Las tres mejores aplicaciones para controlar tu dieta

Cuando nos planteamos ponernos a dieta, siempre parece una buena idea tener un apoyo, un soporte. Nada mejor que una App, una aplicación de móvil, para hacer un seguimiento de nuestra dieta, recibir consejos y ayuda. Vamos a repasar algunas de las más interesantes del mercado para que puedas plantearte si hacerte con alguna de ellas.

La primera es Dieta y salud que ha sido una de las favoritas entre 2013 y 2015. Es una aplicación que permite realizar algunos controles. El primero de ellos es que nos ayuda a descubrir tu IMC y cuánto quieres bajar de peso. A partir de ahí nos señala la cantidad de puntos que debes asumir para adelgazar. Además, contaremos con un diario de alimentación y ejercicios, donde podremos apuntar comidas y actividades físicas que hagamos cada día. Otra de las de bondades de esta aplicación es el sistema de puntuación que medirá nuestras calorías, podemos variar los límites en los cuales queremos movernos  y nos avisará cuando nos acerquemos.  Por último, esta aplicación te recordará que te tienes que pesar periódicamente para que lleves un seguimiento pormenorizado.

La segunda aplicación a la que tienes que echar un vistazo si estás a dieta es una denominada Asistente de dieta. La misma te ayudará a perder peso con más facilidad. Es una de las apps de dieta mejores que existen en el mercado porque es un refuerzo nutricional, amén de refuerzo psicológico. Con esta aplicación aprenderás a eliminar malos viejos hábitos alimentarios y configurar los puntos más importantes y necesarios de cualquier dieta. Las ventajas de esta herramienta son varias como que cuenta con un buen sistema de recordatorios, marca desafíos personalizados dependiendo de nuestras metas, da una serie de recompensas virtuales según se vayan alcanzando los objetivos. Además, nos facilita un marcador de calorías consumidas y quemadas en el ejercicio, permite un seguimiento del peso perdido con gráficas comparativas. También guarda las fotos con fechas y nos muestra la evolución.

Por último, si estás a dieta deberías echar un vistazo a otra aplicación llamada Yazio. Lo más destacable de esta herramienta es que su programa nos permite gestionar nuestra pérdida de peso  con varias funciones. Para empezar tiene programas para adelgazar, mantener peso, conseguir más músculo, además tiene información nutricional de todos los alimentos. Otra de las cuestiones que podrás hacer con Yazio es contar las calorías que has consumido en el día, podrás anotar las comidas que ha hecho con todos los platos consumidos, podremos gestionar el consumo de calorías, proteínas, grasas y carbohidratos, también podremos contar la cantidad de azúcar que hemos consumido, amén de las grasas y el sodio. Por último, destaca la opción de medir nuestra proporción corporal, amén de poder evaluar su cambio con el tiempo.

Imagen de Flickr


Nutrición y dietas, Salud y Bienestar · Escrito por el 31/05/18

Comentarios desactivados en Las tres mejores aplicaciones para controlar tu dieta

Los nuevos desayunos saludables entierran las galletas

La vida y la comida sana gana terreno y el desayuno no se escapa a esta moda en la que son muchas las alternativas a las galletas de siempre.

Todos nos hemos criado bebiendo por las mañanas un buen tazón de leche, con galletas o pan. Ahora las nuevas tendencias de alimentación indican que esto no es sano.

El asunto se puso sobre la mesa a principios de este año cuando una nutricionista informó de que a su hijo le daba por la mañana garbanzos para desayunar. La publicación provocó un debate que sobrepasó cualquier expectativa, aunque sí es verdad que son varios los expertos que apuestan por un desayuno más moderno y sano. La pregunta es, si no puedo darle galletas a mis hijos por las mañanas, ¿qué le puedo dar?

En la web http://www.unamamadeotroplaneta.com nos dan algunas pistas de por dónde debería ir la alimentación de nuestros hijos por la mañana. En el artículo “Y si no le doy galletas, ¿qué le doy para desayunar?” la autora ofrece una serie de alternativas a las galletas después de advertir que una de las primeras cosas que descubrió al preocuparse por la alimentación de su hija es que todos los productos destinados a los niños son insanos por tener un exceso de azúcar, de grasa o de sal. Es decir, se dio cuenta que muchos de los productos que se supone que harán que tus hijos crezcan sanos tienen el efecto contrario.

En esta lista de productos malditos para los niños entrarían: zumos envasados, yogures y lácteos azucarados, bollería y galletas, cremas de untar como Nutella o Nocilla, queso de baja calidad, embutidos y cárnicos procesados, al menos no todos los días, Colacao, Nesquick o cualquier batido de sabores, refrescos, cereales azucarados o cereales para bebé de bote…

De esta manera, se recomienda cambiar completamente el ritmo de alimentación mañanera de los niños con colacao, galletas o bollos y anima a sustituirlos por una serie de alimentos como el pan integral o multicereales, los palitos integrales de espelta, el yogur natural sin azúcar, la leche normal, queso de alta calidad, la fruta entera (plantanos, fresas, frambuesas, arandanos, naranja, mandarina, piña, kiwi, manzana, pera o uvas, dejando los zumos para un par de días a la semana.

También son recomendables los cereales sin añadidos, los frutos secos, semillas, aguacate, hummus, hortalizas y verduras, como el tomate natural, aceite de oliva, huevos, pescado azul como atún o salmón, crepes o tortitas caseras sin azúcar, incluso se pueden hacer algunos días batidos naturales con fruta, yogur y avena.

También en la página https://nortesalud.com aparece otro artículo llamado: “Cuando las galletas dejan de ser la opción” en el que se ofrecen, nada menos, que 75 alternativas de desayuno saludable. Algunas de ellas son leche entera, pan integral, aceite de oliva y frutas; requesón y miel con nueces; yogur griego, melocotón y plátano y avena; tortitas de plátano; huevos revueltos con perejil y un vaso de leche; fruta con yogur natural; crepes caseros de fruta; tostada con crema de cacao y avellana casera; piña y naranja troceadas con canela; bocadillitos de pan integral, yogur natural con chocolate negro y una pieza de fruta, batidos naturales de frutas, cuenco de aceitunas, zanahoria, pepino y queso.

Otras opciones pasan por hacer muffins de verduras, pate de aguacate, copos de maíz con yogur y fresas, copos de yogur y plátano, copos de avena con yogur y manzana; fresas bañadas de chocolate negro y avellanas; palitos de manzana con canela y yogur; no podía faltar el pan con aceite y tomate de toda la vida o los gofres naturales. También se puede optar por macedonia de frutas con aguacate y queso blanco, tostada de pan de centeno con tomate, atún y fruta. Son tantas las opciones que puedes experimentar a ver qué le gusta más a tu hijo. También se propone nocilla de nueces casera sin azucares añadidos o magdalenas de soja y plátano.

La opción vegana pasa por desayunos como helado de platano y cacao con topping de frutos secos, Gachas de leche merengada, sándwich de pan integral con un montón de productos saludables desde tomate a platano, manzana, etc… pasando por batidos de yogur vegetal sin azúcar y fruta de temporada.

Imagen de Flickr


Nutrición y dietas, Salud y Bienestar · Escrito por el 12/04/18

Comentarios desactivados en Los nuevos desayunos saludables entierran las galletas

La dieta del aguacate o como sentirte saciado

El aguacate ha sido rechazado muchas veces por pensarse que engordaba, pero ahora sabemos que tiene muchas propiedades y que entre ellas está el hecho de saciarte, de dejarte lleno.

Entramos en el mes de marzo y eso significa que llega el momento de ponerse en modo “operación bikini” y empezar a plantearnos el quitarnos esos kilos de más que hemos cogido en los meses de invierno para poder lucir cuerpo en verano, para deshacernos de ese michelín que ha salido sin nosotros pedírselo.

Seguramente en los próximos días vas a leer mucho sobre métodos y dietas milagrosas que te dejarán con un cuerpo diez. Y una de ellas es la dieta del aguacate que, pese a que algunas veces se ha dicho que es un alimento que engorda, con el que subirás de peso, que ha sido rechazado por su contenido graso, lo cierto es que es saludable, tiene una gran capacidad de hidratación y aporta mucha vitamina E.

El aguacate contiene ácidos grasos saludables y si lo consumes de manera normalizada lograrás reducir los niveles de grasa en sangre, mientras aceleras el metabolismo y te hará sentirse saciado. Lo primero que debes tener en cuenta es que a la hora comprarlo debe ser el que esté más suave y no tenga daños en la corteza.

Y es que tienes que tener en cuenta que el aguacate es un alimento altamente nutritivo y uno de tus grandes aliados para bajar peso porque dentro de las grasas monoinsaturadas de los aguacate encontraras el ácido oleico, que nos ayudará, como hemos explicado antes, a saciarnos, mientras que su contenido en fibra y proteínas vegetales nos facilitará el hecho de tener un vientre plano. No obstante dos tercios de las calorías del aguacate proceden del ácido oleico que nuestro cuerpo usará como fuente de energía de absorción lenta. No sólo eso, sino que, además, al consumir este tipo de grasas seguro que mejoran nuestros niveles de azúcar.

Entre sus virtudes también hay que destacar el hecho de que contiene ácidos grados Omega 9 que nos ayudan a bajar el colesterol LDL y aumentar los del HDL, amén de que son ideales para la absorción de vitaminas y antioxidantes liposolubles. Al tener una mejor absorción de esos nutrientes sentiremos menos hambre. Y es que si sentimos hambre después de almorzar debemos entender que no hemos recibido, de los alimentos consumidos, los nutrientes que necesitamos para realizar nuestras tareas diarias. Ahí puede entrar el aguacate ya que nos aportará carbohidratos, proteínas y fibra con los que podremos sentirnos saciados.

Para seguir esta dieta del aguacate, que podemos tomar de formas muy variadas como ensaladas, sándwiches o postres podemos realizar algunos menús que incluyan estos platos: para desayunar podemos tomar un sándwich de pan integral con un aguacate pequeño, tomate, algo de fiambre de pavo acompañado de lechuga y melón. Cuando llegue la hora de la comida siempre es una buena idea sumar el aguacate a una buena ensalada que tenga col rizada, zanahoria, brotes de espinacas, un huevo duro y nueces, para acompañar a un filete de carne magra o un pescado a la plancha o, incluso, salmón. A la hora de cenar, llega el momento en el que podemos comernos un aguacate, acompañado de 100 gramos de requesón natural o un yogur, junto a 140 gramos de pollo o pescado asado a la parrilla.

Dentro de la dieta del aguacate podemos probar también a rellenarlo de atún junto a una ensalada de lechuga ya que sólo tiene 106 calorías y te dejará completamente saciado. Además, el aguacate también se puede acompañar de piña y espinaca en una ensalada como acompañante de una carne o un pescado a la plancha.

Imagen de Flickr


Medicamentos, Nutrición y dietas, Salud y Bienestar · Escrito por el 01/03/18

Comentarios desactivados en La dieta del aguacate o como sentirte saciado

Come bien y muévete para perder los kilos de Navidad

La vida es una continua lucha contra la báscula. En Navidades, de media, cogemos dos kilos por lo que te proponemos un plan para perderlos: cuida lo que comes y muévete.

Ya han acabado las Navidades y tan puntual como la cuesta de enero llega el momento de pesarnos y comprobar que, de media, cada español engorda dos kilos cada año en estas fiestas. Es el punto en el que te das cuenta que tienes que perder esos excesos y plantearte un plan de choque. No te apetece correr, no quieres entrar en la moda del running, no te preocupes, hay otras formas de deshacerte de esos kilitos que has ganado, pero vas a tener que hacer ejercicio, eso sí.  Y es que para adelgazar, para perder esos dos kilos que has cogido en la casa de tu madre o tu abuela, debes tener en cuenta que hay dos pilares. El primero es la alimentación y el segundo es el ejercicio.

Es interesante resaltar que son, precisamente, las personas que normalmente durante el año se cuidan más, las que tienden a engordar más en estas fechas si se sueltan la melena alimenticia y consumen todo tipo de viandas, turrones y bombones. Esta situación, sin embargo, puede resolverse fácil y volver al peso habitual siendo, de nuevo, serio y restrictivo en nuestro consumo de alimentos.

El primero paso antes de empezar la carrera de perder esos dos kilos de media es concienciarnos. Entender que tenemos que seleccionar el tipo de calorías que ingerimos, reducir la ingesta calórica diaria y proponernos volver a hacer ejercicio, como mínimo 30 minutos diarios.

A partir de ahí, debemos seguir una serie de normas que nos ayudarán a perder esos kilos de más. El primero de ellos es reducir el consumo de grasas al máximo con lo que debemos autoprohibirnos la bollería, los dulces y la mantequella. Habremos de cambiar nuestra leche entera o semidesnatada por la desnatada y controlar el consumo de aceite. Otra de las cuestiones de las que debemos ser conscientes es que tenemos que limitar la cantidad de comida que consumimos. Es una cuestión matemática. Si ingerimos menos alimentos, sumaremos menos calorías y por tanto nuestro cuerpo tirará de las grasas acumuladas para realizar nuestras tareas diarias. Hay que buscar alimentos ricos en nutrientes.

Es importante una buena organización y hacer cinco comidas. De esta manera, en el desayuno debes eliminar las mantequilla y la mermelada y tomar el café con leche desnatada, acompañado de una pieza de fruta. A media mañana puedes tomar una pieza de fruta, preferiblemente manzana o cítricos, o un yogurt desnatado. En la comida, y también en la cena, tienes una gran variedad productos a consumir: verduras y hortalizas (250 gramos), legumbres (40), pasta y arroz (30), patatas hervidas (100), carne sin grasa de ternera, pavo o pollo (120), pescado (150), huevos, jamón serrano y fruta . Ya a media tarde puedes tomarte un café o una infusión con queso fresco o fiambre de pavo, bajo en grasa. Como siempre, para adelgazar se recomienda tomar mucha agua, zumos de frutas sin azúcares añadidos, y usar sacarina para endulzar el café.

Antes hemos hablado de las dos patas que deben sostener tu proceso para perder los dos kilos que has cogido en Navidades. La primera es la alimentación, mientras que la segunda es el ejercicio físico, pero no hablamos de correr, sino de algo más al alcance de cualquier persona como bajarte una parada antes en el autobús, usar las escaleras en vez del ascensor o proponerte salir a andar todos los días media hora. En definitiva, moverte más. De esta manera, si cuidas lo que comes y te mueves un poco llegarás a Carnavales igual que llegaste a Navidades.

Imagen de Flickr


Nutrición y dietas, Salud y Bienestar · Escrito por el 11/01/18

Comentarios desactivados en Come bien y muévete para perder los kilos de Navidad

10 mentiras sobre cómo adelgazar

Es una de las cosas más complicadas que hay para una persona. Cuando nos proponemos adelgazar buscamos ayuda, pero sólo encontramos mitos y mentiras sobre cómo hacerlo.

Llega el mes de enero, el mes en el que todos nos hacemos nuevos propósitos. Uno de los más comunes es adelgazar. Siempre habrá gente que te diga cómo hacerlo o encontrarás cientos de dietas milagrosas y miles de artículos en internet que te garantizan éxito en tu operación bikini. Lo cierto es que hay muchos falsos mitos o, directamente, mentiras en cuanto a cómo conseguir adelgazar y nosotros vamos a comentarte diez de ellos.

El primero de ellos es que todas las calorías son iguales. Es evidente que para adelgazar hay que consumir menos calorías, pero no todas las fuentes de calorías tienen el mismo efecto en nuestro cuerpo. De hecho, las calorías que nos aportan las proteínas no son iguales que las que proceden de las grasas o los hidratos de carbono. Las calorías de los alimentos frescos se han demostrado más saciantes que las de otro tipo.

El segundo de estos mitos es que la obesidad se supera con fuerza de voluntad, ya que es una enfermedad compleja en la que intervienen muchos factores como la genética, patologías y las hormonas y procesos que regulan nuestro peso. No es tan fácil como decir voy a adelgazar, aunque también es verdad que todos podemos llevar a cabo acciones para bajar de peso.

Otro de esos falsos mitos es que todos los alimentos que se anuncian como light adelgazan. No es verdad y hay que leer las etiquetas ya que muchos fabricantes sustituyen el azúcar por otros componentes y el número de calorías es el mismo. Hay que leer las etiquetas.

Se dice también que beber agua con limón en ayunas adelgaza. Es verdad que es una mezcla baja en calorías y que te ayuda a mantenerte hidratado, lo que hace que el metabolismo siga funcionando mediante la termongénesis, proceso por el que el cuerpo quema calorías para mantener el calor. Además el agua con limón no sacia. Sin embargo, nada demuestra que beber agua con limón adelgace más que beber agua sola.

Otro de esos falsos mitos habla de evitar los carbohidratos para adelgazar.  Una dieta con pocos carbohidratos puede ayudarte a bajar de peso, incluso aunque no hagas una restricción calórica consciente: siempre que el consumo de hidratos sea bajo y el de proteínas alto, adelgazaremos. La clave de este mito son los carbohidratos refinados, como el azúcar o las harinas refinadas, que sí nos hacen aumentar de peso.

La sexta creencia popular afirma que tampoco debemos consumir grasas. No hay nada en la grasa que consumimos que esté relacionado con el hecho de engordar, salvo que consumamos altas dosis de comida basura con muchas calorías.

Muchas veces hemos escuchado que es una buena idea realizar monodietas, es decir, comer sólo un tipo de alimento durante un periodo de tiempo. Estas dietas nos pueden ayudar a perder peso momentáneamente, pero nuestro cuerpo no recibe alimento necesario y se debilita, por no hablar del efecto rebote que llevan consigo estas dietas.

También se suele decir que el desayuno es la comida más importante para adelgazar, pero no es cierto. De hecho, experimentos realizados no llegan a estas conclusiones y sí podríamos deducir que quienes desayunan tienen una vida más activa que quienes nos lo hacen. Tampoco comer en pequeñas raciones, más veces, active el metabolismo.

Se suele decir también que las dietas vegetarianas siempre adelgazan, pero no es cierto. Ser vegetariano es una forma de vida que no tiene que ver con adelgazar. Existen alimentos sin proteínas animanles, como un plato de patatas fritas, que pueden engordar más que un filete de carne magra a la plancha.

La última aseveración se refiere al hecho de afirmar que las dietas para adelgazar funcionan. La mayoría de los estudios afirman que hacer dieta casi nunca funciona, ya que el 85% de las personas que bajan recuperan su peso antes de un año. Más allá. Hay estudios que afirman que las personas que hacen dietas son más propensas a subir peso, por lo que lo que debes hacer es cambiar tu estilo de vida y no ponerte cada mes a hacer una dieta: haz ejercicio, come sano y duerme lo suficiente.

Imagen de Flickr


Nutrición y dietas, Salud y Bienestar · Escrito por el 02/01/18

Comentarios desactivados en 10 mentiras sobre cómo adelgazar

Cenar sano no es tan difícil: estas son algunas ideas para lograrlo

Cenar sano no es tan difícil, simplemente hay que saber qué hacer para alimentarte con una última comida del día sana a base de verdura, pero con sorpresas.

Cuando llegamos a casa por la noche  después de un duro día de trabajo nos apetece poco o nada empezar a hacer la cena y mucho menos liarnos a hacer algo saludable. Sin embargo, no es tan difícil. Existen recetas para cenar sano que no cuestan tanto hacerlas. Vamos a enseñarte algunas de ellas para que tengas algunas ideas fuera de las típicas ensaladas o crema de verduras.

La primera propuesta son Muffins salados de calabacín y jamón cocido que, además,  les van a encantar a los niños. Para hacer seis necesitamos seis huevos, un calabacín, un paquete de jamón cocido, queso parmesano rallado, pan de molde sin corteza, sal y pimienta. Para hacerlo, precalentamos el horno a 180 grados, pelamos y cortamos el calabacín, batimos los huevos añadiendo el calabacín y el jamón cocido. Aplanamos el pan con un rodillo, lo doblamos como un pañuelo para que coja forma y lo rellenamos de la mezcla, espolvoreamos el queso rallado. Lo metemos en el horno 10 minutos y a cenar…

El segundo plato son unos espaguetis de calabacín, una alternativa a la pasta. De esta manera comemos verdura casi sin darnos cuenta y es un plato fácil de hacer, como el tercero que proponemos: pimientos rellenos al horno. Lo único que necesitas es hacer el relleno de carne picada porque el resto lo hace el horno, que cocinará los pimientos en su jugo sin nada de grasa. Puedes acompañarla de ensaladas para una cena completísima y sana.

Otro de los platos sanos para cenar es una pizza de coliflor, aunque pueda parecer paradógico. Es una opción fantástica, además, para intolerantes al gluten, como el falso sushi hecho a base de unos makis de jamón cocido y queso de crema que se hace en cinco minutos. Se puede comer con palillos, lo cual puede ser divertido para los niños. La sexta sugerencia es hacer una croqueta de coliflor al horno. Así son menos calóricas que las fritas, pero si la masa está hecha de coliflor entonces la cena es doblemente saludable. Por último, proponemos una ensalada de pasta porque es una opción saludable, aunque siempre es preferible que sea integral así como evitar las salsas muy calóricas o mezclar esta pasta con tomate, lechuga o cebolla.

Imagen de Flickr


Nutrición y dietas, Salud y Bienestar · Escrito por el 26/12/17

Comentarios desactivados en Cenar sano no es tan difícil: estas son algunas ideas para lograrlo

Dietas que ayudarán a calmar a tu hijo con déficit de atención

La alimentación se relaciona con la salud de manera directa. También los niños con déficit de atención el tipo de dieta puede mejorar o empeorar los síntomas según parece.

La revista Pediatrics publicaba una investigación en la que se concluía que la dieta mediterránea, con abundancia de verdura, grasas saludables, nueces, etcétera, puede estar vinculada a un menor riesgo por parte de los niños a la hora de sufrir déficit de hiperactividad.

Se cree, según este artículo, que los ácidos grasos omega -3 de la dieta mediterránea junto a los nutrientes que esta aporta pueden combatir los desequilibrios diagnósticos que se relacionan con el crecimiento físico y también con el cognitivo.

Los investigadores señalaban en el artículo que, aunque estos hallazgos no definían una relación causa efecto entre el alimento que se consume y el déficit de atención, a partir de los conocimientos adquiridos en el informe, las estrategias dietéticas pueden ayudar a mejorar la calidad de vida.

La importancia de una dieta equilibrada

A la hora de valorar cómo influye la dieta entre quienes sufren déficit de atención, hay diferentes posturas y teorías, pero, en lo que todos los científicos, investigadores y profesionales de la salud se muestran de acuerdo es en la importancia de que esta sea adecuada y equilibrada. Esta dieta equilibrada es importante en todos los niños, pero especialmente en el caso de quienes padecen esta afección.

En algunas dietas se plantea la eliminación de alimentos como base sobre la que elaborar unos hábitos alimentarios más saludables. No se sabe a ciencia cierta qué alimentos causan o estimulan los síntomas del déficit de atención, pero si es conocido que algunos de estos alimentos pueden agravar dichos síntomas. Por ejemplo, en algunos casos hay niños que presentan especial sensibilidad al azúcar, a los conservantes, a la fructosa, a los lácteos

La recomendación de eliminar refrescos, comida rápida y exceso de azúcar en forma de bollería industrial o desayunos demasiado azucarados es también generalizada. Se considera que es necesario evitar que suba el azúcar en sangre y luego caiga, ya que esto puede intensificar los síntomas. Por tanto, resultan más recomendables los alimentos de bajo índice glucémico, alimentos ricos en fibra, proteínas, granos enteros…

Una opinión muy extendida indica que el azúcar en la mayoría de sus formas procesadas puede agravar la hiperactividad en niños con propensión a sufrirla.

Todo lo anterior se debe complementar con medidas que realmente son de sentido común en cuanto a consumo de alimentos saludables que incluya fruta, verduras, legumbres, proteínas…

¿La cafeína, mito o solución?

El uso de estimulantes para mejorar el enfoque de niños con esta afección no ha sido menor en las últimas décadas. Se entendía el uso de estos estimulantes como opciones más naturales a los efectos secundarios de los medicamentos estimulantes. Sin embargo, la gran mayoría de expertos no está de acuerdo en el uso de estimulantes como la cafeína de manera sustitutiva.

De hecho, la cafeína no es ningún tipo de solución para la curación del niño que padece esta afección ni mucho menos. Peor aún, la cafeína puede estimular sistemas neurológicos aún inmaduros mucho más allá del nivel de tolerancia del niño, esto puede acarrear efectos graves. Un consumo excesivo de cafeína además puede dañar la capacidad del niño para cuestiones básicas como las relaciones familiares, en el entorno escolar, o los trabajos y actividades cooperativas de ocio.

Imagen de Flickr


Nutrición y dietas · Escrito por el 29/08/17

Comentarios desactivados en Dietas que ayudarán a calmar a tu hijo con déficit de atención

Once cosas que no debes hacer para adelgazar en verano

Adelgazar se vuelve en estas semanas en la obsesión de cualquiera, pero no debemos arriesgar nuestra salud por quedar bien en la playa o la piscina. Muchos de los hábitos que se asumen como normales para perder grasa afectan a tu salud.

La operación bikini está en uno de sus momentos más álgidos. Falta poco para que se abran las piscinas, para que las playas empiecen a llenarse y todos nos queremos quitar esos pequeños michelines que aparecen en nuestra anatomía. En cualquier página vas a encontrar formas de hacer desaparecer esa grasa, esos kilos de más, pero no debes fiarte. Muchas de ellas no son sanas o, directamente, son imposibles de conseguir.

Vamos a contarte los 11 errores más comunes que se llevan a cabo cuando buscamos adelgazar sin medida, en tiempo récord y poniendo en jaque a nuestra salud.

Lo primero que debemos evitar es hacer dietas milagro. Normalmente se basan en tomar un solo alimento descuidando otros importantes en nuestra alimentación. Pueden tener un resultado a corto plazo, pero a largo, cuando vuelves a comer normal el efecto rebote es mayor. Hay que cambiar hábitos para que los podamos seguir en el tiempo.

En este sentido, es absurdo comer sólo ensaladas, te creará un déficit de nutrientes, de proteínas e incluso de calorías. Descartadas las dietas milagros y la alimentación a base de ensaladas, debemos descartar también el mito de sudar para adelgazar. Si sudas mucho no adelgazas más, repones líquidos en cuanto bebas, cuanto menos líquido perdamos haciendo deporte, mejor para nuestra salud, explican desde Vitónica. En este punto debemos descartar también las sesiones maratonianas de ejercicio aeróbico. Los ejercicios de fuerza pueden tener mejor resultado para perder peso que dos horas en bici. Tampoco es recomendable pasar de no correr a hacerlo una hora diaria, porque nuestro cuerpo no está acostumbrado  y puede provocarte lesiones. Si quiere correr para perder peso haz un entrenamiento progresivo planificado.

Volviendo a la alimentación, hay que evitar comer lo mínimo. El pensamiento simplista sería, si como menos, adelgazaré más. Y puede ser así al principio, pero después el cuerpo entra en un letargo metabólico que puede resultar en un efecto rebote en cuanto comemos normal. Bajar de peso es una pelea a largo plazo, no a corto. Tampoco parece una solución el tomar diuréticos. El problema del exceso de peso es la grasa acumulada, no el agua.

Dormir poco para adelgazar tampoco es recomendable por la sencilla razón de que cuando no dormimos es más fácil que comamos. Dormir bien es un punto a favor para perder peso.

Tampoco deberíamos fiarnos de esas maquinas que prometen hacernos adelgazar en poco tiempo. Sí, nos referimos a los típicos de la teletienda. No son milagrosos, en todo caso son estafadores. Otro de los errores típicos es usar pastillas para adelgazar. No existen pastillas para adelgazar, aunque sí las haya para estimular, saciar, fomentar la diuresis o funcionen como laxante. El efecto rebote está asegurado.

Por último, tampoco son muy fiables los consejos o trucos que podemos encontrar en internet para adelgazar. Todos ellos nos llevan a dietas milagro y rebote garantizado. Y, por último, lo más importante no hacerlo por nuestra cuenta. Es mejor acudir a un médico o a un especialista que estudie tu caso y te ayude a perder esa grasa, pero ya pensando en el verano de 2018.

Imagen de FLickr


Nutrición y dietas, Salud y Bienestar · Escrito por el 13/06/17

Comentarios desactivados en Once cosas que no debes hacer para adelgazar en verano

Tres líneas de pensamiento sobre un desayuno perfecto ¿Natural o proteico?

Desayunar es fundamental para nuestro rendimiento diario. Hay escuelas que apuestan por tomar proteínas desde la mañana y otras que apuestan por frutas, frutos secos, productos naturales…

Siempre hemos oído que el desayuno es la comida más importante del día, el que debe cargar las pilas para toda la jornada. Por supuesto, prohibido no desayunar. Se trata de cargar bien las pilas para no tener que andar picando a las dos horas. A partir de ahí hay muchas teorías sobre cuál debe ser el desayuno ideal y cómo debemos desayunar.

Una primera teoría se basa la ingesta de proteínas: huevos revueltos y jamón, por ejemplo, ya que te ayuda a prevenir el riesgo de diabetes tipo 2 y a mantener controlado el apetito a lo largo del día, lo que reduce el riesgo de exceso de peso y obesidad, ya que la proteína actúa en las zonas del tu cerebro que controlan las ganas de comer según un estudio de Journal of Obesity.

Es por ello, que el primer desayuno perfecto que recomendamos es aquel que incluya algunos de estos alimentos como huevos, o yogur griego, queso fresco, pavo, pollo, jamón, carne asada, salmón, bonito, alubias rojas o espinacas. Como ejemplo podemos probar un Frittata con ricotta y espinacas acompañado de un café, té o infusión y una pieza de fruta.

Una segunda línea para encontrar el desayuno perfecto o ideal es aquel que empieza por recomendar tomarse 15 minutos para ingerir los alimentos y no salir corriendo. No desayunar significa empezar nuestro día con bajos niveles de azúcar, lo cual querremos solucionar en un par de horas.

Los carbohidratos y el azúcar tienen que estar presente en nuestro desayuno, con moderación. Evitemos pasteles, cereales con azúcar, magdalenas, así como los alimentos grasos como huevos fritos, panceta o salchichas. Apostemos por un toque de fibra, lácteos y un poco de glucosa: avena, linaza, frutos secos y frutas. Si queremos endulzar apostemos por la miel y hagamos sitio al pan con semillas o integral tostado, amén de no olvidarnos de la leche, con café o alguna de sus variedades, o de tomar un yogur. La mejor fruta para tomar por la mañana es el pomelo, por su sabor ácido y sus propiedades quema grasas, y no podemos descartar una ensalada de frutas.

Por último, destacaremos otra recomendación para desayunar en la que se incluye, para empezar, tomar conciencia de que es la comida que marcara en muchos más sentidos de los que te crees cómo será tu día. Por tanto, se recomienda no comer deprisa, no es sano. Seguir la norma 60-15-25. Un 60% de hidratos, un 15% de proteínas y un 25% de grasas saturadas. Defiende esta teoría que los carbohidratos y el azúcar estén presentes, aunque no en exceso, apostando por cereales integrales y evitando los refinados y muy elaborados. Evita el sentimiento ‘hangry’: mezcla de hungry (hambriento) y angry (enfadado) que surge cuando nos saltamos alguna comida.

Otra recomendación de este tipo de alimentación es tomar un puñado de frutos secos y fruta fresca, apostando por endulzar con miel. Empezar el día con huevos, panceta o salchichas no es recomendable según esta teoría, ya que avisa de que nos pasará factura. Tomarnos un café está permitido, pero siempre con moderación, sabiendo que contiene cafeína y no olvides hidratarte con leche, un zumo y agua mineral.

Imagen de Flickr


Nutrición y dietas, Salud y Bienestar · Escrito por el 06/06/17

Comentarios desactivados en Tres líneas de pensamiento sobre un desayuno perfecto ¿Natural o proteico?

Tres circuitos de 10 minutos para reventar la operación bikini

Estamos acostumbrados a ver a gente que se pasa el día en el gimnasio, pero con una serie de ejercicios, de una duración de 10 minutos, podemos mejorar mucho nuestro cuerpo.

Ya estamos en el mes de mayo y la operación bikini debería estar en su mayor apogeo. Ya nos ponemos esas camisetas ajustadas o esos pantalones bien apretados, pero todavía podemos mejorar nuestra figura para cuando tengamos que lucir tipo en la playa y para ello son importantes tanto el ejercicio físico como la alimentación. Hoy nos proponemos mostrar tres diferentes tablas de trabajo para realizar en 10 minutos y que mejore tu aspecto.

La primera de ellas es para el cuerpo completo y comenzaría por una serie de saltos empezando desde la posición de sentadillas con 15 repeticiones, para después hacer esa misma serie de flexiones de brazos. El tercer ejercicio pasaría a ser elevación de las pantorrillas: con los pies separados a la altura de las caderas, contrae las pantorrillas empujando desde el pie para elevar los talones y realízalo entre 15 y 20 veces. Después realizaremos fondos sentándonos formando un ángulo recto a la altura de nuestra cintura y con los brazos atrás y nos elevaremos durante 15 veces. Ahora haremos la posición de la V desde la I horinzontal: elevamos los brazos y las piernas a la vez para tratar de tocar con los brazos en los pies, en el aire. El penúltimo es un ejercicio en el que debemos contar con un fuerte punto de apoyo, una barra que podamos poner entre dos sillas, nos metemos debajo, agarramos la barra y nos elevamos hasta 15 veces, para terminar saltando a la cuerda 90 segundos. La clave es no descansar más de 30 segundos entre ejercicio para quemar grasa más fácilmente.

La segunda tabla que recomendamos sólo tiene tres ejercicios. El primero de ellos es saltar durante 30 segundos desde una posición con los brazos elevados y la piernas separadas a otra en la que tenemos los brazos pegados al cuerpo y las piernas juntas, saltando continuamente. Descansamos 10 segundos y pasamos a una serie de sentadillas apoyados en la pared. Tenemos que estar en una posición como si estuviéramos sentados en una silla, pero sin ella, con las piernas flexionadas en 90 grados y la espalda apoyada en la pared durante 30 segundos, para pasar a hacer fondos. Tienes que estar apoyado sobre la punta de los pies, la manos boca abajo, con los brazos estirados, perpendiculares a los hombros. Entonces doblas lentamente los codos llevando el pecho lo más cerca del suelo, sin tocar, sin doblar el torso, ni las piernas y permaneciendo recto en todo el movimiento de descenso y ascenso. Repite esta rutina cinco veces.

Por último, si lo que buscas es marcar un poco los abdominales o quitarte algún ‘michelín’ molesto, esta rutina es perfecta para ti. Cada ejercicio consta de 50 repeticiones. El primero de ellos son abdominales en bicicleta: tumbado boca arriba con las manos detrás de la cabeza vamos elevando las rodillas, primero una y luego la otra tratando de chocar la rodilla con el codo contrario. Es decir codo derecho con rodilla izquierda y codo izquierdo con rodilla derecha. Después pasamos al Crunch oblicuo de rodilla, en el que cruzamos una pierna sobre la rodilla de la otra y con los brazos también detrás de la cabeza llevamos el codo contrario sobre la misma. Primero lo haremos de un lado y luego de otro.  Ahora pasamos al Crunch, que son las abdominales de toda la vida, pero bien hechas. Las manos en la cabeza, piernas flexionadas y nos vamos elevando contrayendo los abdominales y no tirando de la cabeza. Entonces pasamos a las elevaciones de piernas. Con las piernas estiradas las elevamos a la vez hasta intentar formar un ángulo recto, controlándolas con los abdominales sin que lleguen a tocar el suelo cuando bajamos. Pasamos a la flexión lateral del tronco. Estamos de pie, con una mancuerna en una mano, la deslizamos a lo largo de nuestra cadera y una pierna, subiendo y bajando. Después lo hacemos con la otra mano. Para acabar, el ejercicio estrella del último año: la plancha. Nos ponemos bocaabajo, apoyados sobre los dedos de los pies, los codos y las muñecas y aguantamos durante 30 segundos para empezar, repitiéndolo varias veces.

Combinando estas tres tablas todas las semanas lograremos tonificar nuestro cuerpo a tiempo para lucir palmito en verano.

Imagen de Flickr


Fitness y deporte, Salud y Bienestar · Escrito por el 18/05/17

Comentarios desactivados en Tres circuitos de 10 minutos para reventar la operación bikini