6 Feb 18

La guía definitiva para mantener la salud de tu ojos y evitar enfermedades oculares

publicado por en la categoría Salud y Bienestar

La vista es uno de los sentidos que más apreciamos. Conocer las enfermedades oculares nos ayudará a prevenirlas y mantener la salud de los ojos.

Los ojos son, seguramente, uno de nuestros órganos o la vista uno de los sentidos más críticos para disfrutar de una buena calidad de vida. Por eso es importante conocer las enfermedades que pueden afectar a nuestros ojos y tratar de ponerle remedio. Y es que algunos problemas en los ojos no tienen importancia y son pasajeros, pero otros pueden llevarnos a la ceguera.

Lo primero que tenemos que tener es claro que debemos hacernos chequeos regulares porque las enfermedades que pueden afectar a nuestros ojos no siempre muestran síntomas y la detección precoz de estas enfermedades es vital para poder tratarla correctamente y en tiempo y forma. Es importante la detección temprana y el tratamiento temprano porque así se puede prevenir la ceguera. No hay que dudar. Si sufres cambios de un día para otro en la vista o tienes visión borrosa, arenosidad, ardor en el ojo u observas destellos de luz, si tienes dolor, ves doble o tienes secreción liquida o inflamación debes buscar inmediatamente la ayuda de un oftalmólogo.

Entre las enfermedades de la vista más comunes están los errores de refracción (dificultades para enfocar bien), las cataratas (el cristalino se nubla), trastornos del nervio óptico (como el glaucoma), enfermedades de la retina, degeneración macular (destroza el enfoque central de la visión), problemas de los ojos asociados a la diabetes o conjuntivitis.

Alfabéticamente destacan enfermedades como Albinismo, Alergía ocular, Aniridia, Anisocoria, Atrofía del nervio óptico, Coloboma, Coloboma del iris, Distrofias coroideas, Drusen del nervio óptico, Epiescleritis, Escleritis, Hemorragia subconjuntival, Heterocromía, Hipertensión craneana idiopática, Leucocoria, Neuritis óptica, Neuropatía óptica hereditaria Leber, Ojos saltones, Pinguécula o Uveítis. Además, también aporta enlaces para explicar qué es una pingüécula o un pterigio, un seudotumor orbital, un síndrome de Axenfeld-Rieger o Terigión.

Otro de los puntos interesantes es observar las enfermedades más comunes entre los niños y niñas. Así, existe la Anisocoria y el síndrome de Horner, la Artritis idiopática juvenil o el parpadeo excesivo de los pequeños.

¿Cómo tratar todos estos problemas? ¿Qué podemos hacer para detcectarlos a tiempo? Hay técnicas muy útiles como  Angiografía con fluoresceína, la prueba de Schirmer, la tomografía computarizada de la órbita, de ardor, picazón o secreción del ojo, ecografías oculares y orbitaria, y otras más visibles como el enrojecimiento de los ojos. También se puede realizar una evaluación de la función del musculo extraocular, un examen con lámpara de hendidura, de fotofobia o gotas para dilatar las pupilas o la tinción del ojo con fluoresceína y las manchas blancas que aparecen, a veces, en las pupilas.

Imagen de Flickr



Etiquetas: , , , , , ,

Deja un comentario