Articulos de la categoria 'Nutrición y dietas'

Qué errores cometemos al comer en familia

A la hora de comer en familia no siempre hacemos las cosas de manera correcta. Veamos los principales errores que podemos cometer.

Qué errores cometemos al comer en familia

Lo primero es tener claro que, hoy en día, los modelos familiares son lo suficientemente diversos como para no poder establecer una única norma o reglas para comer en familia. Es difícil en muchos casos que la familia al completo pueda reunirse en torno a la mesa por cuestiones tan obvias como el trabajo, los estudios y en general los horarios.

Si es importante tener claro que cuando la situación lo permite este momento del día es fundamental por muchos motivos. Primero porque es un punto de conexión familiar importante desde el punto de vista emocional, algo que en muchas ocasiones se nos olvida.

Segundo, y no menos importante, porque es el ámbito perfecto para transmitir conocimientos y valores relacionados con la alimentación saludable a los más pequeños de la casa. Y, aquí es precisamente donde desafortunadamente más errores cometemos.

Obviamente existen algunas cuestiones de forma cómo mantener unos horarios estables en las comidas y vincularse como familia a ellos. También es importante la colaboración de todos los miembros de la familia en las actividades alrededor de la comunidad, desde poner la mesa hasta retirarla y fregar y por supuesto cocinar en caso de ser posible, etcétera. Pero es en los valores nutricionales y, en general, en lo que a la alimentación se refiere, donde más fallamos. Veamos algunos de estos errores.

Utilizamos demasiado productos industriales que, si bien es cierto pueden ser muy bien aceptados por el sabor o textura, no son desde luego lo más adecuado desde el punto de vista nutricional. La incorporación de bollería industrial, etc., es un buen ejemplo de todo esto. Sacrificar las cenas, por ejemplo, por alternativas de este tipo es sin ninguna duda un gran error.

Ceder a los gustos de los pequeños a la hora de confeccionar nuestros menús es sin duda otro gran error de bulto. La base de un buen crecimiento y desarrollo es una alimentación variada, en esta alimentación deben incluirse todos los grupos alimentarios, y esto siempre debe ser independiente de los gustos de los más pequeños. Evidentemente en muchos casos no es un trabajo fácil, pero es una necesidad absoluta.

Relacionado con lo anterior, es muy importante no caer en el error de considerar a uno un plato malo y a otro un plato bueno. Esto es algo que, por ejemplo, podemos cometer cuando ofrecemos un premio en forma de un dulce o una bollería industrial, a cambio de comer un plato de verduras o de un alimento que no guste al niño. Debemos eliminar premios y recompensas en relación a la alimentación, no resulta una buena idea ya que identifica unos alimentos como malos, que generalmente suelen ser los buenos, y unos premios como buenos que probablemente serán los menos buenos.

La bebida más saludable en la comida para los niños es el agua. Si queremos alternar esto con la incorporación de zumos estos siempre deben ser naturales, los zumos de frutas envasados o los refrescos azucarados no debieran estar incorporados a la comida de manera habitual.

En general, como ya sabemos aunque a veces nos cuesta reconocer, pecamos en exceso de todo lo que resulta sencillo de preparar o resolver. Esto no suele ser precisamente lo más saludable ya que o bien se trata de comida rápida, o de productos industriales procesados, elementos ambos que cuanto más esporádicamente se consuman mejor.

Imagen de Flickr


Nutrición y dietas · Escrito por el 23/08/16

Comentarios desactivados en Qué errores cometemos al comer en familia

Freekeh ¿tan bueno como dicen?

Cada vez existen más productos naturales que parecen milagrosos. El Freekeh es uno de estos superalimentos, veamos sus principales cualidades y si es tan bueno como dicen.

Freekeh ¿tan bueno como dicen?

Antes de hablar de cualquiera de estos productos hay que recalcar que la moda de los llamados superalimentos no es nueva. Cíclicamente se atribuyen a determinados alimentos, o corrientes alimentarias, bondades y virtudes en algunos casos excesivas. En la actualidad existe una corriente importante orientada a los súper alimentos en forma de grano, o relacionados con los granos, en estos último podemos incluir el Freekeh.

Qué es el Freekeh

Lo primero que tenemos que decir sobre el Freekeh es que, a diferencia de otros super alimentos, no es un producto en sí mismo, es decir, no es un grano, no es una planta, sino que es parte del proceso de maduración del trigo. O mejor dicho, un alimento que se basa en cosechar el trigo antes de tiempo.

Este trigo verde, tras ser recogido, es secado y tostado, pasando a ser consumible. Esta sería la base fundamental del alimento.

El Freekeh tiene como una de sus virtudes principales el elevado aporte de fibra. Se estima que por cada 100 g de este alimento recibimos 16 g de fibra. Comparado con otros alimentos el aporte es ciertamente elevado. Por ejemplo, en el arroz este aporte resulta inferior a los 4 g de fibra por cada 100 g de producto.

A los valores clásicos de la fibra debemos añadir el efecto saciante que este alimento ofrece, con lo cual, podemos entender que se trata de un alimento muy orientado no sólo para una dieta saludable, sino también a las dietas de adelgazamiento.

Características del Freekeh

Para empezar, la alta presencia de fibra regula el aporte de glucosa. La entrada de glucosa se revela como más lenta y la influencia de esta en la producción de insulina y la producción de grasas también, por tanto, ambas cuestiones resultan más lentas con el beneficio consiguiente.

Es destacable también la escasa cantidad de carbohidratos y grasas en este alimento, junto a la presencia de elementos beneficiosos como el magnesio, el zinc o una alta presencia de antioxidantes.

Por lo visto hasta ahora es fácil entender que, efectivamente, estamos ante un buen alimento, pero hay algunas cuestiones que debes tener en cuenta.

La primera es que no se trata de un alimento apto ni para los celíacos ni para quienes presenten ningún tipo de intolerancia al gluten: este alimento es trigo y no deja de serlo independientemente del momento de su cosecha.

Por otro lado debes recordar que los súper alimentos en sí mismos no son elementos milagrosos. Es cierto que su presencia en nuestra dieta puede aportar algo más de valor a las dietas equilibradas, pero, por si solos, sin el acompañamiento de otros alimentos saludables, la práctica de ejercicio y en definitiva una vida sana, no van a resultar mágicos.

Imagen de Flickr


Nutrición y dietas, Salud y Bienestar · Escrito por el 18/08/16

Comentarios desactivados en Freekeh ¿tan bueno como dicen?

Azúcar mitos y verdades

Los mitos sobre determinados alimentos son una constante. El azúcar desde luego no se escapa a estos mitos y leyendas. Veamos cuales son verdad y cuáles no.

Azúcar mitos y verdades

Va a ser difícil que todo el mundo se ponga de acuerdo sobre conceptos relacionados con el consumo de azúcar. Esto es así porque las posturas son muy encontradas. Sin embargo, hay una serie de afirmaciones que conviene revisar, o por lo menos replantearselas artes de darlas por válida sin más y otras que debemos conocer obligatoriamente.

El azúcar es uno de los alimentos básicos más consumidos a lo largo de la historia. Como carbohidrato que es, la sacarosa es de absorción rápida y viene a aportar altas cantidades de energía. El principal problema es su presencia extendida en muchos alimentos y el abuso de este alimento.

1.1      El azúcar y engordar

De manera automática asociamos el azúcar y engordar. El azúcar y la obesidad. Esto hace que, también, de manera inmediata cuando nos planteamos adelgazar culpemos al azúcar incluso por encima de otros productos y alimentos.

El verdadero problema está en el consumo extra de azúcar. De hecho la presencia de azúcar en la dieta debe ser casi obligatoria, sin embargo, hay que controlar la cantidad presente.

Y aquí está el segundo problema de la relación entre el azúcar y engordar: no se refiere este consumo exclusivamente al azúcar en su formato más conocido como endulzante. El  azúcar está presente en una enorme cantidad de alimentos puede ser los cereales, los postres, los yogures, etc.

Por tanto, efectivamente, un exceso de azúcar engorda, pero éste no se refiere siempre a su versión como endulzante sino al consumo de productos y alimentos que incorporan el azúcar como ingrediente.

1.2      El azúcar refinado es dañino y el azúcar moreno no tanto

Se ha extendido la creencia de mayor nivel de daño en el consumo de azúcar refinado. Sin embargo, esto es incorrecto. El azúcar refinado recibe este nombre por la eliminación de las impurezas, pero, no debe conllevar el proceso de refinado la incorporación de elementos tóxicos. Por tanto las bondades o defectos del producto lo serán refinado o no.

En cuanto a si es mejor el azúcar moreno, esta es una afirmación relacionada con acusar al azúcar refinado de dañino. Realmente, el azúcar moreno puede incorporar algunas vitaminas y minerales más, pero no en un porcentaje que sea significativo, a no ser que consumamos mucho azúcar moreno, en cuyo caso estamos haciendo un consumo no responsable de este alimento.

1.3      Si no tomas azúcar tu cerebro va más despacio

Existe un mito que viene a decir que la ausencia del consumo de azúcar en la dieta hace que nuestro cerebro funcione más despacio.

Si bien es cierto que la glucosa hace de combustible del cerebro, no significa que sea el único alimento que lo logre.  Es más, el porcentaje de los hidratos de carbono convertidos que utilizamos para el funcionamiento del cerebro no llega ni al 50% de los que consumimos.

Dicho de otro modo, y teniendo cuenta que nuestro cerebro puede funcionar utilizando otros combustibles, no es estrictamente cierto que sin azúcar nuestro cerebro vaya más lento. De hecho, existen estudios que indican todo lo contrario, que un exceso de azúcar puede llegar a ser perjudicial en los procesos de aprendizaje.

1.4      Azúcar y caries

El azúcar es un alimento directamente relacionado con el proceso de deterioro del esmalte dental, y, por tanto, por extensión de la caries. Aunque existen otros alimentos que también son dañinos a este efecto, lo cierto es que el azúcar si es un factor clave y muy relevante en la aparición de las caries.

1.5      Los sustitutivos del azúcar

Existen un buen número de sustitutivos del azúcar. Dentro de los endulzantes existen algunos naturales, que, al final acaban de nuevo convertidos en glucosa con el mismo contenido energético que el propio azúcar

Por otro lado los sustitutivos artificiales, de los cuales también existen buen número de verdades y medias verdades, no han demostrado a fecha de hoy ni sus bondades ni sus maldades. No se les ha podido probar de manera veraz, por ejemplo, propiedades cancerígenas como se les atribuye, aunque tampoco estamos hablando de un producto en exceso recomendable

Imagen de Flickr


Nutrición y dietas, Salud y Bienestar · Escrito por el 28/07/16

Comentarios desactivados en Azúcar mitos y verdades

Como ayudar de verdad una persona con síndrome de Diógenes

El síndrome de Diógenes es un trastorno que puede acarrear graves consecuencias para el que lo sufre. Así puedes detectarlo y tratarlo.

Como ayudar de verdad una persona con síndrome de Diógenes

En primer lugar debemos tener claro que cuando este síndrome ya se ha manifestado de manera abierta la intervención de profesionales es absolutamente necesaria. Va a ser muy difícil que podamos ayudar a reconducir a título personal un trastorno que requiere de tratamiento médico. Por ello, en todo caso lo que podemos hacer es ayudar en la prevención, y, ayudar durante el proceso de recuperación.

El síndrome de Diógenes

En la década de los 70 del pasado siglo se bautizó de este modo al comportamiento que, fundamentalmente en personas mayores de 65 años, se daba y que reunían las siguientes características comunes:

  • Comportamiento arisco y de aislamiento respecto a otras personas
  • Acumulación de objetos y de basuras en el entorno de residencia
  • Abandono del cuidado personal y aislamiento progresivo

Este tipo de trastorno suele aparecer no de manera esporádica o como fase. De hecho, generalmente es una consecuencia de otras patologías anteriores, la más habitual el trastorno obsesivo-compulsivo. Aunque también puede derivarse de situaciones de estrés post traumático muy elevado que se unen a condiciones como tendencia al aislamiento, obsesión por la acumulación, etcétera.

Es importante tener en cuenta que la media de edad de quienes sufren el síndrome de Diógenes ha ido disminuyendo con el paso de los años con lo cual, hoy en día, no es infrecuente ver afectados por este trastorno de menor edad a la ya citada. Es una enfermedad, por otro lado, más común en mujeres que en hombres y más aún en personas solitarias, por ejemplo viudos o viudas alejados de la relación con sus familias.

Por otro lado, una gran parte de quienes sufren este trastorno presentan a la par otras enfermedades mentales. Las más frecuentes son los trastornos de personalidad, la demencia o la depresión psicótica.

También es muy importante tener en cuenta que la gran mayoría de quienes sufren este trastorno no asumen o no son conscientes de la situación. Esto significa que suelen rechazar la ayuda externa. Lo cual dificulta aún más la ayuda.

¿Se puede prevenir el Síndrome de Diógenes?

La prevención de este tipo de trastornos es compleja ya que, al derivarse generalmente de otros procesos, tiene más que ver con el control y la gestión de éstos que con un trabajo específico sobre la posibilidad de sufrir este síndrome.

En cualquier caso, es fundamental el control familiar. Este control es importante sobre todo en aquellas personas que viven solas. La mejor prevención tiene que ver con la relación familiar y, por supuesto, con la conexión social, con otras personas.

Fundamentalmente esto pasa por prestar mucho cuidado a las personas que muestran tendencia al aislamiento, a la ausencia del cuidado personal, o a conceder importancia a cuestiones relativas a su higiene, a su dinero, etc

Ayudar a la persona con Síndrome de Diógenes

La mejor ayuda para alguien que sufre o comienza a sufrir síndrome de Diógenes es afrontar como familiar o como amigo la situación sin miramientos. Esto significa comunicar el problema en el lugar conveniente, tanto los servicios médicos como servicios sociales. Esto resulta básico ya que la persona que sufre este trastorno no lo comunicará por sí mismo.

A partir de aquí debe comenzar un proceso que servirá para discernir si efectivamente estamos ante un caso de síndrome de Diógenes o ante un trastorno obsesivo-compulsivo. La diferencia básica entre ambos es que este último no suele salir del ámbito familiar, es decir, la persona que lo sufre puede perfectamente llevar una vida relativamente normal de puertas afuera, mientras que, quien sufre el síndrome de Diógenes mantiene de manera absoluta y cada vez más profunda esta ausencia de relaciones y aislamiento.

Debemos tener claro que no estamos solo ante un trastorno que conlleva los problemas psicológicos o de acumulación que parecen ser su cara visible. Un porcentaje muy elevado en torno al 45%, de quienes son diagnosticados con este síndrome fallecen en un plazo no superior a los cinco años tras el diagnóstico. Obviamente esto tiene que ver con la edad elevada que suelen presentar quienes lo sufren, pero también con las condiciones de salud debidas al abandono que muchos presentan.

Tratamientos

Los tratamientos son diferenciados dependiendo del estado de cada persona. Las primeras fases tienen que ver con lo físico en función del estado de salud y del estado higiénico. Posteriormente se incide en el tratamiento psicológico, y, más adelante, deben intervenir los servicios sociales ya que lo que se busca es evitar la repetición del proceso. Sin embargo, esto puede resultar complicado ya que muchos pacientes de este síndrome rechazan la ayuda en este punto. Aquí la presencia y el apoyo de la familia son básicos.

Imagen de Flickr


Noticias, Nutrición y dietas · Escrito por el 14/07/16

Comentarios desactivados en Como ayudar de verdad una persona con síndrome de Diógenes

¿Quínoa, tan bueno como dicen?

Englobada dentro de los llamados súperalimentos la Quínoa pasa por estar de moda y considerarse como muy beneficiosa. Vamos a descubrir si realmente es tan buena como se dice.

¿Quínoa,  tan bueno como dicen?

A pesar que tendemos a considerarla como un cereal, realmente por su clasificación botánica la Quínoa estaría más cerca de la remolacha o las acelgas que de los cereales. Sin embargo, tanto su composición como la manera en la que se come, hace que podamos caer en este error.

De esta planta se aprovechan las semillas, que son las que conocemos como Quinoa, pero también las hojas que admiten preparaciones como cualquier otra verdura.

Desde luego no estamos ante un alimento nuevo ni mucho menos. A pesar de su fama creciente en los últimos años, el cultivo de esta planta se viene dando en el entorno de los andes desde hace milenios, y, está presente en la alimentación de la población de ese entorno a lo largo de la historia.

Como alimento se trata de un producto muy rico en fibra y sin gluten. Directamente es un alimento apto para los celíacos, que además presenta una muy sencilla digestión. Posee un alto grado de conservación en el tiempo y además, por sus propias características, es muy fácil de preparar en versiones muy diferentes e incorporarlo a recetas de lo más variado.

Los beneficios de la Quinoa

Una de las primeras cosas que destacan los defensores de este alimento es el alto contenido proteínico, más alto que cereales como el trigo o el maíz. Dependiendo de la variedad, la Quínoa puede llegar a presentar hasta un 23% de este nutriente.

También se destaca como beneficio muy notable la riqueza en aminoácidos, incluyendo la lisina, la arginina o la histidina entre otros. Esta alta presencia de aminoácidos hace que se considere un alimento muy indicado para la mejora de la actividad cerebral, y, también para ayudar al buen crecimiento en los niños.

Desde el punto de vista de la alimentación vegetariana la proteína completa de la Quinoa hace que no sea necesario complementarla con ningún alimento, con lo cual resulta muy interesante.

En el apartado de las grasas encontramos como elemento destacado la presencia de ácido linoleico. Perteneciente a los ácidos omega seis, se considera un buen aliado del sistema nervioso, de los procesos de coagulación y un correcto funcionamiento del sistema hormonal.

Como ya hemos citado al tratarse de un alimento libre de gluten es totalmente indicado para las personas celíacas, pero además, presenta un índice glucémico muy bajo y contiene minerales y vitaminas en proporción muy importante. Por último, resulta una notable aportación de fibra soluble e insoluble.

¿Es todo oro lo que reluce en la Quinoa?

Realmente se hace complejo hablar de aspectos negativos de este alimento, ya que, efectivamente como hemos visto, posee una gran cantidad de virtudes en diferentes planos. Sin embargo, es cuando entramos dentro de la catalogación de superalimento cuando comienzan las dudas.

De entrada bajo esa denominación se agrupan una gran cantidad de alimentos que no tienen entre sí mucho que ver, no hay una definición global, ni siquiera hay un estudio que unifique los conceptos.

Esto puede llevar a una mala interpretación de lo que estos alimentos pueden procurar. Se genera una especie de tendencia a considerar los súperalimentos como instrumentos de curación o incluso de prevención, cuando en todo caso se tendría que enfocar desde un punto de vista de alimentación global saludable.

Desafortunadamente la incorporación de determinados súperalimentos en la dieta con objeto de curar algo o prevenir algo, es muy extendida. Ésa sensación de infalibilidad hace que su vez en muchos casos los súperalimentos encabecen la lista de hábitos alimentarios, olvidándose de otros productos y de alimentos igualmente necesarios pero que se desechan en favor de los primeros.

En general debiéramos huir de cualquier tipo de consideración de alimento milagro. Cuanto mayor volumen de propiedades se le atribuye a un alimento, desde el punto de vista de la curación o la prevención, más debemos dudar incluso. Esto no significa que se cuestione sus bondades alimentarias dentro de un marco de hábitos saludables de alimentación, sino que se sitúa en su lugar, es decir, un alimento saludable y nada más.

Imagen de Flickr


Nutrición y dietas · Escrito por el 05/07/16

Comentarios desactivados en ¿Quínoa, tan bueno como dicen?

La dieta de los deportistas de élite

La alimentación de un deportista de élite no es como la de un atleta amateur, ni mucho menos la de un ciudadano que no practicar deporte.

La dieta de los deportistas de élite

Partimos de la base de que la dieta que es responsable del suministro de energía para cubrir las necesidades de la persona. En este caso, al tratarse de un deportista de élite son muy diferentes a las de cualquier otra persona, tanto por el mayor gasto enerégtico como por la necesidad de lograr objetivos tan dispares como musculación o ressitencia, dependiendo de su objetivo.

Una alimentación para un atleta de élite deberá proporcionarle todos los nutrientes en las cantidades idóneas. Además, deberá tener en cuenta las características personales y las necesidades individuales y ajustarse al tipo de deporte que práctica.

Dicho de otro modo, la dieta va a tener que ver tanto con la actividad que se desarrolla como con la práctica de la misma, porque deberá orientarse primero a los entrenamientos y después al momento de la competición.  La intensidad de la competición, el número de sesiones o el tiempo de práctica son cuestiones fundamentales a tener en cuenta en la alimentación del deportista de élite.

En general los deportistas de elite poseen un ritmo de comidas muy marcado y evitan las ingestas copiosas. Dependiendo de los horarios de entrenamiento se suele recomendar tomar alimentos un par de horas antes y posteriormente al finalizar el entreno.

Existen por supuesto numerosas tablas de distribución energética según el tipo de deporte, una que puede ser considerada media sería la siguiente:

  • Entre el 15% y el 25% en el desayuno
  • Entre el 25% y el 35% en la comida
  • Entre el 10% y el 15% en la merienda
  • Entre el 25% y el 35% en la cena

En este modelo también tiene cabida la ingesta a media mañana dependiendo de la hora del desayuno y la hora de comida. Obviamente, esto debe ser totalmente personalizado, ya que el estado nutricional óptimo de cada deportista es parte de un proceso. Por otro lado un estado nutricional óptimo no es fruto ni de un día ni siquiera de un periodo de tiempo concreto, sino de un proceso largo y unos hábitos alimentarios correctos, regulares y sostenidos en el tiempo.

Cuestiones básicas en la alimentación del deportista de élite.

Vamos a repasar algunas cuestiones básicas que siempre están presentes dentro de la alimentación de los atletas de élite.

  • Es necesario, más de la que habitualmente se le concede. Éste debe ser abundante concederle importancia al desayuno y adecuado en función de la práctica deportiva en concreto.
  • Es muy importante la hidratación e incorporar la ingesta de agua de manera sistemática a lo largo del día. Del mismo modo, hay que evitar las comidas entre horas.
  • Al tratarse de un proceso en el tiempo, éste debe regularse en función de la actividad. Por tanto los periodos de ausencia de entrenamiento por lesiones o por vacaciones deben tener también una regulación propia, en la cual se tenderá a rebajar la ingestión de calorías habitualmente, dependiendo lógicamente del deporte practicado.
  • En el deporte de elite en general se viene a considerar como adecuada una ingesta en la que el 50% o el 60% de las calorías diarias se realizan a través de hidratos de carbono. El resto de la ingesta podría contener un 15% de proteínas y lo demás distribuido en grasas.
  • Desde el punto de vista práctico, conviene evitar las frituras, las salsas con exceso de grasa y los productos lácteos no desnatados. También es importante respetar los horarios tanto de ingesta como de procesos de digestión.

Por último conviene recordar que no existe una alimentación mágica ni alimentos que por sí solos vayan a proporcionar todo lo que el deportista necesita. Lo importante es mantener hábitos alimentarios controlados, saludables y adecuados a la persona y al deporte que practica.

Imagen de Flickr


Fitness y deporte, Nutrición y dietas · Escrito por el 30/06/16

Comentarios desactivados en La dieta de los deportistas de élite

Alimentos que mejoran tu felicidad y recetas para aprovecharlos

No existen alimentos mágicos. Lo que sí podemos encontrar es algunos alimentos que pueden ayudarnos a mejorar aspectos de nuestra vida y ayudarnos a sentir mejor e incluso más felices.

Alimentos que mejoran tu felicidad y recetas para aprovecharlos

Que la alimentación saludable y los buenos hábitos alimentarios son básicos dentro de una vida equilibrada es algo sabido. Combinado con la práctica del ejercicio, comer bien es un eje fundamental para nuestra salud tanto física como mental y, por supuesto, contribuye a la estabilidad emocional y por tanto a nuestra felicidad.

A la vez, existen algunos alimentos capaces de potenciar determinadas sensaciones como puede ser el bienestar, la felicidad, etc. Estos alimentos son capaces de ayudar a mejorar la producción en nuestro cuerpo de manera natural de serotonina y endorfinas.

Vamos a repasar algunos de los más conocidos entre ellos, así como alguna preparación especial o muy sencilla para incorporarlos a nuestra dieta habitual.

Fruta

La fruta es sinónimo de buena alimentación. En toda dieta saludable deben incorporarse de tres a cinco piezas de fruta diarias. En la fruta vamos a encontrar un alto contenido de glucosa.

Todas las frutas son interesantes para nuestra alimentación, pero hay algunas como el plátano o la naranja que especialmente contribuyen a las sensaciones de bienestar a las que nos referíamos. El plátano, por ejemplo, incide directamente sobre nuestro nivel de serotonina.

Mejillones

Este alimento se asocia con contribuir a tener más resistencia y estar menos cansado. El motivo básico es su gran aporte en vitamina B12. Otros elementos como el yodo y el zinc, en unión de las proteínas que aporta, también contribuyen a este aporte.

Admiten múltiples preparaciones, que van desde simplemente al vapor hasta consumidos en frío con vinagretas o como alimento incorporado a un arroz a la marinera, entre muchas otras opciones.

Chocolate

Se trata de un alimento que, además de mejorar el flujo de sangre al cerebro y ayudar a la concentración, también proporciona una sensación placentera. Con su contenido en fenitelamina puede ser una buena ayuda para paliar las sensaciones de angustia.

El chocolate puede consumirse de manera muy diversa, desde el preparado a la taza hasta en tabletas, aunque, nunca debemos olvidar que se trata de un alimento que debemos consumir con control máxime cuando incorpore grandes cantidades de azúcar.

Café

El efecto estimulante de la cafeína nos hace sentir más enérgicos, elimina el cansancio y proporciona una cierta sensación de placer. En el lado contrario, un exceso de café puede contribuir a problemas de nervios, ansiedad, etc.

En su medida justa el café puede ser también un buen instrumento para esos momentos de bajada física, o para tener un buen arranque. Hoy en día existen muchas variantes a la hora de consumirlo, con acceso a cafés de todo el mundo en presentaciones diversas. Sólo es cuestión de hallar la que más te guste y que mejor se adapte a ti.

Otros alimentos para mejorar nuestra felicidad

Existen otros alimentos que pueden incidir en mejorar nuestros niveles de serotonina como los cereales, gracias a su contenido en triptófano y lisina y que pueden ser consumidos de las más diversas formas, o también algunos frutos secos como las nueces, o las legumbres. Dentro de las legumbres hay que destacar las lentejas con una gran cantidad de aporte en vitaminas B que ayudan a mejorar la sensación de bienestar personal y que también pueden ser consumidas desde estofadas hasta en ensalada.

Al final es importante tener claro que no existe ni una dieta milagrosa ni un alimento milagro, sino un hábito saludable de alimentación que se soporte una dieta variada, con la mayor cantidad de productos posible. Estos alimentos que ayudan a mejorar nuestra felicidad pueden incoporarse con control en algunos casos como el café y el chocolate, para apoyar aún más los beneficios de comer sano.

También te puede interesar:

Las personas felices no viven más, las que están sanas sí

Psicología positiva ¿ayuda mejorar las notas?

Imagen de Flickr


Nutrición y dietas · Escrito por el 23/06/16

Comentarios desactivados en Alimentos que mejoran tu felicidad y recetas para aprovecharlos

Cómo reacciona tu cuerpo cuando dejas de beber agua

El consumo de agua es fundamental para los seres humanos. Esto lo sabemos, sin embargo, no siempre tenemos claros los motivos por los que beber agua es tan importante, y desde luego menos claro aún sabemos cómo reacciona nuestro cuerpo al dejar de beber agua.

Cómo reacciona tu cuerpo cuando dejas de beber agua

El agua es utilizada por nuestro cuerpo no sólo como un elemento saliente, la sed no es una casualidad, es una demanda de nuestro organismo para llegar a cubrir cuestiones tan fundamentales como la eliminación de residuos, la regulación de la temperatura, las reacciones químicas en nuestro cuerpo o la incorporación de nutrientes.

Qué pasa si no bebes agua

El hecho de no consumir agua acarrea una serie de problemas verdaderamente importantes, sobre todo si tenemos en cuenta que diariamente tenemos una pérdida de agua que, en el caso de una persona con un ritmo de vida normal puede suponer los 2,5 litros diarios.

Esta pérdida de agua se encabeza por la orina, seguida de la transpiración y evaporación en la piel, el consumo de líquido en los pulmones y en el tracto gastrointestinal además de otras opciones. Además, también debemos sumar el hecho de un mayor aumento en el consumo de agua a mayor nivel de ejercicio físico con lo cual, una persona que lleva una vida normal pero practica ejercicio puede llegar a perder una cantidad de agua muy importante.

A todo lo anterior debemos sumar el hecho de un plasma sanguíneo compuesto en su 90% de agua, que, en caso deshidratación, viene a reducir el volumen de sangre en el cuerpo y hace que el sistema del corazón trabaje más fuerte en el bombeo de sangre alrededor del cuerpo. Todo esto redunda en una mayor dificultad para el movimiento y la coordinación, ya que nuestro sistema muscular tampoco funcionará de manera eficiente.

Cuando dejamos de beber agua y comienza a lo que se define como deshidratación es el momento en el que hemos perdido al menos un 1% de nuestro peso corporal en pérdida de fluido. En estos momentos se inicia el proceso de deshidratación cuyos síntomas iniciales pueden ser, aún leves, mareos, dolores de cabeza, sensación de irritabilidad y embotamiento.

Todos estos síntomas van aumentando a medida que avanza la deshidratación, durante el progreso de este proceso empezamos a reducir algunas actividades básicas como la concentración y la memoria a corto plazo, para, ya en estados complejos de deshidratación, pasar a los vómitos, las náuseas y una reducción del peso corporal superior al 5% por pérdida de líquido, a partir de estas pérdidas de líquido ya podemos encontrarnos con situaciones de coma y fallecimiento.

Como indicábamos anteriormente la sed es un síntoma, pero no siempre es un síntoma fiable. Cuando ya tenemos sed (y cuanto más acuciante sea ésta) es síntoma de haber perdido ya una cantidad determinada de agua nuestro cuerpo. Esto es muy importante ya que se viene a atender a considerar (erróneamente) la sed como un indicador de necesidad de hidratación equilibrada, y esto no es así, de hecho, una buena hidratación supondría beber agua al despertarse, durante la mañana, a la hora de comer, a media tarde, por la noche y siempre antes y después de realizar cualquier actividad física.

Consecuencias de no tomar agua

El hecho de no consumir agua en su justa medida va a contribuir a una serie de problemas que, además, seguirá multiplicando y creciendo con el tiempo. Éstos serían los más importantes.

  • Digestivos: para una digestión óptima es completamente necesaria la presencia de agua, no consumir agua además, puede llevar a problemas estomacales severos además de los síntomas ya nombrados de la deshidratación como son las náuseas, los vómitos y los calambres estomacales.
  • De columna: un escaso consumo de agua es un gran aliado de problemas crónicos como la artritis debido fundamentalmente a la destrucción del cartílago que una deshidratación crónica puede aportar. Asimismo, los discos en los que sustentamos nuestra columna vertebral, también compuestos de agua, son más susceptibles a las hernias.
  • Estado carencial: el hecho de una baja presencia de agua en nuestra ingesta, y por tanto de una deshidratación, reduce el volumen de la sangre, a la vez que hace que el corazón trabaje mucho más para bombear sangre y entregar un suministro adecuado de oxígeno a los músculos. Cualquier tipo de actividad física puede resultar muy compleja.

A lo anterior debemos sumar otros problemas como la falta de una herencia ante el calor, ya que el agua ayuda la regulación de la temperatura, calambres por calor o agotamiento, así como problemas físicos como la falta de hidratación de la piel, la sequedad permanente de la boca con problemas de heridas interiores y llagas.

En definitiva las consecuencias de no beber agua correctamente, vienen a extenderse a lo largo de todo nuestro organismo afectando a todos los órganos de nuestro cuerpo, y por supuesto, no sólo desde un punto de vista físico ya que el rendimiento mental también se verá afectado. Es importante, sin embargo, también señalar que no sólo es necesaria la presencia del agua, también otros líquidos deben ser parte de nuestra ingesta diaria incorporando leche, zumos, infusiones etcétera.

También te puede interesar:

Cómo adaptar tu rutina al cambio de temperaturas

Alimentos que no te ayudarán a reducir tu apetito y te harán engordar

Mitos y realidades sobre algunos alimentos para adelgazar

Alimentos para combatir la pérdida de memoria

Imagen de flickr


Nutrición y dietas, Salud y Bienestar · Escrito por el 24/05/16

Comentarios desactivados en Cómo reacciona tu cuerpo cuando dejas de beber agua

Desayunos para que tus hijos adolescentes rebosen energía

El desayuno es la comida más importante del día e influye en el rendimiento académico. Estas son algunas fórmulas para un desayuno con toda la energía que necesitas.

Desayunos para que tus hijos adolescentes rebosen energía

El desayuno se considera la comida más importante del día, la que debe proporcionar las suficientes energías para comenzar la jornada con buen pie. Supone una gran preocupación para los padres, sobre todo cuando sus hijos son pequeños, pero también ocurre algo similar con los que tienen menores en edad adolescente, ya que en realidad se vuelve más complicado controlar su rutina alimentaria.

En muchas ocasiones pasan sin desayunar por las prisas o simplemente porque no han adquirido el hábito de prepararse su propio desayuno. En lugar de alimentarse correctamente en casa optan por comprar algo de comida en la cafetería de la escuela o algo de bollería industrial, que no garantizan en ningún momento las necesidades nutricionales que necesita.

La primera comida del día debe ser completa y variada para no caer en la monotonía. A continuación te ofrecemos algunas propuestas muy interesantes pensando en los adolescentes. Con ello contribuiremos a evitar la desnutrición y a favorecer su desarrollo.

  • Batido de plátano con avena: consiste en echar en la licuadora leche, plátano, avena y una cantidad pequeña de cacao en polvo. Para completar este desayuno hay que tomar una rebanada de pan tostado con mantequilla y una lata de atún. Con la avena y el plátano reducirá la acidez estomacal y estabilizará la presión arterial; con el atún se beneficiará de los ácidos grasos Omega-3 y con el pan y la mantequilla conseguirá una sensación de saciedad.
  • Yogur, fruta y granola: el día anterior puedes dejar picada la fruta que elijas y sólo deberás añadir en un tazón el yogur y la granola. Por su cantidad de nutrientes, minerales, proteínas y vitaminas será un desayuno de lo más completo.
  • Zumo de zanahoria y manzana y huevo crudo: basta con echar en la licuadora una zanahoria, media manzana, una taza de leche, miel y una yema de huevo. La zanahoria resulta muy interesante para mejorar la vista y además combate el dolor de estómago y el estreñimiento.
  • Batido de manzana, avena y huevo cocido: sólo necesitas añadir manzana, leche y avena. Para endulzarlo un poco existe la opción de echar una cucharada de miel. El huevo cocido te proporciona una gran cantidad de proteínas y además se puede dejar preparado la noche anterior.
  • Batido de manzana, pepino, espinacas y apio: todas estas verduras trituradas te aportarán minerales, vitaminas y proteínas que necesita el organismo para arrancar la jornada. Ayuda a reducir el riesgo de contraer enfermedades y tonifica los huesos.

Incluye estos alimentos en el desayuno de tus hijos y asegurarás que reciben toda la energía que necesitan.

También te puede interesar:

¿Son buenos los cereales para el desayuno?

El desayuno: saludable y nutritivo para toda la familia

Alimentos que no te ayudarán a reducir tu apetito y te harán engordar

Imagen de Flickr


Nutrición y dietas · Escrito por el 03/05/16

Comentarios desactivados en Desayunos para que tus hijos adolescentes rebosen energía

Dieta o ejercicio, con cuál adelgazas más

Perder peso es el objetivo de la buena parte de la población. Seguir una dieta o hacer ejercicio son las dos fórmulas de lograrlo. ¿Cuál es más efectiva?

Dieta o ejercicio, con cuál adelgazas más

Deshacerse de los kilos que nos sobran es una de las grandes asignaturas pendientes que tiene un porcentaje elevado de la población. A diario miles de personas en el mundo comienzan a practicar ejercicio o se ponen a régimen con este propósito. Siempre ha surgido la duda sobre si era mejor realizar deporte o seguir una dieta para perder peso.

En realidad, la mejor estrategia es una combinación de ambos. Los médicos deben valorar cada caso y establecer una serie de pautas en cuanto a alimentación y a ejercicio, con el objetivo de adaptarse a sus costumbres y necesidades. En lo referente a la actividad deportiva, es preciso potenciar las actividades aeróbicas como caminar, correr o montar en bicicleta. A diario habría que dedicarle unos 30 minutos, aunque la duración y la intensidad variarán según la capacidad física de cada uno.

Los organismos de salud muestran su preocupación por las cifras de obesidad. En gran medida la culpa la tienen la alta disponibilidad de alimentos muy calóricos y el sedentarismo. Acceder a grandes raciones de comida a bajo coste resulta muy habitual en los tiempos que corren. A ello se le une que entre el 30% y el 50% de la población permanece inactiva, según los datos que maneja la Organización Mundial de la Salud.

Esto desencadena un desequilibrio del balance energético, en donde la ingesta de calorías resulta superior al gasto. La solución, como reconocen los especialistas, pasa por implantar unas dietas saludables e intensificar el trabajo físico para controlar el peso.

Está comprobado que las personas que sólo intentan perder los kilos de más con deporte no siempre acaban consiguiendo su objetivo. Así lo demuestran algunos de los estudios que llevó a cabo entre 1995 y 2005 la Sociedad Española de Estudio de la Obesidad (SEEDO). Por su parte, sí que aprecian como el ejercicio puede contribuir a mantener el peso ideal a largo plazo. A ello se le unen los beneficios que reporta la actividad deportiva a la salud, previniendo muchas dolencias cardiovasculares.

Lo aconsejable sería hacer unos 150 minutos de ejercicio a la semana, según las estimaciones que realiza la OMS, unido a una dieta equilibrada y saludable. Eso sí, los expertos advierten que a partir de los 250 minutos a la semana las pérdidas de peso eran más pronunciadas.

Por lo tanto, no te centres demasiado en la alimentación o en el deporte, y haz todo lo posible por combinar ambos factores para beneficiarte de los resultados.

También te puede interesar:

Qué dieta debes seguir para correr un maratón

Dietas que te ayudarán a ganar músculo o perder grasa

Tu dieta influye en tu salud ¿Sabes cómo?

Imagen de Flickr


Fitness y deporte, Nutrición y dietas · Escrito por el 21/04/16

Comentarios desactivados en Dieta o ejercicio, con cuál adelgazas más