Recarga las pilas en primavera

En el artículo de hoy vamos a ver 8 actividades que podemos realizar y disfrutar con toda la familia en primavera.

Recarga las pilas en primavera

1.    Sacar la bicicleta.

Pasear en bicicleta es un ejercicio aeróbico que mejora nuestra resistencia y fortalece la salud cardiovascular. Una de las mejores opciones para la primavera consiste en juntar a la familia y dar un paseo en bicicleta por el barrio o en un parque cercano. Solo debemos asegurarnos de que todo el mundo lleva casco y sigue las normas de tráfico.

2.    Dar un paseo

Disfrutar de una caminata por el  campo en un día de primavera es una de las mejores formas de estar en contacto con la naturaleza junto a la familia. Al igual que ocurre con los paseos en bicicleta, caminar aporta grandes beneficios para la salud cardiovascular y para nuestra resistencia física. Además, para muchas personas, dar un paseo por el campo es una buena forma de aclarar las ideas y verlo todo con mayor nitidez.

3.    Planear un día de campo

Llenar una cesta con un poco de fruta, verdura, pan y carnes magras y salir al campo, tan simple y fácil como eso. Planea ir al campo, a la montaña o a la playa, prepara un picnic saludable y combina un día de sol y deporte para toda la familia.

4.    Visitar un parque.

Los parques son unos espacios magníficos para sentirse y mantenerse activos. Allí, junto a la familia, se puede hacer un picnic o jugar, salir a caminar, incluso correr o simplemente disfrutar de los columpios. Los padres podéis enseñar buenos hábitos a vuestros hijos en un entorno saludable en medio de la naturaleza.

5.    Realizar una carrera benéfica.

Con la llegada del buen tiempo muchas asociaciones y organizaciones benéficas organizan todo tipo de actividades deportivas para poder recaudar fondos y así poder seguir prestando un servicio desinteresado a las personas que más lo necesitan. Ha llegado el momento de “apuntarse” a una carrera benéfica, de 2, de 5 o incluso de más kilómetros. Una vez inscritos ya n podemos echarnos atrás y deberemos preparar a conciencia la carrera para poder terminar dignamente.

6.    Probar deportes nuevos.

Ahora que llega el buen tiempo y los días son más largos, podemos aprovechar para probar deportes nuevos como el golf, disfrutando de una ronda de 18 hoyos con los amigos o simplemente pasando una tarde divertida con nuestros hijos en el mini-golf.

7.    Jugar en familia.

Bádminton, voleibol, fútbol, baloncesto, etc., existen una gran cantidad de deportes que podemos disfrutar en familia durante la primavera. Se trata de reunir a la familia y de inculcar hábitos saludables en el deporte, en el trabajo en equipo y en la cooperación.

8.    Saborear una comida de temporada.

Si los ingredientes que utilizamos para nuestros platos son de temporada vamos a obtener unos resultados mucho mejores que si utilizamos ingredientes congelados o conservados. Aprovecha que la primavera nos ofrece una gran variedad de frutas, verduras y hortalizas para crear platos sabrosos, refrescantes y nutritivos con toda la familia.

En conclusión, la primavera es una estación perfecta para comer bien, hacer un rato de deporte cada día y disfrutar de más tiempo con la familia y los amigos.

Espero que haya sido de vuestro interés.

Imagen: Galería Flickr  Brisbane City Council


Salud y Bienestar · Escrito por el 23/04/14


Consejos para que la primavera mejore nuestra salud

Una de las prioridades más importantes que debemos plantearnos en la planificación de nuestros días es la de poder realizar algún tipo de actividad física que mejore nuestra salud, que haga que nos sintamos en forma, sólo entonces podremos afrontar el día a día estando bien por dentro y por fuera.

Consejos para que la primavera mejore nuestra salud

¿Cómo mejorar la salud?

Para mejorar la salud debemos primero analizar cuál es nuestro estilo de vida. Debemos hacernos algunas preguntas básicas como ¿qué como?, ¿cuánto como?, ¿cuánto duermo?, ¿hago deporte cada día?,etc.,

Estas preguntas dicen mucho acerca de nuestro estilo de vida. Cuando la gente no come sano, es decir, toma alimentos excesivamente grasos, se saltan comidas, no tiene unos horarios adecuados para comer, no ingiere frutas y verduras cada día, no tiene unos hábitos de sueño adecuados, etc., se puede decir que son personas que no tiene un estilo de vida saludable y sin duda, los problemas de salud serán mucho más frecuentes que en las personas que cumplen estas reglas básicas.

La mejor combinación es aquella que aúna una dieta saludable y la realización de ejercicio físico a diario.

El primer paso consiste en ver qué comemos. Comenzaremos por analizar si tomamos alimentos saludables o si basamos nuestra dieta en comida basura, pensaremos en las frutas, las verduras y los zumos de fruta que tomamos diariamente. Nos plantearemos, además, si al menos tres veces por semana las legumbres están presentes en nuestra dieta, si consumimos entre 2 y 4 raciones de pescado  la semana y si en nuestra dieta predominan las carnes bajas en grasa.

Comer en exceso es uno de los factores más importantes para que nuestra salud se vea afectada. Para evitar la obesidad, debemos tener una dieta controlada, evitar el exceso de alimentos grasas, que las hortalizas formen parte de nuestra dieta y que adaptemos la cantidad de alimentos que ingerimos a nuestra actividad física. Es decir, si un día hacemos deporte podemos “comer más” y si un día no hacemos deporte debemos “comer menos”.

Cuando realizamos actividad física nuestros músculos se fortalecen, se reducen los dolores articulares, mejora la circulación sanguínea y nos sentimos en forma y activos. Existen todo tipo de deportes, adaptados a las necesidades de todo tipo de personas y que pueden hacer que consigamos los objetivos que nos podamos plantear, ya sea mejorar nuestro fondo físico para poder aumentar nuestra resistencia cardiovascular hasta realizar un programa de entrenamiento que nos permita aumentar nuestra fuerza.

Durante la noche nuestro cuerpo recupera fuerzas, se reordena y permite que los sistemas funcionen al 100%. Todas aquellas circunstancias que provoquen una alteración los patrones de sueño van a dar lugar a que nos sintamos estresados a lo largo del día, que comamos de forma más compulsiva y que no rindamos a nivel intelectual, las recomendaciones indican que al menos 8 horas al día son necesarias para poder cubrir las necesidades de descanso de nuestro cuerpo.

En conclusión, una vida saludable incluye comer bien, dormir bien y hacer deporte, así de sencillo.

Espero que haya sido de vuestro interés.

Imagen: Galería Flickr kiwanja


Salud y Bienestar · Escrito por el 14/04/14


Guía de supervivencia para asmáticos

A veces, la dificultad para encontrar consejos de salud para personas asmáticas que encajen en los estilos de vida de los enfermos deriva de la voluntad y el entusiasmo que estos ponen cuando tienen que someterse a un estilo de vida controlado. Debido a que las crisis asmáticas se accionan por muchas razones, resulta imposible poder crear un criterio común que evite la enfermedad una vez que ha aparecido y se ha desarrollado. Por esto, la mejor opción que un enfermo asmático pude elegir es crear un catálogo de hábitos que les permita gestionar las crisis asmáticas disminuyendo su intensidad.

Guía de supervivencia para asmáticos

Cuando se sigue un estilo de vida saludable nada puede salir mal o, por lo menos, se minimizan las posibilidades de que algo negativo suceda. Sin embargo, aquellas personas que no siguen un patrón de vida basada en una buena alimentación, la realización de actividad física y la retirada de sustancias que perjudican seriamente la salud como tabaco y alcohol a menudo argumentan que la idea de lo “saludable” es muy subjetiva, porque quieren auto-convencerse de que lo que ellos eligen para comer y beber no tiene nada que ver con los ataques de aspa que sufren de forma cada vez más regular.

De hecho, seguir una dieta saludable y realizar ejercicio físico es el primer paso para tratar el asma. Cuidar nuestros hábitos alimentarios y realizar actividad física no solo nos permitirá mantenernos más delgados y en un buen estado de forma sino que también fortalecerá el sistema inmunológico, aquel que, como sabemos, está encargado de protegernos de las sustancias que desencadenan los ataques de asma.

Por otro lado, también hay suplementos a base de hierbas naturales que han sido utilizados por una gran cantidad de personas y que han demostrado ser muy eficaces para reducir los riesgos de tener un ataque de asma. Aunque existen personas que pueden decir que las hierbas medicinales no son tan valiosas como la medicación que ha prescrito un médico, durante mucho tiempo se han utilizado remedios caseros para prevenir los ataques de asma.

Por último, las personas que sufren esta dolencia debe ser conocedores de qué es el asma, cuáles son sus causas y de los posibles tratamientos médicos que existen. Toda la información que se pueda recopilar sobre el asma ayuda a entender la enfermedad y por lo tanto aporta herramientas para elegir el tratamiento adecuado y controlar las crisis asmáticas.

En conclusión, además de recopilar toda la información sobre la enfermedad que se sufre, es imprescindible cambiar los hábitos de vida con el fin de mejorar nuestros sistema inmunológico, este es sin duda el primer paso que un enfermo asmático debe dar para reducir e incluso evitar las consecuencias de esta enfermedad que en muchas ocasiones puede disminuir en gran medida nuestra calidad de vida

Espero que haya sido de vuestro interés.

Imagen: Galería Flickr jurvetson


Salud y Bienestar · Escrito por el 03/04/14


¿Qué es el asma alérgico?

Nuestro sistema inmunológico se encarga de protegernos de los gérmenes como bacterias y virus. Pero si sufrimos una alergia, el sistema inmune reaccionará ante sustancias inocuas como el pelo de gato o los ácaros del polvo.

¿Qué es el asma alérgico?

Cuando el sistema inmunitario detecta una sustancia alérgica se generan unas sustancias conocidas como anticuerpos-IgE, sustancias de defensa que desencadenan una serie de reacción que provoca hinchazón, secreción nasal y estornudos.

En las personas que sufren asma alérgico, los músculos que rodean las vías respiratorias se contraen. Además, las mismas vías respiratorias se inflaman y generan mucha mucosidad.

Los síntomas más comunes del asma alérgico son similares a los del asma no alérgico e incluyen:

  • Tos
  • Sibilancias
  • Dificultad para respirar
  • Respiración acelerada
  • Presión en el pecho

Los alérgenos más comunes son aquellos que inhalamos, como por ejemplo:

  • El polen de los árboles y la hierba, como la ambrosía
  • El pelo, la piel o las plumas de animales
  • Los ácaros del polvo

Pero no solo aquellas sustancias que se inhalan por las vías respiratorias pueden desencadenar una crisis alérgica. Existen otro tipo de alérgenos que se ingieren como alimento, que rara vez producen síntomas respiratorios y que causan reacciones muy graves e incluso mortales, como un shock anafiláctico, lo que hace que sea difícil respirar.

Los irritantes también pueden desencadenar un ataque de asma, a pesar de que no causan una reacción alérgica, es decir, pueden aparecen los mismos síntomas de una crisis alérgica pero sin desencadenar la aparición de los anticuerpos IgE. Algunos ejemplos son el humo del tabaco, la contaminación atmosférica, el aire frío, olores químicos fuertes, perfumes y otros productos perfumados, etc.

A continuación, algunos consejos para evitar las crisis alérgicas y poder protegernos de los distintos síntomas que puedan aparecer:

  • Cuando los niveles de polen son altos en el medio ambiente, sobre todo en época primaveral, permanecer en el interior tanto como sea posible. Mantener las ventanas cerradas.
  • Para evitar a los ácaros del polvo: envolver las almohadas, colchones en fundas a prueba de alérgenos. Además, lavar las sabanas con agua caliente.
  • Retirar de la decoración de casa los artículos que puedan acumular polvo en exceso, como las cortinas pesadas o montones de ropa.
  • Si nuestro hijo tiene asma alérgico, solo comprar muñecos de peluche lavables. Eliminar las alfombras.
  • Si la humedad es un problema en nuestro hogar, adquirir un deshumidificador para reducir la aparición de moho.
  • Las mascotas deben estar fuera de la habitación.
  • Mantener la cocina y el baño muy limpio para evitar el moho y las cucarachas.

Siempre bajo consejo médico, se pueden utilizar una serie de medicamentos para poder tratar y prevenir la aparición del asma alérgico, como broncodilatadores, medicamentos anti-inflamatorios y otros que permiten evitar que las vías respiratorias se bloqueen.

Espero que haya sido de vuestro interés.


Salud y Bienestar · Escrito por el 12/03/14


La alergia primaveral: diagnostico y tratamiento

¿Cómo se diagnostican las alergias primaverales?

El médico especialista en alergias puede hacer varios tipos de pruebas, entre ellas, una prueba que consiste en inyectar una cantidad muy pequeña y diluida de un alérgeno a nivel subcutáneo en el brazo o en la espalda, si la alergia es positiva, se formará un pequeño bulto rojo o pápula. Otra opción consiste en la prueba de radio-alergo-adsorción (RAST) que consiste en un análisis de sangre que detecta los niveles de un anticuerpo o un alérgeno en particular. A pesar de que seamos diagnosticados como sensibles a un determinado alérgeno durante la prueba, no necesariamente vamos a manifestar los síntomas cuando estemos en contacto con el mismo, dependerá de la sensibilidad y la concentración del mismo.

La alergia primaveral: diagnostico y tratamiento

¿Cuáles son los tratamientos más comunes de las alergias primaverales?

Los médicos tratan las alergias utilizando medicamentos de distintos tipos, a continuación os muestro algunos de ellos:

  • Los antihistamínicos reducen los estornudos, los mocos y el picor mediante la reducción de la cantidad e histamina (sustancia producida durante una reacción alérgica) en el cuerpo.
  • Los mucolíticos se encargan de aliviar la congestión y la hinchazón de las vías respiratorias.
  • Los antihistamínicos-mucolíticos que cubren los efectos de los dos anteriores.
  • Los descongestionantes en aerosol nasal, consiguen aliviar la congestión y pueden despejar los conductos nasales de una forma más eficaz que los mucolíticos orales.
  • El spray-nasal a base de cromoglicato de sodio ayuda a prevenir la fiebre del heno y a detener la liberación de la histamina antes de que pueda se puedan desencadenar los síntomas de la alergia.
  • Gotas para aliviar los ojos llorosos

A pesar de que podemos comprar estos medicamentos sin receta, debemos hablar con nuestro médico para que, en función de su experiencia, podamos adquirir los aquellos que mejor se adapten a nuestras necesidades y sean lo más eficaces posibles.

No debemos obviar que algunos de estos medicamentos, sobre todo los antihistamínicos, producen somnolencia, por lo que hay que tener un especial cuidado cuando los utilizamos durante el día.

Si este tipo de medicamentos no pueden aliviar los síntomas que aparecen en la alergia primaveral, el médico especialista puede prescribir un tratamiento más avanzado, basado en el uso de vacunas para la alergia o in tratamiento de inmunoterapia sublingual/oral. Las vacunas antialérgicas exponen a nuestro cuerpo a unas concentraciones que van progresando a medida que avanza el tratamiento hasta que consigue hacernos tolerantes al alérgeno en cuestión.

Este tipo de medicamentos pueden aliviar y mejorar los síntomas de la alergia primaveral durante más tiempo que el resto de medicamentos, a pesar de que en determinadas ocasiones puede darse la circunstancia de que el tratamiento de la alergia con vacuna no son efectivos en todas las personas que lo utilizan.

Espero que haya sido de vuestro interés.

Imagen: Galería Flickr Yannick Bammert


Salud y Bienestar · Escrito por el 03/03/14


Alergia primaveral: prevención y tratamiento

La alergia primaveral afecta a millones de personas en todo el mundo. Los síntomas incluyen estornudos, congestión, goteo nasal y picazón en la nariz, el paladar, la garganta, los ojos o los oídos. Estas reacciones alérgicas son causadas por el polen y las esporas de moho en el aire, que comienzan una reacción en cadena en el sistema inmunológico.

Close-up of white hibiscus with yellow polen

 

El sistema inmunológico controla el modo en que el cuerpo se defiende. Por ejemplo, si somos alérgicos al polen, el sistema inmunitario identifica al polen como invasor o alérgeno. Este, reacciona de forma exagerada produciendo anticuerpos llamados inmunoglobulina E (IgE). Estos anticuerpos viajan a las células que liberan productos químicos, causando una reacción alérgica.

 

¿Qué es el polen?

El polen está compuesto por pequeños granos necesarios para fertilizar muchas clases de plantas. El polen de las plantas con flores, como las rosas, por lo general no causan alergias. Estas plantas dependen de los insectos para transportar el polen para la fertilización. Por otro lado, muchas plantas tienen flores que producen polen en polvo que se propaga fácilmente por el viento. Estos son los culpables de los síntomas de la alergia.

Cada planta tiene un período de polinización que no varía mucho de un año a otro. Sin embargo, el clima puede afectar la cantidad de polen en el aire en cualquier momento del año. La rinitis alérgica estacional es a menudo causada por el polen de los árboles en la primavera. Durante el final de la primavera y principios del verano, el polen de gramíneas sueleser la causa de muchos de los síntomas.

¿Cómo influye el tiempo?

 

Los síntomas que suelen aparecer cuando sufrimos alergia son a menudo menos acentuados en los días lluviosos, nublados o sin viento, porque el polen no se mueveen estas condiciones. El polen tiende a viajar más con un clima caliente, seco y ventoso, lo que puede aumentar los síntomas de alergia.

Algunas personas piensan que trasladándose a otra zona del país puede ayudar a disminuir sus síntomas. Sin embargo, muchos tipos de polen (especialmente gramíneas) son comunes en la mayoría de las zonas, por lo que moverse para escapar de sus alergias no será una solución factible. Además, es probable encontrar nuevos alérgenos allá donde nos desplacemos.

¿Qué hay del tratamiento?

Si tus síntomas estacionales están haciendo de tu vida todo un calbario, un alergista/inmunólogo, a menudo llamado alergólogo puede ayudar.

Tu alergólogo tiene la formación y experiencia para determinar qué

alérgenos, en tu caso, están causando los síntomas. Esta información será la base de un plan de tratamiento para ayudarte a sentirte mejor. Tu plan personalizado incluirá medidas para evitar el contacto con los alérgenos. También hablarás con tu medico acerca de los medicamentos para el alivio temporal de los síntomas.

Si los síntomas continúan durante muchos meses del año, tu alergista puede recomendar la inmunoterapia para la alergia (vacunas antialérgicas). Este tratamiento implica que reciben inyecciones regulares en dosis crecientes gradualmente. Esto ayuda a tu sistema inmune a ser más resistentes al alérgeno específico y disminuir sus síntomas, así como la necesidad de medicamentos.

 

¿En cuanto a las recomendaciones?

Existen algunas recomendaciones sencillas para limitar la exposición al polen y aliviar las alergias  que causan estos síntomas tan molestos:

  • Mantén las ventanas cerradas por la noche y si es posible, reduce el uso del aire acondicionado, que enfría y seca el aire.
  • Trata de quedarte en casa cuando los niveles de polen en la atmósfera son especialmente altos. Si tus síntomas son graves, usa una máscara de polen si son inevitables los largos periodos de exposición. Cuando regreses al interior, toma una ducha, lávate el pelo y cámbiate de ropa.
  • Evita ser responsable de cortar el césped o rastrillar las hojas. Esto remueve el polen. También evita colgar sábanas o ropa a la intemperie.
  • Cuando viajes en automóvil, mantén las ventanas cerradas.
  • Tome los medicamentos según las indicaciones.

Espero que haya sido de vuestro interés.

 

Imagen –


Salud y Bienestar · Escrito por el 17/05/13