Articulos de la categoria 'Salud y Bienestar'

6 formas de perder peso rápidamente

El sobrepeso es un grave problema que hace que una gran cantidad de personas se encuentren en constante búsqueda de soluciones para perder peso rápidamente. Estas soluciones no siempre son grandes dietas o costosos planes, vamos a descubrir seis formas sencillas de ayudar a perder peso de manera rápida y saludable.

Es importante tener en cuenta que estamos hablando de un ligero sobrepeso, de esos kilos de más que resultan molestos y que no son saludables. Cuando dejamos de hablar de sobrepeso ligero y comenzamos a hablar de obesidad, entramos en terreno de palabras mayores en las que necesariamente debe intervenir un médico especialista, que será quien nos guíe en un proceso que suele ser largo y complejo.

Haz cambios realistas en tu estilo de vida

Lo más habitual cuando queremos perder peso es tratar de cambiar radicalmente nuestro estilo de vida. Aquí es donde se acumula el mayor índice de fracasos, ya que es muy difícil pasar de no hacer nada a realizar ejercicio físico de manera constante, controlar cada caloría que ingieres, modificar todos tus hábitos alimentarios…

Resulta mucho más sencillo y realista ir realizando cambios poco a poco en el estilo de vida. Empieza por eliminar algunos malos hábitos, como por ejemplo el exceso de dulces o la comida basura e incorpora también poco a poco la práctica deportiva. A medida que comiences a cambiar pequeñoscomportamientos podrás ir modificando hábitos más profundos hasta lograr un tipo de vida saludable. Plantéalo como un proceso, nunca como un objetivo inmediato, ya que es poco probable obtener un éxito tan rotundo sin dicho proceso.

Respeta las cinco comidas diarias

Todos los nutricionistas aconsejan realizar cinco ingestas diarias. No importa la dieta que sigan. Esto es importante porque también uno de los errores habituales consiste en saltarser alguna comida lo cual a largo plazo no suelen ser nunca una buena idea.

Es mucho mejor organizar una dieta saludable en la que está presente un desayuno importante de al menos 300 calorías, un pequeño almuerzo a base de fruta, una comida, una merienda y una cena. Es evidente que incorporando a la merienda las frutas, y manteniendo la comida y la cena dentro de parámetros de dieta saludable, va a ser más fácil reducir el consumo de alimentos que engorden sin pasar tanto hambre como con las restricciones.

Apuesta por la fruta y la verdura

La base de cualquier buena dieta es la variedad en la alimentación y que se encuentren presentes todos los componentes nutricionales importantes para nuestro cuerpo. Sin embargo, la tendencia es preocupante ya que comemos más alimentos procesados y comida chatarra que frutas y verduras.

Incorporar la fruta y la verdura de manera natural a nuestra dieta, sobre todo cuando no están presentes, es casi una obligación para quien pretende perder peso. Deben estar presentes en nuestra alimentación a diario en el caso de la fruta y prácticamente a diario en el caso de la verdura.

Sustituye tus excesos por otras satisfacciones

Una buena parte de la culpa del éxito de la comida basura tiene que ver con aspectos psicológicos relacionados con la recompensa que el consumidor siente físicamente al consumir estos alimentos.

Una buena manera de combatir los excesos y el consumo de alimentos no adecuados para bajad de peso peso es buscar la gratificación del no consumo, y en todo caso reducir este punto.

Hay muchas maneras de hacerlo, se trata de buscar la tuya, puede ser que cuando tengas ganas de comer un dulce que no debes o una comida no adecuada simplemente deposites en una hucha el importe de esa comida, revisa al cabo de una semana la hucha probablemente te sorprendas con el resultado y con lo que podrás adquirir como premio a tu esfuerzo.

Otra manera es restringir la cantidad de comida no adecuada. Por ejemplo, si vas a pedir una hamburguesa con patatas fritas, más complementos, elimina dos de las tres cosas, come la hamburguesa y no comas ni las patatas ni los complementos, o come las patatas, o come los complementos… Nadie dijo que bajar de peso fuera fácil.

Busca tus propios trucos

Vas a encontrar miles de consejos para bajar de peso. De todos esos miles de consejos algunos pueden ser adecuados para ti, se trata de encontrar aquellas ideas que más se ajusten a tu carácter. Por ejemplo, hay gente para la que resulta adecuado hacer mini abstinencias, es decir, realizar todas las comidas hasta una hora determinada del día (por ejemplo las 18:30 de la tarde) y no ingerir más alimentos hasta las 6:30 de la mañana. También hay quien prefiere realizar un ayuno controlado una vez a la semana solo a base de líquidos como zumos verdes, caldos o purés…

Investiga un poco y busca aquella herramienta complementaria que pueda ser más realista aplicada a tu vida. Pero recuerda, todo lo que sea restringir la cantidad de alimento debe hacerse de manera controlada y supervisada por un especialista.

Imagen de Flickr


Nutrición y dietas, Salud y Bienestar · Escrito por el 13/07/17

Comentarios desactivados en 6 formas de perder peso rápidamente

Golpes de calor, qué hacer

El calor está apretando de lo lindo en estos primeros compases de verano. Según los científicos la temperatura de la tierra cada vez es más alta y el 75% de los fenómenos de calor extremo están relacionados con el cambio climático y las emisiones de dióxido de carbono.

Desde luego, no se trata de una información nueva, ya que llevamos muchos años escuchando advertencias en este sentido. Además, a lo anterior hay que sumar efectos como las denominadas islas de calor en las que se convierten las grandes ciudades. Este efecto se provoca tanto por el asfalto que absorbe calor y lo emite como por la emisión de calor que suponen los vehículos y los electrodomésticos. La suma es devastadora, ya que a mayor calor mayor emisión de CO2.

El golpe de calor

Obviamente este calor extremo tiene consecuencias. Una de ellas, muy peligrosa, es la posibilidad de sufrir un golpe de calor algo a lo que se encuentran especialmente expuestos los niños y las personas mayores de 65 años.

Un golpe de calor es la manifestación de un exceso de temperatura corporal provocado por el calor. Se trata de una serie de síntomas que,  una vez identificados, deben llevarnos inmediatamente a tomar medidas.

Los síntomas más habituales del golpe de calor son los siguientes:

  • Mareos
  • Sudoración en exceso al principio y desaparición de la sudoración posteriormente
  • Enrojecimiento y sequedad de la piel
  • Alta temperatura corporal superando los 39,4°
  • Desorientación confusión, comportamiento desordenado o poco razonable
  • Ritmo cardíaco alto con pulsaciones débiles
  • Dolor de cabeza
  • Convulsiones

Es importante tener claro que un golpe de calor no va a manifestar todos estos síntomas juntos necesariamente. Por ello, ante la aparición de alguno de ellos tras una larga exposición al calor es importante tomar medidas como ya hemos indicado.

Hay que tener en cuenta que todo lo anterior se puede acompañar de otros síntomas como los problemas respiratorios, el vómito o la pérdida del conocimiento.

Qué hacer ante un golpe de calor

Cuando los síntomas se acumulan, la decisión más adecuada es acudir al centro de salud más próximo, donde podrán tratar adecuadamente a la persona que ha sufrido el golpe de calor. En cualquier caso, mientras se espera ayuda o si no es posible que ésta sea inmediata, hay algunas cosas que podemos poner en práctica.

Lo primero es sacar a la persona del entorno de calor en la medida de lo posible, colocarla en un sitio fresco, a la sombra y, si es posible, en el ámbito de acción de un ventilador o aire acondicionado. También es recomendable colocar los pies en alto y desvestir a la persona colocando telas mojadas e incluso hielo en zonas como las axilas y las ingles. Se trata de bajar la temperatura corporal, por lo que si esta ha subido más de 40 °C puede ser recomendable el baño con agua fría hasta que disminuya a los 38 °C, aunque hay que vigilar el estado general para evitar choques de contraste excesivos.

En general, se trata de buscar métodos para bajar la temperatura al menos al entorno de los 38 °C antes de que lleguen las asistencias o el traslado.

Prevenir los golpes de calor

La prevención es fundamental ante olas de calor para evitar este tipo de problemas médicos.

La prevención pasa por no realizar actividad física intensa ni ejercicio en las horas de más calor, en espacios a pleno sol, ni con exceso de temperatura. De hecho, para las personas mayores la mejor recomendación es mantenerse en casa.

No exponerse en exceso al sol durante los primeros días de altas temperaturas, mantenerse constantemente hidratados y beber agua incluso cuando no se tiene sed para evitar la deshidratación.

No realizar ejercicio físico en solitario, hacerlo siempre al menos acompañado por otra persona para, en caso de sufrir un golpe de calor, uno de los dos poder atender al otro.

Evitar las comidas excesivamente grasas, así como la ingesta de alcohol y excitantes, ya que potencian el aumento metabólico y la temperatura corporal.

De esta forma habremos puesto de nuestra parte para evitar sufrir un golpe de calor, aunque lo más importante es saber cómo actuar si este llega.

Imagen de Flickr


Salud y Bienestar · Escrito por el 11/07/17

Comentarios desactivados en Golpes de calor, qué hacer

Cinco cosas que puedes hacer para mejorar tu salud en el futuro

Todo lo que hagamos por cuidar nuestra salud hoy tendrá consecuencias sobre nuestro futuro. Hay cosas muy sencillas que podemos hacer y que puede tener beneficios para nosotros. Mira a ver cuál te gusta más…

Nunca es demasiado tarde para mejorar tu salud, no sólo de manera inmediata, sino también para el futuro. Siempre hay una serie de acciones que pueden ayudarte a encontrarte mejor en el futuro y los puedes llevar a cabo desde ya, dándose la circunstancia de que todo lo que hagas en beneficio de tu salud lo haces para ti mismo y, encima, tendrá consecuencias inmediatas en tu salud y la mejorará para el futuro.

El primero de ellos es cuidar tu cuerpo, tu salud y tu estado de ánimo. Tener prevención, cumplir con el calendario de vacunas y estar atento a la detección precoz de enfermedades con la realización de chequeos periódicos. Encontrar una enfermedad en sus fases iniciales puede salvarte la vida. Y ser positivo, reírte, no tomarte las cosas demasiado en serio. Las preocupaciones quitan años de vida.

El segundo se definiría como menos plato y más zapato, o lo que es lo mismo: comer menos y de manera equilibrada y hacer más ejercicio, entre tres y cuatro días a la semana. Debemos realizar cinco comidas al día y tratar de ponernos en forma, lo que nos ayudará a reducir el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares. Debes hacer deporte siempre poniéndote objetivos reales, al tiempo que debes evitar los productos azucarados, la bollería industrial y las grasas trans y tener muy controlado el consumo de las grasas saturadas.

El tercer consejo para mejorar tu salud en el futuro es dormir lo suficiente y más. Siempre se resta importancia al hecho de dormir bien, pero es clave para nuestra salud actual y futura. No podemos vivir sin dormir. Necesitamos hacerlo entre siete y ocho horas y con calidad para mantener una vida saludable. Si dormimos poco y mal tenemos más riesgo de padecer enfermedades y disminuye nuestra calidad de vida.

El cuarto consejo es que tengas momentos para activar tu cerebro cada día y también para relajarte. Las personas más activas cerebralmente son menos propensas al deterioro cognitivo por lo que no te olvides de leer, disfrutar de la música y de pintar, toca instrumentos o habla otros idiomas. Haz trabajar a tu cerebro cada día para después, al menos cinco minutos al día, aprender a relajarte, quitar importancia a los problemas diarios, para evitar enfermedades cardiovasculares.

El quinto consejo ya te lo han dado muchas veces: pon más agua en tu vida. Bebe agua, al menos dos litros diarios, ya que es fundamental para el cuerpo humano, para reponer la que perdemos y realiza uno de los deportes más completos ya que trabaja los músculos, ligamentos y tendones: la natación.

Ahora que te hemos dado cinco consejos para tener una vida más saludable en el futuro, ¿con cuál te quedas tú?

Imagen de Flickr


Salud y Bienestar · Escrito por el 06/07/17

Comentarios desactivados en Cinco cosas que puedes hacer para mejorar tu salud en el futuro

Calma a tu bebe con la técnica del “Om”

Un padre descubrió que podía calmar a su bebé con su voz y su técnica se ha convertido en un mantra para muchos padres.

Todos los que hemos sido padres sufrimos en mayor o menor medida los llantos de nuestros hijos. Nos ponen nerviosos, nos hacen sufrir, nos preocupan. Sin embargo, se ha descubierto una forma de calmar a los niños de la manera más natural. Y es que, sorprendentemente, la vibración de la voz es capaz de calmar el desolado llanto de un recién nacido. Daniel Eisenmann fue el papá que descubrió la técnica bautizada como “Om”.

Todo empezó en una noche de esas que todos conocemos con nuestro recién nacido. El papá habla con el bebé que sigue llorando hasta que escucha el “Om” de su padre, que se mantiene durante unos segundos en el aire y hace vibrar su voz. Entonces sucede. El bebé se calma y se relaja. Sólo han pasado 20 segundos. El señor Eisenmann publicó su técnica en Facebook y llegó a miles de hogares que descubrieron con sorpresa que, efectivamente, esta técnica funcionaba. Hay teorías que indican que este sonido calma a los bebés porque el sonido es parecido al que escuchan en el vientre de su madre.

En realidad el “Om” es un mantra hindú que sonaría más “Aum”. Y es que aseguraban los hindús que el cosmos se formó con una vibración similar y que el universo surgió de un silencio absoluto. No sólo eso, en culturas ancestrales, la voz y su vibración se usaban para sanar. Sólo hay que recordar los cantos antiguos de tribus que utilizaban en ritos para curar a un enfermo. De hecho, en la actualidad se usa este tipo de vibración para calmar un dolor de cabeza o la sinusitis.

Si acudimos a las explicaciones científicas, hay muchos estudios que demuestran que esta vibración tiene un enorme poder sobre la glándula pinial, la que produce la melatonina, que ayuda al cuerpo a relajarse y sobre la pituitaria, que es parte del sistema endocrino. No sólo eso. Afecta a nivel físico, psíquico e, incluso, emocional ya que su vibración cuando se entona de manera continuada es de 432 hercios, que es la vibración que se encuentra en muchos sonidos de la naturaleza. De esta manera, se ralentiza el sistema nervioso. No en vano, cuando realizamos ejercicios de meditación y yoga se usa para canalizar emociones y es capaz de calmar y controlar la ansiedad si se usa de forma pausada y prolongada, mientras que si se utiliza de forma repetida, rítmica y corta tendrá el efecto contrario porque se agiliza el riego sanguíneo.

Las noches con la técnica del “Om” serán mejores gracias a su descubridor, el señor Daniel Eisenmann, el hombre que fue capaz de calmar a su bebé sólo con la vibración de su voz.

Imagen de Flickr


Noticias, Salud y Bienestar · Escrito por el 29/06/17

Comentarios desactivados en Calma a tu bebe con la técnica del “Om”

El yoga y las pesas, complemento perfecto

Volver a la calma manteniendo la concentración tras una sesión de pesas es posible haciendo yoga durante 10 minutos.

Cada vez es más habitual escuchar que los ejercicios de pesas, de musculación, deben ir acompañados de otros. Puede ser un ejercicio aeróbico como correr o bicicleta, aunque también es tendencia la recomendación de hacer unos ejercicios de yoga después de la musculación. Y es que tras levantar mucho peso, los músculos pueden estar muy tensos y, probablemente, las pulsaciones por minuto serán aceleradas, por lo que unos ejercicios de yoga sirven para volver a la normalidad,  a la calma.

Tampoco es desdeñable que el yoga servirá para relajar la mente y poder afrontar el resto del día con una mejor disposición. Y es que los componentes principales del yoga implican posturas y respiración. Si te entrenas con pesas, lo estás haciendo con pesas libres en una máquina, mientras que en el yoga es con tu propio peso corporal. Por eso es una muy buena idea combinar las virtudes de las posturas del yoga y los movimientos para resaltar los músculos cuando levantas las pesas.

Cuando nos dispongamos a hacer yoga tras haber acabado nuestra sesión de musculación, debemos afrontar esta actividad suavemente, con una postura adecuada. No hay que dedicarle mucho tiempo al yoga, pero sí el suficiente para que nuestras pulsaciones vuelvan a la normalidad. Es probable que con 10 minutos diarios podamos tener nuestro cuerpo en una zona de tranquilidad ideal para dar por finalizada nuestra sesión de entrenamiento. De hecho, con cuatro o cinco ejercicios podría valer siempre que sepamos realizarlos de una manera correcta y seamos capaces de esmerarnos en la técnica y en la respiración para conseguir el objetivo que buscamos con este fin de sesión.

Los beneficios que podemos sacar de realizar yoga tras nuestra sesión de pesas serán, sobre todo, mentales, ya que nos ayudará mucho a olvidarnos de nuestros problemas en la vida diaria, nos ayudará a recuperar el aliento y las pulsaciones tras el levantamiento de pesas y nos dejará en un estado de paz ideal para afrontar el resto del día. Pero es que, además, mejorará nuestro estado físico, la reducción del estrés, nos ayudará a perder peso y a controlar sensaciones de dolor, ansiedad, depresión o problemas de sueño, que combinado con la tonificación de los músculos y una mejora general del estado físico tras hacer pesas resultará en un bienestar mayor.

Para finalizar, exponemos aquí el testimonio de una experta maravillada por cómo se complementan el yoga con el trabajo de pesas. Lorna Bell, que es una profesora de yoga, escribió en una revista llamada “Yoga Journal” estar sorprendida por “el lado mental intenso del entrenamiento con pesas” ya que como en el yoga requiere enfrentarse a la pereza interna y forzar nuestros límites. Tanto el yoga como el trabajo con pesas necesitan puntos focales visuales para concentrarse y necesitan de equilibrio, fuerza y adherencia, por lo que determinó que dos actividades que pueden parecer contradictorias, realmente, se complementan entre sí.

Imagen de Flickr


Fitness y deporte, Salud y Bienestar · Escrito por el 27/06/17

Comentarios desactivados en El yoga y las pesas, complemento perfecto

Seis lesiones típicas del corredor y cómo evitarlas

Corres está de moda, todo el mundo se ha puesto a correr y no todo el mundo lo hace progresivamente lo que provoca lesiones. Mira cuáles son las más habituales y cómo evitarlas.

Correr está de moda. Ahora se llama running, pero es el correr de toda la vida. Lo que sí es verdad que ahora se ha puesto de moda. Hay gente corriendo a todas horas, nos picamos, nos retamos. Muchas veces contra otros, pero también contra nosotros mismos. A ver cuánto soy capaz de correr en una hora y, claro, muchas veces hacer excesos nos lleva a lesiones. Hay que tener en cuenta que correr es un deporte traumático, impactamos mucho contra el suelo en cada entrenamiento y si no planificamos bien nuestro entrenamiento aparecen las lesiones, sobre todo, en los novatos por un exceso de entrenamiento o por falta de técnica y preparación. Vamos a comentar algunas de las lesiones más típicas de los corredores.

Empezamos por la periostitis tibial, que es la inflamación del periostio, el tejido alrededor del hueso. Con cada zancada se activa el músculo tibial anterior, traccionando sobre el hueso de la tibia. Si no estamos acostumbrados, estas tracciones acaban por irritar e inflamar el tibial anterior, provocando dolor en la cresta tibial. Se suele producir por un exceso de kilómetros, por lo que la mejor manera de prevenirla es empezar a correr poco a poco y no aumentar de golpe el número de kilómetros semanales o mensuales. Lo suyo es cumplir la regla del 10%, es decir, no superar en un 10% el kilometraje de la semana anterior.

Otra de las lesiones típicas es la fascitis plantar que no es más que la inflamación de las fascia de la planta del pie, que es la zona que sirve de soporte al arco del pie y sufre los impactos contra el suelo. Si estos se repiten de manera continuada y excesiva, como en una carrera, puede inflamarse provocando dolor. Para prevenirla, lo mejor es planificar bien el entrenamiento y no pasarse de kilómetros. Además, puede influir la superficie sobre la que estamos corriendo, cuanto más dura, más peligro tenemos de sufrir esta lesión. Si tienes sobrepeso es más fácil que sufras esta lesión, así como los corredores que pronan demasiado. Para evitar esta lesión es importante una buena técnica de carrera y una musculatura fuerte en el pie.

Otra lesión típica es el síndrome de la banda o cintilla iliotibial que es el dolor que aparece en la zona lateral de la rodilla por el rozamiento de la banda oliotibial con el epicóndilo del fémur. Como andar no es lo mismo que correr, cuando hacemos la flexoextensión de la rodilla, la banda iliotibial comienza a rozar en zonas donde no suele hacerlo y ésta se irrita. Esta lesión es frecuente, también, en corredores novatos, aunque puede aparecer en otros más experimentados si hay un cambio de zapatillas. La mejor manera de evitar esta lesión es evitar distancias muy largas, alternar caminata con carrera para que esa banda se acostumbre al roce de la zona de la rodilla. Una musculatura fuerte de los músculos flexores y extensores también ayuda a evitar esa lesión.

Pasamos al síndrome del piramidal o pseudociática, que es un dolor en el glúteo provocado por la presión del músculo piramidal en el nervio ciático. Viene provocado por un exceso de volumen del músculo piramidal, su acortamiento o el sufrir una contractura, puede aprisionar el nervio ciático, lo que provoca un dolor en el glúteo, similar a cuando padeces una ciática. El dolor puede llegar a la pantorrilla. Para prevenirlo hay que tener una buena flexibilidad y calidad muscular en la zona glútea, así como estirar el músculo piramidal hará que haya menos presión sobre el nervio ciático.

La tendinitis del tendón de Aquiles es otra típica lesión por la continuada flexo extensión de la articulación del tobillo al correr que puede irritar el tendón de Aquiles, apareciendo un dolor molesto al correr y al andar. Es una lesión que tarda en curarse por lo que su prevención es clave. No hacer muchos kilómetros, ni entrenamientos de demasiada intensidad, buen calzado y superficie blanda pueden evitar esta lesión.

La fractura por estrés es una lesión que sufren también muchos deportistas profesionales. Los impactos repetidos de la carrera hacen que se produzcan microrroturas óseas en los metatarsos, lo que puede llevar a una fractura completa de hueso por estrés. Es un proceso lento y progresivo. Para prevenirlo, insistimos en que es mejor correr por zonas blandas como tierra o hierba, con zapatillas con amortiguación, y evitar correr muchos kilómetros si tenemos sobrepeso.

En general, para evitar lesiones hay que recordar que es muy importante planificar el entrenamiento, tener una buena técnica de carrera, con una musculatura fuerte, tener unas buenas zapatillas, correr en superficies no muy duras y acudir al fisioterapeuta de vez en cuando para que libere las zonas con más tensión.

Imagen de Flickr


Fitness y deporte, Salud y Bienestar · Escrito por el 22/06/17

Comentarios desactivados en Seis lesiones típicas del corredor y cómo evitarlas

Cinco claves para conciliar trabajo y familia

Siempre se habla de la necesidad de conciliar la vida laboral y familiar, y se suele poner el foco en la mujer, por desgracia. Aquí traemos cinco consejos de personas que triunfan en el mundo laboral y familiar.

Siempre se habla de la necesidad de conciliar la vida laboral con la familiar. ¿Y qué pasa con nuestra salud? ¿Dónde queda ese espacio del día para ti? Hay personas, sin embargo, que lo tienen superado, que se han adaptado a los tiempos y cuentan con espacio en las 24 horas del día para hacer de todo. Son triunfadoras en el trabajo y en casa. Es evidente que cuando una persona, más, por desgracia, las mujeres, tiene familia, la conciliación parece más complicada, pero existen ejemplos de personas que consiguen conciliar y ser felices y lo hacen siguiendo una serie de parámetros.

El primer consejo es la planificación. Es clave. Para ello programa en tu agenda cada actividad en tiempo real, cuánto tiempo le vas a dedicar a cada cosa y cumple con ese programa. De esta forma, el día te cundirá más y podrás hacer más cosas. Es evidente que habrá actividades prioritarias sobre otras y la familia debería estar siempre en el número uno. Perderte actividades de tus hijos no tiene remedio, hacer actividades propias del trabajo, sí.

El segundo es solucionar tus problemas personales. No te guardes nada, habla e intenta solucionarlos, ya que tu bienestar emocional depende en gran parte de ello. No te guardes nada negativo porque si no podría convertirse en una bomba a punto de estalla y eso hará que no rindas ni en casa ni en el trabajo.

El tercero es la comunicación. Es vital. Si no decimos lo que nos pasa, lo que necesitamos, lo que queremos, no nos lo van a dar. No podemos esperar que las personas hagan las cosas como nosotros queremos si no les decimos como lo queremos. Y eso vale para el trabajo y para casa. Hay que tener también empatía con el otro para que todo vaya bien.

El cuarto es tomar buenas decisiones. Elegir a las personas ideales para cada cuestión de nuestro día a día con el fin de mantener el equilibrio. En un negocio, por ejemplo, todos buscamos personas que nos den soluciones y no problemas. Debemos encontrar el equilibrio entre personas y elegir a las que mejor pueden hacer cada cosa.

El quinto es aprender a delegar en el trabajo. Un buen líder no es el que hace todo, sino el que sabe lo que tiene en su equipo, ya sea en casa o en el trabajo, y confía en ellos para que hagan labores específicas. Serás un buen trabajador y a la vez tendrás tiempo para ser padre o madre. Debes conocerte a ti mismo. Hacer varias cosas está bien, pero querer tener el control de todo al mismo tiempo es una locura. Debes analizar cuáles son tus fortalezas y tus debilidades, y reconocer que hay personas que se mueven mejor que tú en determinadas áreas y que serán más efectivas que tú.

Imagen de Flickr


Noticias, Salud y Bienestar · Escrito por el 20/06/17

Comentarios desactivados en Cinco claves para conciliar trabajo y familia

Los niños, las víctimas colaterales del maltrato familiar

El maltrato familiar, sea físico o psicológico, no sólo daña a quien lo sufre en primera persona, sino también a los hijos de una manera psicológica que marca la creación de su personalidad.

Nuestros hijos son, seguramente, nuestra mayor preocupación. Lo daríamos todo por ellos y por evitarles sufrimientos, frustraciones o miedos. Por eso tenemos que saber que todo lo que viven en su infancia, todo lo que les rodea, les influirá en la formación de su personalidad, de su carácter y forma de ser.

La psicóloga Olga Carmona ha escrito en El País un artículo muy interesante sobre como una relación tóxica, de maltrato físico o psicológico, entre los padres puede marcar la personalidad de nuestros hijos. Y es que el artículo defiende que la violencia, ya sea física o psicológica, que se ejerce sobre la pareja también es maltrato infantil, al punto que asegura que los hijos que crecen en familias en las que ocurre esto lo aprenden e interiorizan como la forma más normal de relacionarse: aprenden una forma patológica de relacionarse con los otros y padecen las secuelas del maltrato. De esta manera, frecuentemente los hijos varones tienden a transformarse en maltratadores, mientras que las niñas tienden a convertirse en maltratadas cuando son adultas.

No en vano, en este artículo se indica que cuando eres testigo o víctima de una comunicación tóxica, que se basa en el control, la manipulación, el chantaje, el discurso ambivalente y la aniquilación de la autoestima del que está a mi lado pasa factura a los hijos en el futuro. Las secuelas son físicas y psicológicas. Las segundas son más obvias, pero las primeras pueden afectar, en el presente y en el futuro, a problemas con el sueño, la alimentación, retraso en el crecimiento, síntomas psicosomáticos, etc…

Tampoco son desdeñables los daños a nivel emocional afectando a la formación de la personalidad, problemas de ansiedad, ira, depresión y trastornos de la conducta. En la infancia, estas secuelas se traducirán en conductas agresivas, rabietas, hiperactividad, pocas habilidades sociales, falta de empatía, aislamiento y depresión. Es más, emociones como la culpa, la impotencia y la rabia son habituales en la infancia de los niños que ven como uno de sus padres maltrata a otro.

Carmona señala, además, que lo verdaderamente perverso de la exposición infantil al maltrato es el “doble vínculo”, ya que el niño recibe dos mensajes contradictorios. Por un lado, está programado para imitar la conducta de sus padres y por otro también ve el sufrimiento y el progresivo deterioro de la persona maltratada. Todo ello crea ansiedad y está en el origen de trastornos posteriores. Llegado este punto nos podemos preguntar por la capacidad educativa y emocional de una persona maltratada, qué puede aportar a un niño, de dónde sacará la energía necesaria para educar y criar con paciencia, tolerancia y flexibilidad, cerrando el círculo. Es probable que los niños que hoy ven impotentes el maltrato en su casa, mañana ejerzan o sufran este mismo maltrato, perpetuando así la violencia por generaciones. Y es que en palabras del neuropsiquiatra Jorge Barudy: “Tratar bien a un niño es darle utensilios, herramientas, para que desarrolle su capacidad de amar, de hacer el bien y de apreciar lo que es bueno y placentero” y sigue explicando el chileno que “para ello debemos ofrecerles la posibilidad de vivir en contextos no violentos, donde los buenos tratos, la verdad y la coherencia sean los pilares de la educación”.

También te puede interesar:

¿A partir de qué edad es bueno que el niño tenga móvil?

El síndrome del niño rico ¿Sabes lo que es y cómo combatirlo?

¿Cuánto debe dormir mi niño?

Imagen de Flickr


Salud y Bienestar · Escrito por el 15/06/17

Comentarios desactivados en Los niños, las víctimas colaterales del maltrato familiar

Once cosas que no debes hacer para adelgazar en verano

Adelgazar se vuelve en estas semanas en la obsesión de cualquiera, pero no debemos arriesgar nuestra salud por quedar bien en la playa o la piscina. Muchos de los hábitos que se asumen como normales para perder grasa afectan a tu salud.

La operación bikini está en uno de sus momentos más álgidos. Falta poco para que se abran las piscinas, para que las playas empiecen a llenarse y todos nos queremos quitar esos pequeños michelines que aparecen en nuestra anatomía. En cualquier página vas a encontrar formas de hacer desaparecer esa grasa, esos kilos de más, pero no debes fiarte. Muchas de ellas no son sanas o, directamente, son imposibles de conseguir.

Vamos a contarte los 11 errores más comunes que se llevan a cabo cuando buscamos adelgazar sin medida, en tiempo récord y poniendo en jaque a nuestra salud.

Lo primero que debemos evitar es hacer dietas milagro. Normalmente se basan en tomar un solo alimento descuidando otros importantes en nuestra alimentación. Pueden tener un resultado a corto plazo, pero a largo, cuando vuelves a comer normal el efecto rebote es mayor. Hay que cambiar hábitos para que los podamos seguir en el tiempo.

En este sentido, es absurdo comer sólo ensaladas, te creará un déficit de nutrientes, de proteínas e incluso de calorías. Descartadas las dietas milagros y la alimentación a base de ensaladas, debemos descartar también el mito de sudar para adelgazar. Si sudas mucho no adelgazas más, repones líquidos en cuanto bebas, cuanto menos líquido perdamos haciendo deporte, mejor para nuestra salud, explican desde Vitónica. En este punto debemos descartar también las sesiones maratonianas de ejercicio aeróbico. Los ejercicios de fuerza pueden tener mejor resultado para perder peso que dos horas en bici. Tampoco es recomendable pasar de no correr a hacerlo una hora diaria, porque nuestro cuerpo no está acostumbrado  y puede provocarte lesiones. Si quiere correr para perder peso haz un entrenamiento progresivo planificado.

Volviendo a la alimentación, hay que evitar comer lo mínimo. El pensamiento simplista sería, si como menos, adelgazaré más. Y puede ser así al principio, pero después el cuerpo entra en un letargo metabólico que puede resultar en un efecto rebote en cuanto comemos normal. Bajar de peso es una pelea a largo plazo, no a corto. Tampoco parece una solución el tomar diuréticos. El problema del exceso de peso es la grasa acumulada, no el agua.

Dormir poco para adelgazar tampoco es recomendable por la sencilla razón de que cuando no dormimos es más fácil que comamos. Dormir bien es un punto a favor para perder peso.

Tampoco deberíamos fiarnos de esas maquinas que prometen hacernos adelgazar en poco tiempo. Sí, nos referimos a los típicos de la teletienda. No son milagrosos, en todo caso son estafadores. Otro de los errores típicos es usar pastillas para adelgazar. No existen pastillas para adelgazar, aunque sí las haya para estimular, saciar, fomentar la diuresis o funcionen como laxante. El efecto rebote está asegurado.

Por último, tampoco son muy fiables los consejos o trucos que podemos encontrar en internet para adelgazar. Todos ellos nos llevan a dietas milagro y rebote garantizado. Y, por último, lo más importante no hacerlo por nuestra cuenta. Es mejor acudir a un médico o a un especialista que estudie tu caso y te ayude a perder esa grasa, pero ya pensando en el verano de 2018.

Imagen de FLickr


Nutrición y dietas, Salud y Bienestar · Escrito por el 13/06/17

Comentarios desactivados en Once cosas que no debes hacer para adelgazar en verano

Protectores bucales: cuál elegir para el bruxismo

Dentro de las diferentes opciones orientadas a paliar el Bruxismo los protectores bucales pueden ser una medida de efecto rápido y eficaz.

No existe una cura universal para el Bruxismo. No hay unanimidad en los diferentes tratamientos que se pueden emplear para paliar esta dolencia, sin embargo, en lo que sí existe cierta unanimidad es que los protectores bucales pueden ser eficaces.

Qué tener en cuenta al elegir un protector bucal para Bruxismo

Lo primero que hay que tener en cuenta es que la dentadura de cada persona es diferente a la de otra. Esto es importante, ya que dentro de los protectores bucales encontraremos dos grandes grupos: los fabricados a medida y los estándar más o menos adaptables.

Obviamente, los protectores personalizados ajustados a la dentadura del paciente son más indicados. Esto no quiere decir que no podamos encontrar protectores estándar adecuados. Se trata de buscar y comparar entre opciones.

Por supuesto, estos dispositivos solo debemos adquirirlos en farmacias o a través de especialistas. Una mala posición o una mala pieza pueden ser fuente de muchos problemas futuros en la salud bucal.

A la hora de elegir es básica la colocación correcta de los dientes. Por ello es importante revisar a fondo las posibles imperfecciones o simplemente la mala colocación de una de las piezas dentales. Esto debe ser motivo de rechazo del dispositivo.

Cómo debe funcionar el protector

Hay que tener en cuenta que estos protectores van a funcionar a modo de amortiguador entre las fuerzas del contacto de los dientes. De lo que se trata es no sólo de evitar el rechinar de los dientes, también el roce e inevitable desgaste.

Por otro lado, el disipar esta tensión del roce el protector también va a ayudar a evitar la sobrecarga muscular en la mandíbula, otro de los problemas habituales de quién sufre Bruxismo.

También es importante saber que los protectores bucales se utilizan generalmente de noche, mientras se duerme que es uno de los momentos en los que más se produce el rechinar de dientes al perder el control del mismo. En cualquier caso, también se pueden utilizar de manera puntual durante el día cuando, en situaciones de ansiedad o estrés, comienza a molestar el roce de los dientes.

Imagen de Flickr


Salud y Bienestar · Escrito por el 08/06/17

Comentarios desactivados en Protectores bucales: cuál elegir para el bruxismo