Articulos de la categoria 'Invierno'

Menús familiares para superar el atracón navideño

La Navidad se distingue por los excesos gastronómicos. Si has comido de más, te proponemos algunos menús que te ayudarán a superar la hinchazón y recuperar la normalidad alimenticia.

Menús familiares para superar el atracón navideño

Comida de empresa, Nochebuena y Navidad con la familia, Nochevieja con los amigos y el día de Reyes. Más de dos semanas de exceso en donde se come y se bebe en grandes cantidades. Cuando finalice este periodo festivo la gente habrá engordado de media entre dos y cinco kilos. Por eso mismo, el próximo 7 de enero habrá que volver a la rutina y en algunos casos a ponerse a dieta.

Nuestro estómago sentirá una gran pesadez y el vientre empezará a adquirir una forma aún más redondeada. Será una de las consecuencias de la Navidad. Por eso, cuando acaben estas fiestas tocará desintoxicarse de langostinos, foies, turrones y alcohol y comer de una manera más ligera sin abusar de las grasas. Por fortuna, no hace falta castigarse con comida insípida, ya que es posible alimentarse de una manera variada y saludable con las especies, a la plancha o al vapor y con una materia prima de calidad.

Entre las ensaladas, que en algunos casos pueden contener un alto contenido calórico en función de los ingredientes que se utilicen, se proponen la de langostinos y canónigos, o de puerros y jamón o con gulas y pimientos.

Tampoco pueden faltar las verduras y setas. Gracias a los vegetales es posible desintoxicar el organismo de todos los excesos cometidos y sentirse más ligeros. Una buena opción puede ser las berenjenas a la plancha marinadas con tomillas, unas acelgas y patatas cocidas, espaguetis de calabacín con salmón marinado o unas judías verdes con pimientos asados. Cualquier opción que incluya verduras será bien recibida. No obstante, el plato más sencillo pasa por realizar unas setas o champiñones a la plancha con un poco de ajo. Cualquiera de ellos servirá de primer plato.

Si se prefiere comer un pescado, entre las opciones más comunes están los mejillones al vapor, que en cuestión de cinco minutos estarán listos; la merluza con mejillones; o una dorada en papillote de verduras que se prepara al horno. A la plancha se puede preparar el pez espada o un rodaballo, acompañado por una ensalada de tomate y lechuga.

Tampoco se debe descuidar la carne, ya sea de ternera, cerdo o de ave. En cualquier caso, seguro que apetece más unas brochetas de pollo al romero o un pollo con salsa de yogur que un chuletón o una carne más fuerte.

En cuanto al postre, la mejor manera de ponerle el broche al menú es con unas frutas naturales.

Sigue estos consejos y en pocos días tu estómago volverá a la normalidad.

También te puede interesar:

Menús alternativos y más saludables para navidad

Cinco alimentos para desintoxicarte de las cenas de Navidad

10 claves para empezar a tener una vida sana

Imagen de Flickr


Invierno, Salud y Bienestar · Escrito por el 21/01/16


Regalos de navidad ¿Cuántos es suficiente? ¿Cuántos son recomendables?

¡Me lo pido! Quien tiene niños estará cansado de oír esta frase ahora que se acercan las navidades. Los niños quieren todos los regalos, per hoy un número mágico que no conviene superar. ¿Sabes cuál es?

Regalos de navidad ¿Cuántos es suficiente? ¿Cuántos son recomendables?

Todos los años la mañana de Navidad y de Reyes en millones de casas aparecen montones de regalos amontonados junto al árbol. La felicidad de los pequeños de la casa y los no tan pequeños se desata durante esta época con los presentes. Sin embargo hay dudas sobre la cantidad de juguetes y regalos que se deberían hacer.

En este caso, la calidad poco tiene que ver con la cantidad. Pese a que los Reyes Magos y Papá Noel suelen ser bastante generosos, los pedagogos y psicólogos encuentran un error esta abundancia de juguetes y presentes. Resulta muy perjudicial, sobre todo en el caso de los niños. Al proporcionarles todo lo que reclaman se pueden convertir en personas insaciables e insatisfechas.

En realidad a los pequeños les resultará imposible disfrutar de todos los regalos que reciba en Navidad. Al tener más de lo que pueden disfrutar se acaba perdiendo la emoción. En realidad siempre hay uno o dos regalos que son los que más les suelen llamar la atención y con los que más se divertirán. Lo ideal es que con cuatro o cinco presentes fuese suficiente. Y no hace falta gastarse mucho dinero en ello.

Es importante que al menos haya un par de regalos con los que se pueda sentir muy identificado y que encajen dentro de sus planes. Pero también a la hora de escribir la carta a los Reyes hay que acordarse de pedir otros elementos como ropa, zapatos y material escolar. No obstante, los regalos en esta época del año deben estar consensuados con ellos para acertar en la compra.

En el caso de los mayores, aunque la ilusión se vaya perdiendo con el paso de los años, también se agradece algún pequeño detalle. En este caso lo normal es que con un par de regalos sea suficiente. En este caso suelen ser objetos que vaya a utilizar con regularidad y a los que les vaya a sacar un gran rendimiento. Lo mejor para acertar es que te fijes en cuáles son sus aficiones. Uno o dos regalos serían más que suficientes.

La Navidad y los Reyes Magos también deben implicar a los más mayores de la casa. Ellos tienen se merecen algún detalle durante estas fechas. Con un presente será suficiente para sacarles una sonrisa. No obstante, lo adecuado es que durante estas fechas no se exprima al máximo la vena consumista y los regalos se realicen durante todo el año.

También te puede interesar:

Menús alternativos y más saludables para navidad

Cinco alimentos para desintoxicarte de las cenas de Navidad

Imagen de Flickr


Invierno, Noticias · Escrito por el 10/12/15


Cómo adaptar tu rutina al cambio de temperaturas

El buen tiempo va apurando sus últimos días. Después de un verano de playa, piscina, descanso y vacaciones toca ponerse las pilas para volver a la rutina. Siempre resulta desagradable aparcar una vida tan cómoda para retomar las actividades normales. Los días cada vez se hacen más cortos y que sustituiremos las camisetas, pantalones cortos y sandalias por los abrigos, jerseys de lana y botas. Te daremos a continuación una serie de consejos para adaptar tu rutina a este cambio de temperaturas.

Cómo adaptar tu rutina al cambio de temperaturas

Le prestaremos mucha atención a los cambios de temperatura, ya que en el momento menos pensado pueden los termómetros varios grados. Esto afectará a nuestro organismo con la aparición de gripes, resfriados y dolores articulares. Los profesionales de la medicina reciben más consultas durante estos periodos de transición a consecuencia de la astenia, irritabilidad, desánimo y los problemas de sueño a causa de la falta de luz y los cambios horarios.

Los que más sufren a la hora de adaptarse a estas nuevas situaciones son las personas mayores, los niños menores de cinco años y los propensos a padecer depresión.

  • Incrementar el consumo de verduras, hortalizas y frutas de temporada, que aportarán minerales y vitaminas que contribuirán a que el organismo no se vea debilitado en ningún momento.
  • Consumir alimentos con alto contenido en melatonina como pueden ser los tomates, los frutos secos o las cebollas, que ayudan en la regulación y a facilitar el sueño.
  • Ingerir complejos de vitaminas del grupo B, que servirán para obtener unos adecuados niveles de vitalidad, al tiempo que contribuyen en la reducción del desánimo y la apatía.
  • Conservar unos hábitos de descanso adecuado. Lo ideal es dormir entre 7 y 8 horas diarias. Para ello es necesario que nos acostemos a una hora prudencial y que además las siestas que se hagan no sobrepasen los 30 minutos. Con el mal tiempo parece que nos animamos más a dormirlas, pero sería un error prolongarlas dos horas, como suele ser habitual en algunos casos.
  • Practicar ejercicio físico con regularidad y constancia. Intenta mantener los hábitos del verano. Si en alguna ocasión el mal tiempo te impide salir de casa procura ejercitarte en un espacio cerrado. Cualquier deporte que hagas, por mínimo que sea siempre te ayudará a sumar.
  • Contar con un horario de comidas que sea más o menos siempre el mismo.
  • Beber más agua y disminuir el consumo de bebidas alcohólicas y excitantes.

También te puede interesar:

Esquí con los más pequeños ¿A partir de qué edad?

El mejor entrenamiento para los deportes de invierno

Los mejores consejos para practicar deporte en invierno

Cómo mantener tus pies calientes en invierno

Imagen de Flickr



Esquí con los más pequeños ¿A partir de qué edad?

El esquí es uno de los deportes que más enganchan y existen verdaderos forofos de la velocidad sobre la nieve. Si eres uno de ellos y quieres disfrutar de tu afición con tus hijos, te contamos cuándo podrás iniciarlos y cómo hacerlo.

Esquí con los más pequeños ¿A partir de qué edad?

La mayoría de personas que ha probado el esquí repite. Aunque los primeros pasos pueden ser algo dubitativos es relativamente fácil aprender las bases para aprender a manejarse y disfrutar de esa combinación de aire puro, naturaleza, deporte y velocidad. Uno de los sueños de buena parte de los papás esquiadores es convertir su afición en el deporte familiar e iniciar a los más pequeños de la casa en su práctica. ¿A partir de qué edad puede empezar a esquiar un niño? ¿Cuándo es recomendable que lo hagan?

En la mayoría de los clubes el límite de entrada lo marcan los tres años, como también ocurre para la escolarización de los pequeños. Esta restricción obedece tanto a cuestiones físicas como prácticas. Los niños menores no tienen todavía la fuerza física ni las habilidades motrices para poder esquiar con garantías. A esto se une un problema adicional: no siempre son conscientes de los riesgos que asumen. Dicho de otra forma, velocidad y tres años de edad pueden no ser los mejores compañeros.

Además, tampoco hay que olvidar los problemas pare enfocar su atención en los menores de tres años ni lo difícil que puede ser gestionar grupos con más de tres o cuatro niños tan pequeños.

Pero desde un punto de vista estrícticamente psicomotriz, la capacidad para mantenerse sobre los esquís se desarrolla entre los cinco y los seis años. Esto no quiere decir que un niño no pueda aprender antes -todo el que haya ido a una pista habrá visto a niños más pequeños esquiando-, sólo que este es el momento en el que se supone que están más preparados y en el que aprenderán más rápidamente.

Al final, el momento de la iniciación al esquí va a depender mucho del propio niño y de las ganas que tengan os padres de esquiar con sus retoños. En este sentido, un niño que ya practica deporte, que es activo y habilidoso aprenderá antes que otro más sedentario o que se incline más por otro tipo de actividades. Lo que sí se puede hacer en cualquier caso es subir al niño a la nieve para que se familiarice con el entorno y con la propia nieve.

Si los pequeños llegan al momento de iniciarse en el esquí tras haber pasado tiempo en la montaña, haberse tirado por la nieve y jugado, será más fácil que se aclimaten rápidamente a esa nueva forma de interactuar con el entorno.

Imagen de Flickr


Fitness y deporte, Invierno · Escrito por el 31/03/15


Cómo mantener tus pies calientes en invierno

Cualquier persona que pasa mucho tiempo al aire libre durante los meses de invierno sabe lo difícil que puede resultar mantener los pies calientes, especialmente los dedos de los pies. Esto es especialmente importante en zonas donde clima es frío y húmedo. En el artículo de hoy vamos a ver algunos consejos para que los que pasamos mucho tiempo al aire libre y tenemos problemas para mantener los pies calientes lo podamos hacer con facilidad.

Cómo mantner tus pies calientes en invierno

Mantener los pies calientes durante el invierno es de vital importancia y no siempre es fácil de conseguir. Generalmente, para evitar tener los pies frío se puede utilizar un mezcla de consejos caseros, con nuevas tecnologías y un poco de sentido común.

 A continuación os resumo algunos de los consejos que debéis tener en cuenta para que vuestros pies mantengan una temperatura adecuada cuando estamos al aire libre:

  • Pies secos es igual a pies calientes. Para mantener los pies calientes, lo primero que tenemos que hacer es mantener los pies secos y protegidos de la humedad exterior por lo que adquirir unas botas impermeables es el primer paso que debemos dar.
  • Calzado impermeable y transpirable. Es fundamental, especialmente si realizamos excursiones al aire libre o algún deporte de montaña. Materiales como el Gore-tex nos permitirá tener los pies secos, permiten la transpiración del sudor y evitará que los notemos húmedos, ya que el diámetro de los poros evita que las gotas de agua puedan atravesarlos.
  • La importancia del calcetín. Debemos evitar el uso de calcetines de algodón, ya que hacen que la sensación de frío sea mucho mayor, en su lugar utilizaremos calcetines de lana, lana merino o materiales similares.

Pero, la sensación de tener los pies fríos no solo aparece cuando estamos en medio de una montaña nevada, también puede aparecer cuando estamos echados en el sofá con una manta sobre el cuerpo descansando después de un largo día de trabajo. En este caso os traigo algunos consejos y soluciones:

  • Pondremos los pies en un recipiente con agua caliente o un masajeador de pies con agua caliente. Notaremos que nuestros pies entran en calor inmediatamente.
  • Retiraremos los calcetines y frótalos con un masaje suave, así conseguiremos estimular la circulación de la sangre y notaremos como nuestros pies poco a poco adquieren una mayor temperatura, a continuación, coloca un calcetín de lana.
  • Si estamos sentados durante mucho tiempo o en una posición inmóvil, uno de los mejores consejos es estimular la circulación de la sangre. De pie, haremos movimientos leves elevándonos sobre las puntas de los pies y volviendo a la posición original de forma repetida, haremos rotaciones sobre la articulación de los tobillos.
  • En ocasiones simplemente con poner unos calcetines más gruesos, evitando como comentábamos anteriormente cuando estamos al aire libre el algodón. Un calcetín grueso de lana va a conseguir recuperar la temperatura de nuestros pies rápidamente.

Espero que haya sido de vuestro interés.

Imagen: Galería Flickr blakespot


Invierno, Salud y Bienestar · Escrito por el 17/02/14


Equipo básico para practicar el ciclismo en invierno

Ahora que llegan las primeras olas de frío debemos plantearnos cuál es la ropa de abrigo más adecuada para nuestras salidas en bicicleta. Vivimos en un país en el que podemos encontrar zonas con temperaturas suaves, en cambio en  otras, el frio y la humedad pueden formar parte del día a día, especialmente en el ciclismo de montaña.

 Equipo básico para practicar el ciclismo en invierno

Lo más importante es mantenernos calientes, ese va  a ser nuestro objetivo principal.  Las carreteras suelen resultar húmedas y frías en invierno, si llueve nos vamos a encontrar con zonas de agua estancada que se levanta a nuestro paso por lo que los pies, las piernas y la parte trasera y espalda baja van a ser las zonas que más sufran.

¿Existe una regla de oro? Si, y es bien sencilla: capa, capa y capa. Y si no es suficiente, más capas de ropa. La clave para un conjunto de ropa de invierno eficaz es el uso de capas. El aire frío quedará atrapado entre cada capa de ropa, lo que nos ayudará a mantener el calor. Durante el recorrido podremos quitar capas para ir regulando la temperatura corporal en función de la temperatura ambiente, que normalmente irá en aumento a la vez que avanzan las horas.

Todo comienza con la capa base. Una capa base adecuada para las condiciones climáticas del día es fundamental para el devenir de nuestro bienestar a lo largo de la jornada de deporte. Una capa de manga larga, preferiblemente con un porcentaje alto de lana merino, es particularmente eficaz. Este material retiene el calor por lo que resulta especialmente cálido, además es capaz de reducir el olor y de repeler el agua.

Una vez que hemos elegido la capa base, nos centraremos en la capa media. Aquí se abren varias opciones en función del clima que nos vayamos a encontrar. En muchos casos la capa media puede utilizarse como capa externa, como decíamos, dependiendo del clima, de la idoneidad de la ropa y del tipo y espesor del tejido que puede variar de una prenda a otra.

Una de las mejores opciones para la capa media es escoger un jersey típico de invierno, con un 100% de poliéster y con el interior forrado en lana. Si bien este tipo de prendas no son resistentes al agua o al viento, puede hacernos un gran papel. Es recomendable que la capa media tenga cuello alto (normalmente forrado con lana) para aislarnos del viento, manga larga y un ajuste perfecto al cuerpo, de lo contrario formará bolsas de aire que dificultará la practica del ciclismo.

En condiciones extremas será necesario el uso de una capa externa. Una prenda de Gore-Tex es la mejor opción, ya que utiliza una membrana de PTFE (politetrafluoroetileno) donde cada poro es 20.000 veces más pequeño que una gota de agua, por lo que es totalmente impermeable al agua externa, pero las partículas de vapor de agua que provienen de la piel son mucho más pequeña, por lo que pueden pasar a través de él, se trata de prendas impermeables y transpirables. Debemos comprobar que la cremallera también es impermeable y que las costuras están perfectamente selladas. En el invierno español una prenda más ligera e incluso un chaleco puede resultar más práctico contra el frío y el viento.

La elección del culotte, los guantes, el casco y las zapatillas es más personal, pero debemos tener en cuenta las condiciones climáticas que nos vamos a encontrar y como éstas pueden cambiar a lo largo del día. Existe una gran variedad de materiales y la calidad de los mismos va a estar reñida con el precio de los mismos, por lo que buscar un equilibrio entre inversión y efectividad de los mismos va a ser básica para poder disfrutar de nuestras salidas durante el invierno.

Espero que haya sido de vuestro interés.

 Imagen: Galería Flickr tomasz przechlewski



Deportes de invierno

La variedad deportes que se pueden practicar durante el invierno varia desde aquellos que únicamente se pueden practicar en esta época, como aquellos que en función del clima podemos adaptar a espacios cerrados, como puede ser la escalada en rocódromo en estos días en los que el frio no deja que nuestras manos se agarren con fuerza a la roca.

En este artículo nos vamos a centrar en los primeros, en aquellos deportes que únicamente podemos practicar en época invernal. Ciñéndonos a las especificaciones de la Federación Española de Deportes de Invierno y a las Federaciones de cada Comunidad Autónoma a continuación os describo alguno de los más practicados.

Deportes de Invierno

El esquí alpino es una de las modalidades del deporte conocido como esquí. Comenzó a practicarse en los Alpes, de ahí que reciba este nombre. En las competiciones el objetivo es realizar el descenso en el menor tiempo posible, siguiendo un trazado sinuoso marcado por unas balizas especiales llamadas puertas.

Las especialidades son las siguientes:

  • Descenso: Es la prueba más larga de todas, en su recorrido se alcanzan la velocidades más elevadas de todas las disciplinas.
  • Slalom: Se desarrolla sobre el recorrido más corto de todas las disciplinas, marcado con puertas de palos simples, los virajes son muy cerrados requiriendo una especial habilidad en su encadenamiento.
  • Slalom Gigante: Reduciendo las distancias entre puertas y con menos puertas que el Slalom.
  • Super-G: Super-Gigante: es una combinación de la velocidad propia de un Gigante y la precisión necesaria para trazar las curvas en Slalom Gigante.
  • Combinada: Responde al realización de un prueba de velocidad (Descenso) y una de Slalom a dos mangas.
  • Paralelo: Es una especialidad poco practicada, que suele situarse como colofón de una copa o liga por sistema de puntos.
  • El Kinder Kombi: Es un evento de Infantiles, aplicado recientemente en el ámbito internacional, compuesto por una mezcla de cambios de dirección estándar y puertas.

El mushing, aunque actualmente se considera un deporte, ha sido (y todavía es) una forma de transporte nórdica caracterizada por el uso de perros de tiro y esquís, que servía para desplazarse por superficies nevadas con rapidez.

Existen dos modalidades de Mushing según sean de nieve o tierra.

Modalidades de nieve:

  • Trineo
  • Pulka
  • Skijoring

Modalidad en tierra:

  • Cart
  • Triciclo
  • Mushing con Bicicleta o Bikejoring

El bobsleigh o bobsled (del inglés: sleigh/sled: trineo y bob: beto o sea betotrineo) es un deporte olímpico de invierno representante de una de las modalidades de descenso en trineo.

Estas son las especialidades:

  • Pruebas masculinas: Bobsleigh a 2 y a 4
  • Pruebas femeninas: Bobsleigh a 2

El Snowboarding o Tablanieve es un deporte extremo en el que el deslizante utiliza una tabla de snowboard para deslizarse por la nieve. El equipo básico para practicarlo son la mencionada tabla, las fijaciones de snowboard y las botas. Se convirtió en deporte olímpico de invierno en 1998.

Las especialidades son las siguientes:

  • Slalom Gigante Paralelo.:El slalom paralelo permite a los corredores afrontar el recorrido en paralelo, con dos competidores bajando a la vez
  • Slalom Paralelo:Dos corredores compiten a la vez, por un recorrido de puertas (mas cerrado que el Gigante), pasando el ganador a la ronda siguiente.
  • Slalom Gigante
:Tras dos mangas se establece la clasificación final al igual que en esquí Alpino
  • Halfpipe:Se desarrolla en una pista de poca pendiente con nieve acondicionada en forma de semi-tubo bastante inclinado en sus flancos.
  • Big –Air:Es un “salto grande” que se juzga según los criterios: Control de la acrobacia, amplitud y aterrizaje.
  • Acro-Snow:Los corredores hacen la salida conjunta en grupos de cuatro en una pista sinuosa especialmente construida para el Snowboard que incluye vueltas, saltos, ondas y la nieve acondicionada.

El patinaje artístico sobre hielo es un deporte musical de invierno que consiste en realizar piruetas, giros y acrobacias patinando sobre una superficie de hielo, y que son valoradas por unos jueces siguiendo un código de puntuación. Hay competiciones tanto individuales como de parejas.

Estas son las especialidades más destacadas:

  • Patinaje Artístico sobre Hielo INDIVIDUAL: tanto masculino como femenino
  • Patinaje Artístico sobre Hielo PAREJAS: tanto danza, como mixtas.

El curling es un deporte de precisión, similar a los bolos ingleses o a la petanca, que se practica en una pista de hielo. Consiste en lanzar 8 piedras a lo largo de una pista de hielo para conseguir dejarlas en el centro de la diana. Lanza 4 piedras cada equipo, siendo un total de 2. Gana el partido el equipo que al final de 8 “end” o mangas tienen más puntos. En caso de empate se juega un “end” más.

Ahora si, disponéis de la información suficiente como para animaros con alguno de los deportes que el invierno nos invita a practicar.

Imagen: Galería Flickr alam-81