Qué errores cometemos al comer en familia

A la hora de comer en familia no siempre hacemos las cosas de manera correcta. Veamos los principales errores que podemos cometer.

Qué errores cometemos al comer en familia

Lo primero es tener claro que, hoy en día, los modelos familiares son lo suficientemente diversos como para no poder establecer una única norma o reglas para comer en familia. Es difícil en muchos casos que la familia al completo pueda reunirse en torno a la mesa por cuestiones tan obvias como el trabajo, los estudios y en general los horarios.

Si es importante tener claro que cuando la situación lo permite este momento del día es fundamental por muchos motivos. Primero porque es un punto de conexión familiar importante desde el punto de vista emocional, algo que en muchas ocasiones se nos olvida.

Segundo, y no menos importante, porque es el ámbito perfecto para transmitir conocimientos y valores relacionados con la alimentación saludable a los más pequeños de la casa. Y, aquí es precisamente donde desafortunadamente más errores cometemos.

Obviamente existen algunas cuestiones de forma cómo mantener unos horarios estables en las comidas y vincularse como familia a ellos. También es importante la colaboración de todos los miembros de la familia en las actividades alrededor de la comunidad, desde poner la mesa hasta retirarla y fregar y por supuesto cocinar en caso de ser posible, etcétera. Pero es en los valores nutricionales y, en general, en lo que a la alimentación se refiere, donde más fallamos. Veamos algunos de estos errores.

Utilizamos demasiado productos industriales que, si bien es cierto pueden ser muy bien aceptados por el sabor o textura, no son desde luego lo más adecuado desde el punto de vista nutricional. La incorporación de bollería industrial, etc., es un buen ejemplo de todo esto. Sacrificar las cenas, por ejemplo, por alternativas de este tipo es sin ninguna duda un gran error.

Ceder a los gustos de los pequeños a la hora de confeccionar nuestros menús es sin duda otro gran error de bulto. La base de un buen crecimiento y desarrollo es una alimentación variada, en esta alimentación deben incluirse todos los grupos alimentarios, y esto siempre debe ser independiente de los gustos de los más pequeños. Evidentemente en muchos casos no es un trabajo fácil, pero es una necesidad absoluta.

Relacionado con lo anterior, es muy importante no caer en el error de considerar a uno un plato malo y a otro un plato bueno. Esto es algo que, por ejemplo, podemos cometer cuando ofrecemos un premio en forma de un dulce o una bollería industrial, a cambio de comer un plato de verduras o de un alimento que no guste al niño. Debemos eliminar premios y recompensas en relación a la alimentación, no resulta una buena idea ya que identifica unos alimentos como malos, que generalmente suelen ser los buenos, y unos premios como buenos que probablemente serán los menos buenos.

La bebida más saludable en la comida para los niños es el agua. Si queremos alternar esto con la incorporación de zumos estos siempre deben ser naturales, los zumos de frutas envasados o los refrescos azucarados no debieran estar incorporados a la comida de manera habitual.

En general, como ya sabemos aunque a veces nos cuesta reconocer, pecamos en exceso de todo lo que resulta sencillo de preparar o resolver. Esto no suele ser precisamente lo más saludable ya que o bien se trata de comida rápida, o de productos industriales procesados, elementos ambos que cuanto más esporádicamente se consuman mejor.

Imagen de Flickr


Nutrición y dietas · Escrito por el 23/08/16


Enfermedades crónicas ¿Cuáles son? ¿Cómo prevenirlas?

Una condición/enfermedad crónica es una condición de salud o enfermedad humana que es persistente. El término crónico suele aplicarse cuando el curso de la enfermedad tiene una duración de más de tres meses, entre las enfermedades crónicas comunes se pueden incluir la artritis, el asma, el cáncer, EPOC, diabetes y VIH/SIDA.

Enfermedades crónicas ¿Cuáles son? ¿Cómo prevenirlas?

En la medicina, lo contrario de crónica es aguda. Un curso crónico se distingue además de un curso recurrente en que las enfermedades recurrentes tiene recaídas en repetidas ocasiones, con períodos de remisión en el medio.

Las enfermedades no transmisibles son también condiciones médicas que se suelen alargar, pero se separan por sus causas no infecciosas. Por el contrario, algunas enfermedades crónicas, como el VIH / SIDA, son causadas por infecciones transmisibles.

Las enfermedades crónicas constituyen una causa importante de mortalidad y la Organización Mundial de la Salud (OMS) informa de las condiciones crónicas no transmisibles son, con mucho, la principal causa de mortalidad en el mundo, lo que representa 35 millones de muertes en 2005 y más del 60% de todas las muertes. Las enfermedades crónicas causan el 70% de las muertes en los EE.UU., y en 2002 las enfermedades crónicas (enfermedades del corazón, cáncer, derrame cerebral enfermedades respiratorias crónicas, diabetes, enfermedad de Alzheimer y las enfermedades del riñón) fueron 6 de las diez principales causas de mortalidad en la población general población de los EE.UU., el 90% de las personas mayores tienen al menos una enfermedad crónica, y el 77% tienen dos o más enfermedades crónicas. Para la mayoría de las personas, las condiciones médicas no suelen alterar las actividades normales.

  • Los factores de riesgo

Si bien el riesgo varía con la edad y el género, la mayoría de las enfermedades crónicas comunes son causadas por la dieta, estilo de vida y factores de riesgo metabólico, que también son responsables de la mortalidad resultante. Por lo tanto, estas condiciones se pueden prevenir mediante cambios de comportamiento, tales como dejar de fumar, la adopción de una dieta saludable y aumentar la actividad física. Los determinantes sociales son factores de riesgo importantes para las enfermedades crónicas. Los factores sociales, por ejemplo, el nivel socioeconómico, nivel educativo y la raza/etnia, son también una causa importante de las disparidades observadas en la atención de enfermedades crónicas.

  • Prevención

Una tendencia creciente apoya que la prevención es eficaz para reducir el efecto de las enfermedades crónicas, en particular, los resultados de la detección temprana en resultados menos graves. Servicios preventivos clínicos incluyen la detección de la existencia de la enfermedad o la predisposición a su desarrollo, asesoramiento y vacunas contra agentes infecciosos. A pesar de su eficacia, la utilización de los servicios de prevención suele ser inferior a la de los servicios médicos regulares. En contraste con su aparente costo en tiempo y dinero, los beneficios de los servicios de prevención no son directamente percibidos por el paciente debido a que sus efectos son a largo plazo.

Por lo tanto, los programas de salud pública son importantes en la educación del público y la promoción de estilos de vida saludables, además de la concienciación acerca de las enfermedades crónicas. Si bien estos programas pueden beneficiarse de la financiación en los diferentes niveles (estatal, regional, privada) su aplicación es sobre todo a cargo de los organismos locales y organizaciones de base comunitaria

Los estudios han demostrado que los programas de salud pública son eficaces en la reducción de las tasas de mortalidad asociadas a la enfermedad cardiovascular, la diabetes y el cáncer, pero los resultados son algo heterogéneos en función del tipo de la condición y el tipo de los programas implicados.

Imagen: Galería Flickr taiyofj



10 hábitos para familias sanas

Los ritmos de vida moderna, tanto para adultos como para niños, no son precisamente buenos amigos de una vida saludable.Afortunadamente, tenemos muchas cosas que podemos hacer en familia para mejorar nuestra vida y adoptar una más sana y saludable.

10 hábitos para familias sanas

Probablemente lo primero que habrás pensado es en una buena alimentación, una buena higiene y el ejercicio…y sí, aciertas, pero eso no es lo único que podemos hacer, aunque también lo haremos claro está.

Aquí van diez ideas para incorporar hábitos saludables en nuestras familias:

  • Elige siempre alimentos saludables en tus compras: no te equivoques, alimento saludable no es necesariamente sinónimo de alimento caro, se trata de buscar los productos más saludables a los precios más razonables y los hay.
  • Comer en familia: este es un hábito sano que se está perdiendo, y lo hace en favor de comidas aisladas frente al televisor o frente a la pantalla del ordenador. Comer en familia es siempre una buena idea que además mejora la comunicación interna.
  • Ejercicio: no hace falta que todos practiquen ejercicio juntos, pero sí que todos lo practiquen. Incorporar en los hábitos familiares algo de deporte es siempre una buena y saludable idea.
  • Guarda tiempo para jugar juntos: hoy en día con el despliegue tecnológico tan brutal que existe parece que no concebimos el juego sin aparatos de por medio, y, sin embargo, esto es un error. La conexión que se establece con el juego físico, o con elementos como los juegos de mesa es un hábito muy interesante y a tener en cuenta, además de mejorar mucho la siempre difícil comunicación adulto -niño.
  • Inflexible con la higiene: tendemos a pensar que somos inflexibles con la higiene de los más pequeños, pero a veces, tal vez haya cosas que se nos escapen en el global de la limpieza, el reparto de responsabilidades (que luego veremos) para la limpieza del hogar etc… es importante revisar todo esto, la higiene tiene que ser una parte básica dentro de los hábitos de todos en el hogar.
  • Fomenta las responsabilidades: no hacerlo trae consigo un desequilibrio tremendo en el hogar en el cual unos pocos (generalmente las madres) acarrean demasiadas responsabilidades cuando hay muchas que podrían perfectamente delegarse. La limpieza y el orden de los cuartos propios, hacerse las camas, recogerse la ropa, son sólo pequeñas muestras de las responsabilidades que pueden repartirse y asumir todos.
  • Enseñar un consumo responsable: esto puede parecer más fácil decirlo que hacerlo, pero es muy importante. En una época en la que el bombardeo consumista es constante,incorporar hábitos responsables ante el consumo es una de las mejores armas a futuro que podemos dar a nuestros hijos, no consumir por consumir y no hacerlo de manera irreflexiva es una gran enseñanza.
  • Restringir el consumo de alimentos fuera del ámbito del hogar, aunque puede parecer excesivamente restrictivo al final es una gran idea. Esto no significa que no podamos de vez en cuando comer en familia en un restaurante, pero, si pensamos en mantener unos ritmos determinados hacerlo con demasiada frecuencia tal vez no sea una gran idea. Esto transportado al consumo por ejemplo de bollería industrial en los recreos (tan de moda) nos da una idea más clara de a lo que queremos referirnos.
  • Potencia la creatividad de todos: a veces los mayores, envueltos en nuestros problemas de adultos, olvidamos la creatividad que viaja con nosotros desde niños, dar rienda suelta a la creatividad y hacerlo de manera compartida puede ser un gran hábito que mejore mucho la convivencia. No hay restricciones en esto, la creatividad no solo se refiere a las artes manuales, puede ser a la hora de crear juegos, a la hora de cocinar, a la hora de contar historias…
  • Dale valor a la familia como concepto: vivimos una época un poco rara a este nivel, o bien se le da un valor excesivo y muy restrictivo, casi como un núcleo cerrado a la familia, o todo lo contrario apenas se valora la importancia que el núcleo familiar puede tener y de hecho tiene. Darle valor a la familia como lo que es, un espacio propio de desarrollo y fomentar el sentido de pertenencia nunca es una mala idea.

Imagen de Flickr


Salud y Bienestar · Escrito por el 11/12/14


16 octubre: Día Mundial de la Alimentación

Son cientos de millones las personas que en el mundo no tienen acceso a una alimentación básica. El Día Mundial de la Alimentación es un toque de atención sobre una situación que año tras año se agrava.

16 octubre: Día Mundial de la Alimentación

La celebración del Día Mundial de la Alimentación, además de tratar de sensibilizar sobre la tremenda situación de falta de alimentos que viven millones de personas en el mundo, es también un buen momento para reflejar el tremendo contraste entre los cientos de millones de personas que no tienen alimentos suficientes, fundamentalmente en los países menos desarrollados, y los graves problemas de salud producidos precisamente por un exceso de alimentación y alimentaciones inadecuadas que sufren los países más desarrollados.

Por otro lado se pretende también romper con algunos tópicos y falsas imágenes relacionadas con la falta de alimento, habitualmente asociadas en primera instancia a las grandes hambrunas, y que, sin embargo va mucho más allá y se relaciona con problemas complejos que van desde la contaminación ambiental hasta la sobreexplotación de los recursos naturales o las enormes extensiones de monocultivo dedicadas a la exportación, mientras que, por otro lado, también el fantasma del hambre se va abriendo paso en los países desarrollados a través de las capas más desfavorecidas de rentas más bajas que no tienen acceso a una alimentación saludable o consumen dietas pobres en nutrientes.

Todo lo anterior degenera enormes debates sobre la producción de los alimentos así como su procesamiento y distribución, debates que en cualquier caso siguen sin producir como resultado un reparto más equitativo del acceso a la alimentación, que, por otro lado, es un derecho reconocido por la Declaración Universal de Derechos Humanos.

Además de poder participar en las diversas actividades que se desarrollan a lo largo del mes en relación a la alimentación y concretamente en el día señalado a tal efecto, realmente esto debiera ser un toque de atención individual para que reflexionemos sobre nuestra relación con los alimentos, sobre el modelo de consumo de alimentos que realizamos en el entorno familiar, a la vez que una reflexión profunda sobre el derroche alimentario, con las ingentes toneladas de comida que diariamente se desaprovechan en nuestro país, y en general en todo el ámbito de países desarrollados.

Debemos tener claro que la alimentación es fundamental para la supervivencia del ser humano, la comida es básica para el sustento, pero además, es un bien cultural que identifica de manera profunda a grupos de personas en todo el mundo y a la vez es un elemento de comunicación universal que sirve para unir a las personas.

Imagen de Flickr


Nutrición y dietas · Escrito por el 16/10/14


29 de septiembre: Día Mundial

El 29 de septiembre se celebra el día mundial del corazón, este año 2014 tiene como objetivo prevenir e intervenir contra la enfermedad cardiovascular (ECV) en el mundo.

29 septiembre: Día Mundial del Corazón

El Día Mundial del Corazón centra su tención en la creación de entornos saludables para el corazón. La intención primera es que las personas tengan la información suficiente para tomar decisiones saludables para el corazón donde quiera que vivan, el Día Mundial del Corazón 2014 alienta a las personas a reducir el riesgo cardiovascular, y promueve un el cuidad del plantea para vivir en un entorno saludable

El Día Mundial del Corazón fue creado en el año 2.000 para informar a la población de todo el mundo que las enfermedades cardíacas y los accidentes cerebrovasculares son las causas más importantes de muerte en el mundo, llegando hasta los 17,3 millones cada año. Su éxito depende de la proactividad de las organizaciones de todo el mundo para ayudar a difundir la concienciación de la enfermedad cardiovascular, la previsión para 2030 es que la cifra aumente hasta los 23 millones de enfermos.

La mayoría de las enfermedades cardiovasculares se pueden prevenir abordando los factores de riesgo como el consumo de tabaco, los malos hábitos alimentarios y la inactividad física.

El Día Mundial del Corazón 2014 se centra en explicar cómo el medio ambiente puede impactar negativamente y aumentar el efecto de los factores de riesgo de la enfermedad cardiovascular. Con demasiada frecuencia, la sociedad “culpa” a los estilos de vida de los individuos del desarrollo de las distintas patologías que están asociadas al corazón, pero el entorno en el que vivimos, trabajamos y nos relacionamos tiene un efecto enorme sobre nuestra capacidad para tomar las decisiones correctas en relación con la salud de nuestro corazón.

En el Día Mundial del Corazón, pone el foco en el hogar y en cómo unos pocos cambios ayudan a reducir el riesgo de enfermedad cardíaca y accidente cerebrovascular de nuestra familia. A continuación algunos consejos:

 

  • Comprar alimentos saludables

 

Limitar los alimentos preenvasados ​​que a menudo contienen altas concentraciones en azúcar, grasa y sal.

Incorporar frutas y hortalizas frescas en las comidas o intercambiar dulces por mango u otras frutas.

Preparar un almuerzo saludable para la escuela o hacer comidas en casa.

 

  • Prohibición de fumar en su casa

Dejar de fumar en su casa no sólo mejorará nuestra salud, sino también la salud de nuestros hijos.

Dejar de fumar es también una manera de convertirnos en un modelo positivo para nuestros hijos.

 

  • Ser activo

Limitar las horas de televisión.

Organizar actividades al aire libre como ciclismo, senderismo o simplemente jugar en el jardín.

 

  • Reconocer el riesgo de sufrir una Enfermedad Cardiovascular

 

Visitar a un profesional de la salud que controle algunos parámetros como índice de presión arterial, niveles de colesterol y glucosa, peso y masa corporal, y nos asesore sobre el riesgo de enfermar.

Una vez que conocemos el riesgo de sufrir una enfermedad cardiovascular, usted se puede hacer un plan específico para mejorar la salud del corazón y nuestro médico también puede aconsejarnos sobre las opciones de tratamiento apropiadas cuando sea necesario.

Espero que haya sido de vuestro interés.

Imagen: World Heart Day


Salud y Bienestar · Escrito por el 29/09/14


¿Previene el deporte la depresión infantil?

A veces a los niños y a los adolescentes se les plantean un montón de problemas que son realmente difíciles de sobrellevar. Los padres, las malas notas en la escuela, conflictos con los amigos pueden ser algunos de estos problemas y a veces sólo se sienten infelices con sus cuerpos o con ellos mismos o simplemente han sufrido su primer desamor. Los problemas, y este tipo de situaciones pueden hacerlos sentir tristes. deprimidos o angustiados. Es algo completamente normal, pero la depresión es algo más que estar de mal humor o tener un mal día. Además, si no es tratada correctamente pueden convertirse en una enfermedad grave.

¿Previene el deporte la drepsión infantil?

Sin embargo, la depresión es una enfermedad que se puede prevenir en niños y adolescentes. A menudo tiene más de una causa y por lo general aparece por la combinación de una serie de procesos biológicos que se dan a nivel corporal, y factores mentales y las experiencias en la vida de una persona. Todas esas causas no pueden ser tratadas inicialmente, pero los jóvenes pueden aprender a manejar los desafíos que se les presentan en el día a día. Esto, sin duda, ayuda a prevenir la aparición de la depresión.

En general, entre el 20% y 25% habrán pasado por lo menos un episodio de depresión antes de cumplir los 18 años de edad. Y algunos de ellos tienen un mayor riesgo de depresión que otro. En niños y adolescentes, la depresión es a menudo provocada por problemas en la familia, violencia, problemas en la escuela y el aislamiento social. Los jóvenes también tienen un mayor riesgo de depresión si:

  • Uno o más de sus familiares tienen depresión u otra enfermedad mental grave,
  • Han tenido depresión o un trastorno de ansiedad en el pasado
  • Tienen una imagen muy negativa de sí mismos o de sus cuerpos
  • Los síntomas de la depresión también pueden ser causados ​​por una enfermedad física o un efecto secundario de algunos medicamentos

¿Puede la actividad física y el deporte prevenir la depresión?

Muchas personas creen que la actividad física y los deportes levantan el ánimo y también pueden influir en alguien que desarrolla depresión. En efecto, existe cierta evidencia de que el ejercicio físico puede prevenir la depresión. Los programas de ejercicio que han examinado los estudios incluyen principalmente caminar, correr, ejercicios aeróbicos o de levantamiento de pesas.

Todavía no se sabe si los efectos positivos se deben al propio ejercicio, o son el resultado de salir y divertirse con otras personas. Del mismo modo, tampoco está claro si las formas más vigorosas de ejercicio tienen un efecto mayor que las formas más leves de ejercicio.

Muchos niños y adolescentes hacen yoga, judo u otras formas de ejercicio que combinan elementos físicos, mentales y sociales. Sin embargo, no existen estudios que confirmen los beneficios de uno u otro tipo de deporte. Esto significa que no es posible decir si ciertas formas de ejercicio podría ser mejor que otros en la prevención de la depresión.

Si un niño o un adolescente no disfruta de las actividades deportivas en la escuela, debemos plantearnos elegir otro deporte para que disfruten realmente de hacer deporte solos o con sus amigos.

Espero que haya sido de vuestro interés.

Galería Flickr: USAG-Humphreys


Fitness y deporte · Escrito por el 23/09/14


Entrenamientos sencillos para deportistas principiantes (II)

Siguiendo con el artículos anterior, continuamos con los consejos que nos van a permitir alcanzar todos los objetivos que nos planteemos en nuestro deporte favorito.

Consejos sencillos para deportistas principiantes (II)

Beber suficiente agua.

A menos que el entrenamiento sea muy largo y difícil, no necesitamos beber otra cosa que no sea agua. El agua funciona muy bien y es el líquido más efectivo para aquellos deportes que tienen una duración menor a una hora. Si nos deshidratamos, los músculos pueden sufrir calambres, y aumentar el riesgo de agotamiento por calor y además aumentan considerablemente las probabilidades de sufrir un golpe de calor. Dos horas antes de hacer deporte, beber 500 ml de agua y durante el entrenamiento beberemos aproximadamente 200 ml cada 10 minutos, pero además, es importante recordar que beber agua después de cada entrenamiento es tanto, o más importante que antes y durante el mismo.

Realizar entrenamientos de fuerza.

A pesar de que nuestro objetivo pueda ser una maratón donde la fuerza no es tan importante como la resistencia cardio-vascular, es necesario que realicemos entrenamientos de fuerza para mantener la masa muscular. Los músculos más fuertes queman más calorías, ayudan a prevenir lesiones y construyen huesos más fuertes. Trabajar los músculo con entrenamientos de pesas, sean en maquinas o sean con mancuernas, será beneficioso y colaborará poder realizar y conseguir nuestro objetivo de correr una maratón.

Usar ropa adecuada.

Necesitamos ropa adecuada y un calzado que cubra nuestras necesidades. No se trata de lucir el último modelo de la marca más conocida, sino de sentirnos cómodos y llevar la ropa adecuada para cada deporte. Para evitar gastar dinero innecesariamente, nos informaremos de que ropa, tejido, marca, etc., es la más adecuada para el deporte que vamos a practicar, ya que, obviamente, no es igual correr en verano que en invierno o nadar en el mar en verano o en invierno.

No descuidar la técnica

Ya sea realizando ejercicios de resistencia, como correr por asfalto, o realizando ejercicios de fuerza, como levantar pesas, es fácil que nos lastimemos o lesionemos si no cuidamos la técnica y la respiración. Si el gimnasio al que vamos tiene entrenadores o personal cualificado, no debemos dudar ni un instante en pedir consejo para poder realizar el ejercicio correctamente y mejorar cada día nuestra técnica. Además, si disponemos de un poco de tiempo podemos encontrar on-line multitud de tutoriales que nos ayudarán a mejorar cada día.

Con estos dos artículos ya disponemos de toda la información necesaria para arrancar una aventura deportiva que nos va a dar grandes satisfacciones, además, vamos a notar como nuestra salud mejora cada día y nos encontramos realmente bien.

Espero que haya sido de vuestro interés.

Imagen: Galería Flickr Raquel Baranow


Fitness y deporte · Escrito por el 11/09/14


¿Afecta nuestro reloj biológico a la perdida de peso?

Durante las últimas décadas los investigadores han debatido sobre las dietas y han tratado de probar qué tipo de alimentación funciona mejor para el control y la pérdida de peso. Cada vez resultar más evidente, en función de los resultados de las investigaciones, que el momento de comer y la sincronización metabólica es tan importante como la cantidad y calidad de los alimentos para mantener un peso saludable.

¿Afecta nuestro reloj biológico a la perdida de peso?

Los investigadores han estado durante mucho tiempo tratando de resolver el misterio de cuando el cuerpo quema la comida para una utilización óptima de calorías. En un reciente estudio de investigación titulado “El momento de la ingesta y la obesidad: una asociación de novela”, los investigadores informaron sobre un estudio de 20 semanas con sujetos humanos. En un grupo, los sujetos consumieron el desayuno que contenía la mayor cantidad de calorías que se consumirían a lo largo del día. En un segundo grupo, la cena siempre representaba el mayor consumo de calorías. Los investigadores encontraron que el momento de la comida principal, es decir, desayuno con más alto consumo de calorías, fue predictivo de la pérdida de peso durante una intervención en la dieta de 20 semanas y que este efecto era independiente de la ingesta total de calorías durante 24 horas. Un estudio de seguimiento realizado durante 12 semanas mostró el mismo patrón, es decir, los que tenían un alto consumo de calorías durante el desayuno perdieron significativamente más peso que los que ingería una mayor cantidad de calorías en la cena.

Estos hallazgos se basan en uno de los descubrimientos más influyentes y relevantes para el estudio del metabolismo. La influencia de los ritmos cicardiano en los distintos órganos y como estos pueden afectar a la ingesta de alimentos. Los órganos específicos que están afectados son el estómago, el intestino, el páncreas, el hígado y el tejido adiposo. Los autores concluyeron que el momento de consumo de alimentos, especialmente aquellos que contienen mucha energía (calorías) en las comidas pueden ser un factor decisivo ya que puede afectar al acumulo o movilización de las grasas

El ritmo circadiano, o el efecto de los ciclos día/noche, ha sido objeto de intensos estudio en la última década. Se origina en una parte del cerebro llamada núcleo supraquiasmático (SCN), que forma parte del hipotálamo que se encuentra en el sistema límbico del cerebro. El sistema límbico es el “cerebro viejo” que se encarga la supervivencia básica y de las actividades instintivas. El SCN es el conductor para el ritmo circadiano y coordina los ritmos circadianos moleculares en el resto del cuerpo. No solo es el reloj del sistema, sino que también gestiona los otros pequeños relojes en el resto del cuerpo que controlan los genes y el ritmo del metabolismo.

La investigaciones también muestran que la alteración de los genes circadianos pueden influir en los niveles de glucosa en plasma y en la resistencia a la insulina en ratones. Los ratones que tienen estos genes circadianos alterados muestran patrones alterados de la ingesta de alimentos y desarrollan problemas con el síndrome metabólico, incluyendo la enfermedad de hígado graso, la leptina y la glucosa en sangre mas elevada además de uno niveles mas bajos de insulina.

Espero que haya sido de vuestro interés.

Imagen: Glaería Flickr Sean MacEntee


Salud y Bienestar · Escrito por el 04/09/14


Consejos sencillos para deportistas principiantes (I)

En esta serie de dos artículos vamos a conocer algunos de los consejos que nos ayudaran a arrancar con nuestra aventura deportiva, una aventura que será gratificante siempre y cuando seamos conscientes de nuestras limitaciones y no nos dejemos llevar por triunfalismos.

Consejos sencillos para deportistas principiantes (I)

El primer paso

Tal vez no nos vayamos a convertir en una superestrella del deporte, pero todavía podemos establecernos algunos objetivos cuando nos planteamos hacer deporte por primera vez, independientemente de la edad. Existen muchos deportes que pueden formar parte de esos objetivos, como por ejemplo hacer un triatlón, una prueba que consta de tres etapas: natación, ciclismo y Running, realizar una carrera de alta montaña o bien un ultra-maratón.

Salir de la zona de confort

En primer lugar, considerara las posibilidades. Existen un montón de actividades que podemos probar, y es posible que descubramos como algo que nunca pensamos en practicar es nuestro deporte favorito. Opciones clásicas como el running, ciclismo, natación, senderismo, futbol, baloncesto, tenis, etc., o deportes más modernos como el CrossFit, Body-Combat, Aquabike, Zumba, etc.,

Comenzar con metas pequeñas

Es posible que queramos alcanzar grandes objetivos en un futuro, como una maratón. La mejor manera de llegar a esas metas es establecer una serie de objetivos más pequeños, que nos conducirán sin duda a ese gran logro. Por ejemplo, antes de calzarnos las zapatillas para realizar 42,195 kilómetros, nos plantearemos una meta más asequible, como realizar 10 km, y antes de este objetivo, nos plantearemos entrenar para correr 5 km. Las aplicaciones de fitness para móviles nos ayudarán a mantener un registro de nuestra evolución y nos ayudan a conseguir los objetivos que nos plateemos en el camino.

Realizar un reconocimiento médico

Si no somos personas activas y decidimos comenzar a hacer deporte, es necesario que hablemos con nuestro médico para someternos a una revisión general, sobre todo si tenemos más de 45 años (hombres) y más de 55 años (mujeres). Comentaremos con nuestro médico si padecemos algún problema de salud y tomamos de forma regular una medicación. Para evitar lesiones y crisis de agotamiento, empezaremos a trabajar poco a poco: 3 días a la semana durante 30 minutos. A continuación, añadiremos poco a poco mayor duración e intensidad, así como asiduidad.

Comer y beber, el combustible.

El ejercicio quema calorías extra y aumenta el metabolismo, planificaremos nuestro menú para comer cada dos horas, 5 comidas al día como mínimo. Antes de un sesión de entrenamiento, debemos ingerir alimentos ricos en hidratos de carbono que nos proporcione energía rápida, en forma de zumo, fruta, galletas, etc., después de un entrenamiento largo y duro elegiremos alimentos ricos en hidratos de carbono y proteínas, como un bocadillo de jamón york o un bol de cereales con yogur y leche.

Espero que haya sido de vuestro interés.

Imagen: Galería Flickr Adría Ariste Santacreu


Fitness y deporte · Escrito por el 03/09/14


La vuelta de vacaciones y el comienzo de colegios de los niños

Tras las vacaciones vuelven los horarios y las rutinas que se han de cumplir con disciplina. El proceso de adaptación puede ser traumático, no sólo para niños sino también para los adultos más experimentados. En el artículo de hoy vamos a ver algunos de los consejos y hábitos que debemos poner en práctica para hacer más llevadero el final de las vacaciones y la vuelta al colegio de los niños.

 La vuelta de cavaciones y el comienzo de colegios de los niños

  • Anticiparnos a la ansiedad del niño. Volver a la escuela puede ser estresante para los niños de todas las edades y por eso trataremos de adelantarnos a la ansiedad que le produce la vuelta a los horarios, no pasar tanto tiempo en la calle con amigos o levantarse más temprano. Para lograrlo, modificaremos los horarios del niño poco a poco cuando se acerque el final de las vacaciones, intentando que se sienta más cansado cuando llega la noche por haber madrugado un poco más. Se trata de ir a dormir 10 minutos antes cada día y despertar a los niños 10 minutos antes cada día. Además, hablaremos con nuestros hijos para que vayan interiorizando el cambio de rutinas.
  • Manejar nuestra propia ansiedad. Si estamos nerviosos o nos sentimos estresados por la vuelta a la rutina, inevitablemente nuestro hijo también se sentirá nervioso y estresado. Con el fin de manejar nuestra propia ansiedad podemos administrar el final de las vacaciones de forma progresiva, por ejemplo, organizando una salida a la naturaleza el primer fin de semana tras el inicio de las clases. Los días aún son más largos y existen muchos planes divertidos que se pueden realizar al aire libre, incluso cuando llega el frío podemos pasar ratos divertidos con nuestros hijos.
  • Volver a una alimentación saludable. Normalmente durante el verano la planificación de las comidas se desvirtúa por los horarios tan dispares, aumentando de forma muy significativa el picoteo. La llegada del otoño es el momento perfecto para enseñar a nuestros hijos la importancia de una alimentación saludable. Lo más probable es que los niños quisieran continuar comiendo helado cada noche, pero podemos cambiar esta rutina invitando a los niños a preparar cenas ricas y apetecibles basadas en verduras, hortalizas, frutas y carnes bajas en grasa.
  • Dedica cada día un poco tiempo a tus hijos. Puede resultar desalentador tratar de pasar 15 minutos al día con nuestros hijos manteniendo un cara a cara cuando las actividades extraecolares nos hacen estar yendo de un sitio a otro sin mucho tiempo ni para descansar, ni para nosotros mismos. Pero se trata de un retoalcanzable y por el que tenemso que luchar. La lectura, contar una historia, una conversación cualquiera, etc., se trata de dedicar tiempo a nuestros hijos para que la vuelta de vacaciones sea lo menos traumática posible y les pueda servir para empezar el año escolar con fuerza y energía.

 Espero que haya sido de vuestro interés.

Imagen: Galería Flickr


Salud y Bienestar · Escrito por el 29/08/14