Articulos de la categoria 'Noticias'

El test de los miedos ocultos de tus hijos

A través de un test con seis fotos puedes descubrir cuáles son los miedos de tus hijos, primer paso para que los puedan superar y puedan ser felices en el futuro.

Tener miedo no es cuestión de edad. Todos sentimos miedos, infundados o no, a lo desconocido, a lo oscuro, a ciertos animales. El miedo es muy libre. Lo cierto es que sentir miedo crea en nosotros una barrera que hace más difícil el camino en ciertas circunstancias.

Cuando somos niños tendemos a tener más miedo, normalmente, a cosas desconocidas, que pueden hacer que el día sea una pesadilla. Tener miedo al colegio, a la soledad, a una tormenta, al ruido o a ciertos animales son cuestiones que los peqieños  deben superar para que no sigan con ellos toda la vida, para que no les hagan infelices. Enfrentarnos a nuestros miedos es la única manera de derrotarlos.

Con el fin de detectar estos miedos tan típicos en la niñez, la web www.guiainfantil.com propone hacer un test del miedo a nuestros hijos, para saber de sus miedos ocultos y como tratarlos, o qué significan. Para ello, los pequeños deben mirar con vosotros las siguientes imágenes imaginando que hay detrás o que está pasando y debéis conseguir que os digan que les produce cada imagen o cuál es la que más miedo les da.

Una vez vistas todas las imágenes en silencio, anima a tu hijo a que te diga cuál de todas esas imágenes le produce más miedo. Si es la primera, la cueva de hielo, puede significar que necesita más calidez emocional, puede que tenga miedo a quedarse solo, pero no sabe expresarlo. Si es así la soledad le angustia y deberás tomar medidas contra esa circunstancia. Si por el contrario, lo que más miedo le produce es la segunda imagen, el edificio abandonado, no es nada raro. Un entorno misterioso puede llegar a crear terror en algunas personas. Si eso le pasada a tu hijo puede que se sienta vulnerable, lo que le impide abrirse a otras personas, aunque tiene la necesidad de abrirse a alguien, pero para ello, para crear relaciones fuertes, deberá abrir el corazón y romper esas barreras que le impiden abrirse. Cuando un niño elige la casa abandonada quiere decir que necesita vivir rodeado de afecto de los seres queridos. Este tipo de casas nos puede provocar pesadillas, pero en los niños es más significativo. Necesita seguridad dentro de la familia, puede significar tener miedo a la falta de armonía en la familia.

Si lo que más miedo le da a tu hijo es la bajada al sótano significa que no le gusta sentirse encerrado, sino más bien estar libre, disfrutar de la vida y aprovechar el momento. Esas escaleras que bajan a un sótano, a un sitio oscuro y desconocido son una imagen de niños con miedo a la muerte y a lo que sucederá después. La puerta azul puede ser una imagen del cielo y el mar, da paz y seguridad, pero lo que hay detrás nos produce inseguridad. Si tu hijo muestra esta imagen como la que más miedo le da debes saber que necesita estabilidad, valora la rutina de lo conocido y no les llama la atención lo desconocido, lo extraño, ni sienten ganas de tener aventuras. Por último, tener miedo al túnel significa que necesita comprender sus emociones, expresarlas y aprender a superarlas. El túnel es un pasadizo hacia la oscuridad, sienten temor a emprender nuevos caminos, retos u objetivos.

Imagen de Flickr


Noticias, Salud y Bienestar · Escrito por el 21/11/17


Cuánto puedes ahorrar si contratar el seguro de vida al margen del de la hipoteca

Cuando decimos que una hipoteca con el banco es como un matrimonio no lo hacemos sólo porque los préstamos sean a 35 años vista, también por el compromiso más allá de la hipoteca. A la hora de conceder un préstamo hipotecario el banco va buscar la máxima vinculación. En otras palabras, que contratemos muchos productos financiers. Quienes ya están hipotecados lo tienen muy claro.

Planes de pensiones, fondos de inversión , cuenta nómina y todo tipo de seguros nos ayudarán a reducir el diferencial que pagamos en la hipoteca. Es decir, cuanto mayor sea la vinculación, mejores serán las condiciones del préstamo. Además, hay tres productos que son prácticamente condición sin e qua non para que nos concedan la hipoteca: domicilar la nómina, el seguro de hogar (obligatorio en su versión de seguro de incendios) y el seguro de vida vinculado a la hipoteca. Este último es una lógica protección que el banco busca en caso de que haya algún problema.

Antes de dar el “sí quiero” conviene hacer números. Y es que como punto de partida los seguros de vida del banco son un 48,3% más caros que los de una aseguradora según un estudio elaborado por Global Actuarial. La consultora utilizó para este supuesto un capital de 120.000 euros con coberturas por fallecimiento e invalidez permanente. Como media, el seguro de vida con el banco costará 622 euros por los 420 euros de media con la aseguradora.

Estas cifras ya ponen de relieve que el seguro de vida del banco puede no ser la mejor opción. Si además se trata de un seguro de vida vinculado a la hipoteca, la balanza se decanta todavía más a favor de las compañías de seguro. El motivo es que este tipo de pólizas suelen ser ligeramente diferentes de las tradicionales de vida. Para empezar pueden incluir al banco como beneficiario del seguro, cuyo importe se destinaría a liquidar el remanente de la hipoteca.

Además,  la evolución de la prima puede no siempre ser la idónea. Para entenderlo mejor, con cada año que pasa la cantidad contratada será menor ya que poco a poco se irá pagando la hipoteca. Esto debería tener un impacto sobre el precio del seguro de vida vinculado, que debería mantenerse o evolucionar a la baja. Es fácil que si preguntamos en el banco nos comenten que la prima sube porque nos hacemos mayores. La edad influirá, lógicamente, en el precio del seguro, pero este efecto debería contrarrestarse con la menor cuantía del préstamo.

Por último, existe una práctica muy extendida entre los bancos: financiar también el seguro de vida con una prima única e incluirla en el montante total de la hipoteca. Esto consiste en sumar el montante del seguro de vida dentro del préstamo hipotecario por el total durante toda la vida de la hipoteca o los primeros años. La entidad hablará de la comodidad de dividir el pago del seguro en pagos mensuales que, además, se incluyen en la hipoteca. No hay que dejar engañarse. Al hacer eso, nos están prestando más dinero y, por lo tanto cobrar más intereses.

A esto hay que añadir que los bancos cargan suculentas comisiones sobre los productos que venden, sean propios o de otras aseguradoras. Contratar directamente es más barato.

Si no queremos pagar de más por el seguro de vida vinculado a la hipoteca hay dos cosas que podemos hacer:

Comparar precios con otros seguros. ¿Quieres saber si pagas demasiado? Lo primero será saber cuánto te costaría un seguro al uso. En este enlace puedes calcular tu precio para un seguro de completo y flexible.

Renegocia cada año la renovación de tu seguro de vida. No tengas miedo a acudir al banco y pedirles que te rebajen la prima del seguro vinculado. Recuerda que los bancos son muchas veces mediadores y que trabajan cargando una comisión sobre el seguro. Es fácil que puedan rebajarla.

Para terminar, si quieres cambiar tu seguro, no olvides que debes avisar por lo menos con dos meses de antelación al banco para que surja efecto.

Imagen de Flickr


Noticias · Escrito por el 31/10/17


PIAS por qué están de moda

Los PIAS no son un producto nuevo, pero sí uno de los que más fuerte está pisando en 2017. El motivo es un cambio de paradigma por parte de las entidades financieras para que deje de ser un producto enfocado solo al ahorro conservador.

Los PIAS son seguros de vida que están pensados para el ahorro a largo plazo y para complementar la pensión. Y es que los mayores beneficios se obtienen al rescatarlos cuando pasan por lo menos cinco años desde la primera aportación gracias a sus ventajas fiscales. Inicialmente fueron concebidos como productos de ahorro conservador, con las deducciones como principal arma comercial en lugar de un alto rendimiento. En otras palabras, el beneficio que ofrecían era limitado porque estaba garantizado en su totalidad o de forma parcial.

En el último año esta tendencia ha cambiado. En el mercado se pueden encontrar hoy en día PIAS volcados en la búsqueda de rentabilidad y en un ahorrador con un perfil más agresivo. Para ello invierten en cestas de fondos como lo haría, por ejemplo, una cartera de fondos perfilidad. En este sentido y al igual que con una cartera de fondos, dependerá de la pericia de los gestores lograr más o menos rentabilidad.

La siguiente tabla muestra un ejemplo de que una buena empresa puede lograr.

Esta rentabilidad, unido a las ventajas fiscales, son las que están impulsando el crecimiento de los PIAS. También ayuda la posibilidad de ir realizando aportaciones periódicas con cantidades reducidas. Y es que en muchos PIAS bastará con aportar 50 euros al mes, mientras que otros más exigentes pueden exigir cantidades cercanas a los 200 euros. Eso sí, también las ganancias serán mayores.

Estas inversiones recurrentes ayudan a canalizar mejor el ahorro y obtener una rentabilidad adecuada no sólo para el patrimonio acumulado, sino también para el ahorro mensual. Además, al ser periódicas las inversiones, se reduce el riesgo por el market timing o momento de entrada en el mercado. El motivo es que habrá momentos en los que el mercado esté alto y otros bajo, pero al ser aportaciones mensuales esto no tendrá tanta incidencia.

Todas estas características son las que hacen que los PIAS estén de moda y se hayan convertido en una alternativa a los planes de pensiones tradicionales e incluso a los fondos de pensiones a la hora de ahorrar de forma automática a largo plazo.

Imagen de Flickr


Noticias · Escrito por el 26/10/17


La autonomía futura de nuestro hijo se crea desde pequeñito

Los padres queremos siempre proteger y simplificar las cosas a nuestros hijos, pero no les hacemos ningún favor. Debemos ayudarles a ser autónomos y autosuficientes, desde pequeñitos.

Cuando somos padres queremos, consciente o inconscientemente, darle las cosas fáciles o hechas a nuestros hijos. Es la naturaleza. Sin embargo, sabemos, muy en el fondo, que debemos darles autonomía desde pequeñitos. Aunque nos cueste, sabemos que es lo mejor porque todos sabemos que los niños se sienten más seguros cerca de nosotros, pero pronto quieren explorar y descubrir. Con la ganancia de autonomía les ayudamos a que sean más maduros y aprendan a hacer las cosas por sí mismos, lo que hará que tengan más autoestima, lo que, a su vez, les convertirá en personas más felices y seguras. Si se lo damos todo hecho serán incapaces de desenvolverse por sí solos cuando nosotros no estemos presentes.

De esta manera, hay formas para que los niños vayan ganando en autonomía, siempre entendiendo que es un proceso y no una meta. Ya desde que pequeños, debemos practicar el apego, para educarles desde el respeto y la empatía, entendiendo y satisfaciendo sus demandas y necesidades. Debemos fomentar su comunicación interpersonal para que se conozca a sí mismo. Darle autonomía no significa que pueda hacer lo que quiera. Es importante que entienda que tiene unos límites que le marcamos nosotros de manera firme. De esta manera cuando los supere será reprendido y cuando los cumpla será felicitado.

Una de las cosas más importantes es que el niño se divierta con juegos adecuados a su edad. No por intentar empezar antes va a aprender antes. De lo contrario, si le damos juegos para los que no está preparado a su edad, el niño se aburrirá. Esto mismo vale igual con las actividades diarias que va aprendiendo el niño. Cada día, cada edad, cada momento tiene sus ejercicios. Debemos animar a los niños a que sean autónomos, o al menos, lo intenten y debemos aplaudirles por sus logros.

Debes elogiar los aciertos de tus hijos, evitando alabarle demasiado, ya que puede ser contraproducente, pero cada intento de ser autónomo, de hacer una cosa nueva debe ser apoyado por los padres. No sólo eso, sino que tenemos que aprender a relativizar los errores de los niños y valorar el esfuerzo que hacen. Precisamente, éste es un valor fundamental para todas las personas y sus futuros logros.

Aprender en el cole o en cualquier otro lugar, es clave en el desarrollo de la autonomía moral e intelectual de los niños. El aprendizaje debe ser basado en la edad, en el juego y significativo. Debes saber, además, la importancia que tiene el hecho de que el niño participe. Dale pequeñas responsabilidades para que sea confiado y autónomo. Le puedes ir implicando en la tareas del hogar siempre adaptadas a su edad.

Otro de los puntos importantes es que el niño debe tener derecho a hacer sus propias elecciones y tomar sus primeras decisiones, donde pueda aportar su opinión. Escuchándole le fortalecemos. Dale seguridad a tu hijo, acompáñale cuando te lo pida, pero debes ser capaz de separarte cuando él ya pueda hacer ciertas cosas solo. Si supera pequeños retos solo hará que aumente su confianza y las ganas de seguir aprendiendo. Si se lo damos todo hecho no verá la necesidad de esforzarse.

Por último, y no menos importante, respeta los estados de ánimo de tu hijo. Es importante que les apoyes en tener su autonomía, pero puede ser que haya momentos en los que necesite sentirse arropado y ahí es donde debemos ser padres, apoyar y animar a hacer más cosas cada vez solo, pero sin forzar.

Imagen de Flickr


Noticias · Escrito por el 24/10/17


¿Sabes por qué tus hijos se portan mejor fuera de casa?

A quien no le ha pasado que ve como sus hijos no obedecen, gritan, pelean en nuestra casa y cuando van fuera son los niños más educados y atentos del mundo. Todo tiene explicación y esto también.

Es un clásico que pasa de generación en generación. ¿Por qué niños que se portan fenomenal en casa de extraños, de abuelos o tíos y cuando llegan a casa tienen mal comportamiento? ¿Por qué los niños se portan peor cuando están con sus padres?

En estos casos a los padres nos suele invadir una sensación agridulce. Por un lado, nos sentimos alegres por su conducta con otras personas, nos sentimos orgullosos de la educación que les damos y por otra nos indignamos porque no hacen lo mismo con nosotros y nos hacen pasar rabia en nuestra propia casa con su comportamiento: gritos, peleas, contestaciones…

Alba Caraballo, editora de Guiainfantil.com, escribió hace poco una artículo tocando este tema con el inequívoco nombre de ¿Por qué los niños se portan peor en presencia de sus madres? Los postulados y conclusiones se pueden generalizar a por qué se portan peor en presencia de su padre y madre. Se afirma en este reportaje que la respuesta a esa pregunta tiene dos vertientes: la confianza y la necesidad de llamar la atención.

Por una lado, la confianza. Al final somos los papás y las mamás los que pasamos mucho tiempo con los niños, lo cual hace que haya una confianza mayor que con otras personas, aunque sean de un entorno cercano. Siempre se ha dicho que la confianza da asco y en este caso, pese a haber hijos de por medio, es completamente cierto. Los niños, con esa confianza, se relajan en su conducta y dan rienda suelta a sus emociones. No es una novedad, nosotros adultos, no nos comportamos igual en nuestro círculo más íntimo que en otro más generales.

Sólo con las personas con las que tenemos más confianza somos capaces de ser nosotros mismos, cuando nos relajamos y mostramos realmente como somos. Al fin y al cabo, todos mostramos nuestras virtudes y defectos cuando estamos en un entorno conocido, con personas que sabemos que no nos van a juzgar mal.

La segunda explicación tendría que ver con la demanda de nuestra atención. Solemos pensar que nuestros hijos quieren molestarnos con sus conductas, cuando lloran, patalean o gritan. Sin embargo, estos comportamientos, según la autora de este libro, sólo tienen por objetivo llamar nuestra atención porque los niños necesitan nuestro cariño y afecto, y siempre, siempre van a necesitar más, van a pedir más. Muchas veces buscan consuelo y lo buscan en quienes le son más cercanos. Afirma la autora que en las madres lo buscan cuando tienen una pesadilla o se han caído, de alguna manera, la protección que asocian de forma innata con la supervivencia, mientras que buscan más a los papás cuando se quieren divertir, explorar, jugar o, incluso, buscan consejo.

Imagen de Flickr


Noticias, Salud y Bienestar · Escrito por el 08/08/17


¿Estamos educando a nuestros hijos en la ira?

Cualquier comportamiento de unos padres pueden marcar el de sus hijos. Todo lo que hacemos y decimos tiene reflejo en nuestros hijos. Educamos con los hechos y las palabras.

Siempre ha pasado. Los niños se enfadan, tienen rabietas y la manera de reaccionar ante estos comportamientos por parte de los padres puede marcar la futura educación de los más pequeños de la casa. No sólo eso, como es lógico, los padres que demuestran y expresan su ira delante de sus hijos provocan que estos tengan los mismos ataques desde bien pequeños. Lo cierto es que los niños deben aprender a respetar las opiniones de los demás y a aceptar que su opinión, su punto de vista, no es el único.

Un artículo aparecido a mediados de julio en la USNews se preguntaba si estábamos haciendo adictos a la ira a nuestros hijos y animaba a enseñarles a pensar por sí mismos en lugar de observar como se conforman con lo que les viene dado o no son capaces de recapacitar y defender sus propias convicciones sin enfados. Y es que al enfadarnos, nuestro cerebro nos hace sentirnos bien, ya que libera dopamina y otras endorfinas, al punto de que hay personas que pueden engancharse a sus propias y justas indignaciones.

En este punto, el cerebro de un adolescente, como es lógico, es más vulnerable a la adicción a la ira. Es más, los niños pueden heredar de alguna manera la ira en el comportamiento de sus padres. La investigación de la Universidad de Brown estima que nuestras demostraciones adultas de desacuerdo hostil se mantienen con nuestros hijos más de lo que nos gustaría. Es decir, si nosotros tenemos comportamientos hostiles, de demostración de ira, nuestros hijos tenderán, como sucede en otras muchas situaciones, a copiar el comportamiento de sus padres. Aquí vendría muy bien aquello de que hay que educar con la palabra y con los hechos.

Por el contrario, y como es lógico, pese a que a nuestros cerebros les gusta estar enojados, si nuestros niños nos ven hablar con ellos con respeto y comprensión desarrollarán la capacidad del respeto y la comprensión como consta en una investigación de 2015 en la revista Development and Psycholopathology. Tenderán, también, a la imitación.

Es por ello que nuestro comportamiento debe inspirar a nuestros pequeños, debemos pasar tiempo con ellos ayudándoles a elegir un buen comportamiento, somos los espejos en los que ellos se miran. Y es que muchos de los impactos que reciben de la televisión, de internet o de la vida misma no animan a contener la ira, sino todo lo contrario.

Los padres tenemos que ser un pozo de serenidad, de agarre con la vida. Debemos ayudar a nuestros hijos a pensar con claridad y empatía, educándolos para tolerar los desacuerdos e impidiendo que caigan presa del ciclo de dependencia irracional ideológicamente impulsada. De alguna manera, ayudemos a nuestros hijos a pensar, no a decirles qué tienen que pensar. Ayudarles a discutir con argumentos es una de las mejores armas que podemos ofrecerles hoy a nuestros pequeños.

También te puede interesar:

La mano dura en la educación pasó de moda y no es eficaz

Cómo ayuda el ser estricto a la educación de los hijos

La importancia de la figura paterna en la educación de los hijos

Imagen de Flickr


Noticias, Salud y Bienestar · Escrito por el 01/08/17


Fidget Spinner: una moda entre los pequeños, una preocupación entre los adultos

¿Quién no ha visto este simple artilugio en manos de nuestros pequeños? Unos dicen que les ayudan a calmarse y concentrarse, otros lo ponen en duda. El Fidget Spinner no deja a nadie indiferente.

Es una nueva moda entre los niños y los adolescentes de Estados Unidos y Europa, incluido España. El Fidget Spinner arrasa entre los pequeños y llena de dudas a los mayores, que no entendemos como un mecanismo tan sencillo ha creado esa dependencia en nuestros hijos. Es una pieza de plástico, con tres brazos y cuatro aspas que giran a una gran velocidad. No hay más. Los tienes desde tres euros a 300. Los que los venden afirman que ayuda a mejorar la concentración, alivia el estrés y la ansiedad, pero lo cierto es que no está demostrado.

En un artículo publicado por El Mundo, los psicólogos Esther Blanco y Andrés Calvo, de la Clínica Persum, apuestan por un poco de cordura ante esta nueva moda, ya que aseguran que no existe ninguna investigación científica de rigor que asocie el uso del Spinner con una mejora de la concentración, atención o reducción de la ansiedad. Frente a este objeto, estos especialistas recomiendan escuchar más a nuestros hijos, más conversación con ellos, más tiempo de juegos compartidos y evitar caer en modas.

Precisamente, en el mismo medio de comunicación aparecía parte de una carta escrita por un profesor, Víctor Conrado, que trabaja en el CEIP Parque del Estrecho de Algeciras, en la que decía que “el fin de curso del año 2017 pasará a la historia como aquel en el que los maestros intentaron dar clase mientras los niños daban vueltas y vueltas a su spinner”. Y es que es evidente que la moda de la pasada primavera ha llegado a todos los lados y preocupa por igual a profesores y a padres por la dependencia que este nuevo artilugio ha creado en nuestros pequeños.

Como recordaba también hace unos días El Español, el fidget spinner se ha convertido en las nuevas peonzas, yoyó, hulahops o tazos, encantando a los pequeños y preocupando a los adultos en 2017 pese a haber nacido en los años 90, cuando Catherine Hettinger inventó este artilugio para pasar tiempo con su hija, ya que ella padecía miastenia gravis, una enfermedad que provoca debilidad muscular por lo que no podía recoger los juguetes de la pequeña. Con su invención trataba de que ambas se divirtieran y se empezó a vender sin ningún éxito por lo que su patente expiró en 2005. Kate Ellison, directora de la escuela primaria Washington en Evanston, Illinois, ha prohibido los fidget spinners en clara ya que “hemos descubierto que tienen el efecto contrario al que anuncian”, porque los niños se dedicaban a hacer girar el artilugio en vez de a escribir en las aulas.

La polémica no sólo inunda Estados Unidos o Europa, ya que en Argentina el diario Clarín se hace eco de la polémica entre sus detractores y sus defensores entre los que se encuentran los hermanos estadounidenses Matthew y Mark McLahan, que relanzaron este aparato a finales de 2016: “No debe ser más estigmatizado o ridiculizado. Con las herramientas y el medio indicados, puede tener aplicaciones positivas y prácticas”.

Como con casi todo, cuestión de gustos y mesura. Lo que parece claro es que pone mucho que ayude a la concentración, en el aula será un elemento perturbador, desviando precisamente la atención de los alumnos.

Imagen de FLickr


Noticias · Escrito por el 27/07/17


Apps gratuitas y de pago para que tus hijos repasen en verano

No hace tantos años los deberes de verano solían descansar en libros y cuadernos veraniegos que todos recordamos seguramente. En la actualidad, estas herramientas se complementan con Apps gratuitas y de pago para que tus hijos repasen en verano.

Es normal que en pleno auge de las aplicaciones para dispositivos móviles surjan también algunas de estas destinadas precisamente a ayudar al repaso de lo aprendido durante el curso, o, aunque no sea de manera directa, que puedan reforzar conocimientos y enseñanzas adquiridos.

Vamos a repasar varias de estas aplicaciones, algunas gratuitas y otras de pago, diferentes entre sí y perfectamente complementarias, que pueden ayudar a nuestros hijos en la tarea de repaso veraniego.

Pupitre

Esta aplicación es realmente la continuación tecnológica de uno de los clásicos del repaso vacacional, el legendario Vacaciones Santillana.

En este caso, se trata de una aplicación que nos propone el repaso a partir de fichas según diferentes tramos de edad: para los más peques fomentando cuestiones como las habilidades básicas y los conceptos elementales que se trabajan en educación infantil, y para un poco más mayores con los contenidos del primer ciclo de educación primaria.

Esta aplicación, además, contiene herramientas interesantes orientadas a potenciar la capacidad creativa y artística de los peques. Se trata de una aplicación de pago en la que cada cuaderno tiene un coste variable que puede ir desde los 0,89 € hasta los 3,59 €.

Cuánto sabes de Primaria

Basada en el concurso televisivo del mismo nombre, la aplicación nos propone valorar los conocimientos sobre la formación que se imparte en primaria. Se trata de una aplicación que, en formato concurso, puede servir perfectamente para ayudar a consolidar conocimientos recordando lo aprendido.

Por otro lado, este tipo de aplicaciones con formato competitivo pueden ser también muy interesantes como práctica familiar en común durante las vacaciones, momento en el que siempre resulta importante reforzar este tipo de actividades en familia.

La aplicación contiene centenares de preguntas a modo de trivial sobre materias como matemáticas, lenguaje, inglés, historia…

Planeta Geo

Una aplicación que puede resultar muy interesante para repasar conceptos relacionados con la geografía.

En esta aplicación, a partir de mini juegos y puzzles, se nos propone visitar la geografía del mundo a partir de ciudades, países, accidentes geográficos, etcétera.

Se plantea también en formato concurso, por lo que es perfectamente adaptable a las reuniones familiares y no sólo a la práctica individual de repaso del niño. Esta aplicación es gratuita en cuanto descarga pero las ampliaciones y mapas posteriores son de pago con micro pagos que van desde los 0,89 € hasta los 2,69 €.

Creatoverse

No se trata de una aplicación como tal destinada al repaso de tareas escolares, pero sí de un espacio en el que experimentar con conceptos básicos de física que, además, es muy entretenido y visualmente atractivo para los peques y no tan peques.

La aplicación permite crear figuras y poner en marcha animaciones en las que las leyes de la física se aplican de manera básica, con miles de ejemplos que van desde poder crear cohetes y aplicar la fuerza para ver cómo vuelan en función de ella, hasta vehículos, y toda suerte de creaciones.

Se mezclan cuestiones como la geometría, las leyes físicas básicas y todo ello de manera amena y divertida. Se trata de una aplicación gratuita.

Complementar los tradicionales cuadernos de vacaciones con aplicaciones ayudará a los pequeños a ver la tecnología como fuente de aprendizaje más allá del entretenimiento y les llevará a trabajar en un formato en el que las quejas no suelen ser tan habituales.

Imagen de Flickr


Noticias · Escrito por el 18/07/17


¿Cuánto dinero debo destinar a mis vacaciones?

Sin duda las vacaciones son una fuente de gasto muy importante, que afecta al conjunto de las finanzas personales durante todo el año. No siempre tenemos claro realmente cuánto dinero debemos destinar a las vacaciones, y esto debería ser una prioridad, ya que un mal cálculo en el gasto vacacional puede suponer una economía doméstica descompensada durante todo el resto del año.

No cabe duda que las vacaciones son importantes. Desde todos los puntos de vista, desconectar del estrés cotidiano y descansar de las labores profesionales resulta saludable. Sin embargo, para nuestro bolsillo esto no siempre es tan saludable.

A la hora de plantear unas vacaciones solemos tender a no resultar tan racionales en cuanto al gasto como con otras actividades. Por ejemplo, no nos plantearíamos la adquisición de un vehículo sin controlar hasta el más mínimo detalle relativo al gasto, es decir, accesorios, seguro, mantenimiento, valoraríamos incluso la posible devaluación futura del vehículo. Sin embargo, cuando calculamos unas vacaciones nos solemos centrar en dos grandes áreas de gasto: el alojamiento y el transporte, pero, se nos olvida que durante ese periodo de tiempo realizamos gastos añadidos, fundamentalmente relacionados con el ocio.

¿Cuánto dinero debo destinar a mis vacaciones?

Lo cierto es que no hay una cifra concreta y ni siquiera un porcentaje máximo de nuestro presupuesto que debamos asignar a las vacaciones. Por muy raro que pueda parecer, todo depende de las prioridades personales de cada uno y de donde quiera destinar su dinero.

Sin embargo, sí que hay dos factores a tener cuenta y que limitarán efectivamente el dinero de las vacaciones. El primero es que para poder irnos de vacaciones con la conciencia tranquila, deberemos dejar los deberes hechos, es decir, tendremos que tener nuestras finanzas en orden y al día. Si directamente desconocemos nuestros flujos de capital, gastos e ingresos, sería conveniente hacer un ejercicio de autocrítica y un mínimo estudio antes de gastar en vacaciones un dinero que quizás no tenemos o que podremos necesitar en un futuro inmediato.

El segundo punto tiene que ver directamente con el presupuesto personal y la partida de gastos de la que saldrá el dinero de las vacaciones. Este debe ser el dinero del ocio o de ahorros concretos, en función de cómo hayamos dividido el presupuesto. De esta forma, el capital que gastemos en vacaciones no podrá nunca superar el porcentaje que destinemos a estas partidas.

Con estos puntos claros, el dinero a gastar dependerá ya de nuestras preferencias. Si tenemos un presupuesto bien armado, estamos ahorrando a largo plazo para la jubilación y tenemos un buen colchón financiero, nada tiene por qué impedirnos gastar el 70, 80 e incluso el 90% del presupuesto en ocio de ahorros concretos en las vacaciones. Y además podremos hacerlo tranquilos, sabiendo que el resto de nuestro engranaje económico avala esta decisión.

Ya que el coste de unas vacaciones suele ser obligado y no puede obtenerse de una sola mensualidad, esto nos obligará a planificar anticipadamente cuánto dinero queremos gastarnos en estos días libres y muy seguramente también incentivará que tratemos de buscar opciones más económicas una vez elegido el destino para obtener un mayor rendimiento de nuestro dinero.

Un presupuesto para las vacaciones, la mejor respuesta posible

Si ya hemos valorado la importancia de un presupuesto doméstico como elemento central para controlar nuestras finanzas personales, parece interesante valorar la posibilidad de confeccionar un presupuesto a escala para nuestras vacaciones.

Y es que sin duda elaborar un presupuesto para las vacaciones puede ser una de las mejores respuestas a la hora de determinar cuánto dinero es el adecuado para este periodo vacacional.

En ese presupuesto en primer lugar podemos consignar el dinero que vamos a destinar de manera directa durante el resto del año para el ahorro orientado a las vacaciones. Es perfectamente factible, como hemos visto anteriormente, destinar una parte de nuestro ahorro precisamente a consolidar una cantidad orientada al gasto vacacional.

Partiendo de esa cantidad realizar un presupuesto es simple, calcula lo que te cuesta el alojamiento, calcula lo que te cuesta el transporte, calcula lo que te cuesta habitualmente la alimentación y súmale al menos un 20%, añade una cantidad razonable destinada a ocio, y añade también una cantidad destinada a imprevistos que en este caso se corresponden más como gastos extra que con los imprevistos tradicionales en el hogar.

Si eres capaz de realizar este ejercicio de previsión de gasto vas a obtener una cifra muy cercana a tu gasto vacacional. Ojo, esto sólo un ejercicio, si posteriormente no eres capaz de cumplir los índices de gasto que te has marcado, el presupuesto no vale absolutamente para nada. Por tanto debe ser un ejercicio realista de reflexión sobre tus hábitos a la hora de gastar en vacaciones.

Huye del crédito

Una vez hayas determinado la cantidad que necesitas y contrastado dicha cantidad con el dinero que dispones, podrás valorar realmente el tipo de vacaciones que te puedes permitir.

Un error muy frecuente es priorizar la necesidad de descanso, muy importante, a tu realidad económica, desafortunadamente más importante. Si el dinero no alcanza para unas vacaciones tradicionales lo cierto es que resulta mucho más inteligente buscar alternativas vacacionales a buscar financiación a crédito para tus vacaciones. La financiación a crédito para las vacaciones no deja de ser un pequeño exceso que va a repercutir en amortizaciones con intereses durante al menos una buena parte del resto del año.

Resulta mucho más interesante equilibrar tu economía, continuar ahorrando y poder asumir unas buenas vacaciones cada dos años que endeudarte de manera constante por financiar a crédito unas vacaciones anuales. Obviamente esto es cuestión de cada uno, pero el coste que asumirás a largo plazo por financiar esa cantidad de dinero va a ser muy elevado.

Imagen de Flickr


Noticias · Escrito por el 04/07/17


Calma a tu bebe con la técnica del “Om”

Un padre descubrió que podía calmar a su bebé con su voz y su técnica se ha convertido en un mantra para muchos padres.

Todos los que hemos sido padres sufrimos en mayor o menor medida los llantos de nuestros hijos. Nos ponen nerviosos, nos hacen sufrir, nos preocupan. Sin embargo, se ha descubierto una forma de calmar a los niños de la manera más natural. Y es que, sorprendentemente, la vibración de la voz es capaz de calmar el desolado llanto de un recién nacido. Daniel Eisenmann fue el papá que descubrió la técnica bautizada como “Om”.

Todo empezó en una noche de esas que todos conocemos con nuestro recién nacido. El papá habla con el bebé que sigue llorando hasta que escucha el “Om” de su padre, que se mantiene durante unos segundos en el aire y hace vibrar su voz. Entonces sucede. El bebé se calma y se relaja. Sólo han pasado 20 segundos. El señor Eisenmann publicó su técnica en Facebook y llegó a miles de hogares que descubrieron con sorpresa que, efectivamente, esta técnica funcionaba. Hay teorías que indican que este sonido calma a los bebés porque el sonido es parecido al que escuchan en el vientre de su madre.

En realidad el “Om” es un mantra hindú que sonaría más “Aum”. Y es que aseguraban los hindús que el cosmos se formó con una vibración similar y que el universo surgió de un silencio absoluto. No sólo eso, en culturas ancestrales, la voz y su vibración se usaban para sanar. Sólo hay que recordar los cantos antiguos de tribus que utilizaban en ritos para curar a un enfermo. De hecho, en la actualidad se usa este tipo de vibración para calmar un dolor de cabeza o la sinusitis.

Si acudimos a las explicaciones científicas, hay muchos estudios que demuestran que esta vibración tiene un enorme poder sobre la glándula pinial, la que produce la melatonina, que ayuda al cuerpo a relajarse y sobre la pituitaria, que es parte del sistema endocrino. No sólo eso. Afecta a nivel físico, psíquico e, incluso, emocional ya que su vibración cuando se entona de manera continuada es de 432 hercios, que es la vibración que se encuentra en muchos sonidos de la naturaleza. De esta manera, se ralentiza el sistema nervioso. No en vano, cuando realizamos ejercicios de meditación y yoga se usa para canalizar emociones y es capaz de calmar y controlar la ansiedad si se usa de forma pausada y prolongada, mientras que si se utiliza de forma repetida, rítmica y corta tendrá el efecto contrario porque se agiliza el riego sanguíneo.

Las noches con la técnica del “Om” serán mejores gracias a su descubridor, el señor Daniel Eisenmann, el hombre que fue capaz de calmar a su bebé sólo con la vibración de su voz.

Imagen de Flickr


Noticias, Salud y Bienestar · Escrito por el 29/06/17