Articulos de la categoria 'Medicamentos'

¿Qué es el copago de un seguro de salud y cómo saber si te compensa?

Cada vez son más las personas y las familias que tienen un seguro privado médico que puede ser con copago o sin copago, esto es, que pagues más y tengas acceso a todos los servicios o pagues menos y cada vez que vayas tengas que pagar una pequeña cantidad. Tú decides.

En España cada vez más personas optan por hacerse un seguro privado de salud con la intención de estar cubiertos. Los recortes en la salud pública hace que haya cada vez más retrasos y los seguros privados crecen por la inmediatez y seguridad que ofrecen para ser atendido en cualquier momento y en cualquier ciudad. Es evidente que este seguro es un producto y como tal tiene diferentes tipos y peculiaridades. Salvo los seguros más caros en los que todo va incluido, la mayoría tienen copagos. ¿Qué es esto? Pues básicamente una pequeña cantidad de dinero que los usuarios de las polizas tienen que pagar cuando usan un servicio médico que puede costar entre un euro y 100, amén del pago mensual del seguro.

Los copagos médicos se implantaron como forma de hacer más baratos los seguros, tienes una base y después se te cobra si usas ciertos servicios, y también como forma de concienciar a los clientes del seguro sobre la necesidad de usar responsablemente los servicios médicos. Las pólizas con copagos son adecuadas si buscamos una atención medica que tenga calidad, pero no somos personas que vayamos muy habitualmente al médico. De esta manera, nuestra prima no subirá y seguiremos teniendo los mismos servicios y el mismo cuadro médico que con una póliza sin copagos. Como es lógico cuanto menos paguemos de prima, cuanto menor sea el fijo, mayores serán los copagos para acceder a todos los servicios.

La pregunta del millón es: ¿Te interesa el copago? Pues tienes que tener en cuenta una serie de cuestiones. La primera de ellas, como es lógico, es si estás en un momento de tu vida en el que acudes mucho o poco al médico. Si estás yendo poco, te interesa, porque sólo pagarás ese plus cuando acudas a consulta. Si estás yendo mucho, quizás no te interese el copago porque cada vez que vaya deberás pagar. También hay que fijarse en el precio de la especialidad en la que puedas estar interesado ya que hay unas más caras que otras. Sea con copago o sin él tendrás derecho a todos los servicios, sólo que con copago tendrá que pagar una cantidad dependiendo del tipo de especialidad o servicio que uses.

Si hubiera que poner algún problema al asunto del copago sería precisamente que nunca sabemos, a priori, como va a estar nuestra salud. Podemos estar muy sanos un año y al siguiente enfermar o al revés. Y como ya hemos dicho antes, el hecho de contratar un seguro con copago te arriesgas a tener un mal año, tener que acudir muchas veces y pagar, pero si contratas sin copago será más caro y a lo mejor no necesitas los servicios médicos ni una sola vez. En definitiva, antes de escoger un seguro médico tenemos que saber qué pensamos que vamos a necesitar y calcular si nos compensa o no el copago.

Imagen de Flickr


Medicamentos, Salud y Bienestar · Escrito por el 17/05/18

Comentarios desactivados en ¿Qué es el copago de un seguro de salud y cómo saber si te compensa?

¿Qué son los aparatos dentales fijos y qué tipos hay?

Siempre es una elección difícil y complicada, pero es importante conocer lo que son los aparatos dentales fijos y sus clases…

Ahora ya están de moda entre muchos adolescentes y no tan adolescentes, pero hace un par de décadas los aparatos bucales suponía un motivo para la burla. Ahora mismo los aparatos fijos más comunes son los famosos brackets que han sido instalados, incluso, en las bocas de algunos famosos y famosas para mejorar su dentadura. Así hemos visto con estos aparatos a personalidades como el príncipe Harry, deportistas como Cristiano Ronaldo o cantantes como Madonna, Selena Gómez, Justin Bieber o actores como Tom Cruise. Los brakets están de moda ya que te ayudan a conseguir una sonrisa perfecta y a tener una buena salud bucodental.

Los brackets son aparatos fijos que no se pueden quitar durante todo el tratamiento dental. Y es que el control del movimiento dental en ortodoncia es mucho mayor con estos aparatos fijos ya que con los removibles te permiten pequeños movimientos. Si aplicas fuerzas a los aparatos fijos se pueden conseguir movimientos de la corona, la raíz, rotaciones, intrusiones y extrusiones. Resumiendo, logramos un control del diente tridimensional.

El uso de aparatos dentales se basa en colocar un arco rectangular en el hueco rectangular de un bracket (slot), que tiene una angulación determinada para cada diente. De esta manera el bracket lleva la información y se transmite al diente según aumenta el grosor del alambre hasta completar el slot. No sólo eso, el arco permite una expansión de la arcada ganando espacio y disminuyendo la necesidad de extracciones. A la hora de acometer el proceso para colocar los aparatos, lo más importante es el estudio ortodóncico, es decir, el diagnóstico. Se estudian diversos parámetros cefalométricos que tienen en cuenta el tamaño de los dientes de cada paciente y los huesos alrededor de cada diente. A partir de ahí se elabora un plan de tratamiento.

Dentro de los aparatos fijos debemos distinguir varias partes: bandas, brackets y arcos. Las bandas es una anilla de acero inoxidable que rodea a los primeros molares. Además llevan soldados diferentes aditamentos como los tubos donde van los arcos, o los ganchos donde irán colocados los elásticos intermaxilares, que son las gomas que se pueden poner y quitar. Dichas bandas se cementan con oxifostato de zinc lo que hace que se mantenga en su sitio, al tiempo que evita la formación de placa sobre el diente previniendo la caries. Los brackets ahora son más pequeños y estéticos. Llevan una ranura (slot) que cruza el diente a lo ancho, con una angulación diferente en cada diente. Los brackets pueden ser pequeños de 0,018’’ o más grandes de 0,022”. Por último, los arcos dentales pueden estar hechos de acero inoxidable, de cobalto-cromo-niquel o de niquel-titanio.

Entre los tipos de brackets distinguimos los metálicos, que son los más usados y conocidos ya que usan gomas que fijarán el alambre metálico para alinear los dientes, los dorados, con un aspecto más estético ya que tienen una base de acero inoxidable bañados en oro, los transparentes cerámicos, que son muy estéticos porque se ven muy poco y usan unas abrazaderas del color del diente para la fijación, los estéticos de zafiro, de gran calidad lo que hace que no se noten, ni se ensucien, ni se tiñen, los autoligables, más rápidos y sin necesidad de gomas y los linguales, que son los más estéticos porque se pegan en la cara interna de los dientes y son invisibles, por lo que no se ven desde fuera.

Imagen de Flickr


Medicamentos, Salud y Bienestar · Escrito por el 29/03/18

Comentarios desactivados en ¿Qué son los aparatos dentales fijos y qué tipos hay?

Causas y soluciones de la depresión adolescente

Los adolescentes viven un periodo de cambio que puede llegar a afectarles con el riesgo de que sufran una depresión. En esos casos es importante conocer los síntomas, las causas y las soluciones.

Seguramente, visto con perspectiva, si nos dicen que los adolescentes de hoy en día se deprimen pensaríamos que algo no está bien. Es probable que reflexionáramos sobre lo fácil que eran las cosas cuando estábamos en casa de nuestros padres y no teníamos más responsabilidades que las escolares. Yendo más allá, podríamos pensar en lo bien que lo pasamos en aquellos años, cuanta gente conocimos, que libertades teníamos y la cantidad de cosas que hicimos. Es cierto, como también lo es que ahora los adolescentes, algunos, se deprimen. En concreto, uno de cada 33 niños menores de 12 años se deprime, mientras que en edad adolescente la cifra sube a uno de cada ocho.

Hay que entender la depresión como un trastorno que afecta al estado de ánimo y a la salud de la persona. No sólo en adolescentes. A cualquier edad podemos sufrir depresión ya que no existe una causa común, son muy variadas, y, por supuesto, hay personas que son más propensas a sufrirlas. Además, nos puede llegar de forma repentina, por una circunstancia personal dura como el fallecimiento de una persona cercana o un familiar. No sólo por ahí puede sobrevenir. También puede ser causado por un conjunto de factores que van alterando el estado de ánimo de esa persona.

Una de las causas de la depresión, por ejemplo, hablando de adolescentes sería estar sufriendo acoso escolar. Este grupo de edad puede ser propenso a sufrir depresión porque los cambios en nuestra vida a esa edad son más drásticos. Nos damos cuenta de que las cosas, muchas veces, no son como nos las hemos imaginado de niños, sino que son más difíciles o diferentes. Cuando se da en personas entre los 12 y los 18 años la depresión suele tener detrás un importante componente social: miedo al rechazo, a no encajar en una clase o en un grupo, en la sociedad, amén de que eres carne de cañón si vives en un hogar desestructurado o hay ausencia de alguna figura de autoridad. Por así decirlo, la depresión en la adolescencia tiene que ver con encontrar nuestro lugar en el mundo, no entender quiénes somos, dudar de todo, sentirnos que no servimos para nada o que el futuro lo vemos negro.

Los síntomas que muestran los adolescentes deprimidos van desde la apatía, a estar solitario, irascible, irritable, sin ganas de ver a nadie y con pensamientos pesimistas. Se muestran infelices y cuando los periodos de tristeza llegan a las dos semanas se puede considerar síntomas de depresión. Hay que observar los cambios de actitud y los estados de ánimo. Suele haber un hastío vital, no muestran interés por ninguna actividad no queriendo disfrutar de amigos o aficiones. Además, lloran con facilidad y tienden al aislamiento. Donde más atentos debemos estar es en los casos en los que la depresión puede derivar en casos de anorexia o bulimia, incluso puede llegar a mostrar desprecio por su propia vida.

Si hablamos de las causas que pueden provocar una depresión en adolescentes puede ser por unos hechos puntuales: un fracaso sentimental, el fallecimiento de un ser querido, etc… También puede tener un componente social ya que las depresiones tienen que ver con cómo nos vemos en el mundo por lo que la depresión puede ser también como consecuencia de una gota que va llenando el vaso.  Hay que tener en cuenta nuestro historial familiar de depresión y otras enfermedades mentales.

Para tratar las depresiones en adolescentes tenemos que distinguir si es por causa física debemos acudir a un psicólogo, psiquiatra o psicofarmacólogo para una evaluación psicológica y tratamiento apropiado. Normalmente se suelen recetar antidepresivos como Prozac o Lexapro. También hay casos en los que hace falta un internamiento hospitalario y llegados a la depresión extrema se puede llegar a una terapia electroconvulsiva.

Imagen de Flickr


Medicamentos, Noticias, Salud y Bienestar · Escrito por el 22/03/18

Comentarios desactivados en Causas y soluciones de la depresión adolescente

¿Funcionan los suplementos de colágeno contra la artritis?

A las personas que sufren de artritis o tienen dañadas las articulaciones se les suele recomendar consumir suplementos de colágeno, pero debes saber que no sirven de nada.

Cuando hacemos ejercicio estamos expuestos a lesiones de todo tipo, incluido a nivel articular. Con la práctica intensiva de deporte es habitual que el cartílago que protege los huesos de la articulación sufra desgaste, lo que hace que los huesos choquen entre sí provocando molestias.

Son muchas las personas que estiman que tomar colágeno puede ayudarte a recuperarte o fortalecer las mismas con beneficios para la salud. ¿Pero es cierto? Vamos a intentar arrojar algo de luz sobre el asunto. El colágeno es una molécula proteica que forma la estructura de los huesos de todos los demás componentes de la articulación, como cartílagos, ligamentos y tendones. Está formada por distintos aminoácidos como la prolina, lisina y glicina. No sólo eso les aporta grosor, resistencia y elasticidad, amén de formar la estructura del tejido que protege y recubre las fibras musculares.

La misión del colágeno es crear la estructura básica para sostener los tejidos, es decir, nuestro cuerpo ya que son los andamios que dan forma y estructura a nuestro cuerpo. De alguna manera, son el principal elemento de los tejidos conjuntivos de nuestro cuerpo, como la piel, el pelo, los huesos o los tendones. En teoría, los suplementos de colágeno, ayudan a mantener y recuperar los tendones y los músculos, sobre todo las articulaciones. Sin embargo, no todas esas bondades se han podido demostrar científicamente.

Los estudios que se han realizado para hablar de las bondades del colágeno tienen poca credibilidad debido a que han sido realizados por los propios fabricantes de los suplementos . Por el contrario, las pruebas realizadas por la EFSA (Agencia Europea de Seguridad Alimentaria) han demostrado que no hay evidencias de que al tomar colágeno tenga efectos positivos sobre las articulaciones de personas activas, amén de tampoco mejorar la salud o la tersura de la piel. Por ello, la recomendación es no usar colágeno para las articulaciones y sí buscarlo en otros alimentos como, por ejemplo, la gelatina que tampoco te va a solucionar los problemas articulares, pero tiene mejor sabor y es más barato. Comprar suplementos de colágeno no te va a ayudar con la artritis.

Debes saber que el colágeno que hay en tu cuerpo lo has general tú 100%, lo han producido tus células utilizando aminoácidos, de las que se componen las proteínas. Por tanto, no necesitas consumir colágeno, ya que los aminoácidos se encuentran en otros alimentos y muchos de ellos son producidos por nuestro propio cuerpo.

Hay varios tipos de alimentos que producen colágeno. El < alimentos con licopeno como la remolacha, frambuesas, fresas, cerezas o sandias. También los frutos secos ayudan a combatir la artritis como las almendras y las avellana que se pueden tomar al almuerzo o la cena y en el desayuno con avena y otras frutas. Estos son buenos para la artritis o la artrosis porque contienen ácidos grasos omega 3, que son antiinflamatorios y ayudan a que las articulaciones se desinflan.

También tomando vitamina C puedes producir colágeno para producir colágeno para las articulaciones y de esta manera combatir artritis, al tiempo que es antiflamatorio.  Curiosamente, se recomienda esta vitamina que no sea consumida en cítricos: el brócolo, el ajo, la lechuga, la col, la coliflor, el berro o la acelga.

Imagen de Flickr


Medicamentos, Salud y Bienestar · Escrito por el 20/03/18

Comentarios desactivados en ¿Funcionan los suplementos de colágeno contra la artritis?

Nueve pseudoterapias contra el cáncer que no funciona

Cuando aparece una enfermedad o un cáncer siempre lleva paralelo un tratamiento alternativo, sobre todo, si la situación es límite, pero la mejor terapia es seguir los consejos médicos.

La palabra cáncer nos asusta, saca nuestros más altos instintos de superviviencia, toda vez que es una de las enfermedades que más fallecimientos provoca, amén de su gran variedad y del desconocimiento real de las causas que lo producen.

Cuando nos afecta o lo hace con algunos de nuestros seres queridos podemos caer en la tentación de hacer tratamientos alternativos que nos prometen una curación que nunca se produce, pero que la desesperación nos lleva a probar. Son pseudoterapias que no están demostradas que tengan resultado y sí pueden ser peligrosas. Son remedios milagrosos, pseudoterapias alternativas a unos tratamientos médicos con las que afirman curar la enfermedad y sus efectos secundarios.

Y es que ninguna de las terapias alternativas demostró tener efecto más allá del placebo, aquel por el cual nuestro estado parece mejorar sólo por la expectativa de que mejoraremos.

En el libro Mitos y Pseudoterapias se habla de varias de ellas. La primera es el Biomagnetismo  o terapia biomagnética, que promete curar varias enfermedades, entre ellas el cáncer, colocando imanes en diferentes puntos del cuerpo con la teoría de que los desajustes del ph, también llamada alcalinidad, son la causa de muchas enfermedades y que esto se puede curar con dos imanes de polaridad contraria en distintos lugares del cuerpo. Además, no hay pruebas de que los campos electromagnéticos tengan efecto sobre el cuerpo humano, ni curativos, ni perjudiciales.

Otra de estas terapias es la Bioneuroemoción o biodescodificación, que considera que las enfermedades físicas son la respuesta a un conflicto psicológico o emocional por lo que la forma de curar es resolviendo ese conflicto. El problema de esta terapia, amén de que no ha demostrado curar a nadie, es que casi parece una secta ya que los líderes imponen su voluntad, separan familias, aíslan a las personas que están enfermas y separan a los enfermos de los tratamientos médicos.

Una tercera terapia alternativa es la Dieta alcalina que, en la línea de la importancia de la alimentación como origen del cáncer, propone cambiar la manera de alimentarnos para curarlo. De esta manera, una dieta alcalina, con un 80% de alimentos alcalinizantes y un 20% de acidificantes, puede curarlo según este tratamiento, que no ha sido demostrado, entre otras cosas porque no todo nuestro cuerpo tiene el mismo ph, no hay relación entre la dieta y el ph de la sangre y las células cancerosas pueden proliferar en ambientes ácidos y alcalinos por igual.

Otra de estas pseudoteorías contra el cáncer es la Hidroterapia de colon, que promete curar enfermedades introduciendo agua a través del recto para limpiar los intestinos por dentro y así eliminar supuestas toxinas. Según los defensores de esta teoría la comida se pudre durante la digestión provocando toxinas porque no hay manera de expulsarla del cuerpo. Lo cierto es que no hay una base científica que demuestre este hecho. La comida no se pudre en nuestros intestinos, sino que circular por todo el sistema digestivo hasta expulsarlo. El uso de mangueras para introducir puede provocar desgarros y heridas, amén de que el agua puede eliminar la flora bacteriana.

También está de moda, sin ningún resultado demostrado, la Homeopatía, que vende remedios en que con menor presencia del elemento activo, mayor es la supuesta eficacia. Es decir, el punto más alto es aquel donde las disoluciones no hay presentes moléculas del principio activo original por la memoria del agua, propiedad por la que el líquido elemento recuerda las moléculas que han estado en contacto con ella y mantiene sus propiedades. Sin embargo, nada de lo anterior ha sido comprobado.

Otra de las pseudoterapias es el MMS o suplemento mineral milagroso que es una disolución de clorito de sodio al 28% que, supuestamente, tiene propiedades milagrosas contra el cáncer, la diabetes, el autismo, la hepatitis y la malaria. Como en los anteriores casos no hay pruebas de que beber esa mezcla tenga algún efecto beneficioso, más bien se han documentado casos de intoxicaciones.

La Ozonoterapia es otra de esas pseudoterapias basada en la aplicación de gas de ozono en heridas y dentro del cuerpo para tratar diversas enfermedades como el cáncer, principalmente por el recto. Tampoco hay evidencias de los beneficios de esta teoría y sí de que altas concentraciones de este gas puede ser tóxico. El Reiki, por su parte, es una de la más representativas pseudoterapias ya que aseguran que enfermedades como el cáncer proviene de algún desajuste o mala función de la energía vital. En teoría valdría manipular o reorientar la energía para sanar. Por último, encontramos la Terapia o nutrición ortomolecular que asegura poder curar enfermedades cambiando la alimentación para incluir grandes cantidades de biomoléculas, por lo general vitaminas. Su creador fue Linus Pauling, que ganó el Nobel de Química en 1954, pero su teoría no tiene estudio científico que lo corrobore.

Imagen de Flickr


Medicamentos, Salud y Bienestar · Escrito por el 08/03/18

Comentarios desactivados en Nueve pseudoterapias contra el cáncer que no funciona

Remedios naturales contra las contracturas sin tener que pasar por el fisio

Todos hemos sentido contracturas en la espalda por las tensiones de día a día y asumimos que debemos darnos masajes o acudir al fisio, pero antes de hacerlo prueba algunos de nuestros remedios naturales.

Cuando notamos en nuestro cuerpo que tenemos una contractura solemos tomar la decisión de acudir al fisioterapeuta, que normalmente nos va a cobrar por aliviarnos de esa sensación. Hay muchas veces que no queda más remedio, pero antes de hacerlo debes tener en cuenta varios consejos por si pudieras mejorar tú mismo en tu casa. En otras palabras, remedios caseros para tratar esa contractura que te lleva por el camino de la amargura.

Lo primero será explicar que entendemos por contractura un estado de rigidez o de contracción permanente, involuntaria y duradera de uno o más músculos. También se define como un nudo en el músculo que no deja que la sangre alcance las células musculares acumulando toxinas por lo que las terminaciones nerviosas del músculo reaccionan enviando al cerebro señales y provocan dolores. El trabajo descontracturante intenta relajar o deshacer ese nudo para que la sangre fluya con normalidad.

Entre las formas de eliminar la contractura encontramos un baño aromático para reducir el dolor que consiste en preparar un baño de agua caliente, echar 250 gramos de sales de Epson que antes hemos mezclado con cinco gotas de aceite esencial de mejorana, otras cinco de romero y otras cinco más de lavanda. También se puede reducir con un baño de sal gorda, mezclado con aceite esencial relajante como lavanda o verbena. Otra alternativa es poner agua caliente y dos vasos de vinagre.

Además de aplicando baños, podemos reducir las contracturas con remedios naturales. Así tenemos la infusión de tomillo o romero, que se deja reposar y después se cuela, antes de mezclar con arcilla, verde o roja, hasta que tenga una densidad parecida a una crema para después aplicar en la zona afectada y en caliente durante 20 minutos. Después se limpia y se echa una pomada o aceite.

También funciona bastante bien un remedio chino que consiste en envolver una raíz de jengibre con hojas de col, poniéndolo a asar una hora en el horno. Después se corta en cachos la raíz y los ponemos en la espalda, donde nos duele sujetándolo con una gasa durante 20 minutos. El uso de un gel o ungüento de árnica nos alivia el dolor y la inflamación aplicando sobre la zona que nos duele, pero nunca sobre una herida abierta.

Todavía podemos aplicar cuatro terapias más para deshacernos de nuestras contracturas. La primera es la aromaterapia. Con aceites esenciales como alcanfor, jengibre, romero, tomillo o lavanda podemos aliviarnos como ungüento de masajes o baños aromáticos.

Otra de las formas es fortalecer la espalda haciendo ejercicio y estirando bien antes y después del mismo. El yoga, taichí, pilates o natación son muy recomendables. Dentro de esta línea está el realizar estiramientos de cuello y espalda, descansar cinco minutos cada hora cuando estamos frente al ordenador y estirar bien todo el cuerpo, amén de tener una buena postura. Por último, la hidroterapia es otra buena solución, acudir al SPA o a un balneario urbano, donde los chorros de agua y su temperatura nos ayudará a aliviar nuestras contracturas.

Para reducir el dolor de la contractura podemos tomar una infusión de una mezcla de ulmaria, sauce y harpagofito, para que deje de dolernos, aunque las plantas medicinales no tienen un efecto inmediato y hay que tomarlo varias veces antes de sentir la mejoría. Además, podemos aplicar sobre la zona dolorida pomadas de estas plantas medicinales. Por último, si las contracturas son crónicas por la tensión del día a día una buena idea es depurar el hígado con plantas como la alcachofa o el cardo mariano.

Imagen de Flickr


Fitness y deporte, Medicamentos, Salud y Bienestar · Escrito por el 06/03/18

Comentarios desactivados en Remedios naturales contra las contracturas sin tener que pasar por el fisio

La dieta del aguacate o como sentirte saciado

El aguacate ha sido rechazado muchas veces por pensarse que engordaba, pero ahora sabemos que tiene muchas propiedades y que entre ellas está el hecho de saciarte, de dejarte lleno.

Entramos en el mes de marzo y eso significa que llega el momento de ponerse en modo “operación bikini” y empezar a plantearnos el quitarnos esos kilos de más que hemos cogido en los meses de invierno para poder lucir cuerpo en verano, para deshacernos de ese michelín que ha salido sin nosotros pedírselo.

Seguramente en los próximos días vas a leer mucho sobre métodos y dietas milagrosas que te dejarán con un cuerpo diez. Y una de ellas es la dieta del aguacate que, pese a que algunas veces se ha dicho que es un alimento que engorda, con el que subirás de peso, que ha sido rechazado por su contenido graso, lo cierto es que es saludable, tiene una gran capacidad de hidratación y aporta mucha vitamina E.

El aguacate contiene ácidos grasos saludables y si lo consumes de manera normalizada lograrás reducir los niveles de grasa en sangre, mientras aceleras el metabolismo y te hará sentirse saciado. Lo primero que debes tener en cuenta es que a la hora comprarlo debe ser el que esté más suave y no tenga daños en la corteza.

Y es que tienes que tener en cuenta que el aguacate es un alimento altamente nutritivo y uno de tus grandes aliados para bajar peso porque dentro de las grasas monoinsaturadas de los aguacate encontraras el ácido oleico, que nos ayudará, como hemos explicado antes, a saciarnos, mientras que su contenido en fibra y proteínas vegetales nos facilitará el hecho de tener un vientre plano. No obstante dos tercios de las calorías del aguacate proceden del ácido oleico que nuestro cuerpo usará como fuente de energía de absorción lenta. No sólo eso, sino que, además, al consumir este tipo de grasas seguro que mejoran nuestros niveles de azúcar.

Entre sus virtudes también hay que destacar el hecho de que contiene ácidos grados Omega 9 que nos ayudan a bajar el colesterol LDL y aumentar los del HDL, amén de que son ideales para la absorción de vitaminas y antioxidantes liposolubles. Al tener una mejor absorción de esos nutrientes sentiremos menos hambre. Y es que si sentimos hambre después de almorzar debemos entender que no hemos recibido, de los alimentos consumidos, los nutrientes que necesitamos para realizar nuestras tareas diarias. Ahí puede entrar el aguacate ya que nos aportará carbohidratos, proteínas y fibra con los que podremos sentirnos saciados.

Para seguir esta dieta del aguacate, que podemos tomar de formas muy variadas como ensaladas, sándwiches o postres podemos realizar algunos menús que incluyan estos platos: para desayunar podemos tomar un sándwich de pan integral con un aguacate pequeño, tomate, algo de fiambre de pavo acompañado de lechuga y melón. Cuando llegue la hora de la comida siempre es una buena idea sumar el aguacate a una buena ensalada que tenga col rizada, zanahoria, brotes de espinacas, un huevo duro y nueces, para acompañar a un filete de carne magra o un pescado a la plancha o, incluso, salmón. A la hora de cenar, llega el momento en el que podemos comernos un aguacate, acompañado de 100 gramos de requesón natural o un yogur, junto a 140 gramos de pollo o pescado asado a la parrilla.

Dentro de la dieta del aguacate podemos probar también a rellenarlo de atún junto a una ensalada de lechuga ya que sólo tiene 106 calorías y te dejará completamente saciado. Además, el aguacate también se puede acompañar de piña y espinaca en una ensalada como acompañante de una carne o un pescado a la plancha.

Imagen de Flickr


Medicamentos, Nutrición y dietas, Salud y Bienestar · Escrito por el 01/03/18

Comentarios desactivados en La dieta del aguacate o como sentirte saciado

El DIU como anticonceptivo ¿el más eficaz?

El DIU es uno de los métodos anticonceptivos de más éxito y, sin embargo, todavía un poco desconocido. Aquí aprenderemos qué es, cómo son, qué tipos hay y cuándo se debe colocar.

A la hora de buscar un método anticonceptivo una buena opción es la colocación de un DIU (Dispositivo Intrauterino) que es un pequeño dispositivo de plástico en forma de T, que se pone en el útero para evitar embarazos y cuenta con las ventajas de que es duradero, reversible y uno de los más eficaces. Es decir, puedes tener un DIU durante muchos años sin peligro de quedar embarazo y tu médico o enfermero te lo puede quitar y ya estás lista para ser fértil otra vez.

Evidentemente existen varios tipos de dispositivos DIU, dependiendo de las marcas: ParaGard, que es de cobre, y Mirena, Kyleena, Liletta y Skyla, que son hormonales. El primero de ellos no tiene hormonas, está envuelto en un fino cable de cobre y tiene una duración de hasta 12 años. Los otros cuatro usan hormona progesterona, que el cuerpo produce de manera natural. El Mirena dura hasta seis años, el Kylenna, cinco, el Liletta, cuatro y el Skila, sólo tres.

Para explicar cómo funciona el DIU lo más fácil es indicarr que logran evitar los embarazos porque cambian la forma en que se mueve el esperma para que no pueda llegar a un óvulo y si el esperma no llega, no puede fecundar y, por tanto, no hay embarazo. El Paraguard usa cobre para evitar embarazos, ya que al esperma no le gusta el cobre de manera que con este DIU es imposible que llegue al óvulo. Por su parte, los DIU con hormonas evitan los embarazos de dos maneras. La primera de ellas es que espesan el moco cervical, que bloquea el esperma. La segunda es que las hormonas evitan que el óvulo deje el ovario, por lo que no hay óvulo que fertilizar.

Una de las preguntas más habituales también es si se puede usar el DIU como anticonceptivo de emergencia. La respuesta es que sí, el ParaGard tiene éxito en estos casos si se coloca antes de las 120 primeras horas tras tener sexo sin protección, siendo la forma más eficaz de evitar embarazos tras tener relaciones sexuales. El otro gran anticonceptivo de emergencia es la píldora del día después que también se puede tomar hasta cinco días después de tener sexo sin protección.

A la hora de insertarlo, el mejor momento es durante la menstruación, aunque cualquier día del mes salvo, evidentemente, si no está embarazada. La razón de que el mejor momento sea cuando la mujer tiene la regla es porque descarta la posibilidad de embarazo, la inserción es más fácil y menos dolorosa porque el cuello uterino está más abierto y el sangrado que se produce no se nota. Otra cuestión interesante es que hay personas que quieren ponérselo después de un curetaje o un nacimiento, pero la tasa de mujeres que lo expulsan es muy elevada. Lo más recomendable es que la mujer espere a la tercera o cuarta semana tras el parto para instalarlo.

Imagen de Flickr


Medicamentos, Salud y Bienestar · Escrito por el 22/02/18

Comentarios desactivados en El DIU como anticonceptivo ¿el más eficaz?

¿Cómo saber si necesitas una segunda opinión médica?

No es ningún pecado, es totalmente humano, normal y natural. Buscar una segunda opinión médica entraría, prácticamente, en el campo de la supervivencia.

Sin duda, nuestra salud y la de los más cercanos a nosotros es lo que más nos importa. Hay ocasiones en las que acudimos a una consulta y nos ofrecen un diagnóstico que no se ajusta a lo que nosotros pensamos o, directamente, es tan inesperado o grave que nos cuesta creerlo. Si hay duda, siempre podemos acudir a pedir una segunda opinión, ya que dos médicos diferentes pueden tener opiniones diferentes. La web www.health.com te ofrece cuatro razones para que lo hagas, para que no te conformes con el primer diagnóstico que te ofrecen.

La primera sería el hecho de que no hay un diagnóstico específico. Y es que antes de que el médico al que ha acudido identifique su dolencia, debería poder decirle que le está pasando o, al menos las posibilidades. Si el médico antes de decirle qué tiene duda o no lo sabe exactamente, deben encenderse tus alertas para ir pensando en pedir una segunda opinión médica.

Otra de los indicios que deberían invitarte a investigar es que tu propia investigación no coincide con lo que el médico te ha diagnosticado. En la era de internet, acudir al doctor Google puede ponernos sobre aviso, con los datos que tengamos debemos preguntar y repreguntar sobre nuestro diagnóstico. Busca en sitios de reputada solvencia y analiza tus propias conclusiones con las de tu médico. Evidentemente, él es un profesional, pero siempre le puedes abrir la puerta a las dudas. Si a pesar de hacerlo sigues teniendo dudas, deberías acudir en busca de una segunda opinión.

La tercera cuestión que tienes que tener en cuenta a la hora de valorar pedir una segunda opinión es que el doctor te esté ofreciendo un solo tratamiento, una sola solución, sin valorar alternativas, que siempre las hay. La persona que se ha encargado de diagnosticarle debe ofrecerle alternativas de tratamiento, junto a sus pros y sus contras para que puedas decidir mejor.

Hay una cuarta vía en la que seguro que alguna vez se ha encontrado y es que directamente no confías en tu médico. Sea por lo que sea. Porque crees que se tome en serio tu caso o no le ves capacitado para ayudarte lo mejor, para que te quedes tranquilo. Y es que nadie mejor que tú conoce tu cuerpo y cómo te sientes. Si no te convence lo que te dice el médico siéntete libre de buscar una segunda opinión porque al final el que se juega tu salud eres tú, el que tiene dolores eres tú.

Además, añadimos algunas razones más para buscar una segunda opinión como el hecho de que tu médico recomiende tratamientos invasivos como cirugía, quimioterapia o radiación. Averigua si este tipo de cura es la más conveniente para tu dolencia. En este punto debes tener en cuenta que las enfermedades pueden tener varias vías de tratamiento. Informate de los efectos secundarios, complicaciones y posibilidades de éxito. Otro de los casos evidentes en los que debes buscar una segunda opinión es cuando tu médico te dice que no hay tratamiento para tu diagnóstico. Hay que agotar las posibilidades. Por último, no dudes en plantear tu tratamientos que hayas podido encontrar leyendo o que te hayan sugerido. Si no te convence  la respuesta de tu médico, busca una segunda opinión.

Imagen de Flickr


Medicamentos, Salud y Bienestar · Escrito por el 15/02/18

Comentarios desactivados en ¿Cómo saber si necesitas una segunda opinión médica?

¿Sabes usar bien las plantas medicinales?

Usar bien las plantas medicinales, hacerlo con la supervisión de nuestro médico, es tan importante como saber cuál usar para cada dolencia.

Usar plantas medicinales, como por ejemplo las algas, se ha convertido en una tendencia difícil de parar. Sin embargo, desde muy antiguo se han usado ciertos remedios caseros para aliviar dolores o infecciones. Y es que los sumerios, 3.000 años antes de Cristo, ya escribieron en tablillas de archilla todos los conocimientos sobre los poderes curativos de ciertas plantas. Ahora muchas personas las usan como si fuera la vacuna más revolucionaria, pero lo cierto es que, como en la mayoría de las cosas en esta vida, un buen uso y regulado dará mejores resultados que utilizarlo sin orden ni concierto. Es cierto que las plantas medicinales pueden tener propiedades que nos beneficien, pero siempre que se usen de una manera correcta. Hay que tener en cuenta que muchos medicamentos comerciales usan principios activos de las mismas para elaborar estos productos. Y es que las plantas medicinales pueden ayudar a resolver o tratar afecciones e infecciones, amén de mejorar tratamientos médicos que son más convencionales si se usan de manera correcta.

Por ello, no está de más seguir ciertos para saber usar mejor las plantas y hierbas medicinales. El primero de ellos parece obvio y es consultar con nuestro médico de cabecera la necesidad o conveniencia de beber o utilizar un producto basado en vegetales con el fin de prevenir o curar alguna dolencia, ya que no queremos que nos provoque efectos negativos. Un mal uso de este tipo de hierbas puede alterar nuestra salud, por lo que debemos estar siempre bajo supervisión médica cuando consumamos estos remedios.

Abundando en la recomendación anterior, evidentemente, todo el mundo debe consultar con su médico, pero las mujeres embarazadas, las que están en periodo de lactancia, los niños y las personas con enfermedades crónicas sólo deben consumir estos productos bajo supervisión médica, ya que estos grupos resultan más sensibles a los efectos negativos que puedan producir el consumo de estas hierbas o plantas medicinales.

Muchas veces tendemos a pensar que si algo nos hace bien no tenemos que tener medida a la hora de consumirlo. Eso es un error. Hay que respetar siempre la dosis para que el efecto de estas plantas sea el adecuado. Si se consume menos no nos hará el efecto previsto, pero si abusamos puede provocar contraindicaciones. Además, debemos estar seguros de la planta que vamos a consumir para que no haya errores a la hora de la preparación. También las personas que son alérgicas deben tener cuidado con los remedios caseros con el fin de no obtener reacciones no deseadas.

Cada tratamiento con plantas medicinales para resolver, o aliviar, patologías puede durar días o varios meses. Siempre debemos obedecer la prescripción de nuestro médico en cuanto a que tratamiento es el adecuado, si podemos prolongarlo o hay que cambiarlo por otro.

Tradicionalmente, las plantas o hierbas medicinales se han consumido mediante infusión, pero lo cierto es que la utilización de las mismas depende del problema o molestia a tratar. De esta manera, se puede consumir mediante infusión o tisanas, con cataplasmas o compresas y en cápsulas.

Imagen de Flickr


Medicamentos, Salud y Bienestar · Escrito por el 12/10/17

Comentarios desactivados en ¿Sabes usar bien las plantas medicinales?