Articulos de la categoria 'Salud y Bienestar'

Tres líneas de pensamiento sobre un desayuno perfecto ¿Natural o proteico?

Desayunar es fundamental para nuestro rendimiento diario. Hay escuelas que apuestan por tomar proteínas desde la mañana y otras que apuestan por frutas, frutos secos, productos naturales…

Siempre hemos oído que el desayuno es la comida más importante del día, el que debe cargar las pilas para toda la jornada. Por supuesto, prohibido no desayunar. Se trata de cargar bien las pilas para no tener que andar picando a las dos horas. A partir de ahí hay muchas teorías sobre cuál debe ser el desayuno ideal y cómo debemos desayunar.

Una primera teoría se basa la ingesta de proteínas: huevos revueltos y jamón, por ejemplo, ya que te ayuda a prevenir el riesgo de diabetes tipo 2 y a mantener controlado el apetito a lo largo del día, lo que reduce el riesgo de exceso de peso y obesidad, ya que la proteína actúa en las zonas del tu cerebro que controlan las ganas de comer según un estudio de Journal of Obesity.

Es por ello, que el primer desayuno perfecto que recomendamos es aquel que incluya algunos de estos alimentos como huevos, o yogur griego, queso fresco, pavo, pollo, jamón, carne asada, salmón, bonito, alubias rojas o espinacas. Como ejemplo podemos probar un Frittata con ricotta y espinacas acompañado de un café, té o infusión y una pieza de fruta.

Una segunda línea para encontrar el desayuno perfecto o ideal es aquel que empieza por recomendar tomarse 15 minutos para ingerir los alimentos y no salir corriendo. No desayunar significa empezar nuestro día con bajos niveles de azúcar, lo cual querremos solucionar en un par de horas.

Los carbohidratos y el azúcar tienen que estar presente en nuestro desayuno, con moderación. Evitemos pasteles, cereales con azúcar, magdalenas, así como los alimentos grasos como huevos fritos, panceta o salchichas. Apostemos por un toque de fibra, lácteos y un poco de glucosa: avena, linaza, frutos secos y frutas. Si queremos endulzar apostemos por la miel y hagamos sitio al pan con semillas o integral tostado, amén de no olvidarnos de la leche, con café o alguna de sus variedades, o de tomar un yogur. La mejor fruta para tomar por la mañana es el pomelo, por su sabor ácido y sus propiedades quema grasas, y no podemos descartar una ensalada de frutas.

Por último, destacaremos otra recomendación para desayunar en la que se incluye, para empezar, tomar conciencia de que es la comida que marcara en muchos más sentidos de los que te crees cómo será tu día. Por tanto, se recomienda no comer deprisa, no es sano. Seguir la norma 60-15-25. Un 60% de hidratos, un 15% de proteínas y un 25% de grasas saturadas. Defiende esta teoría que los carbohidratos y el azúcar estén presentes, aunque no en exceso, apostando por cereales integrales y evitando los refinados y muy elaborados. Evita el sentimiento ‘hangry’: mezcla de hungry (hambriento) y angry (enfadado) que surge cuando nos saltamos alguna comida.

Otra recomendación de este tipo de alimentación es tomar un puñado de frutos secos y fruta fresca, apostando por endulzar con miel. Empezar el día con huevos, panceta o salchichas no es recomendable según esta teoría, ya que avisa de que nos pasará factura. Tomarnos un café está permitido, pero siempre con moderación, sabiendo que contiene cafeína y no olvides hidratarte con leche, un zumo y agua mineral.

Imagen de Flickr


Nutrición y dietas, Salud y Bienestar · Escrito por el 06/06/17

Comentarios desactivados en Tres líneas de pensamiento sobre un desayuno perfecto ¿Natural o proteico?

Si te duele la cabeza habitualmente debes ir al médico

El dolor de cabeza es, probablemente, el más habitual de los que sufrimos las personas. Por ello casi nunca acudimos al médico, pero debemos hacerlo porque muchos de ellos tienen solución.

Es imposible encontrar a una persona que no haya tenido dolor de cabeza nunca. Más bien al contrario, lo habitual es que todas las personas hayamos sufrido estos dolores con más o menos intensidad. De alguna manera es uno de los problemas de salud más habituales y, normalmente, optamos por tomar un analgésico o un antiinflamatorio para disminuir el dolor. No en vano el 70% de los españoles sufre dolores de cabeza, el 12% padece de migrañas incapacitarte y el 2% sufre cefaleas crónicas que les hacen abusar de los analgésicos, según José Miguel Láinez, de la Federación Europea de Cefaleas. Por eso, muchas veces ya no le damos importancia. Sin embargo, hay casos en los que sería muy recomendable que nos viera un médico para que dicha dolencia no vaya a más, ni tenga efectos secundarios, amén de recibir un tratamiento que pueda acabar con esos dolores.

Una de las ocasiones en las que debemos acudir al médico si nos duele la cabeza es cuando el dolor es crónico y nunca antes has consultado para que te digan de dónde procede dicho dolor. Siempre es bueno realizar de un examen auxiliar que descarte alguna patología asociada para iniciar un tratamiento preventivo. Además, también debemos acudir a nuestro médico de cabecera si el dolor es crónico y presenta sintomatología asociada grave: parálisis o debilidad de algún miembro o músculo de la cara. En ese caso, acudir a urgencias es imprescindible. No hay que perder ni un minuto.

Si el dolor es muy intenso y va acompañado de náuseas y vómitos también debemos ir a urgencias, así como si se produce junto a alteraciones visuales persistentes o alteraciones de la memoria. Además, no debemos dejar de acudir si se produce un dolor agudo, súbito y se presenta junto a fiebre muy alta, déficit neurológico, rigidez en la nuca, etc…

Obviamente, si se presenta como consecuencia de un traumatismo en la cabeza y si el dolor no remite o empeora en 24 horas debemos acudir al médico para pedirle consejo, someternos a pruebas y resolver de la mejor manera unos dolores que pueden llegar a ser muy dolorosos y pueden llegar a arruinar días señalados o jornadas de trabajo de lo más importante.

Láinez reconoce que el 90% de los pacientes vive mejor gracias a los tratamientos que se les aplican, dependiendo del tipo de dolor que sufra el paciente. Y es que los dolores de cabeza pueden producir cambios morfológicos en el cerebro que potencian la cronificación del problema, ya que aumentan la sensibilidad a nivel de los transmisores del dolor. Para solucionarlo, se debe evitar el dolor crónico con los tratamientos adecuados y para ello es necesario acudir al médico.

Imagen de Flickr


Medicamentos, Salud y Bienestar · Escrito por el 01/06/17

Comentarios desactivados en Si te duele la cabeza habitualmente debes ir al médico

Bronquiolitis, qué es y cómo tratarla

La bronquiolitis es una infección vírica con una especial incidencia en los niños menores de dos años. Vamos a conocer un poco más sobre esta afección.

Se trata, como decíamos, de una infección vírica que puede producirse de manera aislada durante todo el año aunque generalmente se va a presentar en forma de epidemia durante los meses más fríos. En estos casos el  responsable es el Virus Respiratorio Sincitial (VRS).

La bronquilitis  una afección que sobre todo incide en los niños menores de dos años, con una especial relevancia entre los dos meses y los seis meses de edad. Es un trastorno contagioso a través de la mucosidad o la saliva de la persona infectada, y de muy fácil propagación en ámbitos como la propia casa, la guardería, etcétera.

Hay otros virus que también pueden causar la bronquiolitis, como el propio virus de la gripe.

Aunque los síntomas pueden ser muy variables lo más habitual es que el proceso comience como un resfriado con mucosidad nasal, tos y a veces algo de fiebre. El proceso evoluciona en uno o dos días con un empeoramiento de la tos y con mayor agitación en la respiración, en algunos casos incluso con dificultad para respirar, sonidos respiratorios en forma de silbidos, etcétera.

El curso natural de este proceso viene a durar entre siete y diez días, siendo entre el segundo y el cuarto día cuando se manifiesta el empeoramiento. La evolución es lenta y se traduce en una mejoría gradual, tanto del estado general como de los síntomas respiratorios, aunque la tos puede llegar a durar hasta cuatro semanas en algunos casos. La gran mayoría de los niños presenta un cuadro leve que se cura con tratamiento en el propio domicilio. Sólo en algunos casos este proceso requerirá tratamiento hospitalario.

Son precisamente los lactantes menores de tres meses y los niños de nacimiento prematuro quienes tienen mayor riesgo de necesitar tratamiento por la afección agravada ya que sus vías aéreas son más pequeñas. Por supuesto, también niños con problemas añadidos como déficits inmunológicos y otras afecciones severas.

No existe ninguna medicina eficaz para combatir al Virus Respiratorio Sincitial y los antibióticos habitualmente utilizados para las infecciones bacterianas no son útiles para los procesos como la bronquiolitis. Si hay cuidados generales y medidas de soporte que se pueden emplear en casa y que son útiles para aliviar los síntomas que, en la mayoría de casos recordamos, son leves.

Por supuesto la supervisión pediátrica es muy útil, especialmente en las primeras 48 o 72 horas. Por tanto ante la detección de los síntomas ya descritos lo inmediato es acudir al pediatra.

Dentro de los tratamientos paliativos que se nos propondrán, los más habituales probablemente serán el uso de antitérmicos en caso de presencia de fiebre para los mayores de tres meses, la hidratación regular y constante y otros cuidados como los lavados nasales.

También es importante tener en cuenta que en estos procesos hay muchas probabilidades de una peor tolerancia a los alimentos. Por tanto, será mejor controlar esta situación a partir de cantidades más pequeñas de alimentos blandos junto a líquidos para evitar tanto la fatiga como la deshidratación.

Por supuesto, hay que evitar la presencia de humo y polvo. No se ha mostrado ninguna prueba de mejora en la respiración con el uso de broncodilatadores ni de corticoides. Y tampoco son útiles los jarabes mucolíticos o los jarabes para la tos, que, de hecho, pueden ser perjudiciales.

El contagio de la bronquiolitis es muy semejante al de un resfriado, por tanto, las medidas de prevención son las mismas, evitar el contacto con personas con síntomas de resfriado, lavarse las manos antes de contactar con los juguetes o las cosas del bebé, y si existe una epidemia detectada en la guardería evitar la presencia del niño, sobre todo si es menor de tres meses o presenta alguno de los problemas ya citados anteriormente.

Imagen de FLickr


Salud y Bienestar · Escrito por el 23/05/17

Comentarios desactivados en Bronquiolitis, qué es y cómo tratarla

Tres circuitos de 10 minutos para reventar la operación bikini

Estamos acostumbrados a ver a gente que se pasa el día en el gimnasio, pero con una serie de ejercicios, de una duración de 10 minutos, podemos mejorar mucho nuestro cuerpo.

Ya estamos en el mes de mayo y la operación bikini debería estar en su mayor apogeo. Ya nos ponemos esas camisetas ajustadas o esos pantalones bien apretados, pero todavía podemos mejorar nuestra figura para cuando tengamos que lucir tipo en la playa y para ello son importantes tanto el ejercicio físico como la alimentación. Hoy nos proponemos mostrar tres diferentes tablas de trabajo para realizar en 10 minutos y que mejore tu aspecto.

La primera de ellas es para el cuerpo completo y comenzaría por una serie de saltos empezando desde la posición de sentadillas con 15 repeticiones, para después hacer esa misma serie de flexiones de brazos. El tercer ejercicio pasaría a ser elevación de las pantorrillas: con los pies separados a la altura de las caderas, contrae las pantorrillas empujando desde el pie para elevar los talones y realízalo entre 15 y 20 veces. Después realizaremos fondos sentándonos formando un ángulo recto a la altura de nuestra cintura y con los brazos atrás y nos elevaremos durante 15 veces. Ahora haremos la posición de la V desde la I horinzontal: elevamos los brazos y las piernas a la vez para tratar de tocar con los brazos en los pies, en el aire. El penúltimo es un ejercicio en el que debemos contar con un fuerte punto de apoyo, una barra que podamos poner entre dos sillas, nos metemos debajo, agarramos la barra y nos elevamos hasta 15 veces, para terminar saltando a la cuerda 90 segundos. La clave es no descansar más de 30 segundos entre ejercicio para quemar grasa más fácilmente.

La segunda tabla que recomendamos sólo tiene tres ejercicios. El primero de ellos es saltar durante 30 segundos desde una posición con los brazos elevados y la piernas separadas a otra en la que tenemos los brazos pegados al cuerpo y las piernas juntas, saltando continuamente. Descansamos 10 segundos y pasamos a una serie de sentadillas apoyados en la pared. Tenemos que estar en una posición como si estuviéramos sentados en una silla, pero sin ella, con las piernas flexionadas en 90 grados y la espalda apoyada en la pared durante 30 segundos, para pasar a hacer fondos. Tienes que estar apoyado sobre la punta de los pies, la manos boca abajo, con los brazos estirados, perpendiculares a los hombros. Entonces doblas lentamente los codos llevando el pecho lo más cerca del suelo, sin tocar, sin doblar el torso, ni las piernas y permaneciendo recto en todo el movimiento de descenso y ascenso. Repite esta rutina cinco veces.

Por último, si lo que buscas es marcar un poco los abdominales o quitarte algún ‘michelín’ molesto, esta rutina es perfecta para ti. Cada ejercicio consta de 50 repeticiones. El primero de ellos son abdominales en bicicleta: tumbado boca arriba con las manos detrás de la cabeza vamos elevando las rodillas, primero una y luego la otra tratando de chocar la rodilla con el codo contrario. Es decir codo derecho con rodilla izquierda y codo izquierdo con rodilla derecha. Después pasamos al Crunch oblicuo de rodilla, en el que cruzamos una pierna sobre la rodilla de la otra y con los brazos también detrás de la cabeza llevamos el codo contrario sobre la misma. Primero lo haremos de un lado y luego de otro.  Ahora pasamos al Crunch, que son las abdominales de toda la vida, pero bien hechas. Las manos en la cabeza, piernas flexionadas y nos vamos elevando contrayendo los abdominales y no tirando de la cabeza. Entonces pasamos a las elevaciones de piernas. Con las piernas estiradas las elevamos a la vez hasta intentar formar un ángulo recto, controlándolas con los abdominales sin que lleguen a tocar el suelo cuando bajamos. Pasamos a la flexión lateral del tronco. Estamos de pie, con una mancuerna en una mano, la deslizamos a lo largo de nuestra cadera y una pierna, subiendo y bajando. Después lo hacemos con la otra mano. Para acabar, el ejercicio estrella del último año: la plancha. Nos ponemos bocaabajo, apoyados sobre los dedos de los pies, los codos y las muñecas y aguantamos durante 30 segundos para empezar, repitiéndolo varias veces.

Combinando estas tres tablas todas las semanas lograremos tonificar nuestro cuerpo a tiempo para lucir palmito en verano.

Imagen de Flickr


Fitness y deporte, Salud y Bienestar · Escrito por el 18/05/17

Comentarios desactivados en Tres circuitos de 10 minutos para reventar la operación bikini

Lo que esconden las alertas sanitarias, desde el Panga hasta el Aceite de Oliva

Cada cierto tiempo escuchamos alertas sanitarias sobre ciertos productos que solemos usar mucho, pero siempre es interesante quién las controla y con qué objetivo.

Los alimentos siempre están expuestos a alertas en las que se nos informan de cuáles nos pueden hacer daño. Hace unos meses salió una nueva sobre el aceite de Palma. La misma se produjo después de que la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) publicara una alerta relacionada con esta sustancia. En realidad no fue con referencia a las características nutricionales, sino a los valores contaminantes generados en el proceso de refinamiento (3-MPD, glicidol y sus ésteres) en la que se revisaron los límites máximos permitidos para estos compuestos. El aceite de Palma, así, sustituyó a otro enemigo público número uno como es el azúcar.

Para controlar las alertas alimentarias se creó a finales de los años 90 del siglo pasado la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) dependiente de la Unión Europea y que se fundó tras una serie de crisis que ocurrieron en nuestro continente con el fin de evaluar y comunicar los riesgos asociados a la cadena alimenticia, para proteger a los consumidores y restablecer y mantener su confianza en los productos alimenticios europeos. En el origen de este organismo se encuentra el deseo de asesorar y comunicar de manera objetiva y científica, basándose en la información y conocimientos científicos más actuales. Sus áreas de actuación llegan desde la sanidad animal y vegetal, los riesgos biológicos y contaminantes, la seguridad de los piensos, los ingredientes alimentarios y envasado, la nutrición, los pesticidas y los organismos modificados genéticamente.

Ahora el foco vuelve a estar en el aceite de palma, del que hay que recordar que es un aceite de origen vegetal que se obtiene del mesocarpio de la fruta de la palma Elaeis guinneensis. Ahora mismo es el segundo tipo de aceite con mayor producción, sólo por detrás del aceite de soja. El fruto de la palma es ligeramente rojo, al igual que el aceite embotellado sin refinar. El aceite crudo de palma es rico en vitamina A y E. La razón por la que su uso es masivo es porque es muy económico comparado con grasas y aceites de otro origen y, además, es muy versátil. Hay que tener en cuenta que una de las características más apreciadas es su temperatura de fusión, que hace que permanezca sólido a temperatura ambiente mientras mantiene la textura sedosa y untosa.

Entre las consecuencias adversas de tomar productos con aceite de palma está que aumenta el colesterol y puede favorecer la aterosclerosis y enfermedades cardiovasculares, según la AECOSAN, aunque su uso, sobre todo, es industrial. Esto nos lleva a preguntarnos qué es una alerta alimentaria. Realmente suele hacer referencia a una situación en la que se sospecha que un producto puede afectar a la salud de quien lo consume sin que se ponga bajo conocimiento público ya que es una sospecha. Es importante diferenciarlo de crisis alimentaria que tiene que ver con una situación extraordinaria que afecta a la percepción sobre la seguridad de un producto. Una alerta alimentaria puede pasar a ser una crisis si no se gestiona bien y provocar importantes daños económicos, de imagen y calidad.

Ahora es el aceite de palma, pero antes fue el panga y tan rápido como llegó uno, se fue el otro. Conviene no dramatizar en estos casos y tomar nota, pero sin dejarnos llevar por la histeria que muchas veces rodea estas alertas.

Imagen de Flickr


Salud y Bienestar · Escrito por el 11/05/17

Comentarios desactivados en Lo que esconden las alertas sanitarias, desde el Panga hasta el Aceite de Oliva

Causas y soluciones para evitar la alergia al sol

Normalmente a todos nos gusta mucho la llegada del sol, el veranito y las playas o las terrazas, pero hay una serie de personas que tienen alergia solar, que es muy molesta.

Llega el buen tiempo, se acerca el veranito y una de las postales más típicas de estas fechas es la de cientos, miles, millones de personas tostándose al sol en la playa o luciendo su morenito en las terrazas de nuestro país. Sin embargo, hay personas que no lo pueden hacer y sufren por ello ya que padecen alergia al sol.

Cuando hablamos de alergia solar nos referimos a los síntomas derivados de diferentes enfermedades dermatológicas, es decir, puede ser el resultado de diferentes patologías que tienen en común la reacción de la piel al sol como: una erupción polimórfica lumínica, una urticaria solar, la prurigo actínico o la porfiria.

De alguna manera, la erupición poliforma lumínica (EPL) es una reacción anormal a la luz que provoca lesiones en la piel tras la exposición a la luz solar. Y es que la exposición a la luz puede causar enfermedades cutáneas, llamadas fotodermatosis, siendo la EPL la más habitual.

Como curiosidad hay que explicar que se desconoce la razón por la que hay persona a las que el sol les produce alergia, pero se sabe que aparece cuando hay una exposición más larga de lo habitual a los rayos ultravioletas. Por eso mismo es más común en primavera y verano, cuando más intensos son los rayos del sol. Para detectar esta alergia, el diagnóstico es, sobre todo, clínico ya que se basa en la historia clínica y la exploración física, teniendo en cuenta que hay que descartar otros factores que pueden provocar esas reacciones como fármacos, productos químicos, alteraciones metabólicas y enfermedades careciales o autoinmunes como el Lupus. En caso de dudas se puede recurrir a una biopsia de la piel o fotoprovocación, que consiste en irradiar un área de la piel del paciente con rayos ultravioletas esperando la aparición de una erupción.

Entre las normas para tratar la alergia solar es esencial la protección solar estricta, aunque en casos más graves se pueden usar fármacos como corticoides o antipalúdicos. Hay que tener en cuenta también que el pronóstico es muy variable, desde una remisión completa al desarrollo de síntomas debilitantes y otros trastornos autoinmunes.

Muchos de los pacientes que sufren esta alergia de manera leve se recomienda evitar la exposición al sol, utilizar ropa protectora y protección solar estricta para la radiación ultravioleta con el fin de evitar o eliminar los síntomas. La protección es la medida más importante contra la erupción polimorga lumínica aguda por lo que es recomendable evitar la exposición al sol. Para pacientes donde la incidencia de la enfermedad es más grave se ha utilizado la fototerapia con diferentes grados de éxito para inducir el endurecimiento de la piel mediante fototerapia, irradiando rayos UVA y UVB en pequeñas y frecuentes dosis para lograr crear una resistencia de la piel al sol. Esta protección es temporal y debe realizarse varias veces para que tenga el efecto deseado, lo que aumenta el riesgo de sufrir cáncer de piel.

Otra forma de tratar los síntomas de la EPL aguda es utilizando corticoides tópicos u orales en pauta descendente con el fin de aliviar el dolor y el enrojecimiento de la piel. Si aún así, el paciente no mejora se suelen usar antipalúdicos, mientras que los antihistamínicos orales pueden aliviar el picor.

Las medidas anteriores no sirven como prevención, por lo que es necesario proteger bien la piel con cremas solares, ropa o gorros. Es importante es que la piel se acostumbre poco a poco a la luz del sol para evitar lesiones cutáneas, mientras que las personas con piel especialmente sensible se recomienda evitar el uso de perfumes, desodorantes y cosméticos al tomar el sol.

Imagen de Flickr


Salud y Bienestar · Escrito por el 09/05/17

Comentarios desactivados en Causas y soluciones para evitar la alergia al sol

¿Haces ejercicio habitualmente? Así es el seguro de salud que necesitas

La práctica deportiva se incorpora cada vez en mayor medida a nuestras rutinas. Es por tanto importante tenerla en cuenta en todos los ámbitos de la vida, también en los seguros de salud y vida.

El punto de partida más adecuado es saber que la gran mayoría de seguros de salud pueden excluir determinadas coberturas y contingencias si las enfermedades o accidentes se han producido durante la práctica deportiva, más cuando se trata de deportes de riesgo.

Por otro lado, hay que tener en cuenta que cuando practicamos un deporte de manera profesional o semiprofesional, o cuando simplemente nos encontramos federados para la práctica deportiva, ya vamos a contar de un modo u otro un seguro exprofeso.

Al hacer deporte de manera constante pero desde una perspectiva amateur, debemos buscar en nuestro seguros, en su escala, las mismas coberturas que si lo practicáramos de manera profesional. Es decir, los beneficios del seguro de salud ajustados a las coberturas que podamos necesitar incluyendo gastos de hospitalización, tratamientos, medicamentos…

Por otro lado, otra cuestión a contemplar es lo que puede suponer una lesión desde el punto de vista laboral, de nuestros ingresos, etc.

En definitiva, a la hora de buscar un seguro de salud para deportistas deben ser todas estas cuestiones las que han de ser contempladas. Obviamente, no será lo mismo cuando queremos, por ejemplo, un seguro integral completo que incluya coberturas como, planes de entrenamiento, entrenadores personales, servicios nutricionistas, a un seguro que simplemente nos ofrezca coberturas médicas que contemplen posibles lesiones producidas en la práctica de nuestro deporte favorito.

Sería interesante, antes de buscar el seguro más adecuado, conocer las posibles consecuencias y lesiones a las que nos podemos enfrentar para ajustar más aún dicha búsqueda. Por otro lado, el enorme mercado asegurador hoy en día permite prácticamente asegurar cualquier práctica deportiva de manera específica, por lo que también podrás hacerlo. Eso sí, a mayor nivel de coberturas y especialización mayor coste de la póliza.

Los deportes de riesgo, otro tipo de seguros

Aunque la frontera de los deportes de riesgo y su catalogación todavía es hoy en día un foco de debate, lo cierto es que la práctica de este tipo de deportes requiere de un aseguramiento en principio mucho más específico y complejo.

Los deportes de riesgo no sólo deben asegurarse desde pólizas amplias en las que se cubran accidentes, lesiones, etc., sino también otras cuestiones como la propia responsabilidad civil ante terceros. Sobre todo cuando estos seguros se refieren a deportes que se practican fuera del propio ámbito geográfico, podemos encontrar la necesidad de asegurar otras coberturas específicas, rescate y búsqueda, asistencia 24 horas, etc.

No se trata de seguros baratos, pero desde luego sí que son seguros necesarios. Hay que recordar que cuando se practican estos deportes de manera esporádica y contratados a terceros, habitualmente nos van a ofrecer junto a la contratación del servicio o bien un seguro asociado o bien la posibilidad de contratarlo durante el periodo de tiempo de duración de la actividad.

Imagen de Flickr


Fitness y deporte, Noticias, Salud y Bienestar · Escrito por el 02/05/17

Comentarios desactivados en ¿Haces ejercicio habitualmente? Así es el seguro de salud que necesitas

Ejercicios para fortalecer tu suelo pélvico

Vamos a repasar una serie de consejos relacionados con fortalecer el suelo pélvico. Se trata de consejos y ejercicios a medio plazo pero muy eficaces una vez se incorporan a nuestras rutinas de ejercicio.

Los músculos del suelo pélvico se sitúan en la parte inferior de la pelvis. Estos músculos rodean la uretra y se encargan de mantener el control sobre la vagina, el ano y el recto. Por lo tanto, son muy importantes en el control de las pérdidas de orina o de heces. Por otro lado se trata de unos músculos que sostienen la vejiga, el útero, el recto, la uretra y soportan la presión abdominal ejercida durante la práctica de ejercicio físico.

Una muestra de debilidad en los músculos del suelo pélvico es las pérdidas que se producen al toser, al estornudar o al hacer ejercicio físico.

El entrenamiento de estos músculos es una forma muy eficaz para tratar de contener o minimizar estas pérdidas. Los músculos se puede controlar de forma voluntaria y el entrenamiento no presenta ningún tipo de efecto secundario, por lo que siempre es recomendable antes de cualquier otro tipo de tratamiento. Generalmente podrá comenzar a notarse de manera diferencial esta práctica a partir de los dos o tres meses.

Localizar los músculos del suelo pélvico

Obviamente es muy importante localizar estos músculos de manera correcta, y no siempre es sencillo hacerlo a la primera. Los errores más habituales cuando intentamos ejercitar este músculo son tensar los músculos o las nalgas, contener la respiración o empujar demasiado hacia abajo en lugar de elevarlos hacia dentro y hacia arriba.

Una manera muy útil de comenzar a reconocer la ubicación del músculo pélvico es tratar de detener el flujo de orina al orinar. Fíjate en los músculos utilizados para realizar esa operación, esos son los músculos que ejercitar. Ojo, esto sólo una prueba de identificación y no debe ser realizada de manera regular, es decir eso no es parte del ejercicio. Otra manera de identificación es contraer el ano como reteniendo gases.

Cuando realizamos de manera correcta la contracción de los músculos del suelo pélvico sentimos una cierta presión y una ligera elevación de la pelvis hacia el interior del cuerpo en torno a la vagina y el ano. No debe moverse ninguna otra parte del cuerpo, ni las nalgas ni la parte interior de los muslos y no se debe contener la respiración.

Fortalecimiento de los músculos del suelo pélvico

Una vez localizados los músculos, lo ideal es ejercitarlos con regularidad. Esto puede hacerse varias veces al día y tan sólo llevará unos minutos, además podemos ponerlo en práctica en posturas diversas, sentado, de pie o tumbado. Se trata de un ejercicio discreto y que no llamara la atención de nadie y por tanto lo podemos realizar en cualquier ámbito.

El ejercicio en forma de contracción debe durar al principio tan sólo uno o dos segundos, a medida que vayas practicando y avanzando serás capaz de aumentarlo hasta llegar a un máximo de 10 segundos. Es importante tras cada contracción descansar al menos el mismo número de segundos que has mantenido la tensión.

Las repeticiones pueden también ir incrementándose a medida que avanzamos en el tiempo y la práctica. En cualquier caso un máximo de 10 repeticiones será más que suficiente. Otra opción es incorporar contracciones más rápidas y más intensas, esto se logra simplemente contrayendo los músculos lo máximo posible y soltándolos sin esperar.

Además de esta práctica incorporada como rutina, es importante que utilices los músculos cuando los necesites. Por ejemplo, procura contraerlos antes de toser, de reír, de levantar un peso… En definitiva utilizarlos cada vez que vaya a existir una presión sobre el suelo pélvico que sea susceptible de producir una pérdida de orina.

Estos ejercicios deben practicarse hasta un entorno de seis meses de manera constante, posteriormente podrá reducirse la frecuencia aunque ya no debiéramos dejar de utilizar los músculos cuando sea necesario. Es muy importante tener en cuenta que nunca es demasiado tarde para realizar este tipo de ejercicios incluso en las personas de edad más avanzada puede suponer una mejoría verdaderamente notable ante las molestas pérdidas de orina.

Imagen de Flickr


Fitness y deporte, Salud y Bienestar · Escrito por el 27/04/17

Comentarios desactivados en Ejercicios para fortalecer tu suelo pélvico

Las mantas pesadas ayudan a tus hijos a dormir mejor

Los niños tienden a no dormir bien en sus primeros años de vida, pero con estas mantas pesadas todo cambia. Les calma los nervios y la ansiedad, y les ofrece una sensación de seguridad. Y no sólo a los niños.

Uno de los grandes trastornos, por no decir el mayor, que puedes sufrir cuando tus hijos son pequeños es la falta de sueño. Si un niño no duerme bien tendrá consecuencias en su rendimiento y te afectará a ti también porque tampoco podrás descansar. Sin duda, es un problema, pero te encantará saber que, sobre todo, en Estados Unidos hay una tendencia para conseguir que los niños duerman mejor y es muy sencilla: colocarles mantas pesadas. ¿Sorprendido? No tanto. A primera vista podemos pensar que con una manta pesada nos sentimos más resguardados, más seguros, pero también tiene explicaciones neurológicas y físicas.

Las mantas pesadas son aquellas que contienen un material pesado, por lo general perlas de plástico, cosido con un diseño de cuadrícula para que se disperse uniformemente a través de la manta en dos capas. Evidentemente, las mantas se pueden hacer de diferentes pesos para acomodarlo al tamaño del usuario. Cuanto más grande sea el niño, más pesadas deben ser estas mantas, como es lógico. Y es que estas mantas pesadas han demostrado ser beneficiosas para cualquier persona a la que le cueste dormir, aunque son especialmente recomendadas para aquellos que sufran ansiedad o insomnio, así como para los niños autistas que anhelan tacto y presión, pero son incapaces de tener contacto físico con cualquier persona. Y es que pese a que estos niños necesitan estimulación no soportan los abrazos o apretones de cariño. De hecho, Temple Grandin realizó un estudio con una máquina llama “máquina de apretar” que ejerció una presión táctil profundo a los usuarios, la cual beneficiaba a los niños con autismo.

Las mantas pesadas ayudan a mejorar el sueño de todos los niños, y por tanto de sus padres. Y es que la presión de estas mantas sobre los cuerpos de los niños, y de los adultos, afecta al cerebro provocando que se liberen neurotransmisores como la serotonina y la dopamina, que mejoran el estado de ánimo, lo que tiene un efecto calmante sobre nuestro cuerpo. Además, ayuda a reducir el nivel de estrés, la energía nerviosa y ayuda a prolongar el sueño.

A la hora de buscar una manta pesada la solución, como a casi todo, puede estar en la red. Sólo tienes que elegir una tela que le vaya a gustar a tu hijo tanto en el dibujo como en el material. Son especialmente interesantes las de forro polar. También debes prestar atención al peso: debe ser de entre un 5 y un 10% del peso del niño, y elige una manta que pueda ser útil para un viaje o para cubrir una cama. Por supuesto, también tú la puedes fabricar, pero necesitarás de paciencia y pequeños conocimientos de costura.

Lo que es evidente es que dormir con un poco de presión encima nos ayuda a todos a descansar mejor, nos libera, nos da mayor sensación de protección, de seguridad, así que antes de que llegue el verano probemos a dormir con mantas pesadas… y a ver qué pasa.

Imagen de Flickr


Salud y Bienestar · Escrito por el 20/04/17

Comentarios desactivados en Las mantas pesadas ayudan a tus hijos a dormir mejor

No tires la toalla y tonificate

Siempre hay tiempo para tonificar nuestro cuerpo, incluso con formas de los más sencillo, incluso con una toalla. Cualquier sitio y objeto vale para hacer ejercicio.

¿Cómo llevas la operación bikini? ¿Estás haciendo algo de ejercicio? Si la respuesta es que no tienes tiempo te vamos a enseñar una forma de ejercitarte en casa y de la forma más sencilla: con una toalla. Ya no tendrás excusas. La entrenadora de las estrellas en Hollywood, Tracy Anderson, nos enseña en un reportaje publicado por la web www.health.com como tonificar nuestro cuerpo con sólo una toalla.

Es evidente que cuando andamos encorvados, no rectos, nuestro lenguaje corporal no es el mejor. Podemos transmitir falta de confianza o de fuerza. Para solucionarlo, según este reportaje, hay que desarrollar la parte superior del cuerpo. Anderson nos enseña las múltiples formas de usar una toalla para ejercitarnos. No necesitamos más. Si la mantenemos tensa, nos obliga a estirar los brazos separados, presionando los hombros hacia atrás. Además, si queremos mantener la toalla siempre tensa tenemos que estar concentrados en el objetivo y haciendo fuerza. Esta rutina requiere hace 30 repeticiones de cada movimiento y luego volver a hacerlo hacia al otro lado, amén de una sesión de cardio (correr, nadar, andar en bici) seis veces a la semana.

El primero de los ejercicios consiste en arrodillarse en la rodilla izquierda, mientras el pie derecho está en el suelo. Los dedos apuntando hacia afuera y la rodilla debe estar en un ángulo de 90 grados. La toalla, la estrella de esta rutina, debe estar tensa sobre nuestras cabezas, con los brazos bien estirados. Entonces bajamos el cuerpo hacia adelante, hasta que nuestras manos  toquen el suelo y nos apoyamos, y mientras nos apoyamos en la rodilla, nuestra pierna derecha va hacia atrás y hacia arriba.

1.1.1      En el segundo comienza poniéndote a gatas. Entonces debes elevar el muslo izquierdo hacia un lado, mientras que el brazo y codo izquierdo también se elevan hasta que la toalla esté tensa. La rodilla izquierda entonces hará movimientos hacia atrás y hacia fuera. Después volver a la posición inicial y repetir.

1.1.2      En el tercer ejercicio de esta rutina debes estar también de rodillas. La toalla por detrás de la cabeza, tensa. Entonces metes el tobillo izquierdo detrás de la rodilla derecha y levantas el muslo izquierdo hacia arriba y hacia atrás.

1.1.3      En el cuarto, estás tumbado sobre la parte derecha de tu cuerpo con las piernas ligeramente dobladas. Entonces elevas la pierna izquierda y pivotas sobre la rodilla derecha hasta ponerte mirando al suelo, siempre con la pierna izquierda levantada, llevándola hacia atrás y hacia arriba y apoyada en la rodilla derecha.

Por último, también apoyado sobre la parte derecha de tu cuerpo, con la pierna derecha doblada en 90 grados y la izquierda estirada en el aire. Entonces, debes doblar la rodilla izquierda en el aire, hacer un ángulo de 90 grados, y llevar atrás. Después volver a la posición inicial.

Imagen de Flickr


Fitness y deporte, Salud y Bienestar · Escrito por el 18/04/17

Comentarios desactivados en No tires la toalla y tonificate