El fraude en los alimentos

Aunque la legislación alimentaria de la Unión Europea es muy detallada con respecto a la inocuidad de los alimentos (incluidos los controles y pruebas que se realizan en los residuos y otros contaminantes de los alimentos y piensos), no existe un marco específico para controlar el fraude alimentario, con la excepción de que, de forma general, el consumidor no puede ser engañado.

El fraude en los alimentos

Para solucionar este problema, se están poniendo en marcha una serie de medidas que permitan fortalecer y aumentar aún más las normas y los controles ya existentes. Un gran número de estas normas y controles están reflejados en el Plan de Acción de la Unión Europea para hacer frente a los fraudes alimentarios. Este Plan de acción se base en cinco medidas concretas:

  1. Reforzar la capacidad de las Administraciones Públicas para controlar el fraude alimentario
  2. Programa de pruebas (ADN, residuos)
  3. Pasaporte equino
  4. Mejora del etiquetado
  5. Controles Oficiales y sanciones

La Unión Europea se compromete a sancionar a aquellas empresas que colocan comida en el mercado de forma deliberada, con la intención de obtener un beneficio económico. En los últimos años se han destapado fraudes como la utilización de carne de caballo en productos fabricados a base de carne de vacuno, la adición de melanina a la leche y a los preparados infantiles o a la adulteración del chile en polvo con sudán rojo (colorante alimentario).

Los programas de seguimiento y vigilancia que se ponen en marcha de forma rutinaria por las autoridades reguladoras de los países componentes de la Unión Europea tiene como objetivo supervisar los alimentos en los establecimientos de venta de productos alimentarias y  garantizar que estos cumplen con los requisitos de la legislación alimentaria y que, además, su consumo es seguro.

La Unión Europea ya cuenta con una batería de controles muy amplia y con una legislación que obliga a las empresas que forman parte de la industria alimentaria a controla la trazabilidad de los alimentos y su etiquetado.

Sin embargo, el incidente de la carne de caballo ha arrojado una nueva luz sobre las prácticas fraudulentas y la necesidad de reforzar los controles. La Comisión Europea propuso un plan de acción apara bordar las deficiencias identificadas en la cadena de alimentaria.

En conclusión, la carne de caballo ha dado una lección importante a las autoridades y empresas alimentarias tanto a nivel europeo como a nivel nacional. Se ha demostrado la importancia de los controles adecuados y del establecimiento de medidas disuasorias. Los controles oficiales realizados de forma coordinada han aumentado la pruebas y controles que se realizan de forma aleatoria y el número de sanciones financiarías que se han tramitado. Ésta nueva estrategia debería repercutir positivamente sobre los consumidores, que sin duda, manda un mensaje directo a aquellos que deliberadamente tratan de engañar y cometer un fraude a lo largo de la cadena alimentaria.

Espero que haya sido de vuestro interés

Imagen: Galería Flickr jlastras


Nutrición y dietas · Escrito por el 31/03/14

Comentarios desactivados en El fraude en los alimentos

¿Necesitamos suplementos alimentarios?

Los suplementos alimenticios o suplementos dietéticos o nutricionales tienen como objetivo aportar los nutrientes que no pueden ser consumidos en cantidades suficientes a través de los alimentos. Los suplementos nutricionales pueden ser de vitaminas, minerales, aminoácidos, ácidos grasos y otras sustancias que se presentan en forma de  píldoras, comprimidos, en polvo para reconstituir etc., están disponibles en una gama de dosis muy amplia y con diferentes combinaciones.

 ¿Necesitamos suplementos alimentarios?

Sin embargo, únicamente necesitamos una cierta cantidad de cada nutriente para que la maquinaria del cuerpo funcione correctamente, y aportar mayores cantidades no necesariamente implica un funcionamiento mejor. En dosis altas, de hecho, algunos nutrientes pueden tener efectos adversos sobre la salud, resultando realmente perjudiciales. Por esta razón, los suplementos nutricionales se deben vender con una recomendación de dosis diaria que sea apropiada para la persona que los consume, incluyendo una declaración a modo de advertencia con el fin de no superar esa dosis.

Los suplementos nutricionales no son, ni deben convertirse en el sustituto de una dieta saludable. Una dieta equilibrada que incluya frutas, verduras, cereales integrales, un cantidad suficiente de proteínas, y grasas saludables es más que suficiente para aportar en cantidad y en variedad suficiente todos aquellos  macronutrientes y micronutrientes que son necesarios para el buen funcionamiento de nuestros sistemas vitales.

La mayoría de los países europeos están de acuerdo en que los mensajes dirigidos al público en general se centran en establecer guías y recomendaciones nutricionales en las que no se incluyen este tipo de suplementos. Sin embargo,existen ciertos grupos de población o individuos que necesitan conocer con mayor profundidad cómo y de qué modo utilizar los complementos nutricionales, incluso cuando tienen una dieta equilibrada, como ocurre con las mujeres que están en edad de procrear o en aquellas personas que toman un medicamento específico que compromete la absorción de un determinado nutriente.

Actualmente, no todo el mundo es capaz de seguir y mantener una dieta variada y equilibrada, en parte por desconocimiento, por llevar una vida muy rápida, por realizar alguna de las comidas principales fuera de casa, por tener un horario de trabajo nocturno o con turnos rotativos etc.,

El Proyecto financiado por fondos europeos EURRECA encontró que una parte importante de la población de europea tenía una ingesta deficiente de vitamina C, vitamina D, ácido fólico, calcio, selenio y yodo. Una encuesta reciente mostro una preocupación generalizada en la población por la ingesta de Vitamina D, mientras que ciertos grupos de edad estaban más preocupados por el consumo de minerales.

 

En conclusión, a algunos grupos de población se les aconseja tomar suplementes nutricionales en determinadas circunstancias, pero el mensaje general debe ser: seguir una dieta sana y equilibrada, leer atentamente las etiquetas de los suplementos nutricionales y de los alimentos enriquecidos y evitar tomar múltiples dosis que exceden las cantidades diarias recomendadas (CDR).

Espero que haya sido de vuestro interés,

Imagen: Galería Flickr erix!


Nutrición y dietas · Escrito por el 26/03/14

Comentarios desactivados en ¿Necesitamos suplementos alimentarios?

Cómo prevenir el daño articular: condroitina y glucosamina

La creencia de que ambos compuestos pueden aliviar el dolor articular y la probabilidad de reducir el riesgo de sufrir osteoartritis ha hecho que la utilización de suplementos de glucosamina y condroitina haya crecido en popularidad entre atletas de diferentes  disciplinas. Esta creencia se basa en que, tanto la glucosamina como la condoritina previenen la desintegración del cartílago articular y/o estimulan la producción del mismo, preservando la integridad de las articulaciones ante entrenamientos intensos y pruebas deportivas de larga duración como los ultra-trails de montaña. Conozcamos más a fondo ambos compuestos.

La creencia de que ambos compuestos pueden aliviar el dolor articular y la probabilidad de reducir el riesgo de sufrir osteoartritis ha hecho que la utilización de suplementos de glucosamina y condroitina haya crecido en popularidad entre atletas de diferentes  disciplinas. Esta creencia se basa en que, tanto la glucosamina como la condoritina previenen la desintegración del cartílago articular y/o estimulan la producción del mismo, preservando la integridad de las articulaciones ante entrenamientos intensos y pruebas deportivas de larga duración como los ultra-trails de montaña. Conozcamos más a fondo ambos compuestos. •	La glucosamina La glucosamina se crea a partir de la glucosa y un aminoácido llamado glutamina. A nivel corporal, la glucosamina forma parte de los proteoglicanos, que son básicamente proteínas que contienen cadenas largas de azúcar en su molécula. Los proteoglicanos se encuentran en todo el cuerpo, pero parecen estar concentrados principalmente en los espacios que existen entre las células, incluyendo las articulaciones, y tienen una propiedad que los diferencia del resto de moléculas, son capaces de retener agua. Los defensores de la utilización de la glucosamina como suplemento nutricional se centran en este aspecto, y como su capacidad de retención de agua puede inhibir la destrucción y favorecer la formación del cartílago. •	La condroitina El sulfato de condroitina es un glicosaminoglicano, básicamente se trata de un compuesto que contiene un aminoácido unido a una cadena de hidratos de carbono, siendo un componente clave del cartílago articular. Al igual que la glucosamina, la condroitina tiene una afinidad muy fuerte por el agua, lo que favorece que esta se mantenga retenida entre las células y así las articulaciones se mantengan lubricadas. Como parte del proceso de envejecimiento, la cantidad de sulfato de condroitina en el cartílago articular tiende a disminuir, y las articulaciones se vuelven más rígidas y menos flexibles. Tanto la glucosamina como el sulfato de condroitina son fabricados con facilidad por las células del cuerpo humano, por lo que la estrategia de suplementación únicamente consigue aumentar el stock de ambas sustancias en el organismo. Los fabricantes suelen utilizar conchas del mar y cartílago de origen animal para fabricar ambos compuestos dirigidos a dos grupos de personas de forma general: 	Las personas que sufren osteoartirtis 	Los atletas que experimentan lesiones por desgaste En conclusión, se han llevado a cabo muy pocos estudios que aporten una evidencia científica solida sobre los beneficios de la suplementación nutricional con ambos compuestos y como ésta puede reducir el dolor articular en atletas, acelerar la recuperación y la formación de nuevo cartílago después de un ciclo de entrenamientos de alta intensidad, prevenir la aparición de osteoartritis, etc., Por tanto, será necesario seguir realizando investigaciones, para poder focalizar y mejorar el uso efectivo de este tipo de suplementos tanto en personas sanas como en personas enfermas.  Espero que haya sido de vuestro interés.

  • La glucosamina

La glucosamina se crea a partir de la glucosa y un aminoácido llamado glutamina. A nivel corporal, la glucosamina forma parte de los proteoglicanos, que son básicamente proteínas que contienen cadenas largas de azúcar en su molécula. Los proteoglicanos se encuentran en todo el cuerpo, pero parecen estar concentrados principalmente en los espacios que existen entre las células, incluyendo las articulaciones, y tienen una propiedad que los diferencia del resto de moléculas, son capaces de retener agua. Los defensores de la utilización de la glucosamina como suplemento nutricional se centran en este aspecto, y como su capacidad de retención de agua puede inhibir la destrucción y favorecer la formación del cartílago.

  • La condroitina

El sulfato de condroitina es un glicosaminoglicano, básicamente se trata de un compuesto que contiene un aminoácido unido a una cadena de hidratos de carbono, siendo un componente clave del cartílago articular. Al igual que la glucosamina, la condroitina tiene una afinidad muy fuerte por el agua, lo que favorece que esta se mantenga retenida entre las células y así las articulaciones se mantengan lubricadas. Como parte del proceso de envejecimiento, la cantidad de sulfato de condroitina en el cartílago articular tiende a disminuir, y las articulaciones se vuelven más rígidas y menos flexibles.

Tanto la glucosamina como el sulfato de condroitina son fabricados con facilidad por las células del cuerpo humano, por lo que la estrategia de suplementación únicamente consigue aumentar el stock de ambas sustancias en el organismo. Los fabricantes suelen utilizar conchas del mar y cartílago de origen animal para fabricar ambos compuestos dirigidos a dos grupos de personas de forma general:

  • Las personas que sufren osteoartirtis
  • Los atletas que experimentan lesiones por desgaste

En conclusión, se han llevado a cabo muy pocos estudios que aporten una evidencia científica solida sobre los beneficios de la suplementación nutricional con ambos compuestos y como ésta puede reducir el dolor articular en atletas, acelerar la recuperación y la formación de nuevo cartílago después de un ciclo de entrenamientos de alta intensidad, prevenir la aparición de osteoartritis, etc., Por tanto, será necesario seguir realizando investigaciones, para poder focalizar y mejorar el uso efectivo de este tipo de suplementos tanto en personas sanas como en personas enfermas.

Espero que haya sido de vuestro interés.

Imagen: Galería Flickr  e-MagineArt.com


Fitness y deporte · Escrito por el 19/03/14

Comentarios desactivados en Cómo prevenir el daño articular: condroitina y glucosamina

Cómo sacar el máximo rendimiento a los alimentos

Los nutrientes contenidos en los alimento no solo se diferencian en cuanto a su función corporal o en la cantidad de energía que aportan, como ocurre con los macronutrientes, sino que también se diferencian en su biodisponibilidad. Entender la biodisponibilidad de los nutrientes ayuda a optimizar las dietas y a establecer recomendaciones nutricionales más adecuadas y acertadas.

Cómo sacar el máximo rendimiento a los alimentos

Existen varias definiciones para el concepto “biodisponibilidad de nutrientes”, pero en términos generales se refiere a la proporción de nutrientes que se absorbe de la dieta y se utiliza para cubrir las necesidades fisiológicas corporales. La modificación en la biodisponibilidad de los nutrientes se puede producir en las diferentes fases o etapas que sigue el nutriente desde que es ingerido hasta que es excretado, son las siguientes:

  1. Liberación de los nutrientes de la matriz dietética y físico-química.
  2. Efecto de las enzimas digestivas en el intestino
  3. Unión y captación de los nutrientes por la mucosa intestinal
  4. Transferencia a través de la pared intestinal a la sangre o a la circulación linfática
  5. Distribución sistémica
  6. Deposición sistémica
  7. Utilización metabólica y funcional
  8. Excreción (por la orina o las heces)

Como es evidente a partir de esta lista, la biodisponibilidad de un nutriente se rige por factores externos e internos. Los factores externos incluyen la matriz del alimento y de la forma química del nutriente en cuestión, mientras que el género, la edad, el estado nutricional y la etapa de la vida (por ejemplo, embarazo) se encuentran entre los factores internos.

La biodisponibilidad de los macronutrientes (hidratos de carbono, proteínas y grasas) es generalmente superior al 90% de la cantidad ingerida. Por otro lado, los micronutrientes, es decir, vitaminas y minerales, y fitoquímicos bioactivos, como flavonoides y carotenoides, pueden variar ampliamente su tanto su absorción como su capacidad de utilización.

Los nutrientes pueden interactuar entre ellos o con otros componentes de la dieta en el momento de la absorción, dando como resultado o bien un cambio de la biodisponibilidad, aumentando o disminuyendo la misma, o bien una inhibición en la capacidad de absorción del nutriente. En este último caso, la sustancia que produce la inhibición de la absorción de un nutriente se la califica como anti-nutriente.

Aquellas sustancias que aumentan la biodisponibilidad de un nutriente pueden actuar de diferentes formas, por un lado manteniendo la solubilidad del mismo o por otro lado protegiéndolo de la acción de los anti-nutrientes. Por ejemplo, los carotenoides son sustancias solubles en grasa, por lo que la adición de pequeñas cantidades de aceite mejora su biodisponibilidad. Es el caso del tomate y el aceite de oliva. De mismo modo, la carne, el pescado y las aves de corral, además de contener una cantidad muy significativa de hierro altamente disponible, mejoran la absorción del hierro contenido en otros alimentos.

Espero que haya sido de vuestro interés.

Imagen: Galería Flickr Ajith_chatie


Nutrición y dietas · Escrito por el 17/03/14

Comentarios desactivados en Cómo sacar el máximo rendimiento a los alimentos

El desayuno: saludable y nutritivo para toda la familia

La mayoría de los niños y adolescentes pasan de estar dormidos, un periodo en el que organismo se encuentra en ayuno, a una vida muy activa. La necesidad de glucosa por parte de los músculos y el cerebro se dispara y eso implica una gran demanda de combustible.

 El desayuno: saludable y nutritivo para toda la familia

El desayuno rompe con el ayuno nocturno y proporciona la energía suficiente para poner en marcha el cuerpo y agudizar la mente. Sin embargo, entre el 10% y el 30% de los niños europeos se salta el desayuno. En comparación,  los adolescentes y las niñas son los que más probabilidades tienen de hacerlo.

En comparación con los pequeños que no desayunan, los niños que si lo hacen cumplen con las recomendaciones de vitaminas, minerales y fibra que recomiendan los organismos nacionales como la Agencia Española de  Consumo Seguridad Alimentaria y Nutrición a través del Programa PERSEO.

En la actualidad existe una clara evidencia de que los niños que desayunan tienden a ser más delgados. Una revisión sistemática reciente de dieciséis estudios que examinaron el efecto de saltarse el desayuno en el control de peso en más de 59,000 niños y adolescentes europeos, encontró que realizar el desayuno estaba asociado con un menor índice de masa corporal (una medida del peso en relación con la altura) y una mayor protección contra el sobrepeso y la obesidad.

Pero los beneficios van más allá del control del peso, los primeros estudios de laboratorio indican y ponen de manifiesto los efectos positivos del desayuno en indicadores como el desempeño intelectual, incluyen la recuperación de la memoria, la capacidad de concentración y la creatividad. La primeras conclusiones indican que lo importante es realizar el desayuno, independientemente de la cantidad de energía que se tome, o el tipo de desayuno que se consuma de forma específica.

Actualmente las campañas para la divulgación de los beneficios del desayuno se centran en promover las ventajas de esta primera comida del día con iniciativas que surgen desde la empresa privada como la campaña de El Estirón, hasta campañas que aparecen en entidades públicas donde se destaca la importancia de un buen desayuno

 

En conclusión, el desayuno mejora la ingesta de nutrientes de forma general y se asocia con un aumento del rendimiento intelectual del niño y del control de su peso. Las estadísticas nos dicen que los niños y los adolescentes que toman el desayuno se encuentran en un entorno familiar en el que los adultos también realizan esta toma, por lo tanto, padres, madres y cuidadores deben hacer especial hincapié en preparar y elaborar un desayuno saludable en el que aparezcan los tres grupo de alimentos indicados por los especialistas: lácteo, cereal y fruta.

 Espero que haya sido de vuestro interés.

Imagen: Galería FLickr +Angst


Nutrición y dietas · Escrito por el 10/03/14

Comentarios desactivados en El desayuno: saludable y nutritivo para toda la familia

Las proteínas en nuestro cuerpo

Cada célula y tejido de nuestro cuerpo contiene proteínas. Es en los músculos, los huesos, el cabello, las uñas y la piel donde se encuentra en mayor proporción, representando un aproximadamente un 20% del total de nuestro cuerpo. Además, algunas proteínas no solo tienen un papel estructural si no que participan en la regulación del equilibrio corporal en forma de enzimas, hormonas, neurotransmisores, anticuerpos, hemoglobina y muchos más.

Las proteínas en nuestro cuerpo

Las proteínas están compuestas por aminoácidos. Existen 20 aminoácidos, algo así como un alfabeto, donde las diferentes combinaciones de estos aminoácidos permite la creación de todo un “leguaje” de proteínas. Dependiendo de la secuencia con la que estos aminoácidos se combinan, la proteína tendrá funciones específicas en el cuerpo.

El cuerpo obtiene los aminoácidos de los alimentos ricos en proteínas. Las enzimas digestivas descomponen las proteínas en sus componentes más básicos que, una vez absorbidos se vuelve a unir en función e las necesidades para el crecimiento y mantenimiento de las estructuras corporales y del resto de funciones.

Existen dos tipos de aminoácidos, los esenciales y los no esenciales. Los ocho aminoácidos esenciales no puede ser sintetizados por el cuerpo, por lo que tendrán que se suministrado con la comida. Los 12 aminoácidos no esenciales pueden ser sintetizados en el cuerpo a partir de otros aminoácidos.

El cuerpo no puede almacenar los aminoácidos por lo que está constantemente rompiendo y rehaciendo las proteínas. Este proceso de reciclaje se sustenta en los aminoácidos que son aportados por las proteínas contenidas en la dieta.

Dado que los músculos están hechos de proteína, algunos deportistas consumen más proteínas que una persona que no realiza deporte con el fin de mantener o aumentar tanto la fuerza como el tamaño muscular. Sin embargo, comer más proteína no mejora la fuerza, únicamente conseguiremos mejorar nuestra fuerza realizando los ejercicios adecuados para hacer que los músculos sean más grandes y fuertes.

El cuerpo utiliza sólo la proteína que necesita y como muchos alimentos que son ricos en proteínas también lo son en grasas, una dieta con una cantidad elevada de proteínas también puede aportar un exceso de calorías aportadas por la grasa que la acompaña, por lo que debemos tener en cuenta si se trata de proteína libre de grasa o no. Por ejemplo, un filete de ternera contiene proteínas acompañada de grasa visible y no visible, en cambio una pechuga de pollo contiene proteína libre de grasa.

La presencia de alimentos ricos en proteína, como leche, carne, pescado, huevos y legumbres es esencial para mantener una dieta equilibrada, ahora bien debemos evitar los excesos. Las carnes y los pescados estarán presentes en nuestra dieta entre 3 y 4 veces por semana, los huevos entre 4 y 5 veces, los lácteos entre 2 y 4 veces al día y las legumbres alrededor de 2 y 3 veces semanales.

La mayoría de las personas sanas necesitan  que entre un 10% y un 15% de la energía que consumen a lo largo del día provenga de las proteínas, lo que supone aproximadamente 0,75 g por cada kilogramo de peso al día. Por lo tanto, un hombre de 70 kg y una mujer de 55 kg necesitaran entre 50 y 60 g y 40-50 g al día de proteínas respectivamente.

Espero que haya sido de vuestro interés.

Imagen: Galería Flickr  Okko Pyykkö


Nutrición y dietas, Salud y Bienestar · Escrito por el 28/02/14

Comentarios desactivados en Las proteínas en nuestro cuerpo

Cómo afecta la inanición a la salud

La inanición es una deficiencia grave de energía y nutrientes. Es la forma más extrema de desnutrición. En los seres humanos, un ayuno prolongado causa daños permanentes en los órganos vitales y finalmente la muerte.

Cómo afecta la inanición a la salud

Según la Organización Mundial de la Salud, el hambre es la amenaza más grave para la salud pública en el mundo. La OMS también señala que la desnutrición es de lejos el mayor contribuyente a la mortalidad infantil, presente en la mitad de los casos que se producen en el mundo. La desnutrición es un factor que contribuye a la muerte de 3,1 millones de niños menores de cinco años cada año.

De acuerdo con estimaciones de la Organización Mundial de la Salud había 925 millones de menores desnutridos en el mundo en 2010. Esto cifra representaba una disminución con respecto a los 1023 millones de personas desnutridas en 2009.

El catabolismo es una reacción metabólica que consiste en la rotura de los músculos y otros tejidos mantener los sistemas vitales tales como el sistema nervioso y el músculo del corazón (miocardio) en funcionamiento. Los individuos que experimentan inanición en un principio pierden grasa de forma considerable y en menor grado masa muscular que el cuerpo descompone para obtener energía

Uno de los síntomas más comunes de la inanición en niños es el estómago hinchado, como hemos podido ver en numerosas ocasiones en televisión, este tipo de manifestación clínica representa una forma de desnutrición llamada kwashiorkor que es causada por el déficit de proteínas en la dieta. Los niños son más vulnerables a kwashiorkor cuyos síntomas más avanzados incluyen la pérdida de peso y la pérdida de masa muscular.

La deficiencia de vitamina A es otra de las consecuencias de la inanición, su ausencia o presencia en niveles más bajos de los recomendados conduce a anemia, beriberi, pelagra y escorbuto. Estas enfermedades en conjunto pueden causar diarrea, erupciones en la piel, edema e insuficiencia cardíaca. Los individuos experimentan a menudo irritabilidad y letargo de forma conjunta.

Los primeros síntomas de la inanición incluyen impulsividad, irritabilidad, hiperactividad, etc. La atrofia del estómago debilita la percepción de hambre, ya que la percepción es controlada por el porcentaje del estómago que está vacío. Las víctimas de la inanición están a menudo demasiado débiles para sentir sed, y por lo tanto se deshidratan.

Todos los movimientos se vuelven dolorosos debido a la atrofia muscular y la piel se vuelve seca y agrietada como consecuencia de la deshidratación severa. Con un cuerpo debilitado, las enfermedades son comunes. Los hongos, por ejemplo, a menudo crecen bajo el esófago, lo que hace que tragar sea insoportablemente doloroso.

La deficiencia de energía inherente a la inanición causa fatiga y hace que las víctimas se vuelvan más apáticas con el tiempo. A medida que la persona hambrienta se vuelve demasiado débil para moverse o incluso comer, su interacción con el mundo circundante disminuye.

Espero que haya sido de vuestro interés.

Imagen: Galería Flickr US Army Africa


Salud y Bienestar · Escrito por el 24/02/14

Comentarios desactivados en Cómo afecta la inanición a la salud

Propiedades nutricionales de los alimentos de invierno

El invierno es la estación de los alimentos ricos en fibra, llenos de color y sabor, son alimentos ricos en vitaminas, minerales y proteínas de alto valor biológico. Legumbres, frutos rojos, calabaza de invierno, etc., son solo algunos de los alimentos que podemos encontrar en la estación invernal y que se van a convertir en el arma más efectiva contra los resfriados y las enfermedades típicas de esta época.

Propiedades nutricionales de los alimentos de invierno

Las legumbres, como los garbanzos, las judías blancas y pintas, las lentejas, los guisantes, etc., son alimentos ricos en fibra y proteínas, tienen un sabor carnoso lo que los hace perfectos como ingrediente para sopas, guisos y caldos.

Durante todo el año compramos en los supermercados frutos rojos envasados, desecados, congelados e incluso liofilizados, pues bien, durante el invierno podemos conseguirlos frescos. Los arándanos por ejemplo, no solo son unos frutos deliciosos, sino que son muy bajos en calorías, ricos en vitamina C y en fibra alimentarias que nos ayuda a regular el transito intestinal. Los podemos utilizar en ensaladas, panes, bollos, en un bol con yogur o en un revuelto de setas y frutos secos.

La calabaza de invierno la podemos encontrar en abundancia y a un precio muy económico durante estas semanas. Tanto la pepita como la pulpa son ricas en vitamina C y nutrientes. Una taza contiene tan solo 115 calorías, 9 gramos de fibra y entre el 30% y el 40 % de muchas de las vitaminas que necesitamos a lo largo del día, como la B1, la B6, la vitamina C, el ácidos fólico, etc., además de una proporción muy importante de minerales como el magnesio.

El invierno es también la temporada de los cítricos frescos y las naranjas cargadas de vitamina C, además, las naranjas contienen cantidades muy importantes de ácidos fólico, una vitamina que ayuda a mantener el corazón sano, así como fibra y potasio.

La col y la col rizada son ricas en vitamina A y contienen luteína y zeaxantina, dos fitoquímicos naturales que ayudan a prevenir y evitar que aparezcan enfermedades relacionadas con la degeneración macular que se producen en nuestros ojos por la edad. Añadidas como ingrediente en ensaladas, sopas y guisos, la col y la col rizada dan un sabor inconfundible a las recetas invernales.

Si bien es cierto que el desarrollo de las tecnologías de conservación de los alimentos hacen que podamos tener cualquier tipo de alimento en cualquier mes del año, debemos intentar usar en nuestras recetas alimentos de temporada por varias razones. Por un lado, van a ser más económicos y, por otro, la calidad organoléptica (aquella que podemos identificar por los sentidos) y la calidad nutricional de los mismos va a ser muy diferente.

Los alimentos que crecen durante el invierno nos dan un gran número de posibilidades para preparar recetas sabrosas y nutritivas que van a gustar a toda la familia, y que aportan todos los nutrientes necesarios para que nuestro sistema inmunitario se mantenga fuerte frente a las infecciones más comunes que pueden aparecer.

Espero que haya sido de vuestro interés.

Imagen: Galería Flickr  rusvaplauke


Nutrición y dietas · Escrito por el 21/02/14

Comentarios desactivados en Propiedades nutricionales de los alimentos de invierno

La mejor alimentación para hacer deporte en invierno

Practicar deporte durante el invierno supone uno de los mayores retos a los que podemos someter a nuestro cuerpo, por lo que los atletas que participan en deportes de invierno tienen que tomar algunas precauciones que les permitan sentirse cómodos y seguros y claro, rendir al máximo.

La mejor alimentación para hacer deporte en invierno

Durante la práctica deportiva a bajas temperaturas es tan importante lo que comemos y bebemos antes y durante el esfuerzo. Una alimentación adecuada permite regular nuestra temperatura corporal, manteniendo nuestro cuerpo caliente y proporcionando suficiente combustible para que los músculos puedan trabajar al máximo.

Para contrarrestar la bajada de temperatura corporal típica en los deportes de invierno, nuestro cuerpo tiende a incrementar el metabolismo para aumentar la temperatura, lo que supone un aumento en el consumo calórico. Por otro lado, la respiración supone una perdida significativa de agua que los deportistas de invierno deben recuperar a través del agua de bebida. En relación con la hidratación ocurre algo paradójico, si bien las necesidades hídricas están aumentadas, la sensación de sed está disminuida por lo que debemos beber a pesar de no tener sed.

Cuando se trata de elegir alimentos para ingerir durante un día de frío la primera duda, de fácil solución por otro lado, es si podemos tomar alimentos calientes. La respuesta es sí, debemos tomar alimentos calientes que contribuyan a mantener la temperatura corporal y a un ahorro de energía.

Para poder rendir al máximo, debemos tener en cuenta no solo los alimentos y las bebidas que consumimos durante la práctica deportiva sino también lo que ingerimos antes de realizar el esfuerzo. Como máximo dos horas antes deberemos hacer una ingesta importante de hidratos de carbono, por ejemplo, si vamos a hacer una salida a la montaña a las 8 de la mañana, sobre la 6 de la mañana haríamos un desayuno rico en cereales, tratando de evitar los productos integrales. Pero aún hay más, tan importante es el desayuno como la cena del día anterior, que al igual que este deberá estar compuesta  de alimentos ricos en hidratos de carbono.

Una vez que hemos iniciado la práctica deportiva tendremos una máxima en nuestro pensamiento “comer antes de tener hambre y beber antes de tener sed”. Sean alimentos fríos o calientes, sean líquidos o sólidos, ricos en hidratos de carbono o en proteínas la pauta será beber cada 20 minutos aproximadamente y comer cada  35-40 minutos. Siempre teniendo en cuenta el deporte que estamos practicando y la intensidad con la que lo estamos haciendo.

A continuación resumimos algunos de los consejos básicos que nos permitirán superar una larga jornada de deporte invernal:

  • Beber agua con frecuencia ( 500 ml-cada 20-30 minutos)
  • Comer alimentos ricos en hidratos de carbono (200 kcal-cada 35-40 minutos)
  • Evitar el consumo de cafeína. Aumenta la sudoración y favorece la diuresis.
  • Evitar el consumo de alcohol. Aumenta la deshidratación, además, favorece la dilatación de los vasos sanguíneos contribuyendo a la perdida de calor.

Para evitar complicaciones de última hora con las provisiones, es importante que siempre tengamos una fuente de alimentación de emergencia. Es decir, llevar un poco más de comida de lo planificado por si acaso.

 Espero que haya sido de vuestro interés.

Imagen: Galería Flickr ralph and jenny


Nutrición y dietas · Escrito por el 14/02/14

Comentarios desactivados en La mejor alimentación para hacer deporte en invierno

Comer bien con un presupuesto bajo durante el invierno

Los consejos que veremos en el artículo de hoy nos ayudarán a ahorrar en nuestro presupuesto para la lista de la compra de alimentos, teniendo en cuenta las recomendaciones alimentarias de las asociaciones nacionales e internacionales. Debemos ser conscientes de que se puede ahorrar y tener una dieta equilibrada.

Comer bien con un presupuesto bajo en invierno

1.     Planificar con anticipación

Antes de realizar la compra revisaremos los alimentos que tenemos en la despensa, en el frigorífico y en el congelado. Crear una lista detallada de la compra en base a nuestras necesidades y un plan de menú semanal.

2.     Elegir alimentos saludables

El consumo de alimentos saludables hace que ahorremos dinero. Los investigadores encontraron que cuando las familias diversas familias cambiaron su alimentación eligiendo alimentos saludables no solo perdieron peso si no que ahorraron en el presupuesto dedicado a la compra de alimentos.

3.     Comprar productos de temporada

Es importante que nos informemos de cuales son los alimentos de temporada. La comida de temporada tiene mejor precio, mejor sabor y además nos aportará los nutrientes necesarios para evitar que aparezcan enfermedades típicas de cada estación.

4.     Utilizar cupones de venta

La planificación de las comidas de toda una semana hace que la factura pueda ser excesivamente grande para nuestra disponibilidad económica. Los periódicos están llenos de cupones descuento que pueden ayudarnos con la compra. Ahora bien, es muy importante que únicamente utilicemos aquellos que nos permitan ahorrar en artículo que ya teníamos planificado que íbamos a comprar

5.     Pensar en alimentos congelados, enlatados o desecados

Los alimentos congelados, enlatados o desecados son una valiosa alternativa a los alimentos frescos. Se trata de formas de presentaciones más económicas e igualmente nutritivas.

6.     Elegir la fuente de proteínas correcta

Una dieta variada siempre será la mejora alternativa, y si hablamos de alimentos ricos en proteínas además de los beneficios que nos aportará a la salud también vamos a ahorrar en el presupuesto. Las proteínas son necesarias para la renovación de los tejidos, el fortalecimiento del sistema inmunitario, etc., pero no solo se encuentran en carnes y pescados, podemos obtenerlas de fuentes más económicas como legumbres, huevos, tofu, etc.

7.     Evitar el desperdicio

Antes de coger alimentos perecederos, es decir, que tienen una vida útil muy corta debemos pensar en cómo vamos a utilizarlos.

8.     Comprar marcas blancas

Para poder ajustar el presupuesto debemos considerar la posibilidad de elegir  las marcas blancas en lugar de las marcas comerciales originales que son más caras. Muchas marcas nacionales utilizan el mismo producto, únicamente lo envasan con un sello distinto por lo que la calidad de la marca original y la marca blanca es exactamente la misma.

9.     Evitar los alimentos pre-envasados

La compra de alimentos pre-envasados que encontramos en los lineales del supermercado, lavados, cortados en tacos, rodajas, etc., van a hacer que nuestro presupuesto se dispare.

10.    Comprar y cocinar a granel

Comprar al por mayor es una de las formas más efectivas de ahorrar dinero. Pero no solo comprar a granel ahorra dinero, también cocinar a granel, podemos preparar alimentos para varios días y elaborar una conserva o congelar en diferentes porciones.

Con una dieta variada, equilibrada y en la que prevalezcan los alimentos de temporada conseguiremos proteger nuestra salud y nuestro bolsillo.

Espero que haya sido de vuestro interés.

Imagen: Galería Flickr Tax Credits


Nutrición y dietas, Salud y Bienestar · Escrito por el 07/02/14

Comentarios desactivados en Comer bien con un presupuesto bajo durante el invierno