Articulos de la categoria 'Salud y Bienestar'

Cuántos cafés debes tomar al día si quieres vivir más

¿Puedes ganar más tiempo de vida si tomas una cantidad determinada de café al día? Según un estudio sí.

Y es que, según dos estudios publicados en el pasado mes de julio por la revista Annals of Internal Medicine que confirmaba los resultados del trabajo de la escuela de medicina de la Universidad de Harvard publicados el año 2015, consumir alrededor de tres tazas de café diarias pueden tener efectos beneficiosos para la salud y se asocia con un menor riesgo de muerte.

El café, una de las sustancias que más se consume en el mundo a modo de infusión, con un consumo superior a los 2.200 millones de tazas diarias, contienen determinadas sustancias que pueden interactuar de manera positiva con el cuerpo. Según un estudio realizado por la Agencia Internacional de Investigación sobre el cáncer (IARC) y del Imperial College de Londres este consumo se asocia a un menor riesgo de muerte por cualquier caso, especialmente en el caso de enfermedades circulatorias y del tracto digestivo.

Sin embargo, debemos indicar que los propios artífices del estudio recuerdan que no están en condiciones de recomendar a la gente que beba más o menos café aunque los resultados sugieren que un consumo moderado en torno a las tres tazas diarias, independientemente de si es descafeinado o con cafeína, no es perjudicial para la salud y que puede llegar a tener efectos beneficiosos.

Estos datos se corresponden con el estudio de mayor envergadura que se ha realizado sobre los efectos del café en el ámbito europeo. Se analizaron datos de 10 países con cerca de medio millón de personas mayores de 35 años como sujetos a estudio. Éste proceso se ha llevado a lo largo de 16 años y ha arrojado el dato de que las personas que consumían más café presentaban un menor riesgo de muerte frente a los que no lo tomaban. Siempre sobre el grupo referencia.

En el apartado del consumo de café con o sin cafeína no se realizaba discriminación, ya que no se podía excluir que los bebedores de café hubieran tomado uno u otro tipo a lo largo de diferentes periodos en su vida.

Por otro lado, en una muestra sobre 14.000 personas en la que se analizaban los biomarcadores metabólicos, se muestra cómo las personas que consumen café parecen tener en general hígados más sanos y mejor control de la glucosa. Todos estos datos hacen que, junto a los estudios ya realizados en Japón y Estados Unidos, aumente la confianza sobre los beneficios para la salud del café.

Sin embargo, no olvidemos que se trata de estudios parciales, y que son necesarios muchos más estudios complementarios para determinar los efectos reales del café y aquellos componentes que proporcionen beneficios.

Imagen de Flickr


Salud y Bienestar · Escrito por el 07/09/17

Comentarios desactivados en Cuántos cafés debes tomar al día si quieres vivir más

¿De verdad funcionan las dietas detox?

Las dietas Detox están de moda, cada vez aparecen más propuestas, pero,  ¿De verdad funcionan las dietas detox? Vamos a descubrirlo.

Sobre el papel se trata de dietas que buscan, a través inicialmente de la eliminación de toxinas, beneficios como el adelgazamiento, la mejora del estado del ánimo, el drenaje del exceso de líquidos, etcétera.

El concepto básico de las dietas Detox es aplicar durante un periodo de tiempo regímenes depurativos en los que se combinan el ayuno con la ingesta de líquidos, fundamentalmente batidos o zumos de frutas y verduras junto a determinados productos de refuerzo, según la dieta.

Quienes defienden este tipo de dietas lo hacen asegurando que la reducción de alimento sólido y la ingesta de los zumos o batidos, ayudan a eliminar toxinas generadas tanto por el estrés como por los malos hábitos alimentarios. Esto ejerce una suerte de purificación física que nos ayudará en la pérdida de peso de forma rápida, y, de paso, en una mejora de la salud en general, ayudando a la mejora de trastornos como el estreñimiento, la astenia o incluso las migrañas. Sin embargo, no todo el mundo está de acuerdo en esto, ni mucho menos.

Sobre el papel las toxinas son elementos dañinos que afectan a nuestra salud y que pueden llegar a nuestro organismo a través de diferentes vías. Lo más conocidos son las toxinas que podemos tener inducidas por el consumo de tabaco, por los medicamentos, por el alcohol, por los alimentos procesados en exceso, por agua contaminada…

Hay que decir que nuestro cuerpo tiene herramientas precisamente dotadas para la eliminación de las toxinas, herramientas como el procesamiento depurativo que ejerce el hígado  y la eliminación de las toxinas a través de la orina, de las heces o del sudor.

Desde el punto de vista dietético, las dietas Detox en sí mismas no son eficaces y para qué realmente se realice un proceso de adelgazamiento o mejora de la salud deben acompañarse los zumos y batidos milagrosos con una alimentación saludable y la práctica de ejercicio.

Esto no quiere decir, ni mucho menos, que la ingesta de estos zumos no sea buena, ya que, efectivamente, se trata de zumos naturales saludables, pero sí que una alimentación basada exclusivamente en la ingesta de líquidos, y de estos líquidos en concreto, puede no sólo no ser tan eficaz sino incluso llegar a ser perjudicial.

Para empezar estas dietas no favorecen el funcionamiento hepático, pero tampoco aceleran en absoluto la eliminación de toxinas, más bien al contrario. La explicación es simple, si eliminamos  en nuestro organismo la ingesta de nutrientes lo que estamos haciendo es acelerar las vías metabólicas por las que obtenemos la energía a partir de la grasa, en lugar de la glucosa. Para obtener esta energía, del mismo modo que ocurre con las dietas proteicas, el cuerpo va a crear residuos nocivos que desde luego no son buenos para nuestra salud.

Desde el punto de vista de la pérdida de peso es cierto que una alimentación que elimina el consumo de sólidos y se basa en la ingesta de líquidos, en este caso de zumos verdes, tiene resultados a corto plazo que pueden llegar a ser espectaculares, sin embargo, desde el punto de vista de la salud esto no es recomendable en absoluto.

Cuando reducimos la ingesta de nutrientes y la producción de energía, nuestro cuerpo va a intentar reducir también el gasto. Esto significa que a largo plazo lo que conseguimos es que el organismo se acostumbra a periodos de ahorro energético lo que obliga a su vez a restringir más el consumo de alimento cada vez que queremos perder peso. Esto sin olvidar que el efecto rebote al volver a la alimentación sólida suele ser muy grande, unido a una presión psicológica muy elevada que en muchos casos se transforma en ansiedad por la comida.

Incorporar los batidos verdes a nuestra alimentación sin renunciar a una dieta de sólidos equilibrada es una idea interesante, alimentarse exclusivamente debatidos en dietas deportivas no es una buena idea desde el punto de vista nutricional ni de la salud en general.

Imagen de Flickr


Nutrición y dietas, Salud y Bienestar · Escrito por el 05/09/17

Comentarios desactivados en ¿De verdad funcionan las dietas detox?

Las lesiones más comunes en los runners y cómo prevenirlas

Correr es liberador, divertido, emocionante y una forma de cuidar de nuestra salud, pero hay que prevenir las lesiones más habituales que sufrimos todos los runners.

Correr, el jogging de hace varias décadas, el running de ahora siempre ha sido un deporte bastante común por su facilidad y su gratuidad. Sin embargo, ahora parece que está más de moda que nunca. No hay calle, parque o playa donde no se vean personas corriendo con todo tipo de artilugios para facilitar, mejorar o medir nuestra carrera.

Sin embargo, como todo deporte, cuando corremos estamos en riesgo de lesionarnos. Siempre se dice que la mejor manera de evitar las lesiones es preveniéndolas. Evidentemente, sobre todo entre los que de repente se suman a esta moda, lo más frecuente es una lesión por sobrecarga o repetición de un movimiento incorrecto. Y es que los mismos provocan pequeñas inflamaciones o microrroturas.  No son graves, pero hay que tratarlas para que no se agraven.

Entre las 10 lesiones más habituales de los que corremos encontramos, para empezar la inflamación de la planta del pie, llamada fascitis plantar, y consiste en la inflamación del tejido que recubre el músculo de la planta del pie. Para prevenirlas lo mejor es elegir el calzado adecuado, hacer estiramientos de descarga en la zona plantar y fortalecer la musculatura que rodea al tobillo.

La segunda es la inflamación de la rodilla que puede deberse, por ejemplo, al síndrome de la cintillla iliotibial, que es una inflamación de una formación fibrosatendinosa que pasa por el exterior de la rodilla. Para evitarlo hay que realizar estiramientos específicos y parar en cuanto sintamos el más mínimo dolor.

Después es común la rotura muscular, especialmente la rotura de fibras isquiotibiales, que se produce por una alargamiento brusco del músculo. Para evitarla es necesario hacer un calentamiento adecuado, no realizar movimientos bruscos e hidratarnos bien.

Entre las lesiones que podemos contar entre los corredores encontramos la tendinitis, especialmente en el tendón de Aquiles y la tendinitis rotuliana. Son zonas muy expuestas cuando corremos, soportan mucho impacto por el movimiento bisagra de nuestras rodillas. Para evitarlo hay que calentar bien, no correr en zonas demasiado duras y si hay dolor, aplicar hielo. De este tipo encontramos la bursitis, que sería una inflamación de las bolsas sinoviales entre el tendón y el hueso.

La quinta lesión de la que hablamos es del dolor de cadera, que se manifiesta como un dolor en la cara lateral del muslo y, a veces, en la zona lumbar.  Para que no nos duela debemos reeducar nuestra postura al correr.

La sexta es el síndrome piramidal que es la sobrecarga de este músculo y sus síntomas se parecen a los de la ciática. Es habitual en los corredores de fondo y como la anterior se evita mejorando la técnica de carrera. Contamos también como una lesión habitual la inflamación de la tibia que, aunque se llama así, realmente se refiere al periostio o membrana que la recubre y que sino se trata puede derivar en una fractura por estrés. Como en otros casos es importante elegir el calzado adecuado, planificar el ritmo del entrenamiento y evitar superficies demasiado duras.

El último trío de lesiones comienza con el habitual esguince de tobillo que todos hemos sufrido alguna vez. Se trata de una distensión o rotura de los ligamentos laterales externos del tobillo. Lo más recomendable para no sufrirlos es correr en zonas en las que no haya desniveles, un buen calzado y ejercicios que mejoren el apoyo del pie.

También son habituales las contracturas musculares que son un empeoramiento de los calambres que tienen que ver con la contracción más o menos duradera de un músculo. Es difícil de prevenir, pero hay que intentarlo con un buen calentamiento, evitar cambios bruscos de temperatura, ni sobreesfuerzos y tratar de hidratarnos.

Por último, podemos contar entre las lesiones, o molestias, más comunes las agujetas. Son microtraumatismos musculares provocados por una sobrecarga, aunque realmente sólo es un dolor muscular.

Imagen de Flickr


Fitness y deporte, Salud y Bienestar · Escrito por el 31/08/17

Comentarios desactivados en Las lesiones más comunes en los runners y cómo prevenirlas

Alternativas al running para estar en forma

El running se ha convertido en uno de los deportes de moda. Sin embargo, a todo el mundo no le sienta bien correr o simplemente no le gusta correr.

En los últimos años correr se ha convertido en una práctica deportiva al alza. Motivos para ello hay muchos, desde que se trata de un deporte asequible, ya que no es especialmente caro comenzar a practicarlo, hasta que es un deporte saludable al alcance de muchas personas.

Sin embargo, no a todas las personas les gusta correr y buscan alternativas para mantenerse en forma en deportes o actividades que resulten igual de gratificantes desde el punto de vista físico y mental.

Obviamente, cualquier deporte puede ser una alternativa, pero en este caso vamos a centrarnos en cuatro actividades algo diferentes a las habituales que pueden ayudarnos mucho a mantenernos en perfecto estado de forma.

Hot Yoga

Se trata de una variante del yoga tradicional en la que se nos propone una serie de posturas que buscan, a través del poder terapéutico del calor en los músculos, aportar beneficios a la salud más allá de los meramente musculares.

Es una actividad muy orientada a activar el funcionamiento del metabolismo y eliminar grasa y peso, pero también al mantenimiento del estado de forma. En esta práctica vamos a encontrar el equilibrio entre la flexibilidad y la fuerza prácticamente a partes iguales.

Patinaje

Hay muchas maneras de patinar hoy en día, desde los patines tradicionales hasta las tablas skate. En cualquiera de sus formatos, es una actividad deportiva muy potente que puede ayudar mucho a mantener nuestro estado de forma.

El patinaje, en este caso sobre patines, es un deporte abierto y social en el que además se trabaja el cuerpo de manera excepcional en aspectos como piernas, glúteos, tono muscular general… pero, además. contribuye mucho a cuestiones como la mejora de la resistencia física, del equilibrio y la motricidad entre otras cosas.

Una de las grandes ventajas del patinaje respecto a otros deportes es que es ideal para la familia, ya que se adapta muy bien a su práctica por niños que pueden ir comenzando poco a poco en compañía de sus padres. No es en absoluto un deporte caro, ya que los equipamientos básicos son muy asequibles.

Baile y deporte

Desde los lejanos tiempos del aerobic hasta la actualidad se han ido incorporando una enorme variedad de disciplinas de baile orientadas a la forma física y que se practican en gimnasios o centros deportivos.

Hoy en día la más extendida o más famosa es la Zumba, cuyos beneficios se suponen a nivel o superiores al aerobic tradicional.

Pero, además de este baile, existen multitud de opciones en las que se combina todo lo bueno de la práctica deportiva con el ocio y la música, un conjunto que funciona muy bien y que es interesante no sólo para el cuerpo sino también para la mente

No desprecies caminar

Se diga lo que se diga, caminar debe considerarse un deporte cuando se practica de manera regular y consciente de realizarse para la mejora nuestro estado físico.

La gran ventaja de caminar es que se trata de un deporte barato, fácil, seguro y adaptable a las características físicas de cada uno. Con todo esto se pueden obtener casi los mismos beneficios en condición física que otros deportes como la natación, la bicicleta o el propio running.

Caminar tres o cuatro días a la semana en periodos de entre 30 y 60 minutos es una actividad física muy interesante para aquellos que no pueden llegar a plantearse la carrera como un deporte de continuidad.

Caminando no sólo mejorarás tu estado físico sino que elimina las grasa, bajarás de peso y reducirás stress.

Imagen de Flickr


Fitness y deporte, Salud y Bienestar · Escrito por el 24/08/17

Comentarios desactivados en Alternativas al running para estar en forma

¿Qué se considera una urgencia vital en tu seguro?

La urgencia vital es un elemento muy importante en relación a los seguros. Vamos ver en qué consiste de verdad y por qué es clave en tu seguro de vida y de salud.

Y es que la urgencia vital, además de por lo obvio, resulta muy importante dentro de un seguro de salud respecto a cuestiones tan capitales como los centros concertados o los periodos de carencia.

Qué es una urgencia vital

Por urgencia vital se entiende a una condición médica que puede implicar riesgo de muerte o secuela grave para el paciente si no recibe atención médica inmediata.

Es decir, en una situación de urgencia vital el paciente debe ser inmediatamente atendido. Esto no debe confundirse con una urgencia médica o la necesidad de asistencia médica de urgencia, la diferencia queda marcada en el riesgo de la no intervención inmediata en el primero de los casos. En otras palabras, en una urgencia vital tu vida corre peligro, en una urgencia médica, no.

La urgencia vital va a ser tratada generalmente de la misma manera por la gran mayoría de seguros. Desde el punto de vista de los periodos de carencia, en los que teóricamente el asegurado no puede acceder a un a los servicios contratados, situaciones de urgencia vital con requerimiento de intervención inmediata y hospitalización serán permitidas por la aseguradora. Para que lo entiendas mejor, no se aplicará el periodo de carencia.

En el caso de no existir centros concertados cercanos donde atender esta urgencia vital, habitualmente se puede acudir a otro centro privado o público. Ojo, urgencia vital, no urgencia médica. Cuando esto ocurre es obligatorio comunicar a la aseguradora la situación en un plazo que suele ser no superior a la semana desde la hospitalización o atención. También es posible que se exija la justificación de elección del centro, es decir, acreditar que este era el centro más cercano y, por supuesto, acreditar la situación de urgencia vital.

Es importante tener claro que los costes de atención en un centro sanitario público no van a ser atendidos por la aseguradora, ya que la sanidad pública garantiza esta atención, es decir, tampoco repercutirán en el bolsillo del paciente y de su familia.

Resulta relevante también tener en cuenta que la mayoría de aseguradoras, aunque autorizan la estancia en centros no concertados, lo hacen por períodos limitados de tiempo. Estos periodos se van a determinar en función de la evolución del proceso médico, aunque pueden intervenir también las medidas estadísticas de la propia aseguradora. En esta situación puede ser necesaria la solicitud una prórroga, que debe pedirse a la aseguradora junto a un informe médico. De cualquier manera, la aseguradora siempre procurará trasladar cuanto antes al paciente a un centro concertado.

Costes que pueden derivarse de una urgencia vital en centros no concertados o periodos de carencia

Obviamente, lo que el seguro nos dice es que en caso de una urgencia vital no van a abandonar al paciente a su suerte. Independientemente de estar en un centro concertado o no o dentro de un periodo de carencia o no, la urgencia vital será atendida. Eso sí, hay que tener en cuenta que pueden existir posteriormente costes derivados de la atención o de la hospitalización si se ha realizado en un centro privado. En este sentido, es muy importante tener las cosas claras desde el principio y para ello la compañía aseguradora debería informarnos de manera transparente sobre las diferentes situaciones que pueden darse y las respuestas a las mismas.

También te puede interesar:

Los errores más comunes al contratar el seguro de salud

¿Cubre mi seguro de salud a mis hijos?

¿Te cubre el seguro ante una negligencia médica?

Imagen de Flickr


Salud y Bienestar · Escrito por el 22/08/17

Comentarios desactivados en ¿Qué se considera una urgencia vital en tu seguro?

Busca la energía que te falta en las infusiones

Muchas veces buscamos alguna manera de recuperar la energía que nos falta. Tomar ciertas infusiones puede ser la solución a tu falta de energías.

Tomar infusiones se está convirtiendo en la nueva manera de coger energía desde por la mañana para afrontar un duro día de trabajo en el que deberás hacer frente también a la actividad diaria con los niños, tu pareja, tu casa, tus clases de tenis, de inglés o de cocina.

De alguna manera, todos sentimos en algún momento que nos faltan fuerzas y energía y las infusiones nos pueden ayudar a ello. De alguna manera nos dan un plus de vitalidad y su variedad es, casi, infinita. Basta con fijarse en los ingredientes que las componen para saber cuál es la que más se adapta a cada persona y cada situación, la que nos viene mejor para cada caso.

Para empezar, podemos hablar de los tés negros, que se caracterizan por tener un teína que viene a ser uno de los grandes estimulantes naturales. Hay varios tipos. El té negro pakistaní es un vitalizante y estimulante que combate la fatiga, el té negro turco, que se diferencia de otros por dar más energía, como la manzana o la almendra, el té negro con vainilla nos llena de vitalidad y su sabor y aroma avainillado lo hace ideal para las personas a las que les guste empezar el día con algo dulce. Dentro de los tés negros contamos también con el ayurvédico, cuya composición con otros ingredientes vitalizantes lo hacen ideal para empezar con una dosis especial de energía cada mañana.

Si los tés negros te dan mucha energía, el te rojos no se queda atrás, ya que una de sus propiedades es la capacidad de estimular el sistema nervioso y neutralizar el cansancio físico y mental. Entre los mismos destacamos el té rojo cóctel de mora, que une el poder del pu erh con la composición de algunos frutos del bosque. Este es ideal para empezar las mañanas llenos de vitalidad, mientras disfrutamos de un sabor afrutado de una infusión única.

No sólo de tés vive el hombre que quiere tener más energía gracias a las infusiones. Debemos fijarnos en su composición y, a partir de ahí, vamos eligiendo la que más se ajusta a nuestro gusto y nuestras necesidades siempre valorando su poder estimulante. De ahí podemos encontrar manzana, algunos frutos del bosque, enebro, cardamomo, etc…

Hay que destacar también los beneficios que producen también la rhodiola y la panax gingseng. La primera es una hierba que se utiliza desde hace siglos en Rusia y Escandinavia y en la medicina popular se ha usado siempre para promover la resistencia física, la energía y mantener un estado de ánimo saludable. Además, ayuda al cuerpo a adaptarse al estrés, promueve la claridad mental y es un buen antioxidante, amén de ayudar en la recuperación muscular, disminuye el estrés, problemas cardiacos, combate el cáncer y la depresión, promueve el sistema inmune, protege el hígado de toxinas, regula el azúcar en sangre y mejora la audición.

Por su parte, la panax ginseng se ha usado durante más de 2.000 años para mejorar la fuerza y el rendimiento físico, amén de apoyar la memoria, la concentración y la energía. Además, mejora el vigor del cuerpo, prolonga la vida, trata la depresión, la diabetes, la fatiga, el envejecimiento, inflamaciones, degeneración interna, náuseas, tumores, problemas pulmonares, indigestión, vómitos, nerviosismo y úlceras.

Imagen de Flcikr


Nutrición y dietas, Salud y Bienestar · Escrito por el 17/08/17

Comentarios desactivados en Busca la energía que te falta en las infusiones

Cuándo tenemos que ir al fisioterapeuta

Acudir al fisioterapeuta se asocia a tener que aliviar una lesión muscular, pero también es importante su papel a la hora de prevenir nuevas lesiones o que aparezcan otras antiguas.

La mayoría de las personas somos reticentes a acudir al médico o a los especialistas. Ocurre también con los fisioterapeutas, nunca sabemos si debemos acudir a este especialista.

El fisio es el encargado de ayudarnos cuando tenemos molestias o dolencias en músculos y articulaciones con la aplicación de tratamientos entre los que se puede contar ejercicio físico específico, aplicación de terapias de frío o calor, masajes o el uso de electricidad con un uso terapéutico. Suele ser un error el hecho de pensar que al fisio sólo pueden ir deportistas de élite. Cualquier persona puede necesitar la ayuda de este tipo de profesional. Y es que estos profesionales son unos grandes aliados en la prevención de futuras lesiones y el tratamiento de algunas patologías, lo que ayuda a la realización de una actividad física y un bienestar general.

Para empezar, una de las razones que nos pueden llevar a visitar a un fisioterapeuta es tener problemas posturales, los cuales generan dolor y molestias, amén de impedirnos la correcta práctica deportiva. Estos profesionales nos indicarán cuáles son los mejores ejercicios para corregir y mejorar nuestro estado físico.

Otra de las razones para visitar a un fisioterapeuta puede venir justificada por haber tenido en el pasado lesiones o molestias musculares y deseamos que no vuelva a ocurrir. Allí podrá realizar un trabajo preventivo para evitar nuevas lesiones o la recaída de antiguas.

No sólo en lesiones actuales o pasadas nos puede ayudar un fisio. Además nos puede echar una mano con el entrenamiento físico adecuado según nuestro pasado, es decir, su tuvimos lesiones en el pasado, tenemos dolores musculares por problemas podológicos o de postura. Para ello nos podrá indicar los ejercicios que mejor nos vienen sin caer en las temidas recaídas o sobreentrenamiento. Como es evidente, si sufrimos dolores musculares continuos o cuando practicamos una actividad física concreta, acudir a este tipo de profesionales nos puede ayudar a tener una solución a los mismos.

Tenemos que valorar también los consejos de salud que nos pueda dar los fisioterapeutas teniendo en cuenta que nos pueden indicar si estamos haciendo algo bien o mal a la hora de ejercitarnos. Los fisioterapeutas nos pueden ayudar a mantenernos sanos. Evidentemente, si llevamos a cabo un entrenamiento específico también nos puede ayudar a fortalecer aquellas zonas más propensas a tener lesiones.

Además, puede dar medidas preventivas como vendajes para cuidar tobillos, dedos o aplicar hielo calor dependiendo de las molestias. Siempre es interesante también aplicar técnicas pasivas como activas. En las primeras contamos ejercicios de movilidad, estiramientos o masajes para relajar los gemelos o las regiones lumbares.

Imagen de Flickr


Fitness y deporte, Salud y Bienestar · Escrito por el 10/08/17

Comentarios desactivados en Cuándo tenemos que ir al fisioterapeuta

¿Sabes por qué tus hijos se portan mejor fuera de casa?

A quien no le ha pasado que ve como sus hijos no obedecen, gritan, pelean en nuestra casa y cuando van fuera son los niños más educados y atentos del mundo. Todo tiene explicación y esto también.

Es un clásico que pasa de generación en generación. ¿Por qué niños que se portan fenomenal en casa de extraños, de abuelos o tíos y cuando llegan a casa tienen mal comportamiento? ¿Por qué los niños se portan peor cuando están con sus padres?

En estos casos a los padres nos suele invadir una sensación agridulce. Por un lado, nos sentimos alegres por su conducta con otras personas, nos sentimos orgullosos de la educación que les damos y por otra nos indignamos porque no hacen lo mismo con nosotros y nos hacen pasar rabia en nuestra propia casa con su comportamiento: gritos, peleas, contestaciones…

Alba Caraballo, editora de Guiainfantil.com, escribió hace poco una artículo tocando este tema con el inequívoco nombre de ¿Por qué los niños se portan peor en presencia de sus madres? Los postulados y conclusiones se pueden generalizar a por qué se portan peor en presencia de su padre y madre. Se afirma en este reportaje que la respuesta a esa pregunta tiene dos vertientes: la confianza y la necesidad de llamar la atención.

Por una lado, la confianza. Al final somos los papás y las mamás los que pasamos mucho tiempo con los niños, lo cual hace que haya una confianza mayor que con otras personas, aunque sean de un entorno cercano. Siempre se ha dicho que la confianza da asco y en este caso, pese a haber hijos de por medio, es completamente cierto. Los niños, con esa confianza, se relajan en su conducta y dan rienda suelta a sus emociones. No es una novedad, nosotros adultos, no nos comportamos igual en nuestro círculo más íntimo que en otro más generales.

Sólo con las personas con las que tenemos más confianza somos capaces de ser nosotros mismos, cuando nos relajamos y mostramos realmente como somos. Al fin y al cabo, todos mostramos nuestras virtudes y defectos cuando estamos en un entorno conocido, con personas que sabemos que no nos van a juzgar mal.

La segunda explicación tendría que ver con la demanda de nuestra atención. Solemos pensar que nuestros hijos quieren molestarnos con sus conductas, cuando lloran, patalean o gritan. Sin embargo, estos comportamientos, según la autora de este libro, sólo tienen por objetivo llamar nuestra atención porque los niños necesitan nuestro cariño y afecto, y siempre, siempre van a necesitar más, van a pedir más. Muchas veces buscan consuelo y lo buscan en quienes le son más cercanos. Afirma la autora que en las madres lo buscan cuando tienen una pesadilla o se han caído, de alguna manera, la protección que asocian de forma innata con la supervivencia, mientras que buscan más a los papás cuando se quieren divertir, explorar, jugar o, incluso, buscan consejo.

Imagen de Flickr


Noticias, Salud y Bienestar · Escrito por el 08/08/17

Comentarios desactivados en ¿Sabes por qué tus hijos se portan mejor fuera de casa?

¿Estamos educando a nuestros hijos en la ira?

Cualquier comportamiento de unos padres pueden marcar el de sus hijos. Todo lo que hacemos y decimos tiene reflejo en nuestros hijos. Educamos con los hechos y las palabras.

Siempre ha pasado. Los niños se enfadan, tienen rabietas y la manera de reaccionar ante estos comportamientos por parte de los padres puede marcar la futura educación de los más pequeños de la casa. No sólo eso, como es lógico, los padres que demuestran y expresan su ira delante de sus hijos provocan que estos tengan los mismos ataques desde bien pequeños. Lo cierto es que los niños deben aprender a respetar las opiniones de los demás y a aceptar que su opinión, su punto de vista, no es el único.

Un artículo aparecido a mediados de julio en la USNews se preguntaba si estábamos haciendo adictos a la ira a nuestros hijos y animaba a enseñarles a pensar por sí mismos en lugar de observar como se conforman con lo que les viene dado o no son capaces de recapacitar y defender sus propias convicciones sin enfados. Y es que al enfadarnos, nuestro cerebro nos hace sentirnos bien, ya que libera dopamina y otras endorfinas, al punto de que hay personas que pueden engancharse a sus propias y justas indignaciones.

En este punto, el cerebro de un adolescente, como es lógico, es más vulnerable a la adicción a la ira. Es más, los niños pueden heredar de alguna manera la ira en el comportamiento de sus padres. La investigación de la Universidad de Brown estima que nuestras demostraciones adultas de desacuerdo hostil se mantienen con nuestros hijos más de lo que nos gustaría. Es decir, si nosotros tenemos comportamientos hostiles, de demostración de ira, nuestros hijos tenderán, como sucede en otras muchas situaciones, a copiar el comportamiento de sus padres. Aquí vendría muy bien aquello de que hay que educar con la palabra y con los hechos.

Por el contrario, y como es lógico, pese a que a nuestros cerebros les gusta estar enojados, si nuestros niños nos ven hablar con ellos con respeto y comprensión desarrollarán la capacidad del respeto y la comprensión como consta en una investigación de 2015 en la revista Development and Psycholopathology. Tenderán, también, a la imitación.

Es por ello que nuestro comportamiento debe inspirar a nuestros pequeños, debemos pasar tiempo con ellos ayudándoles a elegir un buen comportamiento, somos los espejos en los que ellos se miran. Y es que muchos de los impactos que reciben de la televisión, de internet o de la vida misma no animan a contener la ira, sino todo lo contrario.

Los padres tenemos que ser un pozo de serenidad, de agarre con la vida. Debemos ayudar a nuestros hijos a pensar con claridad y empatía, educándolos para tolerar los desacuerdos e impidiendo que caigan presa del ciclo de dependencia irracional ideológicamente impulsada. De alguna manera, ayudemos a nuestros hijos a pensar, no a decirles qué tienen que pensar. Ayudarles a discutir con argumentos es una de las mejores armas que podemos ofrecerles hoy a nuestros pequeños.

También te puede interesar:

La mano dura en la educación pasó de moda y no es eficaz

Cómo ayuda el ser estricto a la educación de los hijos

La importancia de la figura paterna en la educación de los hijos

Imagen de Flickr


Noticias, Salud y Bienestar · Escrito por el 01/08/17

Comentarios desactivados en ¿Estamos educando a nuestros hijos en la ira?

Bajar las persianas, desnudarte y otras alternativas para combatir el calor

En este verano tan de extremos que estamos viviendo no está de más saber como combatir los días de calor extremo que hemos sufrido hace un par de semanas…

Seguro que en estos primeros días de este verano que estamos viviendo ya hay discusiones y opiniones dispares sobre la utilización del aire acondicionado en tu coche, en el trabajo o en casa. El aire acondicionado no es la panacea y hay otras formas de refrescarte o de no pasar tanto calor sin necesidad de usar estos aparatos, sobre todo, en casa. La primera de ellas es muy sencilla y es tomar mucha agua. Si mantienes tu temperatura corporal baja sentirás menos calor y la mejor manera es tomando mucho líquido, en general, y mucha agua en particular. Si eres mujer deberías consumir alrededor de 2,2 litros de agua al día, mientras que si eres hombre, alrededor de tres. Para mantener frío tu cuerpo puedes hacer helados o granizados caseros, que es una forma tan válida como la primera y menos “sosa”.

Más allá de mantener tu cuerpo fresco, también puedes mantener a salvo del calor lo que te rodea. Para ello puedes construir una fortaleza ventilada. En otras palabras, impedir que la temperatura suba y el calor se apodere de la estancia. Y es que los ventiladores no enfrían, pero sí mantienen en movimiento el aire por lo que te sientes más fresco y frío, por lo que debes colocarlos en zonas donde se facilite su movimiento. Otra buena idea es aprovechar tu frigorífico. No hablamos de ponerte delante de él con la puerta abierta, más bien de meter allí toallas o las sábanas que vas a usar para que estén frías y puedas aliviar tu temperatura cuando duermas. También puedes meter compresas o trapos para ponerlos luego sobre tu cuerpo.

Otra gran idea es mantener fuera de tu casa el sol y el calor con cortinas que bloqueen el calor, incluso bajando las persianas ayudarás a que la temperatura de tu casa sea más baja. Cuando por la mañana haga menos calor, abre las ventanas, deja escapar el aire caliente, crea corrientes. En cuanto vuelva a hacer calor cierra puertas y ventanas y mantén tu casa en penumbra. Para dormir más cómodo y fresco no es mala idea comprar una almohada o sábana térmica, así como conocer los puntos y zonas más importantes a refrescar en tu cuerpo. Si pasas un trapo húmedo por el cuello o muñecas ayudará a que baje tu temperatura, más que en otras zonas como en la frente pese a que puedas pensar lo contrario. Poner el frio en la zona correcta de tu cuerpo también ayuda. Y como es evidente, si humedeces tu cuerpo y te desnudas, notarás la diferencia. La clave es no empaparte por completo, dúchate por la tarde a última hora y mantente hidratado. Con estas ideas podrás evitar tener que poner el aire acondicionado siempre.

También te puede interesar:

Golpes de calor, qué hacer

Consejos para afrontar una ola de calor

Imagen de Flickr


Salud y Bienestar · Escrito por el 25/07/17

Comentarios desactivados en Bajar las persianas, desnudarte y otras alternativas para combatir el calor