Lo que el deporte que practicamos dice de cada uno de nosotros

La elección de un deporte u otro acaba influyendo de manera importante sobre la forma de ser y la personalidad.

Lo que el deporte que practicamos dice de cada uno de nosotros

Cada disciplina deportiva acaba repercutiendo de una manera u otra sobre la personalidad de cada uno y termina diciendo más sobre ti de lo que podrías pensa. Distintos estudios han demostrado la teoría que vincula la práctica de una actividad física con nuestra forma de ser y el comportamiento. Entienden que el deporte no sólo es un vehículo para ejercitar las habilidades físicas, ya que también se entrenan otras competencias como la solidaridad, la disciplina, el trabajo en equipo o las relaciones sociales.

Los estudios publicados hasta la fecha siempre han avalado que las personas más extrovertidas se decantan por los deportes de equipo, los introvertidos por los individuales y los que presentan unos niveles más altos de agresividad optan por los deportes de combate.

En el caso de ciertas disciplinas individuales, como pueden ser la natación, el atletismo o el tenis, no sólo se vincula a personalidades solitarias y competitivas, también a disciplinadas, metódicas y apasionadas. En gran parte saben que los resultados que consigan van a estar ligados al esfuerzo y a la dedicación, sin depender en ningún momento del rendimiento de otros compañeros. Te presentamos a continuación lo que dice cada deporte de nosotros.

Ciclismo. Resistencia y capacidad para aguantar situaciones comprometidas. La paciencia es una de las características esenciales de los practicantes de este deporte.

Atletismo. Al igual que ocurre con los ciclistas, destacan por su fortaleza mental ý por la constancia. Resulta raro que se rindan a las primeras de cambio los que practican cualquier disciplina relacionada con el atletismo. Hay un espíritu de autosuperación que hará que luchen siempre hasta el final por sus objetivos. Saben mantener perfectamente la concentración.

Remo. Los que practican esta disciplina son personas que coordinan muy bien y que tienen una gran capacidad para realizar tareas en equipo. Saben complementarse muy bien con los demás.

Voleibol. En el caso de este deporte, sus jugadores tienen como principales cualidades la organización y persistencia. Pueden cometer varios errores seguidos, que saben que tarde o temprano acabarán acertando.

Natación. Puede que sus practicantes sean un tanto solitarios. Les gusta mucho lo que hacen y siempre desean hacerlo todo bien. Pondrán los medios que sean precisos para cumplir sus deseos porque el tesón es una de sus cualidades.

Rugby. Coraje y solidaridad. Siempre están dispuestos a colaborar con las personas que tienen al lado.

Golf: Los golfistas destacan por ser personas muy pacientes, que no se alteran con facilidad, además de ser muy disciplinadas.

Fútbol. El fútbol es al final un deporte solidario donde quien no entiende el trabajo en equipo es penalizado, aunque también exige ciertas dosis de individualidad.

Baloncesto. Las personas que juegan al baloncesto tienden a ser disciplinadas y metódicas, ya que exige conocer muchos movimientos y trabajar mucho la coordinación.

Te ves reflejado en alguno de estos deportes ¿Cuál es el tuyo?

También te puede interesar:

Cinco deportes para una familia con adolescentes

5 formas de incentivar el deporte en los más pequeños

Deporte, ansiedad y endorfinas

Imagen de Flickr


Fitness y deporte · Escrito por el 27/10/15


Cinco deportes para quienes no están en forma y quieren estarlo

Para ponerse en forma y perder esos kilos de más que siempre nos acaban sobrando es preciso cuidar la alimentación, pero también practicar ejercicio físico. Más que un deporte concreto, en realidad lo que interesa es mantener una regularidad y constancia. De poco nos servirá acudir al gimnasio cuatro días seguidos si nos vamos a pasar quince días sin hacer nada. Para que te pongas en forma de una manera sencilla y saludable, te proponemos los siguientes cinco deportes.

Cinco deportes para quienes no están en forma y quieren estarlo

  1. Senderismo o caminar: Para las personas de más edad o que tengan sobrepeso se les recomienda caminar al menos una hora al día a un ritmo intenso. Es barato y fácil de hacer, así que ponte en marcha. A diferencia de correr, las articulaciones y los músculos no sufrirán en exceso las consecuencias del impacto.
  2. Running: Es el deporte de moda y que se aconseja a la mayoría de personas por ser uno de los más completos. Es preciso seguir una serie de pautas para no acabar lesionado. Hay que empezar a un ritmo muy suave, en donde nos encontremos cómodos y seamos capaces de mantener una conversación. Con el tiempo iremos progresando y notarás como con el paso de los días te irás deshaciendo de algunos kilos. Si al principio te cansas mucho puedes optar por la combinación de andar y correr.
  3. Natación: Ejercicio completo ideal para todo tipo de personas, pero sobre todo para aquellas que presentan problemas en articulaciones y espalda. El agua nos ofrece una resistencia que permitirá optimizar el ejercicio e incrementar los efectos positivos. Es necesario que adoptes una técnica adecuada a la hora de nadar para sacar el mayor beneficio posible al ejercicio. Puedes aprovechar para meterte en la piscina o incluso en el mar.
  4. Ciclismo: Nos permitirá mejorar la capacidad aeróbica al tiempo que nos relajamos. Esta disciplina puede ayudarnos a liberar tensiones si escogemos un ambiente adecuado. También contribuye a perder la grasa de los muslos, pantorrillas y desarrollar los músculos de glúteos, caderas y piernas. Además, mejorará el funcionamiento del corazón y pulmones.
  5. Tenis: Se trata de una buena opción para quemar calorías y liberar tensiones. Conseguirás fortalecer y tonificar la musculatura, aumentando la coordinación, fuerza y flexibilidad. Durante las primeras jornadas de entrenamiento tómate las cosas con calma y no te esfuerces tanto por llegar a todas las pelotas que te envíe el oponente. Lo único que conseguirías sería un lesión.

También te puede interesar:

Senderismo con la llegada del buen tiempo. Rutas para principiantes

Equipo básico para practicar el ciclismo en invierno

Beneficios de la natación

Imagen de Flickr


Fitness y deporte · Escrito por el 10/09/15


Cinco deportes para una familia con adolescentes

El deporte es una parte importante de una vida saludable. Además de ayudar a controlar el peso, es una vía de escape para el estrés y  una forma de fortalece los lazos de unión entre la familia cuando todos practican la misma actividad.

Cinco deportes para una familia con adolescentes

Una de las preocupaciones de los padres conforme los hijos se hacen mayores es el alejanmiento. En la adolescencia los chavales buscan su propia identidad y para ello tienden a ser más independientes y querer pasar menos tiempo en familia. Una buena fórmula para mantener esos lazos sin discusiones es organizar actividades que se puedan practicar en familia y que sean del agrado de todos. El deporte es una gran alternativa.

Organizar actividades deportivas para toda la familia servirá para fomentar hábitos de vida saludable, mejorar la salud general de todos y además permitirá pasar un rato agradable.

En términos generales, habrá que buscar actividades que se puedan realizar en una o dos horas como mucho y que tampoco requieran un esfuerzo adicional para el adolescente. Si ya está en edad de salir, planear algo que requiera levantarse pronto es un fracaso seguro, por ejemplo.

Estas son cinco recomendaciones.

Ciclismo

Un clásico que no suele fallar y que puede adaptarse a las necesidades de cada día. Si hay tiempo se pueden escoger rutas de campo que requieran un desplazamiento y sino, bastará con enfundarse el caso y coger la bici para hacer un recorrido urbano que no tiene por qué exceder la hora u hora y media.

Además, es una excusa ideal para organizar escapadas de fin de semana.

Running

La fiebre del running está más integrada en padres que en hijos, pero salir a correr en familia es una gran actividad. Si crees que será difícil convencer a tu hijo, prueba a utilizar una prueba en familia o una carrera concreta como incentivo. Mientras se entrena y se prepara tendrá tiempo de sobra para ‘cogerle’ el gusanillo.

Tenis, Paddel o frontón

La posibilidad de jugar por parejas hace que este deporte sea ideal para familias con dos hijos. El único inconveniente en este punto es que tendrás que alquilar una pista y que es más divertido conforme aumenta le nivel de los participantes. Además, la diferencia de nivel ente miembros de la familia puede resultar un problema.

Senderismo y escalada

Estas actividades requieren un poco más de tiempo por los desplazamientos y por eso son ideales para llevarlas a cabo en fines de semana alternos, por ejemplo. El contacto con la naturaleza y la posibilidad de disfrutar de impresionantes vistas serán un gran incentivo. Además, la posibilidad de registrar las rutas y comprarlas con anteriores a través del móvil y aplicaciones gratuitas hace que sea todavía más fácil engancharse.

Yoga

Una excelente alternativa que además ayudará a calmar los ánimos de toda la familia. El Yoga potencia el equilibrio, la flexibilidad y el resarrollo psicomotriz. Además, ayuda a mejora rla concentración y a relajarse.

En el gimnasio con un monitor e incluso en casa, es un deporte ideal para practicar en cualquier momento, por ejemplo para cerrar el día o para iniciar un sábado o un domingo.

Imagen de Flickr



Equipo básico para practicar el ciclismo en invierno

Ahora que llegan las primeras olas de frío debemos plantearnos cuál es la ropa de abrigo más adecuada para nuestras salidas en bicicleta. Vivimos en un país en el que podemos encontrar zonas con temperaturas suaves, en cambio en  otras, el frio y la humedad pueden formar parte del día a día, especialmente en el ciclismo de montaña.

 Equipo básico para practicar el ciclismo en invierno

Lo más importante es mantenernos calientes, ese va  a ser nuestro objetivo principal.  Las carreteras suelen resultar húmedas y frías en invierno, si llueve nos vamos a encontrar con zonas de agua estancada que se levanta a nuestro paso por lo que los pies, las piernas y la parte trasera y espalda baja van a ser las zonas que más sufran.

¿Existe una regla de oro? Si, y es bien sencilla: capa, capa y capa. Y si no es suficiente, más capas de ropa. La clave para un conjunto de ropa de invierno eficaz es el uso de capas. El aire frío quedará atrapado entre cada capa de ropa, lo que nos ayudará a mantener el calor. Durante el recorrido podremos quitar capas para ir regulando la temperatura corporal en función de la temperatura ambiente, que normalmente irá en aumento a la vez que avanzan las horas.

Todo comienza con la capa base. Una capa base adecuada para las condiciones climáticas del día es fundamental para el devenir de nuestro bienestar a lo largo de la jornada de deporte. Una capa de manga larga, preferiblemente con un porcentaje alto de lana merino, es particularmente eficaz. Este material retiene el calor por lo que resulta especialmente cálido, además es capaz de reducir el olor y de repeler el agua.

Una vez que hemos elegido la capa base, nos centraremos en la capa media. Aquí se abren varias opciones en función del clima que nos vayamos a encontrar. En muchos casos la capa media puede utilizarse como capa externa, como decíamos, dependiendo del clima, de la idoneidad de la ropa y del tipo y espesor del tejido que puede variar de una prenda a otra.

Una de las mejores opciones para la capa media es escoger un jersey típico de invierno, con un 100% de poliéster y con el interior forrado en lana. Si bien este tipo de prendas no son resistentes al agua o al viento, puede hacernos un gran papel. Es recomendable que la capa media tenga cuello alto (normalmente forrado con lana) para aislarnos del viento, manga larga y un ajuste perfecto al cuerpo, de lo contrario formará bolsas de aire que dificultará la practica del ciclismo.

En condiciones extremas será necesario el uso de una capa externa. Una prenda de Gore-Tex es la mejor opción, ya que utiliza una membrana de PTFE (politetrafluoroetileno) donde cada poro es 20.000 veces más pequeño que una gota de agua, por lo que es totalmente impermeable al agua externa, pero las partículas de vapor de agua que provienen de la piel son mucho más pequeña, por lo que pueden pasar a través de él, se trata de prendas impermeables y transpirables. Debemos comprobar que la cremallera también es impermeable y que las costuras están perfectamente selladas. En el invierno español una prenda más ligera e incluso un chaleco puede resultar más práctico contra el frío y el viento.

La elección del culotte, los guantes, el casco y las zapatillas es más personal, pero debemos tener en cuenta las condiciones climáticas que nos vamos a encontrar y como éstas pueden cambiar a lo largo del día. Existe una gran variedad de materiales y la calidad de los mismos va a estar reñida con el precio de los mismos, por lo que buscar un equilibrio entre inversión y efectividad de los mismos va a ser básica para poder disfrutar de nuestras salidas durante el invierno.

Espero que haya sido de vuestro interés.

 Imagen: Galería Flickr tomasz przechlewski



Consejos para elegir la talla correcta de tu bicicleta

Las bicicletas vienen en una variedad diferente de tamaños y estilos de cuadro. Un modelo de bicicleta puede tener dos o tres tamaños destinados a encajar en distintos tipos de ciclistas. Mientras que las personas de altura media pueden usar la mayoría de tamaños cómodamente ya que la altura del asiento se puede subir o bajar varios centímetros en cada dirección para personalizar la bicicleta. Si un ciclista más alto obtiene un tamaño de cuadro demasiado pequeño, van a experimentar una sensación extraña, se sentirá incómodo y el pedaleo lo va a realizar manera ineficiente. Si un ciclista bajo utiliza un tamaño de cuadro demasiado grande, va a tener dificultades para llegar al pedal y va a experimentar problemas con el equilibrio al llegar a una parada (ya que no será capaz de poner sus pies en el suelo sin caerse)

elegir tamano bici

Cuando estás sentado en la bicicleta, y el pedal está en la posición más baja, ¿Tienes la pierna totalmente extendida? Ten en cuenta que debes ser capaz de tocar el suelo con la punta de los dedos de los pies cuando estas sentado en la bicicleta. Una pierna extendida dará toda la potencia al montar la bicicleta. Es más eficiente, así que, ¿por qué perder energía? Si durante el pedaleo en  la bicicleta, las rodillas se encuentran paralelas al suelo en el punto más alto, el tamaño de la bici es demasiado pequeño. Si no puedes tocar el suelo cuando estés sentado en el asiento, la bicicleta es demasiado alta. Ten en cuenta que la mayoría de las bicicletas tienen una tija de sillín regulable, muchos modelos, como las bicicletas plegables, no tienen tamaños. Sólo tienes que mover el asiento para conseguir la mejor posición.

¿Cómo se mide la bicicleta?

Las mediciones del cuadro (16 “, 18”, 20 “, 21”, etc.) miden el tubo vertical del asiento (que no debe confundirse con la tija de sillín regulable) en el tubo principal. La medición comienza desde el soporte inferior (la parte cilíndrica del tubo inferior en la que se fijan las bielas de los pedales) y sube a la parte superior del tubo del asiento, el punto en el que el tubo del asiento entra en el tubo principal.

Cuando te colocas delante del asiento, el punto más alto de la entrepierna debe estar al menos una pulgada por encima del tubo superior del cuadro. Si no, es demasiado grande.

Nota: Las mediciones no deben confundirse con los tamaños de rueda. Los tamaños de rueda pueden variar entre 16 “, 18”, 20 “(de BMX), 24”, 26 “(el tamaño de rueda estándar de los EE.UU.), y 700C/27” (que a menudo se encuentran en las carreras de ciclismo y modelos europeos.) Las medidas de la rueda son independientes del tamaño del cuadro, cuando una bici se etiqueta como “bicicleta 18” la medida se refiere al tamaño del cuadro concreto.

Tenemos una gran variedad de bicicletas plegables y bicicletas eléctricas que tienen una talla única. Estas bicicletas se pueden ajustar para adaptarse a cualquier ciclista, a pesar de su altura.

Bicicletas plegables

La mayoría de las bicicletas plegables tienen un tubo superior bajo y un tubo del asiento ajustable, por lo que cualquiera puede andar en una bici como esta. A veces tienen tijas de sillín y manillar regulables, mientras otras permiten extensiones para los ciclistas más altos.

Bicicletas eléctricas

Aunque algunas de nuestras bicicletas eléctricas tienen diferentes tamaños, tenemos bicicletas con cuadros y manillares ajustables. Es más fácil montar estas bicicletas ya que el motor eléctrico se hace cargo, hace casi todo el trabajo. Incluso si una bicicleta eléctrica no encaja exactamente de acuerdo con las especificaciones anteriores, no se aparecerá malestar debido a la posición, ya que el motor está haciendo la mayoría del trabajo.

Espero que haya sido de vuestro interés,

Imagen – Nacho en Flickr


Fitness y deporte · Escrito por el 22/05/13


Ciclismo y prevención de perdida de masa ósea

La osteoporosis es una enfermedad multifactorial caracterizada por una pérdida de masa ósea, en donde el hueso es histológicamente normal, es decir, mantiene la proporción de elementos minerales y orgánicos, pero contiene menos tejido óseo y además se ha alterado la cito-arquitectura del hueso trabecular.

http://www.saludyvidasana.es/?attachment_id=247
Andar en bicicleta, a diferencia de correr o levantar pesas, causa poco impacto sobre la masa ósea. Los huesos reaccionan a las tensiones externas mediante su fortalecimiento y el aumento de su propia densidad.

Los ciclistas no son ajenos a roturas y fracturas. Para muchos ciclistas una lesión de cadera por una caída puede ser indicativa de que los huesos no son tan fuertes como lo deberían ser. Aunque los ciclistas son conocidos por mantenerse en la cima de zonas de ritmo cardíaca, de entrenamiento y de cadencia de pedaleo, recientes investigaciones sugiere que deben prestar especial atención por el riesgo de debilitamiento de sus huesos.

Existen muchos factores que pueden contribuir al desarrollo de osteopenia u osteoporosis (densidad mineral ósea muy baja) en los ciclistas, pero uno de los culpables es sin duda la naturaleza del propio ejercicio. El ciclismo es un deporte de bajo impacto que supone una carga mecánica muy baja sobre nuestros huesos. Esta puede ser una ventaja para aquellas personas que sufran problemas de articulaciones, pero es precisamente la carga mecánica la que predispone a nuestros huesos para crear una mayor densidad interna. Sin este tipo de estrés, los huesos no se hacen más fuertes, haciéndolos más propensos a las lesiones.

Los ciclistas, tanto aficionados como profesionales, parecen estar especialmente en riesgo de lesiones óseas si no hacen ningún tipo de entrenamiento cruzados. Los nadadores también pueden estar en peligro, ya que el deporte requiere poca carga mecánica también. La zona lumbar de la columna es una zona especialmente sensible, ya que es una zona que no sufre carga alguna.

Como métodos de prevención, además de cruzar distintos tipos de entrenamientos, con distintas cargas mecánicas sobre el hueso, podemos establecer una serie de condicionantes de tipo alimentario y condicionantes de tipo no alimentario que pueden aumentar la predisposición a sufrir lesiones de tipo óseo.

Por un lado, los condicionantes nutricionales:

  • Un gran exceso de proteína, sobre todo la de origen animal, contribuye a la descalcificación ósea, siendo una de las causas posibles de este problema, la acidez que origina a nivel sanguíneo la citada proteína.
  • La ingesta elevada de sodio aumenta la excreción urinaria de calcio, tanto más cuanto menor es la ingesta de este último, lo que puede incrementar en situación crónica la osteoporosis. De ahí que la recomendación sea no ingerir demasiada sal.
  • Existen otros nutrientes que afectan a la constitución y metabolismo del hueso, como son el fósforo, magnesio e hierro entre los minerales, y entre las vitaminas A, C, B6, B12, folato y K. Dada la cantidad de los mismos, que intervienen, la conclusión es que en mal estado nutricional sea general o específico con respecto a algún o algunos nutrientes, puede afectar en mayor o menor grado a la estructura ósea.

De entre los factores de riesgo no nutricionales destacan varios que se exponen a continuación:

  • Herencia. Como ya se indicó existen factores hereditarios a nivel étnico y familiar que afectan la osteoporosis. A nivel étnico se sabe que es mayor el riesgo en caucasianos y mongoloides que en poblaciones negras.
  • Estado hormonal. Tanto la pérdida o eliminación de estrógenos como andrógenos, provocan una pérdida clara de masa ósea.
  • Composición corporal. Existe una clara asociación entre masa magra y masa ósea, tanto en hombres como en mujeres.

Espero que haya sido de vuestro interés

Imagen: Galería Flickr Cecilia Heinen