sabe limpiarse los niños, sino que debe ser un segundo paso una vez que ya sabe hacerlo.

Imagen de Flickr



Etiquetas: , , , ,

Deja un comentario