Mamá embarazada ,no duermas boca arriba

Una investigación demuestra que los fetos son más sanos y viables cuando las madres duermen de lado, mientras que dormir boca arriba le perjudica.

Una de las molestias más habituales en las mujeres embarazadas se produce a la hora de dormir. La gran duda siempre es saber cuál es la mejor postura para dormir embarazada  en la que la madre se encuentre más cómoda y el feto no sufra ningún daño. En este último punto, una investigación de la Universidad de Auckland aparecida en The Journal of Physiology afirma que si la mujer embarazada duerme boca arriba en los últimos meses podría provocar problemas al feto. En dicha investigación se analizó los bebés que nacieron durante la noche y cuál era la posición más habitual de la madre al dormir.

En la misma línea  se demostró que la postura en la que duerme la madre en el último trimestre está directamente relacionado con un mayor riesgo de muerte fetal.

Para realizar la investigación se instalaron cámaras de vídeo infrarrojas que permitieran registrar la postura en la que dormían las embarazadas. Además, se usó el estudio para guardar datos como la frecuencia cardiaca tanto de la madre como del feto con un dispositivo de ECG. De los resultados, después de la toma de datos y la observación, se extrae que cuando la madre dormía boca arriba, el feto se mostraba menos activo, lo cual muestra su medida de bienestar. Sin embargo, cuando las madres estaban de lado, derecho o izquierdo, indistintamente, los niños estaban mucho más activos. De hecho, cuando la madre pasaba de estar de lado a estar bocarriba, la actividad de los bebés disminuía o, incluso, se quedaban quietos. La investigación se realizó sobre 30 mujeres embarazadas que estaban entre las 34 y las 38 semanas de gestación que tuvieron bebés sanos.

La investigación se ha ampliado y ahora se estudian los embarazos en los que el feto no está creciendo adecuadamente o la madre afirma que han disminuido los movimientos fetales porque ambos casos se asocian con un mayor riesgo de que los fetos fallezcan antes de nacer.

De las investigaciones anteriores podemos deducir, según uno de los investigadores, Peter Stone, que “en la situación en la que el bebé puede no estar sano, como aquellos con un crecimiento intrauterino retardado, es posible que el feto no tolere el hecho de dormir boca arriba”. Bajo esta premisa, afirma Stone que “estamos sugeriendo que ahora hay suficientes pruebas para recomendar a las madres evitar dormir boca arriba cuando están embarazadas, no sólo por los datos epidemiológicos, también porque se ha demostrado que tiene un mal efecto claro en el bebé”.

Imagen de Flickr


Salud y Bienestar · Escrito por el 12/12/17


Un zumo para cada deporte

Los zumos de fruta son grandes aliados de los deportistas, ya que nos apostan una serie de elementos que nos ayudan a recuperar o a no parar.

Una de las principales prohibiciones que tienen muchos deportistas profesionales y los que se toman el deporte en serio para mejorar marcas o su fisonomía es el alcohol y los refrigerantes por su alto contenido en azúcar. Para estas personas, sin embargo, si están permitidos, y son recomendables, los zumos. De hecho, existe un zumo ideal para cada tipo de deporte, o para las personas que realizan un determinado deporte.

De esta manera, aquellas personas que realizan muchos kilómetros en la bicicleta, los ciclistas, deben tomar zumo de granada, ya que su actividad les puede provocar inflamación de la próstata y la granada ha demostrado en estudios científicos que puede reducir dicha hinchazón.

Sin embargo, para las personas que hacen musculación en gimnasio, por ejemplo, se recomienda más tomar zumo de piña y naranja, ya que mezclar la bromelaína de la piña con la vitamina C del zumo de naranja reduce las agujetas, lo que le convierte en una buena herramienta tras los intensos entrenamientos con pesas.

Aquellos deportistas que se dedican a nadar deben saber que su bebida es el té. Y es que hay pocos peligros en las piscinas, pero uno de ellos es ser atacado por bacterías en el agua que te provoquen diarrea. Si tomas un té diario mejorarán tus defensas en tu aparato digestivo en general y en el sistema intestinal en particular.

Por su puesto, existe una bebida especial para los corredores. Se trata de la equinácea. Y es que en los meses de otoño e invierno, las personas que corren habitualmente son propensos a sufrir infecciones respiratorias, por lo que la equinácea se muestra como muy eficaz para aumentar la inmunidad del sistema pulmonar y ayudarnos a evitar dichas infecciones.

Además, podemos encontrar en otras páginas de internet recomendaciones de otro tipo de zumos que siempre hacen bien a los deportistas para recuperar las vitaminas y minerales que perdemos cuando sudamos. Por ejemplo, es muy interesante el zumo de remolacha porque nos ayudará a tener más capacidad para hacer deporte, sobre todo, por el nitrato que tiene este vegetal. Además, aumenta el nivel de estamina, por lo que será como consumir menos oxígeno. Para realizarlo hay que partir la remolacha junto a dos zanahorias y un poco de agua para que no quede tan densa.

Otro zumo que te sorprenderá por sus beneficios si eres deportista es el zumo de sandía, que acabará con tus dolores musculares. Tiene un alto índice glucémico, el 92% es agua, por lo que sólo con quitar las pepitas y pasarla por la licuadora obtendrás un zumo ideal para deportistas. La mezcla de platano y naranja también te ayudará a mejorar físicamente porque es una mezcla perfecta. El primero aporta magnesio y potasio, mientras que la naranja es la principal fuente de vitamina C. Este zumo es ideal para ahora que viene el frío, para el invierno, porque nos ayudará a evitar algunos resfriados. Con dos platanos y cinco naranjas tienes una fuente de salud impresionante. Y en general hacer mezcla de frutas te puede dar un buen resultado para ayudarte en tu actividad física. Puedes mezclar piña, papaya, kiwi, cerezas o cualquieras de las frutas que hemos comentado antes entre ellas y conseguirás un zumo sano.

Imagen de Flickr



Cuida tu salud física y mental con estas aplicaciones

Cada vez hay menos excusas para que no cuidemos de nuestra salud. Las aplicaciones de los smartphones nos ayudan a conseguirlo de una manera fácil. Prueba cuál te va mejor.

Mantenernos en forma física y mental es una cuestión de salud, pero no siempre tenemos tiempo que hace falta para lograrlo. En estos tiempos de smartphones o teléfonos inteligentes, de internet y tecnología encontramos un aliado que nos puede facilitar las cosas y son las aplicaciones enfocadas en la salud que podemos descargarnos en nuestros teléfonos.

En este artículo repasamos aplicaciones que te ayudarán a cuidar de tu salud.

MyFitnessPal

Para empezar deberías conocer MyFitnessPal con la cual podrás hacer un diario, un seguimiento, de los alimentos que tomas, el ejercicio que haces y tu hidratación. En ella encontraras muchos alimentos y puedes, incluso, introducir tu propia receta de comida. En esta aplicación también puedes encontrar ayuda para un mejor descanso, programar tu consumo de agua o ayudarte a perder peso. Por último, es interesante que puedes picarte con tus amigos para saber quién come mejor o quién está en mejor forma física.

YogaStudio

Con YogaStudio podrás ejercitarte en casa. Es una aplicación muy sencilla en la que puedes elegir el nivel y la duración de las clases con videos muy claros.

Headspace

También Headspace te interesa porque con ella podrás meditar con eficacia. Da igual el nivel que tengas, podrás usarlo y beneficiarte de él aunque seas un novato.

Calm

En el terreno de la meditación también encontramos otra aplicación llamada Calm, diseñada para ayudarte a disminuir tu ansiedad y dormir mejor. Con ella puedes aprender a concentrarte en tu respiración, sentirte mejor y descansar más tranquilo.

Insight Timer

Otra herramienta de meditación gratuita es Insight Timer, diseñada para personas que ya han meditado antes. Aquí encontrarás meditaciones guiadas y podrás seguir tu progreso.

Breathing zone

Además, para controlar tu respiración para la meditación consciente encontramos Breathing Zone, que te ofrece un gráfico con el que pueder respirar para ayudarte a visualizar las respiraciones que salen e ingresan en tu cuerpo. Esta aplicación analiza tu ritmo de respiración.

Heal Yourself

Más allá de la meditación también hay una serie de aplicaciones interesantes. Podemos empezar por probar HealYourself, que te ayuda a curarte a ti mismo. Si estás estresado, ansioso o no duermes bien, la acupresión te puede ayudar. Con esta aplicación conocerás puntos de presión donde puedes masajearte y cómo hacerlo bien.

Start Streching

Otra aplicación interesante es StartStretching, que como su nombre indica, te enseña a empezar a estirar con el fin de alcanzar una relajación profunda. Estirando bien puede mejorar tu sensación de agarrotamiento y te ayuda a sentirte mejor.

Sleepbot

SleepBot es una aplicación con la que puedes hacer un seguimiento de tu sueño para despertarte en el mejor momento, según sus ciclos de sueño. Con la misma podrás saber si tienes deuda con el sueño y anotará o registrará cualquier sonido con el fin de saber si ronca o habla mientras duerme. También SleepCylcle mide su nivel de sueño con gráficos más detallados.

Relax Melodies

Si lo que le pasa es que le cuesta dormir, RelaxMelodies puede ayudarle. Se trata de una aplicación en la que podrá disfrutar de sonidos diferentes para poder dormir. Los puede mezclar y programar.

Lumosity

Cambiando de tercio, también es recomendable ejercitar la mente para sentirnos mejor. En este sentido, Lumosity es una aplicación que ejercita y entrena a tu cerebro para que pueda funcionar a un nivel superior. Primero le evalúa para saber su nivel y después mediante juegos y ejercicios le ayuda a mejorar. Se trata de entrenamiento cerebral.

GratuiteJournal

En una línea parecida, aunque también para trabajar la propia autoestima, encontramos GratitudeJournal, donde puedes anotar cinco cosas al día que agradecer, con lo que somos más felices y saludables.

Happify

Por último, puedes probar Happify, aplicación con la que aprenderás a controlar tus pensamientos y sentimientos mediante juegos y actividades. Con la misma desarrollas la capacidad de recuperación y te hace sentirte más seguro, competente y tener control de tu vida.

Imagen de Flickr



El test de los miedos ocultos de tus hijos

A través de un test con seis fotos puedes descubrir cuáles son los miedos de tus hijos, primer paso para que los puedan superar y puedan ser felices en el futuro.

Tener miedo no es cuestión de edad. Todos sentimos miedos, infundados o no, a lo desconocido, a lo oscuro, a ciertos animales. El miedo es muy libre. Lo cierto es que sentir miedo crea en nosotros una barrera que hace más difícil el camino en ciertas circunstancias.

Cuando somos niños tendemos a tener más miedo, normalmente, a cosas desconocidas, que pueden hacer que el día sea una pesadilla. Tener miedo al colegio, a la soledad, a una tormenta, al ruido o a ciertos animales son cuestiones que los peqieños  deben superar para que no sigan con ellos toda la vida, para que no les hagan infelices. Enfrentarnos a nuestros miedos es la única manera de derrotarlos.

Con el fin de detectar estos miedos tan típicos en la niñez, la web www.guiainfantil.com propone hacer un test del miedo a nuestros hijos, para saber de sus miedos ocultos y como tratarlos, o qué significan. Para ello, los pequeños deben mirar con vosotros las siguientes imágenes imaginando que hay detrás o que está pasando y debéis conseguir que os digan que les produce cada imagen o cuál es la que más miedo les da.

Una vez vistas todas las imágenes en silencio, anima a tu hijo a que te diga cuál de todas esas imágenes le produce más miedo. Si es la primera, la cueva de hielo, puede significar que necesita más calidez emocional, puede que tenga miedo a quedarse solo, pero no sabe expresarlo. Si es así la soledad le angustia y deberás tomar medidas contra esa circunstancia. Si por el contrario, lo que más miedo le produce es la segunda imagen, el edificio abandonado, no es nada raro. Un entorno misterioso puede llegar a crear terror en algunas personas. Si eso le pasada a tu hijo puede que se sienta vulnerable, lo que le impide abrirse a otras personas, aunque tiene la necesidad de abrirse a alguien, pero para ello, para crear relaciones fuertes, deberá abrir el corazón y romper esas barreras que le impiden abrirse. Cuando un niño elige la casa abandonada quiere decir que necesita vivir rodeado de afecto de los seres queridos. Este tipo de casas nos puede provocar pesadillas, pero en los niños es más significativo. Necesita seguridad dentro de la familia, puede significar tener miedo a la falta de armonía en la familia.

Si lo que más miedo le da a tu hijo es la bajada al sótano significa que no le gusta sentirse encerrado, sino más bien estar libre, disfrutar de la vida y aprovechar el momento. Esas escaleras que bajan a un sótano, a un sitio oscuro y desconocido son una imagen de niños con miedo a la muerte y a lo que sucederá después. La puerta azul puede ser una imagen del cielo y el mar, da paz y seguridad, pero lo que hay detrás nos produce inseguridad. Si tu hijo muestra esta imagen como la que más miedo le da debes saber que necesita estabilidad, valora la rutina de lo conocido y no les llama la atención lo desconocido, lo extraño, ni sienten ganas de tener aventuras. Por último, tener miedo al túnel significa que necesita comprender sus emociones, expresarlas y aprender a superarlas. El túnel es un pasadizo hacia la oscuridad, sienten temor a emprender nuevos caminos, retos u objetivos.

Imagen de Flickr


Noticias, Salud y Bienestar · Escrito por el 21/11/17


Ballet fit, entrenamiento total

Mezclar los ejercicios habituales con los de ballet pueden ayudarte a mejorar tu condición física en una nueva disciplina llamada Ballet fit.

El ballet fit es la nueva moda para estar en forma. Su creadora es Mary Helen Bowers, excomponente del Ballet de Nueva York que trabajó con Natalie Portman para preparar su papel en Cisne Negro. Tan visible fue el resultado, que su técnica de entrenamiento empezó a expandirse con esa mezcla de danza clásica y fitness y son muchos los actores y las actrices que lo han asumido como su manera de estar en forma. En España, la exbailarina y profesora de Educación Física, Gloria Morales, encontró en esta nueva disciplina un nuevo método. Según cuenta en un reportaje publicado en El Mundo, “me di cuenta de que si incluía en mi entrenamiento normal de fitness ejercicios que hacía en danza, mejoraba mucho mi condición física”.

El Ballet fit se define como una actividad coreográfica dirigida que intercala de manera continua o con intervales trabajo vascular, tonificación y movilidad articular. De hecho, combina trabajos de fuerza, resistencia y flexibilidad con el fin de trabajar, sobre todo, glúteos, piernas y abdomen.

Las clases de esta modalidad, dinámicas y divertidas con música, se estructuran en tres bloques: el primero dura 20 minutos y se llama barra, ya que se realizan los ejercicios típicos de barra tradicionales en ballet para activar el cuerpo, trabajar la flexibilidad, el equilibrio y la tonificación muscular.

En el siguiente cuarto de hora se desarrolla la parte de cardioballet, donde se realiza entrenamiento de alta intensidad, con sencillas coreografías para potenciar la resistencia y mejorar la capacidad pulmonar. En  esta fase se queman calorías y liberan toxinas.

En los últimos 25 minutos llegamos a la parte de tonificación mediante el floor ballet. En este último tramo de clase se realizan movimientos inspirados en los estiramientos de ballet, el yoga y el pilates, sobre una esterilla. Con estos ejercicios se pretende tonificar la musculatura interna de puntos clave como el core, los glúteos o los brazos, trabajando, además, con la respiración. Para acabar la sesión se realizan ejercicios de flexibilidad y relajación.

El ballet fit está de moda por sus múltiples beneficios. Y es que con este tipo de entrenamiento se mejora la elasticidad, la flexibilidad, favorece el equilibrio y tonifica todo el cuerpo en su conjunto. Además, ejercita la mente porque requiere concentración para hacer bien las secuencias y recordarlas. Con esta nueva disciplina se incide, sobre todo, en el fortalecimiento de la zona abdominal, el core y mejora la postura corporal. Por todo esto, se considera un buen trabajo de compensación para corredores, triatletas o futbolistas, ya que oxigena la musculatura y reduce las cargas musculares ayudando a reducir posibles lesiones. Y es que se tonifica el abdomen, glúteos y piernas, fortalece la musculatura de la espalda y corrige la postura corporal, desarrolla la resistencia y quema calorías, mejora nuestra flexibilidad, agilidad y coordinación, ejercita la memoria, nos centra en el presente y nos ayuda a relajarnos.

Pese a que todo lo relacionado con el ballet parece un mundo exclusivo de ellas, ellos empiezan a tomar esta disciplina de entrenamiento. Si Hugh Jackman o Leo DiCaprio lo usan para ponerse en forma es probable que con el tiempo sean más hombres los que se apunten a esta técnica.

Imagen de Flickr


Fitness y deporte · Escrito por el 16/11/17


Así influye la alimentación en tu nivel de energía

Somos lo que comemos y hay alimentos que nos ayudarán a mantener el nivel de energía que necesitamos en el día a día y otros que no.

¿Te sientes cansado todo el día y sin energía? ¿Estás estresado o con ansiedad? La forma en la que te alimentas puede tener que ver. Y es que cuando el organismo tiene que hacer frente al cansancio permanente, al estrés, la ansiedad, etc… reduce sus defensas. Lo que muy poca gente sabe es que nuestros malos hábitos a la hora de alimentarnos pueden tener mucho que ver ya que estamos más expuestos a virus, bacterias u hongos.

La situación inmunológica de cada persona depende del tipo de alimentación que siga, si es rica y saludable o no, de realizar ejercicio físico, de llevar a cabo actividades mentales que nos aporten bienestar y de dormir las suficientes horas y con calidad. Pese a ello, la base es la cuestión del tipo de alimentación que seguimos y ser capaces de hacerlo mejor. Para ello es importante marcarse el objetivo de cambiar de hábitos y alimentarnos mejor para mejorar nuestra salud. Es un trabajo largo y difícil pues cambiar nuestros hábitos es complicado.

Para conseguirlo podemos seguir algunos de los consejos que se ofrecen en el libro Cambie de alimentación de Henri Joyeux. Este profesor nos guía en cómo vencer a la fatiga y nos detalla alimentos buenos que no se consumen de manera regular y otros que se toman en exceso, o la forma de cocción, cuánto hay que beber al día o que importancia tiene la vitamina D en nuestra salud y nivel de energía.

De esta manera, se definene como alimentos beneficiosos que no se consumen lo suficiente los vegetales, legumbres, algunos productos animales, aceites vírgenes, algunos azúcares y lácteos. El texto defiende que los vegetales deben venir de agricultura sostenible, que no haya sido modificado genéticamente y con el menos número de pesticidas e insecticidas. Cuenta en ello la fruta fresca de temporada, especialmente si es ecológica, porque aporta fructosa (el mejor azúcar para el cerebro y el corazón), Vitamina C, agua y minerales y fibras. Y es que ya hemos oído muchas veces que al día deberíamos tomar cinco piezas de fruta, tres, o verdura, dos.  Estas frutas deberían sustituir a bollería, dulces, cremas y pasteles que tienen demasiados aceites refinados. Además, se considera muy saludable tomar ensaladas de vegetales de todos los colores, acompañado de aceite de oliva y zumo de limón.

Otros de los alimentos que nos ayudarán a mantener el nivel de energía necesario y que no tomamos demasiado hoy en día son las legumbres: lentejas, garbanzos, judías… Además de en guisos, se recomienda cocerlas suavemente al vapor para consumirlas al dente con lo que se asegura que va a ser masticado suficientemente, entre 20 y 30 segundos. Si hablamos de cereales, especialmente, de pan, este debe ser integral y hecho a partir de semillas antiguas.

En cuanto a productos animales beneficiosos para no estar candadoos, se recomienda que sean también de ganaderías sostenibles sin pesticidas, insecticidas, etc… Aunque las mejores proteínas animales se encuentran en los mares  y océanos ya que aportan: proteínas de calidad, grasas ricas en omega3, hierro, vitamina A, D, E, B6 Y B12, así como oligoelementos del mar. De esta manera, los pescados más recomendables serían sardinas frescas, caballas, anchoas frescas, doradas, lubinas o atún pequeño que habría que consumir dos o tres veces a la semana. Si hablamos de carnes, es preferible elegir de animales con alas, más fácil de digerir, y tomar una sola vez a la semana carne roja.

Por su parte, los aceites deben ser siempre de primera prensada en frío. Debe usarse con ensaladas, carne y pescado, pero no debe calentarlo. El aceite de oliva aporta ácido oleico, un ácido graso que facilita el transporte del calcio. Por su parte, los acietes de colza, camelina o nuez aportan ácidos grasos omega3, esenciales para la memoria.

En cuanto al azúcar, el mejor se encuentra en la miel de proximidad: miel de milflores, de romero, de tomillo o de lavanda. En cuanto a los mejores lácteos, se recomienda los quesos de cabra y de oveja.

Si hablamos de productos que tomamos en exceso y que no nos ayudan a tener energía nos encontramos algunos nos sorprenderán. El primero es la leche de vaca, porque no se mastica, acidifica el organismo, contiene azúcares escondidos, se consume en exceso e incrementa la osteoporosis. De hecho, como curiosidad, el mayor número de fracturas de cadera se produce en los países escandinavos, donde se toman tres o cuatro lácteos al día y, por el contrario, no se consumen vegetales frescos.

También la carne roja está señalada, ya que contiene ácidos grasos saturados que obstruyen las arterias coronarias que llegan al corazón, provocando infatos, o el cerebro, provocando accidentes cerebrovasculares o ictus. El gluten moderno poco digestible también está en la lista de productos que tomamos excesivamente. Debemos evitar pizzas, un exceso de pasta, galletas y bollería.

Imagen de FLickr



Los cinco ejercicios que recomienda Harvard para ponerte en forma

Ponerse en forma no es tan difícil como pensamos y un informe de Harvard nos informa de cinco deportes que podemos realizar para conseguirlo.

Ponerse en forma es seguramente una de las obsesiones más globales que existe, como también es muy probable que la pregunta más recurrente en estos casos sea ¿qué tengo que hacer para conseguirlo? La profesora de Harvard I-Min Lee se ha encargado de detallar una guía para comenzar a entrenar, donde se especifican diferentes rutinas de entrenamientos y los cinco mejores ejercicios para ponernos en forma de manera global.

Vamos a repasar cuáles son estos 5 ejercicios que nos ayudarán a estar mejor físicamente:

Natación

El primero de ellos, como todos nos imaginamos, es la natación. Nadar es un deporte muy completo que implica la acción coordinada de muchos de los músculos del cuerpo, espalda y core sobre todo, que tienen que trabajar a la vez para avanzar y para que nos mantengamos a flote.

Además, es destacable que el agua nos exige un trabajo de resistencia, aunque sin impacto articular, por lo que las articulaciones no sufren, y se suma a un trabajo aeróbico que mejora nuestro sistema cardiovascular.

Al ir a nadar es importante que calentemos, avisemos al cuerpo de que vamos a exigirle, amén de dominar bien los estilos para prevenir lesiones. Otra recomendación es compaginar el trabajo en el agua con otro realizado con pesas.

Tai Chi

El segundo es el tai chi ya que es un entrenamiento muy completo para el cuerpo y para la mente. Y es que tener el control del cuerpo, el equilibrio, tener la conciencia del mismo en el espacio, el control de la respiración y la coordinación son aspectos que se trabajan en esta disciplina que se puede practicar individualmente o con otra persona.

Para practicar tai chi se preparan diferentes formas o secuencias de movimientos formadas por unos cuadros o posturas que se suceden de forma fluida. Gracias a estas posturas es posible ponerse en forma físicamente y trabajar también aspectos mentales.

Entre las ventajas del Tai chi encontramos que también es una forma de meditación en movimiento, ya que precisa de una alto grado de concentración para trabajar aquí y ahora. Y es que centrarse es algo que exige un esfuerzo mayor del que parece, como también enseña el mindfullness, tan de moda. El tai chi sirve también para relajarse, escapar del estrés diario y te puede servir como filosofía para el día a día.

Entrenamientos de fuerza

Harvard considera que el tercer mejor entrenamiento es el que se realiza con fuerza. De hecho, la universidad estima que los entrenamientos de fuerza deberíamos realizarlo en cualquier caso sea cual sea nuestro estado, edad u objetivo. Tener una mayor cantidad y calidad muscular nos beneficiará en la calidad de nuestra vida. Además puedes trabajar con tu propio peso, con cargas externas o con entrenamiento por intervalos, controlando la intensidad.

Entrenar la fuerza, además, es ideal para combinar con cualquier otra disciplina: corredor, nadador, boxeador… Es más, en todas estas disciplinas aumentar la masa muscular y la fuerza nos ayudará a mejorar.

Para realizar entrenamientos de fuerza es importante variar, no hacer siempre el mismo para no aburrirnos y para trabajar todos los grupos musculares. Además, no tienes que hacer el trabajo en un gimnasio, también se pueden usar elementos del mobiliario urbano en un parque o banco, incluso trabajar en casa con una de las múltiples aplicaciones que existen.

Andar

La cuarta recomendación de la prestigiosa universidad americana es la caminata, que resulta la base de cualquier ejercicio. Lo bueno de este deporte es que lo puede hacer cualquier persona en cualquier sitio y forma parte de nuestra actividad física del día a día, aunque es importante saber andar correctamente con una buena técnica: hombros atrás y abajo, pecho apuntando hacia adelante y mirada dos metros por delante de nosotros.

Si queremos convertirlo en una rutina deportiva debemos fijarnos un objetivo: un ritmo, unos kilómetros a alcanzar o una duración. Caminar mejorara nuestra circulación y nuestro sistema cardiovascular, amén de nuestra salud mental. Para hacerlo es importante caminar a un ritmo ligero, lo podemos combinar con música.

Ejercicios de Kegel

Por último, este informe de Harvard recomienda los ejercicios de Kegel para el suelo pélvico. Normalmente se recomiendan para las recientes mamás para recuperar el tono muscular del suelo pélvico tras el parto, pero lo cierto es que puede ser beneficioso para hombres y mujeres, ya que mejora su vida sexual, ayuda a controlar la micción y la salud.

Estos ejercicios benefician también a los corredores ya que los impactos durante la carrera daña la salud del suelo pélvico. Lo mejor de estos ejercicios es que se pueden hacer en cualquier sitio, aunque lo mejor es buscar un lugar donde estemos tranquilos para poder concentrarnos.

Imagen de Flickr



Síntomas comunes que deberían llevarte al médico

Salvo que seas hipocondriaco debes saber que algunos de esos dolores que sufrimos y a los que no damos importancia te pueden costar la vida.

Muchas veces no hacemos caso a nuestro cuerpo. Pensamos que ciertos dolores, de cabeza, estómago, espalda o cuello, amén de la fatiga, son normales y no les damos importancia. Sin embargo, acudir al médico ante ciertas molestias puede salvarte hasta la vida. Los consejos de Evelyn Lewin en la revista Whimn, nos da pistas de que síntomas no podemos ignorar.

Uno de esos primeros síntomas a los que debemos atender son los cambios de visión. Ver borroso, entelado, luces que te nublan no tienen por qué ser normales, sino signos de que hay una enfermedad crónica o visual. Tener ese cambio en un momento determinado no es grave, pero si va a más debes acudir al médico. Si ves destellos de luz puede significar que hay algún fallo en la retina y es urgente y necesaria la ayuda médica.

También debemos prestar atención a los dolores de cabeza. Si bien es verdad que es un dolor muy común, no siempre debemos asumirlo como un mal menor. Si la molestia no se va con una aspirina u otro analgésico hay que acudir al médico, aunque no es fácil de diagnosticar las razones o el origen del dolor. La gravedad dependerá de si el dolor los tenemos en racimos, en tensión o por migrañas. Cuando tenemos cefaleas como truenos, artritis temporada o dolor de cabeza u ojo, estás ante una emergencia. Más preocupante aún sería un glaucoma agudo, que aumenta la presión dentro del ojo y puede producir ceguera. Un dolor de cabeza acompañado de fiebre puede indicar una infección en el cerebro (meningitis) o ser una advertencia de encefalitis.

El dolor de estómago es también uno de los más comunes. Sin embargo, si el dolor abdominal golpea repentinamente o es severo debes buscar ayuda porque puedes estar sufriendo desde una apendicitis a un episodio de estreñimiento, rotura de quistes ováricos o la rotura de la aorta. Y es que ardores de estómago, diarreas o dolores abdominales pueden tener peor diagnóstico de lo que inicialmente podemos pensar.

Cuando sufrimos falta de respiración sin motivo debemos estar atentos también, ya que puede indicar alguna dolencia grave como una embolia pulmonar o un cáncer, pasando por asma, neumonía o ataques de pánico. Amén de respirar mal, hay que controlar un exceso de cansancio excesivo porque puede ser indicador de cáncer de pulmón.

Una de las cuestiones más curiosas que nos pueden ocurrir es el hecho de miccionar demasiado a menudo, lo que nos puede llevar a una deshidratación, mientras que debemos controlar también la posibilidad de ser diabéticos ya que si no se trata puede ser una enfermedad metabólica que nos lleve a complicaciones como enfermedades cardíacas, daño renal, afección a los nervios y pérdida de visión.

Aunque hay bastante conciencia de ello, también no debes dejar pasar los dolores en el pecho, ya que a lo peor puede ser un síntoma de ataque al corazón. El dolor torácico es el primer síntoma de infarto, dura alrededor de 15 minutos y se siente como una presión intensa en el pecho que se extiende a la espalda, los brazos y los hombros, sobre todo del lado izquierdo. Otros de los síntomas antes de sufrir un infarto es la dificultad para respirar, tener gran fatiga, excesiva sudoración y problema digestivos con naúseas y vómitos.

Imagen de Flickr


Salud y Bienestar · Escrito por el 02/11/17


La autonomía futura de nuestro hijo se crea desde pequeñito

Los padres queremos siempre proteger y simplificar las cosas a nuestros hijos, pero no les hacemos ningún favor. Debemos ayudarles a ser autónomos y autosuficientes, desde pequeñitos.

Cuando somos padres queremos, consciente o inconscientemente, darle las cosas fáciles o hechas a nuestros hijos. Es la naturaleza. Sin embargo, sabemos, muy en el fondo, que debemos darles autonomía desde pequeñitos. Aunque nos cueste, sabemos que es lo mejor porque todos sabemos que los niños se sienten más seguros cerca de nosotros, pero pronto quieren explorar y descubrir. Con la ganancia de autonomía les ayudamos a que sean más maduros y aprendan a hacer las cosas por sí mismos, lo que hará que tengan más autoestima, lo que, a su vez, les convertirá en personas más felices y seguras. Si se lo damos todo hecho serán incapaces de desenvolverse por sí solos cuando nosotros no estemos presentes.

De esta manera, hay formas para que los niños vayan ganando en autonomía, siempre entendiendo que es un proceso y no una meta. Ya desde que pequeños, debemos practicar el apego, para educarles desde el respeto y la empatía, entendiendo y satisfaciendo sus demandas y necesidades. Debemos fomentar su comunicación interpersonal para que se conozca a sí mismo. Darle autonomía no significa que pueda hacer lo que quiera. Es importante que entienda que tiene unos límites que le marcamos nosotros de manera firme. De esta manera cuando los supere será reprendido y cuando los cumpla será felicitado.

Una de las cosas más importantes es que el niño se divierta con juegos adecuados a su edad. No por intentar empezar antes va a aprender antes. De lo contrario, si le damos juegos para los que no está preparado a su edad, el niño se aburrirá. Esto mismo vale igual con las actividades diarias que va aprendiendo el niño. Cada día, cada edad, cada momento tiene sus ejercicios. Debemos animar a los niños a que sean autónomos, o al menos, lo intenten y debemos aplaudirles por sus logros.

Debes elogiar los aciertos de tus hijos, evitando alabarle demasiado, ya que puede ser contraproducente, pero cada intento de ser autónomo, de hacer una cosa nueva debe ser apoyado por los padres. No sólo eso, sino que tenemos que aprender a relativizar los errores de los niños y valorar el esfuerzo que hacen. Precisamente, éste es un valor fundamental para todas las personas y sus futuros logros.

Aprender en el cole o en cualquier otro lugar, es clave en el desarrollo de la autonomía moral e intelectual de los niños. El aprendizaje debe ser basado en la edad, en el juego y significativo. Debes saber, además, la importancia que tiene el hecho de que el niño participe. Dale pequeñas responsabilidades para que sea confiado y autónomo. Le puedes ir implicando en la tareas del hogar siempre adaptadas a su edad.

Otro de los puntos importantes es que el niño debe tener derecho a hacer sus propias elecciones y tomar sus primeras decisiones, donde pueda aportar su opinión. Escuchándole le fortalecemos. Dale seguridad a tu hijo, acompáñale cuando te lo pida, pero debes ser capaz de separarte cuando él ya pueda hacer ciertas cosas solo. Si supera pequeños retos solo hará que aumente su confianza y las ganas de seguir aprendiendo. Si se lo damos todo hecho no verá la necesidad de esforzarse.

Por último, y no menos importante, respeta los estados de ánimo de tu hijo. Es importante que les apoyes en tener su autonomía, pero puede ser que haya momentos en los que necesite sentirse arropado y ahí es donde debemos ser padres, apoyar y animar a hacer más cosas cada vez solo, pero sin forzar.

Imagen de Flickr


Noticias · Escrito por el 24/10/17


¿Sabes usar bien las plantas medicinales?

Usar bien las plantas medicinales, hacerlo con la supervisión de nuestro médico, es tan importante como saber cuál usar para cada dolencia.

Usar plantas medicinales, como por ejemplo las algas, se ha convertido en una tendencia difícil de parar. Sin embargo, desde muy antiguo se han usado ciertos remedios caseros para aliviar dolores o infecciones. Y es que los sumerios, 3.000 años antes de Cristo, ya escribieron en tablillas de archilla todos los conocimientos sobre los poderes curativos de ciertas plantas. Ahora muchas personas las usan como si fuera la vacuna más revolucionaria, pero lo cierto es que, como en la mayoría de las cosas en esta vida, un buen uso y regulado dará mejores resultados que utilizarlo sin orden ni concierto. Es cierto que las plantas medicinales pueden tener propiedades que nos beneficien, pero siempre que se usen de una manera correcta. Hay que tener en cuenta que muchos medicamentos comerciales usan principios activos de las mismas para elaborar estos productos. Y es que las plantas medicinales pueden ayudar a resolver o tratar afecciones e infecciones, amén de mejorar tratamientos médicos que son más convencionales si se usan de manera correcta.

Por ello, no está de más seguir ciertos para saber usar mejor las plantas y hierbas medicinales. El primero de ellos parece obvio y es consultar con nuestro médico de cabecera la necesidad o conveniencia de beber o utilizar un producto basado en vegetales con el fin de prevenir o curar alguna dolencia, ya que no queremos que nos provoque efectos negativos. Un mal uso de este tipo de hierbas puede alterar nuestra salud, por lo que debemos estar siempre bajo supervisión médica cuando consumamos estos remedios.

Abundando en la recomendación anterior, evidentemente, todo el mundo debe consultar con su médico, pero las mujeres embarazadas, las que están en periodo de lactancia, los niños y las personas con enfermedades crónicas sólo deben consumir estos productos bajo supervisión médica, ya que estos grupos resultan más sensibles a los efectos negativos que puedan producir el consumo de estas hierbas o plantas medicinales.

Muchas veces tendemos a pensar que si algo nos hace bien no tenemos que tener medida a la hora de consumirlo. Eso es un error. Hay que respetar siempre la dosis para que el efecto de estas plantas sea el adecuado. Si se consume menos no nos hará el efecto previsto, pero si abusamos puede provocar contraindicaciones. Además, debemos estar seguros de la planta que vamos a consumir para que no haya errores a la hora de la preparación. También las personas que son alérgicas deben tener cuidado con los remedios caseros con el fin de no obtener reacciones no deseadas.

Cada tratamiento con plantas medicinales para resolver, o aliviar, patologías puede durar días o varios meses. Siempre debemos obedecer la prescripción de nuestro médico en cuanto a que tratamiento es el adecuado, si podemos prolongarlo o hay que cambiarlo por otro.

Tradicionalmente, las plantas o hierbas medicinales se han consumido mediante infusión, pero lo cierto es que la utilización de las mismas depende del problema o molestia a tratar. De esta manera, se puede consumir mediante infusión o tisanas, con cataplasmas o compresas y en cápsulas.

Imagen de Flickr