Articulos de la categoria 'Salud y Bienestar'

Los mejores consejos para abordar la depresión en niños

La depresión es un sentimiento de desesperanza, de tristeza y de falta de autoestima. Mucha gente se siente triste de vez en cuando, pero cuando alguien está deprimido, esos sentimientos son tan extremos y persistentes que se interponen y dificultan nuestras actividades normales del día a día.

Las causas de la depresión en un niño no se conocen completamente. Hay muchos factores que pueden contribuir a producir la depresión, como la pérdida de un ser querido, una enfermedad, problemas familiares, estrés y problemas en el colegio. Algunos niños son mas “resistentes” a las dificultades que otros, este es el motivo por el cual algunos son capaces de seguir adelante y en cambio otros caen en depresión.

Los mejores consejos para abordar la depresión en niños

Condicionantes genéticos o tendencias familiares pueden explicar en parte el por qué algunas personas son más susceptibles a la depresión. Estos condicionantes genéticos también podría explicar que papel desempeñan algunas sustancias que se generan o se vuelven anormales durante la depresión.

No siempre es fácil detectar la depresión en los niños por que son menos capaces de expresar sus sentimientos y con frecuencia tienden a reaccionar a sus estados de ánimo de una manera más física. Así, mientras que algunos niños están claramente tristes, retraídos o lloran más, otros pueden llegar a ser hiperactivos, molestos e incluso agresivos.

A continuación os nuestros cuales son los síntomas más comunes:

  • Tristeza persistente, lloriqueo y llanto excesivo
  • Pensamientos o expresiones suicidas o actuaciones autodestructivas.
  • Desesperanza
  • Aburrimiento persistente y falta de energía.
  • Pérdida de interés en sus actividades favoritas; o incapacidad para disfrutar de ellas.
  • Alteración notoria en los patrones de comer y de dormir
  • Quejas frecuentes de enfermedades físicas, p. ej. dolor de cabeza o de estómago
  • Concentración deficiente.
  • Deterioro en los estudios y ausencias frecuentes de la escuela.
  • Aislamiento social, comunicación pobre.
  • Problemas para relacionarse acrecentados.
  • Hablar de o tratar de escaparse de la casa.
  • Ataques de rabia u hostilidad persistente.
  • Baja exo-estima y sentimientos de culpabilidad
  • Alta sensibilidad al fracaso y al rechazo

A la hora del tratamiento es necesario en primer término precisar que este es una trastorno susceptible de ser tratado con éxito. Además de que, si se tiene algún conocimiento de su dinámica, es posible incluso que personas sin estudios especializados intervengan con probabilidades ciertas de lograr una evolución positiva.
Los padres o adultos a cargo de los niños afectados podéis intentar distintas acciones. De no lograrse éxito en su aplicación en un tiempo prudencial es necesario consultar a un especialista, debido a los riesgos que conlleva el que este cuadro se prolongue.

Acciones a llevar a cabo:

  • Depresión por pérdida de personas
    • Evitar la llamada caja de resonancia, es decir, no dar curso a expresiones exageradas de consuelo que tiendan a aumentar en el niño el sentimiento la gravedad de la pérdida (porque acrecentará igualmente en grado la reacción depresiva).
    • Mantener las expresiones de afecto, y sólo aumentarlas en un primer tiempo (a fin de evitar la caja de resonancia) y volver paulatinamente a las expresiones normales.
    • Facilitar posibles compensaciones (posibilidad de que el niño disponga de otros objetos de afecto).
    • Proporcionar distracciones (con frecuencia adecuada) a fin de ocupar la mente del niño en áreas ajenas al duelo.
  • Depresión derivada de mal comportamiento.

En este caso el niño es repudiado porque molesta. En consecuencia, recibe críticas, reprimendas, expresiones de repudio, se le retiran afectos (a los niños como tú no los quiere nadie!). Todo lo cual incide directamente en la baja de su exoestima, con la consiguiente depresión.
En esta variedad el procedimiento de elección es llevar a la práctica un plan de disciplina, siguiendo los lineamientos descritos en Reglas de Salud Mental: Disciplina y bien común.

  • Depresión derivada de rechazos de sus pares (compañeros).
    • Influir en forma de evitar las interacciones negativas del niño en el ambiente de que se trate.
    • Accionar para mejorar la exo-estima a través de estimular e, incluso, presionar el desarrollo de actividades que son valoradas en el medio respectivo (deportes, habilidades sociales, etc.).
    • Orientarlo estimulándolo a integrarse a otros grupos en que tenga mejores posibilidades de ser acogido. Lo que puede realizarse dentro del mismo entorno (colegio, vecindario, etc.) o en otros distintos (scouts, clubes, escuelas deportivas, etc.).

Independientemente de los conocimientos que podáis adquirir, la opción más coherente es visitar a un especialista para el tratamiento de la depresión de nuestro hijo o hija.

Imagen: Galería Flickr jgoge


Salud y Bienestar · Escrito por el 01/03/13

Comentarios desactivados en Los mejores consejos para abordar la depresión en niños

Hidratos de carbono: Antes, durante y después del deporte

El interés por el “llenado” de los depósitos de glucógeno no debemos reducirlo únicamente al día de la competición o a algunas horas antes, sino también a días anteriores, estudios han demostrado que los niveles de glucógeno se pueden normalizar 24 antes de la competición con reposo y un consumo adecuado. Tomas de entre 7-10 g/kg en las 24 horas previas a la competición son suficientes para maximizar los depósitos de glucógeno, esta concentración puede variar en función de la composición corporal del deportista, en atletas con mayor porcentaje de grasa y menos de masa metabólicamente activa, la cantidad de hidrato de carbono sería menor produciendo el mismo efecto, además, debemos tener en cuenta también que estos datos son efectivos para eventos que duran entre 60 y 90 minutos, en competiciones con una duración superior la carga de hidrato de carbono el día previo no mejora el rendimiento.

Hidratos de carbono: Antes, durante y después del deporte

Las investigaciones que estudian los efectos del consumo de hidratos de carbono en ejercicios de máxima potencia y en ejercicios de resistencia también han encontrado relación entre el consumo de hidratos de carbono y los niveles de reserva de glucógeno. La fuerza y la potencia en el ejercicio no son consecuencia solo de un correcto entrenamiento, también de los estímulos creados a través de una correcta alimentación, particularmente en la recuperación. Si las ingestas entre sesiones de entrenamientos no son las correctas, el rendimiento en los siguientes entrenamientos se verá afectado negativamente.

Los valores típicos en reposo de glucógeno muscular en un individuo entrenado se encuentran entre 100-120 mmol/kg de peso neto. Una tasa de síntesis de glucógeno típica es de aproximadamente 5mmol/kg/hora, por tanto debemos esperar 24-36 horas entre sesiones de entrenamiento para permitir una la máxima resintesis de glucógeno. Un ejemplo sería la eliminación de cualquier entrenamiento 1 o 2 días antes de la competición.

En determinadas ocasiones los atletas no están acostumbrados a comer una gran cantidad de hidratos de carbono horas antes de una competición, algo que les puede producir molestias gastrointestinales en incluso “molestias” a nivel psicológico, os dejo a continuación los objetivos básicos de la comida previa a la competición:

  1. Completar las reservas de glucógeno desde el último entrenamiento
  2. Restaurar las reservas de glucógeno hepático, sobre todo para las competiciones que se dan por las mañanas, ya que el ayuno nocturno produce un vaciamiento de dichos depósitos
  3. Asegurar la correcta hidratación
  4. Prevenir el hambre, evitando así molestias gastrointestinales durante el entrenamiento o la competición

A través de la investigación del metabolismo de la glucosa y como afecta al rendimiento se ha establecido que el intervalo óptimo de ingesta de hidratos de carbono en la hora previa a la competición debe estar entre 0,6-1,0 g/kg de peso corporal. A veces los deportistas eligen los suplementos líquidos de hidratos de carbono en vez de los alimentos sólidos, debido a su menor tiempo de transito intestinal y su mayor velocidad de absorción.

El fin principal por el que consumimos hidratos de carbono durante el entrenamiento es mantener los niveles de glucosa sanguínea y para preservar los niveles de glucógeno muscular y hepático. Cuando los niveles de glucosa en sangre comienzan a caer, las reservas de glucógeno se utilizan para restablecer estos niveles en sangre y así poder mantener los niveles de trabajo. Los síntomas más comunes como mareos, desorientación, náuseas y fatiga aparecen cuando las concentraciones de glucosa se encuentran por debajo de unos niveles suficientes.

El tipo de hidrato de carbono que normalmente utilizamos durante la competición o el entrenamiento se encuentra en forma líquida o semi-líquida, ya sea como bebidas deportivas o como geles de carbohidratos. Muchos estudios han analizado las tasas de oxidación de carbohidratos durante el ejercicio intenso, con la intención de conocer cual es el momento óptimo para su consumos y en que concentración. En general, durante los ejercicios intensos, de corta duración se recomienda consumir entre 180-240 ml con una concentración alrededor del 7% de hidratos de carbono, esto equivale aproximadamente a 20 g de hidratos de carbono cada 15 minutos.

Además de tener en cuenta la ingesta de hidrato de carbono, tampoco debemos de olvidar la ingesta de líquidos. Se recomienda un consumo de 1,5-2,0 ml/kg de peso corporal cada 20 minutos de práctica deportiva, además de las bebidas que nos aportan hidratos de carbono, el agua debe ser consumida en intervalos regulares para prevenir la aparición de la sed o hipo-hidratación.

La reposición del combustible después del entrenamiento esta relacionada con la capacidad del deportista para poder recuperar y por tanto poder enfrentarse al próximo entrenamiento o a la próxima competición con las máximas garantías. A continuación os enumero algunas pautas a seguir para la recuperación de los depósitos de hidrato de carbono:

  1. Iniciar la ingesta de Hidratos de Carbono durante la hora posterior a la práctica deportiva
  2. Consumir carbohidratos de alto índice glucémico (glucosa o sacarosa 0,7 g/kg de peso corporal cada 2 horas durante 4-6 primeras horas.
  3. Después de 6 horas, consumir carbohidratos de bajo índice glucémico, llegando a consumir un total de 500-700 g o 7g/kg de peso

Todos los estudios nos llevan a al conclusión de que el consumo de hidratos de carbono para la práctica deportiva es indispensable, siendo especialmente importante antes, durante y después del entrenamiento o la competición, ya sean de fuerza o de resistencia.

Imagen: Galería Flickr Spanish Recipes

 


Fitness y deporte, Nutrición y dietas, Salud y Bienestar · Escrito por el 27/02/13

Comentarios desactivados en Hidratos de carbono: Antes, durante y después del deporte

Los mejores deportes para embarazadas

El hecho de estar embarazada no debe convertirse en una excusa para no realizar actividad física alguna, si bien es cierto que debemos evitar ciertos deportes que pueden poner de alguna manera en riesgo el buen curso de la gestación.

Los mejores deportes para embarazadas

Son muchos los beneficios que provoca practicar ejercicios físico durante el embarazo, algunos de ellos son los siguientes:

  • Mejora la condición cardiovascular
  • Mejora la condición muscular
  • Favorece la corrección postural
  • Evita el aumento de peso excesivo
  • Proporciona a la embarazada una mejor condición física general
  • Mejora a tensión arterial
  • Protege contra la diabetes gestacional
  • Acorta el tiempo de hospitalización posparto
  • Reduce el número de cesáreas

Durante el primer trimestre, las mujeres que realizan ejercicio físico habitual suelen estar en condiciones de continuar su práctica pero con ligeras modificaciones, espaciando las sesiones de entrenamiento y evitando los traumatismos. Sin embargo, en mujeres sedentarias o que practica ejercicio ocasional, la gestación no es le momento más idóneo para fomentar prácticas deportivas.

En el segundo y tercer trimestre se buscarán actividades que desarrollen cualidades como la flexibilidad, relajación, fuerza muscular y ejercicios respiratorios. Conviene no practicar la natación en las últimas seis semanas por el riesgo de infecciones.

El ejercicio no afecta al feto, ya que en general se ha observado que tolera bien el ejercicio materno. Sin embargo, un menor flujo sanguíneo a nivel uterino puede disminuir el oxígeno en el feto durante o inmediatamente después de un ejercicio de corta duración y de intensidad máxima, es decir, durante ejercicio de tipo anaeróbico, es por este motivo por el que los ejercicio de elección, serán aquellos de tipo aeróbico, baja intensidad y larga duración.

Cualquier especialista en Ginecología y Obstetricia o profesional de la Actividad Física y el Deporte, aconsejan una serie de pautas de actuación para que la realización de ejercicio físico no suponga en ningún momento un riesgo para el embarazo.

Algunas recomendaciones:

  • El estiramiento y calentamiento de las articulaciones y músculos debe ser adecuado (5-10 min.) antes de cada sesión de ejercicios.
  • Enfriamiento o estiramiento después de la sesión,disminuyen progresivamente la velocidad del ejercicio y/o intensidad del mismo (5-10 min).
  • Se recomienda programas de ejercicios aeróbicos realizados a intensidad moderada que no debe superar el 70% del volumen máximo de oxígeno de la gestante, manteniendo frecuencias cardíacas por debajo de 140 latidos por minuto (70% de su Frecuencia Cardiaca máxima teórica).
  • El ejercicio ha de realizarse de forma regular (3-4 sesiones de 20-30 minutos por semana) y no de forma intermitente o discontinua. La cantidad de actividad se puede mantener durante el segundo trimestre, con una disminución a actividad mínima a partir de la semana 30 a 32.
  • Si se realiza ejercicio algo intenso, no se debe prolongar durante más de 15 minutos ni practicarlo en clima caluros y húmedo.
  • Hay que evitar: los ejercicios de equilibrios, con riesgo de caídas o traumatismo abdominal en el tercer trimestre, la posición estática durante períodos prolongados y los cambios bruscos de posición por el riesgo de mareos y caídas.
  • Se debe avisar al médico si se presenta cualquier anormalidad como dolor, dificultad respiratoria mareo, dolor de cabeza o náuseas.
  • La temperatura corporal no debe exceder los 38ºC.

Los deportes recomendados para practicar durante el embarazo son los siguientes:

  • Caminatas: a un paso de 20-30 minutos por kilómetro son buenas para antes, durante y después del embarazo.
  • Estiramientos: ideal para mejorar la flexibilidad, tonificar los músculos y mejorar el equilibrio y circulación.
  • Pilates: el método Pilates fortalece y tonifica los músculos con movimiento suaves.

Los deportes no recomendados para practicar durante el embarazo son los siguientes:

  • Deportes de contacto.
  • Deportes que puedan provocar caídas.
  • Deportes que supongan mucho esfuerzo.
  • Deportes de aventura.
  • Deportes que no se pueden practicar por el peso extra.

Espero que este artículo os haya ayudado a aclarar algunas de las dudas que os surgen sobre que deportes practicar durante el embarazo.

Imagen: Galería Flickr lululemon athletica


Fitness y deporte, Salud y Bienestar · Escrito por el 25/02/13

Comentarios desactivados en Los mejores deportes para embarazadas

Mejora la absorción del hierro que tomas con al dieta

El hierro es un nutriente esencial para el ser humano, cuya función más conocida es formar parte de la hemoglobina e intervenir así en el transporte de oxigeno de los pulmones al resto de los tejidos y células del organismo. También está incorporado en la molécula de mioglobina, fundamental en la utilización de oxigeno por la fibra muscular.

La deficiencia de hierro es la deficiencia nutricional más extendida en el mundo, siendo los grupos más vulnerables niños, adolescentes y mujeres en edad fértil. Por eso es importante tomar alimentos con hierro pero también mejorar su absorción.

Mejora la absorción del hierro que tomas con al dieta

El hierro en forma hemo, se llama así porque forma parte de la estructura del grupo hemo, presente en las moléculas de hemoglobina y mioglobina, por tanto se encuentra en alimentos de origen animal. El hierro no hemo está presente en otros componentes que no presentan grupo hemo, y generalmente está asociado a proteínas encargadas de su almacenamiento, como la ferritina. Se encuentra tanto en alimentos de origen animal como en alimentos de origen vegetal.

El lactante durante los tres a seis meses de vida, no recibe suficiente hierro de la leche materna, obteniendo el mismo del depósito que se formó en hígado durante la época fetal por transferencia placentaria materna

Después del periodo citado hay que cuidar de modo especial el aporte de hierro a partir de alimentos distintos a la leche.

El crecimiento que caracteriza tanto al lactante como al niño, unido al aumento en valor absoluto de la actividad física, exige aportes importantes de hierro, dados los mayores requerimientos que exige una utilización aumentada del oxígeno que se respira.

La adolescencia femenina con al instauración de la menstruación es la causa de que la mujer, durante todo el periodo fértil, presente unas necesidades aumentadas de hierro que, en ocasiones, pueden llegar a duplicar las demandas del hombre

Durante el periodo gestacional, las necesidades de hierro aumentan en cantidad importante por dos motivos fundamentales:

  • La madre presenta un aumento de determinados tejidos, como es la placenta, pecho, y, sobre todo, del volumen circulante sanguíneo, lo que requiere un aporte extra de hierro
  • El feto, a su vez, no sólo exige por el desarrollo de sus distintos órganos y sistemas un aporte adicional de hierro, sino que también debe depositar una cierta cantidad a nivel del hígado para, como se ha indicado anteriormente, poder movilizarlo durante la primera época de la lactancia

En principio, normalmente la madre lactante no necesita una cantidad extra de hierro puesto que la leche materna no contienen mucho hierro y, por otra parte, ella no presenta menstruación, lo que evita las pérdida de hierro correspondientes

No obstante, determinadas mujeres llegan a la gestación sin depósitos adecuados de hierro y con una ingesta del mismo en muchas ocasiones insuficiente y, además, pueden sufrir pérdidas sanguíneas durante el parto de cierta magnitud. En estos casos, se recomienda que cuiden especialmente el aporte de este mineral

Existen una serie de factores que condicionan su mayor o menor absorción y, por tanto, su utilización por el organismo.

Entre ellos, el más importante es la forma en que ese hierro está presente porque, igual que ocurre en el organismo, no todo el hierro contenido en los alimentos es igual, ni se absorbe de igual manera.El hierro hemo representa de un 5 a un 10% del hierro total de la dieta, pero su absorción es muy superior a la correspondiente al hierro no hemo del 25% frente al 2%, respectivamente.

Pero, si bien es cierto que alimentos de origen animal, como la carne, son una fuente de hierro fácilmente asimilable, tampoco convienen tomarlos en exceso ya que además proporciona otros nutrientes, como proteínas y grasas (sobre todo saturadas)que, en exceso, pueden resultar perjudiciales.

Existen diversos factores que afectan a la absorción intestinal de hierro, unos la facilitan mientras que otros la dificultan:

  • Factores que facilitan la absorción
    • Estado general de hierro en el organismo. la deficiencia de hierro producida por causas diversas como baja ingesta, hemorragias, o el aumento de las necesidades, incrementan la absorción de este mineral
    • Presencia de vitamina C. Esta vitamina permite su solubilización y, por tanto, su absorción
    • Aumento de las necesidades, como en periodos de crecimiento y embarazo
  • Factores que dificultan la absorción
    • Medio alcalino
    • Fitatos, oxalatos o taninos del café o el té, al formar complejos insolubles
    • Determinado minerales como el zinc, manganeso, magnesio, cobre y calcio. La ingesta conjunta de alimentos ricos en dichos minerales en una misma comida puede llegar a impedir la absorción de hierro
    • Fibra, al formar complejos insolubles

Imagen: Galería Flickr  Spanish Recipes


Nutrición y dietas, Salud y Bienestar · Escrito por el 18/02/13

Comentarios desactivados en Mejora la absorción del hierro que tomas con al dieta

Las mejores fuentes de hierro

La Organización Mundial de la Salud calcula que entre 600 y 700 millones de personas sufren carencias de hierro. Se trata, probablemente, de la deficiencia nutricional más común en el mundo, particularmente en los países en vía de desarrollo. La carencia de hierro en Europa Occidental suele deberse a una proporción insuficiente de este mineral en nuestra dieta diaria

Se estima que aproximadamente un 8% de las mujeres occidentales padece carencia de hierro. Sin embargo, el Dr. Mike Nelson, nutricionista en el King’s College de la Universidad de Londres, considera que se ven afectadas entre un 10% y un 20 % de las jóvenes. Aunque estas chicas parezcan gozar de buena salud, la carencia de hierro afecta a su vida diaria, disminuyendo su capacidad de concentración y, por lo tanto, su rendimiento escolar.

Las mejores fuentes de hierro

Sentirse constantemente cansado o tener la tez pálida son síntomas que pueden indicar que a vuestro régimen alimentario le falta hierro y que ha alcanzado un nivel de carencia. Para saber lo que hay detrás de estos síntomas, el médico tendrá que proceder a un análisis de sangre con el fin de medir en que situación se encuentra vuestra tasa de hemoglobina. Podrá, así, diagnosticar si tenéis un riesgo de carencia de hierro o si ya ha desarrollado una anemia.

El cuerpo absorbe alrededor del 25% del hierro presente en la carne, el pescado y las aves. En cambio, cuando el hierro procede de los cereales, las verduras o la fruta, absorbemos mucho menos. La cantidad de hierro se incrementaría si a la vez se tomase vitamina C en cítricos, bayas, kiwis, pimientos y patatas, fructosa en frutas y zumos de fruta, y proteínas de la carne y del pescado.
En cambio se disminuiría la absorción de hierro si se tomase a la vez que alimentos huevos, salvado y té.

Los nutrientes pueden interactuar entre sí o con otros componentes de la alimentación en el lugar de absorción, lo que produce un cambio en la biodisponibilidad o, si los potenciadores y los inhibidores se anulan mutuamente, un efecto nulo. Los potenciadores pueden actuar de formas diferentes, manteniendo el nutriente soluble o protegiéndolo de la interacción con los inhibidores. Por ejemplo, como los carotenoides son liposolubles, añadir pequeñas cantidades de grasa o aceite a la comida (3-5 g por comida) mejora su biodisponibilidad. De forma similar, aunque la carne, el pescado y las aves contienen hierro altamente biodisponible, también se sabe que potencian la absorción del hierro de todos los alimentos. Aunque aún no se ha identificado este “factor cárnico”, se cree que puede deberse a la influencia de la proteína muscular. La vitamina C también puede ser de gran ayuda y puede aumentar la absorción del hierro dos o tres veces. Es decir, que tomar un vaso de zumo de naranja con los cereales del desayuno contribuye a que el organismo utilice una proporción mayor del hierro presente en los cereales.

Un ejemplo de competición por el mismo sistema de utilización es la interacción entre el calcio y el hierro no hemo. Ambos minerales se unen a un agente transportador en la superficie de las células intestinales pero, mientras que el hierro no hemo entra así en las células, el calcio se queda a las puertas e impide que entre más hierro. Este efecto es relevante principalmente cuando se toman suplementos de calcio o hierro fuera de las comidas. Por ello, es recomendable utilizar dichos suplementos en distintos momentos del día con el fin de evitar esta interferencia.

En el caso de varios nutrientes, principalmente el calcio, el magnesio, el hierro, el folato y la vitamina A, es necesario conocer su biodisponibilidad para traducir las necesidades fisiológicas en necesidades alimentarias. La magnitud de los ajustes varía dependiendo del nutriente, la dieta habitual y diversos factores relacionados con el huésped, y es difícil evaluar la mayoría de estos aspectos. Teniendo en cuenta todas estas influencias, no es sorprendente que las recomendaciones alimentarias basadas en los nutrientes difieran entre países e instituciones, aunque la Red de Excelencia EURRECA trabaja para estandarizar las metodologías de evaluación en toda Europa.

Debemos ser muy cuidadosos a la hora de elegir como combinamos los alimentos si nos encontramos en una situación fisiológica en la disponibilidad de un determinado nutriente establezca la separación entre salud y enfermedad.

Imagen: Galería Flickr Ollie Crafoord



Deportes en familia

Es un hecho que la sociedad se hace eco de los beneficios que tiene la realización de algún tipo de actividad física, cada vez con más frecuencia vemos como se incrementan los usuarios de instalaciones deportivas y como la cultura del deporte se va instalando en todas las esferas sociales. Pasear, salir en bici, participar en actividades deportivas populares ya comienza a ser lo habitual. Se incrementa la oferta y dentro de esa oferta se incrementa el número de participantes.

Deportes en familia

También influye el deseo por parte de los padres de que el niño adquiera unos hábitos de vida sanos, el modelo deportivo sigue identificando esos hábitos, alejados de un estilo de vida sedentario, de tiempos de ocio incontrolados frente a la televisión o el ordenador y lejos de estilos de vida menos deseables.

Una especialización deportiva precoz por parte de algunos padres que intentan que sus hijos desde edades tempranas se conviertan en “grandes campeones” (desde ya entiendo que esta es una causa de la realización de actividad física pero dejo constancia de que no creo que sea el camino ni para instaurar el hábito deportivo en el niño ni para buscar el modelo ideal de actividad física).

Podemos afirmar que el ritmo de vida actual con los progenitores trabajando y los niños en maratonianas jornadas en entornos escolares o cuidados por abuelos o por canguros no favorecen la convivencia de la familia y dejan poco tiempo para la realización de actividad física. Es este último aspecto de falta de tiempo y de intentar conjugar vida familiar con actividad física sin perder de vista la intención por parte de los progenitores de instalar hábitos saludables en los menores lo que está provocando que se busquen alternativas deportivas conjuntas y favorezcan la realización de deporte en familia.

Por último hacer referencia a una necesidad. Hay estudios que cifran, eliminando el sueño, la inactividad diaria de los alumnos de primaria en 11 horas y 30 minutos; para los alumnos de secundaria por encima de 12 horas y 15 minutos. Supera el 80% del tiempo disponible a lo largo de la semana eliminando el tiempo dedicado al sueño. Sin duda es una señal de alarma que hace necesario poner en marcha todos los mecanismos posibles para revertir esta situación. La familia es uno de ellos.

A continuación vamos a ver algunas de las principales características que deben tener los deportes que decidamos practicar en familia:

  • La actividad debe de ser adaptada a todos los miembros de la familia
  • La actividad física en familia debe de ser constante.
  • Debería ser variada en la medida en la que nos permitirá explorar diferentes actividades deportivas y también podremos atender a los gustos de toda la familia.
  • Tendrá que ser creativa. Tenemos varias variables como son el deporte a practicar, las edades de los miembros de la familia, su estado de forma, sus preferencias,etc.
  • Debería de ser orientada a la participación.

Espero que este análisis sobre la práctica del deporte en familia haya sido de vuestro interés.

Imagen: Galería Flickr Municipalidad de Miraflores


Fitness y deporte, Noticias, Salud y Bienestar · Escrito por el 28/01/13

Comentarios desactivados en Deportes en familia

Alergias alimentarias

¿En qué consiste la alergia a los alimentos?

Este tipo de alergia consiste en una reacción a un alimento o a alguno de sus componentes en la que interviene el sistema inmunológico del organismo. Se dan otras reacciones que afectan al metabolismo y no al sistema inmunológico. Se habla, entonces, de intolerancia a ciertos alimentos, es el caso de la intoxicación alimentaria o la carencia de enzimas, que dificulta la digestión de ciertos componentes, como la lactosa (el azúcar de la leche).

Alergias alimentarias

Cuando el sistema inmunológico reconoce un alérgeno en un alimento, produce anticuerpos para bloquear la difusión del agente externo. El cuerpo muestra simultáneamente una reacción física, que puede manifestarse en forma de inflamación de los labios, retortijones, vómitos y diarrea, erupciones cutáneas, sarpullidos o eccema, moqueo o trastornos respiratorios. Un síntoma más grave y menos frecuente es el choque anafiláctico, que puede resultar mortal y requiere atención médica inmediata.

Conocer los antecedentes familiares es la mejor forma de poder predecir la posibilidad de que haya problemas provocados por alergias alimentarias. Los niños con una madre o un padre alérgico tienen el doble de posibilidades de desarrollar una alergia alimentaria, que los niños cuyos padres no padecen alergias. Si tanto el padre como la madre son alérgicos, el riesgo es de cuatro a seis veces mayor. Se ha demostrado que la lactancia materna reduce el riesgo de sufrir alergias alimentarias, en comparación con aquellos bebés que son alimentados con preparados para lactantes. Parece que la única manera de proteger en alguna medida a los niños que nacen en familias, en las que hay algún familiar directo que tenga alergias, es que se continúe con la lactancia materna durante 4-6 meses.

Aunque se pueden dar reacciones alérgicas a cualquier alimento o componente del mismo, algunas se dan con mayor frecuencia que otras. Los alérgenos alimenticios más comunes son la leche de vaca, los huevos, la soja, el trigo, los crustáceos, las frutas, los cacahuetes y los frutos secos, como las nueces.

La alergia a la proteína de la leche de vaca es más común en bebés y niños, especialmente cuando hay antecedentes familiares de alergia. Se da en un 0,5-4% de los bebés y su prevalencia disminuye con la edad. Los síntomas más comunes son los vómitos y la diarrea, aunque las reacciones adversas pueden variar de una persona a otra. Afortunadamente, las reacciones a la proteína de la leche vaca generalmente remiten pronto y la incidencia en niños de más edad y en adultos es mucho menor.

La alergia a los frutos secos se considera una afección importante, ya que comienza a una edad temprana, dura toda la vida y puede ser fatal. Los cacahuetes, también conocidos como manises, y los frutos secos como las almendras, las castañas, las avellanas y las nueces pueden provocar síntomas, incluso aunque el contacto haya sido mínimo, con la piel intacta o por inhalación. La alergia leve a los frutos secos se puede limitar a una erupción, náuseas, dolor de cabeza y a la inflamación de la lengua y los labios, mientras que la alergia grave a los frutos secos y a los cacahuetes puede provocar un shock anafiláctico.

Otros alimentos que están más o menos asociados con las reacciones alérgicas son las frutas, las legumbres (incluida la soja), los huevos, los crustáceos (cangrejo, langosta, cigala y langostino), el pescado y las verduras, las semillas de sésamo, de girasol, de algodón, de amapola y la semilla de mostaza. La capacidad alergénica de algunos alérgenos alimenticios desaparece cuando se cocinan o se procesan, ya que se desnaturalizan las proteínas.

Espero que este articulo haya podido aclarar algunas de vuestras dudas relacionadas con las alergias alimentarias.

Imagen: Galería Flickr pedroreyna


Noticias, Salud y Bienestar · Escrito por el 25/01/13

Comentarios desactivados en Alergias alimentarias

Los mejores consejos para una alimentación saludable

Uno de los principios básicos de una alimentación saludable es que esta debe estar basada en alimentos variados. Necesitamos más de 40 nutrientes diferentes y ningún alimento por sí solo puede proporcionarlos todos. El suministro de alimentos que existe hoy en día facilita tomar una amplia variedad de alimentos, tanto comprando alimentos frescos para cocinar como comprando comidas preparadas o comida para llevar. Si tomas un almuerzo rico en grasa, toma una cena con poca grasa. Y si un día toma carne en la cena, intenta escoger pescado al día siguiente.

Los mejores consejos para una alimentación saludable

Debemos tener en cuenta que más de la mitad de las calorías que ingerimos a lo largo del día deben provenir de los hidratos de carbono, la mayoría de la gente no toma suficientes alimentos ricos en hidratos de carbono como el pan, la pasta, el arroz, las patatas y otros cereales. Podéis probar con el pan integral, la pasta y otros cereales para aumentar la ingesta de fibra.

Algo similar ocurre con las frutas y hortalizas, la mayor parte de la gente no toma la suficiente cantidad de estos alimentos que proporcionan importantes nutrientes protectores. Intenta comer al menos cinco raciones al día. Prueba nuevas recetas

Otra de las recomendaciones está relacionada con el peso, debemos mantener un peso corporal saludable y mantenerlo en el tiempo. El peso adecuado depende de muchos factores tales como el sexo, la altura, la edad y la genética. El sobrepeso aumenta el riesgo de padecer varias enfermedades tales como los problemas cardiacos y el cáncer. El exceso de grasa aparece al ingerir más calorías de las que se necesitan. Estas calorías suplementarias pueden provenir de cualquier nutriente que contenga calorías (las proteínas, las grasas, los hidratos de carbono o el alcohol) pero la grasa es la fuente más concentrada de calorías. La actividad física es un buen método para quemar calorías y puede hacerte sentir bien. El mensaje es simple: si estás ganando peso, tienes que comer menos y ser más activo.

Si ingieres las raciones adecuadas de cada alimento, es más fácil comer de todos los grupos de alimentos sin necesidad de eliminar ninguno. Por ejemplo, algunas raciones razonables son: 100g de carne, media pieza de fruta, media taza de pasta cruda o 50ml de helado. Las comidas preparadas pueden ofrecer un medio práctico para controlar las raciones y a menudo aparecen las calorías que contienen en el envase, lo cual ayuda a su recuento. Si coméis fuera, siempre podéis compartir parte de su comida con un amigo.

Saltarse las comidas, sobre todo el desayuno, puede conducir a una sensación de hambre descontrolada, causando a menudo una sobre ingesta. Realizar una media mañana o una merienda puede ayudar a contener el hambre, pero no comas demasiado para no sustituir las comidas principales. No olvides contar estas tomas como parte de su consumo total de calorías.

¡Los adultos necesitamos beber por lo menos 1,5 litros de líquidos al día! Y necesitamos más cantidad si hace calor o si realizamos mucho deporte. El agua es obviamente una buena fuente de líquidos pero la variedad puede ser tanto agradable como saludable. Otras opciones son los zumos, los refrescos, el té, el café, la leche, etc.

Como hemos visto, la ingesta de demasiadas calorías y no hacer suficiente ejercicio pueden dar lugar a un aumento de peso. La actividad física moderada ayuda a quemar las calorías que nos sobran. También es bueno para el corazón y para el sistema circulatorio, y para la salud en general y el bienestar. Así que haz de la actividad física una rutina diaria. ¡Usa la escalera en vez del ascensor (tanto como para subir como para bajar)!. Da un paseo en tu descanso para comer. ¡No hace falta ser un atleta para moverse!

Realizar los cambios de su estilo de vida gradualmente es mucho más fácil que hacerlos de repente. Durante tres días, anota los alimentos y bebidas que consumes entre las comidas y en las comidas. ¿Tomas muy pocas raciones de fruta y verdura? Para comenzar, trata de comer solamente una ración más de fruta y verdura al día. ¿Tus alimentos preferidos son ricos en grasa y le hacen ganar peso? No elimines estos alimentos, en cambio intenta escoger comidas bajas en grasas o comer menos cantidad de éstos. ¡Y comienza a usar la escalera en el trabajo!
No hay alimentos “buenos” o “malos”, sólo dietas buenas o malas. No te sientas culpable de los alimentos que te gustan, simplemente tómalos con moderación y escoge otros alimentos que te proporcionen el equilibrio y la variedad que necesitas para conseguir una buena salud.

Imagen: Galería Flickr AndyRobertsPhotos


Noticias, Nutrición y dietas, Salud y Bienestar · Escrito por el 24/01/13

Comentarios desactivados en Los mejores consejos para una alimentación saludable

Alimentos que oscurecen los dientes

Las tinciones dentales son alteraciones de la coloración original y natural del diente causados por diversos motivos, tales como los hábitos alimenticios o costumbres poco saludables que afectan químicamente al diente. El color de los dientes es un tema al que cada vez la sociedad presta más atención y ésta empieza a demandar más servicios de blanqueamientos dentales con fines estéticos.

Alimentos que oscurecen nuestros dientes

Básicamente los cambios de color de un diente los podemos dividir en dos grandes grupos, las tinciones intrínsecas y las tinciones extrínsecas.

Las primeras, las tinciones intrínsecas son aquellas en donde la sustancia que pigmenta se encuentran en el interior del diente o forma parte de la estructura interna del tejido. Pueden ser permanentes o transitorias y además pueden aparecer de forma generalizada, afectando toda la dentición, o bien aisladamente, afectando a un solo diente.

Existen ciertas enfermedades sistémicas, como alteraciones hepáticas, hemolíticas, metabólicas o endocrinas que pueden dar lugar a pigmentaciones en los dientes. El tratamiento de este tipo de pigmentaciones suele ser nulo ya que en la mayoría de los casos afecta a la dentición temporal, si afecta a dentición permanente se pueden realizar blanqueamientos mas o menos agresivos según el tipo de pigmentación.

Puede ocurrir que la pigmentación se produzca por una malformación del tejido dental, lo que en medicina se califica como displasia. El tratamiento de estos desórdenes estructurales va a depender del aspecto y gravedad de los mismos.

Las tetraciclinas y otros antibióticos o fármacos pueden dar lugar a distintos tipos de manchas. En función del grado de afectación se puede recurrir o bien al blanqueamiento o bien al uso de coronas.

La afectación por fluorosis se produce por un exceso en la ingesta del ión flúor durante el proceso de formación de los dientes. El tratamiento de la tinción por fluorosis dependerá de nuestra demanda estética como pacientes.

El aporte insuficiente de sustancias o vitaminas implicadas en la formación del esmalte y la dentina durante la odontogenesis, como las vitaminas A, C, D, fósforo o calcio, pueden provocar la aparición de problemas estructurales que se manifiestan con cambios de coloración en los dientes.

A pesar de que los dientes son altamente resistentes al cambio de temperatura cuando el calor excede ciertos grados, se produce un cambio de color tanto en el esmalte como en la dentina.

Como os comentaba al principio, existen otro tipo de tinciones, en este caso las calificaremos como tinciones extrínsecas, es importante saber que para que las tinciones extrínsecas se produzcan en necesario que previamente se haya formado sobre la superficie dental la película adquirida o que existan restos de la membrana de Nashmith. Sin esta estructura proteínica previa es imposible que se produzca el depósito de pigmentos.Algunas de las sustancias que pueden producir este tipo de tinciones son alimentos y el tabaco.

Alimentos (café, té, vino, cola, etc….): dentro de las tinciones por alimentos tenemos dos grandes grupos, las manchas poco duraderas y las permanentes aunque extrínsecas. El primer grupo no nos resulta interesante, ya que con un simple cepillado desaparecen. Pero dentro del segundo grupo son varios los alimentos que condicionan tinciones, algunos de consumo habitual como el café té, vino, cola, etc.

Tabaco: otro factor a considerar es el hábito de fumar, ya sea cigarrillos, puros o pipa. Son varios los estudios que demuestran cómo existe una clara diferencia entre la presencia de tinciones en los dientes de los fumadores y los no fumadores, de forma que, mientras que en los fumadores el 28% presentan tinciones, en el grupo de no fumadores tan sólo el 15% las presentaban.

Ambos tipos, tanto las tinciones intrínsecas como las extrínsecas a su vez pueden ser permanentes o transitorias, en función de la duración de la tinción.

Imagen: Galería Flickr Sabanna


Noticias, Salud y Bienestar · Escrito por el 19/01/13

Comentarios desactivados en Alimentos que oscurecen los dientes

Consejos para unos correctos hábitos posturales

¿Qué es la higiene postural?

Consiste en aprender como adoptar posturas y realizar movimientos de la vida cotidiana de la forma más adecuada para que la espalda se dañe lo menos posible ya sea en un ejercicio estático (posición de sentado, o de pie), como en uno dinámico (elevar un objeto pesado…).

La higiene postural, actúa principalmente corrigiendo posturas viciadas y erróneas y dando consejos preventivos y ergonómicos para evitar consecuencias como ( fatiga, dolor muscular en espalda y piernas, etc.)

Por ello, señalar, la importancia de la postura en la realización de cualquier ejercicio y en la oportunidad que tiene toda persona de evitar ciertas patologías con al utilización de una correcta higiene postural

Consejos para unos correctos hábitos posturales

¿Cómo es y cómo funciona la espalda?

La espalda está formada por la columna vertebral, ligamentos, nervios y músculos. La columna está compuesta por piezas sueltas, colocadas una sobre otra, llamadas vértebras que están unidas por articulaciones y discos intervertebrales, estos discos intervertebrales están situados entre vértebra y vértebra y es una almohadilla elástica compuesta por un anillo fibroso, y en el centro un núcleo gelatinoso.
La espalda sostiene el cuerpo y permite su movimiento, ayuda y contribuye a mantener estable el centro de gravedad de las personas, tanto en reposo como en movimiento, y protege la médula espinal envolviéndola con las vértebras.

La postura correcta desde el punto de vista fisiológico es aquella que no es fatigante, no es dolorosa, no altera el equilibrio, el ritmo, ni la movilidad humana

Con la práctica asidua de hábitos desaconsejados se corre el peligro de provocar una fuerte degradación de ciertas estructuras que difícilmente se recuperan, porque se sobrepasan ciertos umbrales que pueden implicar la aparición de lesiones. En contraposición a otras posturas alternativas que previenen lesiones y permiten alcanzar un completo estado de bienestar físico, psíquico y social, sin producir alteraciones.

Es fácil comprender la importancia de adoptar unos hábitos posturales correctos, y adecuar el estilo de vida para prevenir el mencionado dolor. Es fundamental, por tanto, conocer los hábitos posturales dañinos para nuestra columna, a fin de ser evitados; así como aprender y practicar aquellos otros que actúan de forma protectora.

En general, la columna sufre principalmente:

  • Cuando nos mantenemos mucho tiempo en la misma posición, ya sea de pie, sentado o acostado.
  • Cuando adoptamos determinadas posturas que aumentan sus curvas fisiológicas.
  • Cuando realizamos grandes esfuerzos, o pequeños, pero muy repetidos.
  • Cuando realizamos movimientos bruscos o adoptamos posturas muy forzadas.

A continuación os comento algunas medidas de higiene postural que os puede ser de ayuda en vuestro día a día:

  • Organizar nuestras actividades de forma que no estemos sentados, de pie, acostados, fregando, etc. durante largos períodos de tiempo, procurando alternar las tareas que requieran posiciones estáticas de pie, sentado o en movimiento; repartir la tarea en varios días (p.e. la plancha).
  • Al estar de pie, poner siempre un pie más adelantado que el otro y cambiar a menudo de posición, no estar de pie parado si se puede estar andando
  • Para realizar actividades con los brazos, hacerlo a una altura adecuada, evitando tanto los estiramientos si elevamos demasiado los brazos, como encorvamientos silo hacemos con los brazos demasiado bajos.
  • El tiempo que estemos sentados debememos mantener la espalda erguida y alineada, repartiendo el peso entre las dos tuberosidades isquiáticas, con los talones y las puntas de los pies apoyados en el suelo, las rodillas en ángulo recto con las caderas pudiendo cruzar los pies alternativamente
  • A la hora de conducir, lo mas recomendable es adelantar el asiento del automóvil hasta alcanzar los pedales (freno, acelerador y embrague) con la espalda completamente apoyada en el respaldo, las rodillas en línea con las caderas (ángulo de 90º). Sentarse derecho, coger el volante con las dos manos, quedando los brazos semiflexionados.
  • Para recoger algo del suelo, se recomienda no curvar la columna hacia delante, sino más bien agacharse flexionando las rodillas, y manteniendo la espalda recta. Podemos ayudarnos con las manos si hay algún mueble o pared cerca.
  • Para levantar y transportar pesos, doblar las rodillas, no la espalda, y tener un apoyo de pies firme. Levantarse con las piernas y sostener los objetos junto al cuerpo

Espero que toda esta información haya sido de vuestro interés,

Imagen: Galería Fernanda Mancini


Noticias, Salud y Bienestar · Escrito por el 15/01/13

Comentarios desactivados en Consejos para unos correctos hábitos posturales