¿Cuáles son las mejores alternativas a la leche de vaca?

En el artículo de hoy vamos a ver algunas de las alternativas a la leche de vaca que podemos encontrar en el mercado.

¿Cuáles son las mejores alternativas a la leche de vaca?

  • Leche de Soja

Repleta de proteínas y fibra, los beneficios de la leche de soja se basan en  la presencia de isoflavonas, que combaten el cáncer, una cantidad mínima de grasa y la ausencia de galactosa, lo que significa que puede sustituir a la leche materna para los niños galactosémicos. También es segura para cualquier persona intolerante a la lactosa o que padezca alergia a la leche. Debido a que se trata de un derivado vegetal, su producción no implica problemas asociados con el bienestar animal. Además, las plantas de soja absorben más carbono del que emiten, al contrario que las vacas lecheras, generadoras del mismo como todos los animales. Sin embargo, hay algunas desventajas, principalmente en relación al  contenido en azúcar, que es muy significativo, sobre todo en las versiones con más sabor.

  • Leche de almendras

La leche de almendras es una fuente muy buena de magnesio con lo que se mejora la función de las glándulas paratiroideas, lo que ayuda a mejorar la salud de los huesos. También es una buena fuente de manganeso, selenio y vitamina E. La vitamina E es un antioxidante que protege las membranas celulares. El selenio es bueno para nuestro sistema inmunológico; ayuda en la reproducción y en el metabolismo de la tiroides y además.previene el daño celular y el daño tisular. La leche de almendras es también una buena fuente de grasas insaturadas, proteínas, flavonoides y potasio, y tiene menos azúcar que la leche de soja. Sin embargo, su sabor es totalmente distinto a la leche de vaca, por lo que se necesita un poco de tiempo para acostumbrarse a su sabor.

  • La leche de arroz

La leche de arroz es la más hipoalergénica de todos los sustitutos de la leche de vaca, siendo además una de las más nutritivas. Es también la que menos calorías aporta en forma de grasa. Contiene niacina y vitamina B6, nutrientes que junto el magnesio ayudan a controlar la presión arterial. La concentración de hierro y cobre que aporta también aumenta la producción de glóbulos rojo. En el lado negativo se encuentra su alto contenido en azúcar. Una taza de leche de arroz contiene 33 gramos de carbohidratos azucarados, tres a cuatro veces la cantidad de la leche de vaca o la leche de soja.

  • La leche de cabra

No es del gusto de todos y es de origen animal, pero la leche de cabra tiene una variedad de nutrientes que la hacen muy recomendable como alternativa a la eche de vaca. El pueblo de Cerdeña, uno de los cuatro lugares en el mundo donde la gente tiene una esperanza de vida que ronda los 100 años de edad o más, beben regularmente leche de cabra. Tiene 15% más de calcio, y más vitamina A y D, potasio, cobre y manganeso que la leche de vaca. También es una buena fuente de fósforo y riboflavina (vitamina B2). Las cabras no son tratadas con hormonas de crecimiento y producen menos metano que las vacas. Sin embargo, a leche de cabra tiene menos ácido fólico y vitamina B12 que la leche de vaca, así como un poco menos de zinc.

  • Leche de Oveja

Las ovejas son uno de los animales más productivas que existen, son una fuente sostenible de leche, carne y lana. Una especie resistente que produce mucho menos metano que las vacas. Su leche contiene hasta el doble de minerales como el calcio, fósforo, zinc y vitaminas B del grupo B que leche de vaca. Al igual que la leche de cabra, tiene pequeños glóbulos de grasa que se digieren fácilmente y es una fuente de yodo, útil para las personas con problemas de tiroides. Por desgracia, aporta casi el doble de calorías que la leche de vaca. Aunque contiene niveles más altos de grasa butírica, en realidad es más baja en grasa saturada que la de otros tipos de leche.

Espero que haya sido de vuestro interés.

Imagen: Galería Flickr Cordey


Nutrición y dietas · Escrito por el 27/08/14

Comentarios desactivados en ¿Cuáles son las mejores alternativas a la leche de vaca?

El método ACS en la alimentación de los niños

La comida es uno de los grandes quebraderos de cabeza de todos los padres. Tener un hijo que no come y que no quiere comer es un suplicio. El método ACS puede ayudar a mejorar este aspecto si se aplica con éxito.

El método ACS (aprende a comer solo) en la alimentación de los niños

¿Qué es el método ACS?

El método ACS consiste en dejar que sea el niño el que elija qué alimentos come y en qué momento los come. Muchos padres siguen el método ACS casi sin darse cuenta. Esto ocurre en los segundos hijos o posteriores. A los bebés les encanta imitar a sus hermanos mayores. En ocasiones, tratan de coger la comida de los platos de otros niños. Esto les reporta felicidad al sentir que se están alimentando por si mismos al igual que hace su hermano o hermana mayor.

¿Cómo puedo comenzar con el método ACS?

Es tan sencillo como ofrecer a nuestro hijo los alimentos adecuados para su edad. El mejor momento para ponerlo en práctica es cuando estamos comiendo en familia. Es la mejor forma para que el niño se sienta integrado. Los alimentos más fáciles de coger con los dedos para los bebés más pequeños son lo que tienen forma de patata o tienen un mango natural, como el brócoli. Esto es debido a que cuando el bebé intenta agarrar  los primeros sólidos todavía no tiene totalmente desarrollado el instinto de pinzas con los dedos. El agarre de pinza, que desarrollara en meses siguientes, le permite coger los alimentos entre el pulgar y el índice.

Al principio puede que el bebé se dedique únicamente a jugar con la comida. Así, cogerá los trozos de comida y los chupará o los tirará, pero generalmente no se los terminará comiendo. Durante los primeros meses seguiremos dando las tomas de leche materna o leche de formula entre las comidas hasta que el niño aumente la toma de alimentos sólidos y será entonces cuando comenzaremos a disminuir las tomas de leche.

¿Cuáles son los beneficios del método ACS?

El método ACS ofrece la oportunidad de explorar los alimentos por sí mismos. Esto significa que ellos pueden hacer frente a las diferentes texturas de los alimentos desde el comienzo del destete.

Los padres que han probado este método con sus hijos generalmente están muy contentos con los resultados. Este tipo de estrategia consigue que los niños coman de todo, por lo que la preocupación de que alimentos elegir queda en un segundo plano. No existen muchos estudios científicos al respecto, pero en los que hay se confirma que los niños que han sido educados en sus hábitos alimentarios bajo los criterios del método ACS son más propensos a sumarse a las comidas familiares, a comer una amplia variedad de alimentos y a elegir alimentos más sanos, algo que a largo plazo los podrá proteger de patologías muy ligadas a la niñez y a la adolescencia como la obesidad.

Pero no todo son ventajas, incluso los defensores más apasionados están de acuerdo en que se trata de un proceso lento, complicado y que genera una gran cantidad de residuos. Si la mayoría de los alimentos que tratamos de darle a nuestros bebes acaban en el suelo puede que no esté recibiendo el número suficiente de alimentos.

¿Hay alguna razón por la que no debería tratar a mi hijo con el método ACS?

Habla con tu médico de cabecera antes de poner en práctica el método ACS si te identificas con cualquiera de los siguientes casos:

  • Tienes antecedentes familiares de alergias, problemas digestivos, o intolerancias alimentarias
  • Tu bebé tiene necesidades especiales y no puede masticar muy bien o tiene dificultades para recoger los alimentos y llevarlos a la boca
  • Tu bebé nació prematuramente

Espero que haya sido de vuestro interés.

Imagen: Galería FLickr phalinn


Nutrición y dietas · Escrito por el 20/08/14

Comentarios desactivados en El método ACS en la alimentación de los niños

Los helados más saludables

Es posible consumir helado de forma moderada como parte de un estilo de vida saludable, por esto, en el artículo de hoy vamos a ver algunos consejos que nos ayudarán a escoger correctamente el mejor helado.

Elegiremos las marcas que tienen ingredientes que reconocemos como alimentos. Si la lista de ingredientes se lee como un experimento de laboratorio de química lo mejor es que busquemos otro helado que contenga más comida de verdad y menos productos químicos. Si no es posible, al menos debemos ser conscientes de las limitaciones de estos alimentos “no naturales” con respecto a su salud, y utilizarlos de manera consciente y con moderación.

Los helados más saludables

Una norma básica a seguir es que el helado debe ser sencillo. En general, las versiones más simples de un alimento contendrán menos aditivos. Por ejemplo, si te gusta ir a tomar un helado, uno de vainilla tendrá menos aditivos que el que además añade tiene otros  ingredientes y saborizantes. Tendremos que leer la etiqueta para estar seguros, pero generalmente, trataremos de elegir sabores simples y básicos de marcas de buena calidad que utilice ingredientes básicos y agregar nosotros mismo otros ingredientes en casa, asegurándonos así su calidad.

Indudablemente, lo mejor es hacer nuestro propio helado con ingredientes saludables. En los “viejos tiempos”, la elaboración de helados en casa era una ocasión perfecta para inaugurar la temporada de verano. Podemos recuperar estas tradiciones y seguro que nos damos cuenta de que los helados que hacemos en casa saben mejor. Es cierto que requieren tiempo y planificación. No va a ser algo que se hace todos los días, pero merece la pena.

 A continuación una receta de helado de plátano:

  1. Corta 2 plátanos en rodajas y congela (cerca de 2-3 horas, es más fácil si se pone las rebanadas en el congelador la noche anterior?
  2. Coloca las rebanadas de plátano congeladas en una licuadora.
  3. Añade 2 cucharadas (si se desea, se puede variar esta cantidad en función del grosor que se desea) de leche descremada, leche de soja, etc.,
  4. Mezclar hasta obtener la consistencia de helado. Servir inmediatamente.

Tomar un helado es a menudo forma parte de las tradiciones del verano con la familia y amigos. Podemos divertirnos y además tomar alimentos saludables. Muchas marcas comerciales de helados tienen una página web donde podemos conocer los ingredientes de los distintos tipos de helados, pero en el caso de que nos resulte tedioso consultar toda esta información, podemos quedarnos tranquilos eligiendo una porción pequeña de un helado de un solo sabor. De esta manera podemos satisfacer nuestro deseo de mantenernos sanos sin renunciar a una gran tradición!

Espero que haya sido de vuestro interés.

Imagen: Galería Flickr joyositi


Nutrición y dietas · Escrito por el 15/08/14

Comentarios desactivados en Los helados más saludables

1 de agosto: Semana Mundial de la Lactancia Materna

 La WABA, acrónimo de Alianza Mundial Pro Lactancia Materna, celebra la Semana Mundial de la Lactancia (SMLM) con un tema que responde al proceso actual de cuenta regresiva hacia los Objetivos de Desarrollo del  Milenio (ODM) y confirma la importancia de aumentar y mantener la protección, la promoción y el apoyo de la lactancia materna más allá del 2015. Los ODM fueron establecidos por los gobiernos y las Naciones Unidas para medir los avances en la lucha contra la pobreza y promover el desarrollo sano, sostenible e integral  legado el año 2015.

1 de agosto: Semana Mundial de la Lactancia Materna

La lactancia materna nutre y provee de buena salud a los niños. Al proteger, promover y apoyar la lactancia materna se puede contribuir a cada uno de los ODM de manera  sustancial. Dondequiera que estemos podemos avanzar y mantener el avance. Para lograrlo, es preciso prepararnos, establecer metas y objetivos, unir fuerzas y actuar. Proteger, promover y apoyar la lactancia… es una meta que vale la pena… ¡y salva vidas!

La Alianza Mundial pro Lactancia Materna (WABA) coordina la Semana Mundial de Lactancia Materna. La WABA es una coalición mundial de personas, organizaciones y redes dedicada a la protección, promoción y apoyo a la lactancia materna en todo el mundo, fundamentada en la Declaración de Innocenti, los Diez Pasos para Nutrir el Futuro y la Estrategia Mundial de OMS/UNICEF para la Alimentación del Lactante y del Niño Pequeño. Sus principales asociados son la Red Internacional de Grupos pro Alimentación Infantil (IBFAN), La Liga La Leche Internacional (LLLI), International Lactation Consultant Association (ILCA), Wellstart Internacional y Academy of Breastfeeding Medicine (ABM). WABA tiene status consultivo con UNICEF, y como ONG tiene status consultivo especial con el Consejo Económico y Social de las Naciones Unidas (ECOSOC).

Los objetivos de la Semana Mundial de la Lactancia materna son:

  1. Informar sobre los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) y cómo se relacionan con la Lactancia Materna y la Alimentación Infantil.
  2. Mostrar los logros conseguidos hasta ahora y los grandes vacíos existentes y decisivos para la Lactancia Materna y la Alimentación Infantil.
  3. Llamar la atención sobre la importancia de PRIORIZAR acciones para proteger, promover y apoyar la lactancia materna como una intervención clave para lograr los ODM y para la siguiente Era después del 2015.
  4. Estimular el interés de la juventud para que tanto mujeres y hombres comprendan la importancia y relevancia de la lactancia materna en este mundo actual tan cambiante.

 Espero que haya sido de vuestro interés

 Fuente: WABA Semana Mundial de la Lactancia (SMLM)

Imagen: OMS


Noticias, Nutrición y dietas, Salud y Bienestar · Escrito por el 01/08/14

Comentarios desactivados en 1 de agosto: Semana Mundial de la Lactancia Materna

Frutas y verduras de temporada: el verano (II)

Continuando con el artículo del mes pasado, repasamos algunas de las frutas y verduras más importantes que podemos encontrar en la época estival.

Frutas y verduras de temporada (II): el verano

Maíz

Cómo elegir: Si en la tienda no nos permiten retirar la cascara, trataremos de comprobar con el tacto que los granos de maíz se encuentra juntos y son firmes, frescos y redondos. Buscaremos que las cubiertas de la mazorca sea verde, sin coloraciones anormales y que envuelva muy bien las granos. La mazorca será brillante, de color amarillo pálido y el tallo húmedo.

Cómo almacenar: Podemos refrigerar  en una bolsa hasta 3 días.

Forma de preparación: El maíz puede hervirse, prepararse al valor o la plancha e incluso hacerlo en barbacoa. Si es un producto fresco podemos incluso cortarlo en rodajas y ponerlo en ensaladas.

Pepinos

Cómo elegir: Tanto si vamos a elegir pepinos tradicionales como si vamos a elegir pepinos más pequeños conocidos como Kirbys, utilizados para los encurtidos, elegiremos los de color verde oscuro homogéneo, sin arrugas o manchas.

Cómo almacenar: Los pepinos se pueden refrigerar hasta cinco días en el frigorífico, tomando la precaución de colocarlo en el frontal de la nevera que es la zona más cálida de la misma.

 Forma de preparación: Los pepinos quedan más sabrosos si se sirven crudos, aliñados con un poco de aceite, vinagre y sal.

Berenjena

Cómo elegir: Una berenjena fresca se nota pesada cuando la cogemos, pero esto no quiere decir que debamos elegir una de gran tamaño, al contrario, los tamaños medianos nos darán mejores sabores. Buscaremos berenjenas con la piel lisa, tersa y brillante, con un color púrpura oscuro y un tallo verde con aferrado en al parte superior.

 Cómo almacenar: Como máximo mantendremos en la nevera una berenjena durante 5 días, después de ese periodo de tiempo pueden aparecer sabores amargos.

Forma de preparación: Podemos preparar la berenjena al horno, salteada con otras verduras, frita o asada a la parrilla.

Calabaza de verano

Cómo elegir: Al igual que ocurre con la berenjena a la hora de elegir una calabaza de verano tendremos en cuenta el tamaño, seleccionando las de tamaño medio, el color, eligiendo aquellas que tengan una piel brillante y la apariencia, seleccionando sobre todo aquellas las de piel firme.

Cómo almacenar: Podremos mantener la calabaza en el frigorífico hasta 5 días sin ningún tipo de problema.

Forma de preparación: Podemos disfrutar de la calabaza de verano a la parrilla , asada, salteada, al vapor, o incluso cruda.

Tomates

Cómo elegir: Seleccionaremos los tomates que tengan un color profundo, con la piel firme y un ligero olor dulce. Evitaremos los tomates con arrugas, son un símbolo de edad.

Cómo almacenar: Podemos mantener los tomates en un plato a temperatura ambiente durante 3 días.

Forma de preparación: Existen innumerables formas de servir los tomates o utilizarlos como guarnición de otros platos, desde crudos en ensalada, aderezados con aceite de oliva virgen extra y sal hasta asados, salteados con otras verduras e incluso al vapor.

Espero que haya sido de vuestro interés.

Imagen: Galería Flickr woodleywonderworks


Noticias · Escrito por el 25/07/14

Comentarios desactivados en Frutas y verduras de temporada: el verano (II)

Las meriendas más saludables para los niños en verano

Cuando llega el verano los niños piden pasar mucho más tiempo en la calle, disfrutando del buen tiempo mientras juegan con amigos, ya sea en un parque, en un piscina o simplemente en el jardín de casa. Esto hace que las meriendas se conviertan diariamente en un pic-nic que debe ser a la vez seguro y saludable para los más pequeños. En el artículo de hoy no solo veremos ideas para crear meriendas ricas y saludables, sino que también conoceremos las precauciones más importantes que debemos tomar a la hora de dar la merienda a los niños fuera de casa en verano.

Las meriendas más saludables para los niños en verano

Los mini sándwiches siempre son una opción muy válida, fácil y rápida de preparar. Los podemos hacer de pechuga de pavo con queso, de jamón york con lechuga y tomate, de atún y tomate rallado y para el postre con crema de cacao están deliciosos. La ventaja de éste tipo de meriendas es que las podemos preparar con antelación, incluso el día antes, y mantenerlos en la nevera hasta que llegue el momento de dar la merienda a los más pequeños.

Pero existen otras opciones, como una ensalada de pasta, que se puede hacer rápidamente y que incluso la podemos preparar con más antelación que los propios sándwiches, hasta dos días antes. La pasta acepta una gran cantidad de ingredientes, desde jamón york, atún, pechuga de pavo, tomate, aceitunas, lechuga, etc., y es uno de las meriendas más saludables que le podemos dar a nuestros hijos. Contiene hidratos de carbono para que tengan energía y vitaminas y minerales para que se mantengan sanos y fuertes.

El verano es una fuente inagotable de frutas frescas, sanas y sabrosas, lo que facilita la elección del postre o el complemento de fruta para la merienda. A los niños les encanta el melón y la Sandía frescas durante el verano. En este caso la preparación no será con tanta antelación como las meriendas anteriores. Con la fruta debemos ser más precavidos y prepararla justo en el momento de dar la merienda al niño. No debemos olvidar que las vitaminas tienden a oxidarse cuando cortamos la fruta y además pueden aparecer coloraciones anormales si las pelamos y cortamos con mucha antelación.

Independientemente de la combinación que elijamos para la merienda, sea sándwiches, sea una ensalada de pasta o simplemente fruta fresca, nunca debemos olvidar el agua. Los niños, como los ancianos, tienen cierta tendencia a deshidratarse. Además, el mecanismo de la sed, que en los adultos está totalmente desarrollado, en los niños no funciona al 100%. Es por esto que no debemos descuidar la botella de agua en las meriendas de verano ya que los niños van a necesitar más agua de lo  habitual.

Pero no solo debemos prestar atención a la calidad nutricional de las meriendas, también debemos ser muy precavidos con la calidad higiénica a la hora de preparar servir y consumir los alimentos que damos a los más pequeños. Es por esto que los niños, como medida básica, deben lavarse las manos antes de merendar durante las tardes de verano.

Espero que haya sido de vuestro interés.

Imagen: Galería Flickr lindaaslund


Nutrición y dietas · Escrito por el 11/07/14

Comentarios desactivados en Las meriendas más saludables para los niños en verano

Leche de vaca ¿Realmente mala para la salud?

La leche de muchos animales, particularmente las vacas, ha sido un elemento básico en la alimentación de muchas culturas, pero no para todas. Además, ofrece otros derivados como el queso, el yogur y la mantequilla que son una fuente muy importante de proteínas, vitamina D y calcio.

Leche de vaca ¿Realmente mala para la salud?

Sin embargo, la leche de vaca también es uno de los principales desencadenantes de la intolerancia a la lactosa. La lactosa es un azúcar que generalmente se digiere en el intestino cuando la lactasa rompe la lactosa en glucosa y galactosa, las dos moléculas que la forman. Muchas personas carecen de lactasa,  o bien  tienen mermada su capacidad de digerir la lactosa y sufren cólicos intestinales, hinchazón, malestar, etc. Este problema se puede resolver de dos formas. La primera es eliminando la lactosa de la dieta, consumiendo derivados lácteos fermentados donde la cantidad de lactosa presente en la leche original ha sido utilizada por los microorganismos para acidificar el alimento y así obtener por ejemplo el yogur. La segunda pasa por utilizar suplementos orales de lactasa que permitan digerir el alimento sin ningún tipo de complicación.

En otras ocasiones los productos lácteos pueden ser los causante de alergias alimentarias. Este es un problema que va más allá de la intolerancia a la lactosa y que, como ésta, puede causar síntomas realmente molestos. Clínicamente la leche se ha relacionado con sinusitis, migrañas o dolor de articulaciones.

En caso de alergia a las proteínas de la leche de vaca, la dieta debe excluir todos los alimentos que los contienen. Esto significa que la leche y los productos derivados de ella (yogur, quesos, postres lácteos…) y todos los productos que contienen leche, proteínas de la leche, o derivados de proteínas de leche presentes en ciertos alimentos industriales serán eliminados de la dieta. Para evitar problemas más graves empezaremos por leer las etiquetas; en caso de duda, preguntaremos a los responsables de la marca o a la oficina del consumidor.

Las proteínas que debemos excluir de la dieta no siempre se limitan a las de la leche de vaca. Este tipo de alergias pueden aparecer con el consumo de leche de soja y leche de cabra.

Como podemos ver, la leche es un alimento con tal diversidad de nutrientes que, en algunos casos, puede producir problemas de salud derivados principalmente de alergias e intolerancias, pero esa cuestión no debe ser un motivo para que personas sanas dejen de utilizar la leche de vaca como alimento básico de la dieta.

En una dieta equilibrada, la leche puede proporcionar muchos nutrientes esenciales para el crecimiento adecuado, el desarrollo óseo y la salud dental. Se trata de un alimento muy rico en calcio, un vaso de 200 mililitros proporciona un tercio de las necesidades diarias de calcio. También es importante por su contenido proteico y su contenido en vitaminas como las hidrosolubles B2, B12 y B1, C, niacina y ácido fólico y las liposolubles A y D, también es una fuente muy destacable de potasio, magnesio y zinc en la dieta.

Espero que haya sido de vuestro interés.

Imagen: Galería FLickr mirwav


Nutrición y dietas · Escrito por el 04/07/14

Comentarios desactivados en Leche de vaca ¿Realmente mala para la salud?

28 de mayo: Día Nacional de la Nutrición

Durante el 28 de mayo se desarrollará a nivel nacional una serie de actividades en hospitales, escuelas, universidades y centros comerciales (conferencias, puntos de información, entrega de materiales informativos a la población, etc.) con el único fin de difundir la repercusión que tiene el mantener unos buenos hábitos alimentarios y sensibilizar a la población de la prevalencia de obesidad infantil y sus consecuencias a largo plazo. Todos estos eventos forman parte del Día Nacional de la Nutrición.

Los programas para prevenir el sobrepeso y la obesidad infantil que se centran en la modificación de la conducta alimentaria, en el aumento la actividad física y en la reducción de las conductas sedentarias, se han estado realizando desde hace varios años en países de todo el mundo. Los resultados tan positivos han aportado datos útiles para el desarrollo de futuras iniciativas.

Cualquier programa de prevención de la obesidad que vaya dirigido a la población infantil no puede plantear un régimen alimenticio que tenga como objetivo específico reducir la ingesta de calorías, ya que esto podría causar una pérdida de peso no deseado en los niños sin sobrepeso y un déficit que lastraría su crecimiento. Lo ideal sería que cualquier programa de salud pública tendría como objetivo disminuir tanto el exceso como la insuficiencia ponderal en niños, por lo que los estudios han tratado de mejorar la “salubridad” general de la dieta, por ejemplo, mediante la reducción de la ingesta de grasas, el aumento de las porciones de frutas y hortalizas o reduciendo el consumo de refrescos.

Otro de los aspectos más importantes que influye en la prevalencia de la obesidad infantil es la diminución de las horas que dedican los niños a la actividad física y el aumento de las horas sedentarias en el día a día de los mimos.

Algunos de los estudios más exitosos han trabajado en la reducción del número de horas dedicadas al sedentarismo. Un pequeño estudio realizado en los EE.UU. proporcionó un currículo enfocado a reducir las horas que los niños dedicaban a la televisión y a los juegos de ordenador. En comparación con una escuela de control  correspondiente, los niños que recibieron la intervención tenían menor índice de masa corporal (una medida del peso en relación con la altura) y el espesor del pliegue cutáneo era menor

No hay estudios en niños mayores que se hayan centrado exclusivamente en la reducción del número de horas de televisión. Sin embargo, una investigación de ‘Planet Health’ en Estados Unidos determinó que existía una relación entre el uso de la televisión y la obesidad infantil y que había pautas que se mantenían en la adolescencia. En concreto, el informe desveló que por cada hora que se reducía de televisión disminuía un 15% el riesgo de sufrir obesidad.

El estudio ICAPs ha confirmado una reducción en el número de adolescentes que ven más de 3 horas de televisión al día aunque, de nuevo, son las niñas las menos propensas a ‘desperdiciar’ su tiempo ante la ‘caja tonta’.

El mensaje de este año en el Día Nacional de la Nutrición es:

 

“Comer sano es divertido, la obesidad infantil no”

Fuente: Federación Española de Sociedades de Nutrición, Alimentación y Dietética

Imagen: Federación Española de Sociedades de Nutrición, Alimentación y Dietética


Nutrición y dietas · Escrito por el 28/05/14

Comentarios desactivados en 28 de mayo: Día Nacional de la Nutrición

Cómo elaborar un menú para celiacos

La enfermedad celíaca es un trastorno autoinmune del intestino delgado que se presenta en personas con predisposición genética de todas las edades. Los síntomas incluyen dolor y malestar en el tracto digestivo, estreñimiento y diarrea crónica, retraso del crecimiento, anemia y fatiga, pero en ocasiones, estos síntomas no aparecen y aparecen manifestaciones en otros órganos. A menudo se observan deficiencias de vitaminas en personas con enfermedad celíaca, debido a la disminución de la capacidad del intestino delgado de absorber adecuadamente los nutrientes contenidos en los alimentos.

Cómo elaborar un menú para celiacos (con motivo del Día Nacional del Celiaco -27 de mayo)

El gluten, la proteína que provoca los síntomas en esta enfermedad se encuentra en cereales como el trigo, la cebada, el centeno y el triticale (un cruce entre el trigo y el centeno). En un principio, una dieta libre de gluten puede llegar a ser frustrante pero con tiempo, paciencia y creatividad, se pueden encontrar muchos alimentos libres de gluten y sustitutos de alimentos tradicionales con gluten que permitirán realizar una dieta variada y equilibrada.

De forma natural nos encontramos muchos alimentos sin gluten: alubias, semillas, frutos secos en su forma natural, es decir, sin procesar, carnes, pescado y aves, frutas y hortalizas y la mayoría de los productos lácteos. Es importante asegurarse de que se trata de productos que no han sido procesados o mezclados con aditivos o conservantes que contengan gluten.

Dentro de los cereales y granos disponemos de muchas variedades que no tiene gluten como el amaranto, arrurruz, alforfón, el maíz y la harina de maíz, el lino, harinas sin gluten como el arroz, o la soja, el mijo, la quinoa, el sorgo, la soja, y la tapioca.

Se deben evitar todos aquellos alimentos que contengan cebada, centeno, triticales y trigo. Evitar el trigo puede convertirse en todo un reto debido a su omnipresencia en muchos alimentos como tal o como ingrediente minoritario, podemos encontrar bulgur, harina de trigo duro, sémola, kamut y escanda. Por lo general se deben evitar todos aquellos alimentos que no estén etiquetados como “sin gluten”.

En relación a este último caso, debemos evitar los siguientes alimentos, a menos que esté específicamente etiquetados como “sin gluten”: cerveza, panes, tortas y pasteles, golosinas, cereales, cookies y galletas, patatas fritas, salsas, pastas, fiambres procesados, aderezos para ensaladas, salsas, incluyendo la de soja, carnes en su jugo, sopas preparadas y verduras en salsa.

La contaminación cruzada se produce cuando los alimentos sin gluten entran en contacto con alimentos que contiene gluten o se preparan utilizando los utensilios indistintamente, por lo que se debe prestar mucha atención tanto a nivel industrial como a nivel particular.

En conclusión, teniendo en cuenta la gran variedad de alimentos que nos ofrece la industria alimentaria como sustitutos de los tradicionales pero sin gluten, los enfermos pueden llevar una dieta variada y equilibrada sin ningún tipo de problema.

Espero que haya sido de vuestro interés.,

Imagen: Federación de Asociaciones de Celíacos de España FACE


Nutrición y dietas · Escrito por el 27/05/14

Comentarios desactivados en Cómo elaborar un menú para celiacos

Entrenamiento en ayunas: pros y contras

De un tiempo ha esta parte se ha generalizado la idea de que hacer ejercicio físico con el estómago vacío puede acelerar la perdida de grasa corporal y, como consecuencia, conseguir bajar de peso de forma más rápida y directa. ¿Es cierto que con el estomago vacío se pierde peso más rápido? Una respuesta corta sería: depende. En el artículo de hoy veremos los pros y contras de esta tendencia y así podamos decidir si es o no adecuado para nosotros.

Entrenamientos en ayunas: pros y contras

 Ventajas del entrenamiento en ayunas

Cuando realizamos un ejercicio físico aeróbico -en este enlace podéis conocer las diferencias entre ejercicio aeróbico y anaeróbico– la energía que gastamos proviene básicamente de los hidratos de carbono en un primer momento, para posteriormente utilizar en un mayor porcentaje las grasas como fuente de energía.

Hacer ejercicio con el estómago vacío significa no disponer de hidratos de carbono, por lo que la energía vendrá de “otra parte”, la teoría es que la energía proviene de la grasa almacenada.

Esta estrategia sería más eficaz y mucho más eficiente durante la mañana, ya que han pasado varias horas desde que se realizó la última comida, el ayuno que se produce durante la noche, sin el consumo de carbohidratos, hace que la utilización de la grasa como combustible sea mas alta. Los expertos recomiendan que este tipo de estrategia se realice de vez en cuando como una forma de “enseñar” al cuerpo a utilizar la grasa como fuente de energía en una mayor proporción.

Desventajas del entrenamiento en ayunas

Hacer ejercicio con el estómago vacío puede ser un camino directo a la fatiga muscular. La conclusión es que el ejercicio requiere energía y que esa energía la obtenemos de los alimentos que consumimos. Si tenemos hambre mientras realizamos ejercicio físico, la calidad del entrenamiento se va a reducir considerablemente, ya que simplemente, no disponemos de energía para realizar una actividad física vigorosa.

Además, hacer ejercicio en ayunas aumenta la probabilidad de sufrir lesiones por caídas relacionadas con el mareo derivado de una hipoglucemia repentina. Por último, cuando se realizan entrenamientos en ayunas, nos arriesgamos a perder masa muscular, y, como consecuencia a una disminución de nuestra fuerza y resistencia.

 Para conseguir completar nuestros entrenamientos y así mejorar nuestra fuerza y resistencia física debemos comer antes de hacer cualquier tipo de ejercicio físico. A continuación algunos consejos:

  • Evita las comidas pesadas antes de los entrenamientos
  • Elige comidas que incluyan hidratos de carbono complejos y proteínas
  • Planifica las comidas para que se produzcan 90 minutos antes de los entrenamientos.
  • Ingiere líquidos antes, durante y después de los entrenamientos

Artículos relacionados:

 Espero que haya sido de vuestro interés.

Imagen: Galería Flickr Ali Samieivafa


Fitness y deporte · Escrito por el 14/05/14

Comentarios desactivados en Entrenamiento en ayunas: pros y contras