La guía definitiva para mantener la salud de tu ojos y evitar enfermedades oculares

La vista es uno de los sentidos que más apreciamos. Conocer las enfermedades oculares nos ayudará a prevenirlas y mantener la salud de los ojos.

Los ojos son, seguramente, uno de nuestros órganos o la vista uno de los sentidos más críticos para disfrutar de una buena calidad de vida. Por eso es importante conocer las enfermedades que pueden afectar a nuestros ojos y tratar de ponerle remedio. Y es que algunos problemas en los ojos no tienen importancia y son pasajeros, pero otros pueden llevarnos a la ceguera.

Lo primero que tenemos que tener es claro que debemos hacernos chequeos regulares porque las enfermedades que pueden afectar a nuestros ojos no siempre muestran síntomas y la detección precoz de estas enfermedades es vital para poder tratarla correctamente y en tiempo y forma. Es importante la detección temprana y el tratamiento temprano porque así se puede prevenir la ceguera. No hay que dudar. Si sufres cambios de un día para otro en la vista o tienes visión borrosa, arenosidad, ardor en el ojo u observas destellos de luz, si tienes dolor, ves doble o tienes secreción liquida o inflamación debes buscar inmediatamente la ayuda de un oftalmólogo.

Entre las enfermedades de la vista más comunes están los errores de refracción (dificultades para enfocar bien), las cataratas (el cristalino se nubla), trastornos del nervio óptico (como el glaucoma), enfermedades de la retina, degeneración macular (destroza el enfoque central de la visión), problemas de los ojos asociados a la diabetes o conjuntivitis.

Alfabéticamente destacan enfermedades como Albinismo, Alergía ocular, Aniridia, Anisocoria, Atrofía del nervio óptico, Coloboma, Coloboma del iris, Distrofias coroideas, Drusen del nervio óptico, Epiescleritis, Escleritis, Hemorragia subconjuntival, Heterocromía, Hipertensión craneana idiopática, Leucocoria, Neuritis óptica, Neuropatía óptica hereditaria Leber, Ojos saltones, Pinguécula o Uveítis. Además, también aporta enlaces para explicar qué es una pingüécula o un pterigio, un seudotumor orbital, un síndrome de Axenfeld-Rieger o Terigión.

Otro de los puntos interesantes es observar las enfermedades más comunes entre los niños y niñas. Así, existe la Anisocoria y el síndrome de Horner, la Artritis idiopática juvenil o el parpadeo excesivo de los pequeños.

¿Cómo tratar todos estos problemas? ¿Qué podemos hacer para detcectarlos a tiempo? Hay técnicas muy útiles como  Angiografía con fluoresceína, la prueba de Schirmer, la tomografía computarizada de la órbita, de ardor, picazón o secreción del ojo, ecografías oculares y orbitaria, y otras más visibles como el enrojecimiento de los ojos. También se puede realizar una evaluación de la función del musculo extraocular, un examen con lámpara de hendidura, de fotofobia o gotas para dilatar las pupilas o la tinción del ojo con fluoresceína y las manchas blancas que aparecen, a veces, en las pupilas.

Imagen de Flickr


Salud y Bienestar · Escrito por el 06/02/18

Comentarios desactivados en La guía definitiva para mantener la salud de tu ojos y evitar enfermedades oculares

Causas y soluciones para evitar la alergia al sol

Normalmente a todos nos gusta mucho la llegada del sol, el veranito y las playas o las terrazas, pero hay una serie de personas que tienen alergia solar, que es muy molesta.

Llega el buen tiempo, se acerca el veranito y una de las postales más típicas de estas fechas es la de cientos, miles, millones de personas tostándose al sol en la playa o luciendo su morenito en las terrazas de nuestro país. Sin embargo, hay personas que no lo pueden hacer y sufren por ello ya que padecen alergia al sol.

Cuando hablamos de alergia solar nos referimos a los síntomas derivados de diferentes enfermedades dermatológicas, es decir, puede ser el resultado de diferentes patologías que tienen en común la reacción de la piel al sol como: una erupción polimórfica lumínica, una urticaria solar, la prurigo actínico o la porfiria.

De alguna manera, la erupición poliforma lumínica (EPL) es una reacción anormal a la luz que provoca lesiones en la piel tras la exposición a la luz solar. Y es que la exposición a la luz puede causar enfermedades cutáneas, llamadas fotodermatosis, siendo la EPL la más habitual.

Como curiosidad hay que explicar que se desconoce la razón por la que hay persona a las que el sol les produce alergia, pero se sabe que aparece cuando hay una exposición más larga de lo habitual a los rayos ultravioletas. Por eso mismo es más común en primavera y verano, cuando más intensos son los rayos del sol. Para detectar esta alergia, el diagnóstico es, sobre todo, clínico ya que se basa en la historia clínica y la exploración física, teniendo en cuenta que hay que descartar otros factores que pueden provocar esas reacciones como fármacos, productos químicos, alteraciones metabólicas y enfermedades careciales o autoinmunes como el Lupus. En caso de dudas se puede recurrir a una biopsia de la piel o fotoprovocación, que consiste en irradiar un área de la piel del paciente con rayos ultravioletas esperando la aparición de una erupción.

Entre las normas para tratar la alergia solar es esencial la protección solar estricta, aunque en casos más graves se pueden usar fármacos como corticoides o antipalúdicos. Hay que tener en cuenta también que el pronóstico es muy variable, desde una remisión completa al desarrollo de síntomas debilitantes y otros trastornos autoinmunes.

Muchos de los pacientes que sufren esta alergia de manera leve se recomienda evitar la exposición al sol, utilizar ropa protectora y protección solar estricta para la radiación ultravioleta con el fin de evitar o eliminar los síntomas. La protección es la medida más importante contra la erupción polimorga lumínica aguda por lo que es recomendable evitar la exposición al sol. Para pacientes donde la incidencia de la enfermedad es más grave se ha utilizado la fototerapia con diferentes grados de éxito para inducir el endurecimiento de la piel mediante fototerapia, irradiando rayos UVA y UVB en pequeñas y frecuentes dosis para lograr crear una resistencia de la piel al sol. Esta protección es temporal y debe realizarse varias veces para que tenga el efecto deseado, lo que aumenta el riesgo de sufrir cáncer de piel.

Otra forma de tratar los síntomas de la EPL aguda es utilizando corticoides tópicos u orales en pauta descendente con el fin de aliviar el dolor y el enrojecimiento de la piel. Si aún así, el paciente no mejora se suelen usar antipalúdicos, mientras que los antihistamínicos orales pueden aliviar el picor.

Las medidas anteriores no sirven como prevención, por lo que es necesario proteger bien la piel con cremas solares, ropa o gorros. Es importante es que la piel se acostumbre poco a poco a la luz del sol para evitar lesiones cutáneas, mientras que las personas con piel especialmente sensible se recomienda evitar el uso de perfumes, desodorantes y cosméticos al tomar el sol.

Imagen de Flickr


Salud y Bienestar · Escrito por el 09/05/17

Comentarios desactivados en Causas y soluciones para evitar la alergia al sol

Protege tus ojos del sol durante el verano

Todos utilizamos crema solar para proteger nuestra piel, pero no se nos debe olvidar que también demos cuidar nuestros ojos. El verano implica pasar mucho más tiempo al aire libre y los estudios demuestran que un aumento en la exposición solar sin las medidas preventivas adecuadas puede hacer que se desarrollen de forma prematura cataratas o tumoraciones oculares. Esta misma situación se da en las camas de bronceado, por lo que nos aseguraremos de proteger nuestros ojos de la luz UV también en interiores.

Protege tus ojos del sol durante el verano

No debemos olvidar que el reflejo de la luz del sol en la arena y en el agua puede causar queratosis actínica, la patología responsable de la ceguera de la nieve, por lo que en la playa y en la piscina también debemos tener estos consejos en cuenta.

La radiación UV, ya sea de luz solar natural o de rayos artificiales, puede dañar los tejidos  de la superficie del ojo, así como la córnea y el cristalino. Desafortunadamente, muchas personas no son conscientes de que la radiación UV puede plantear peligros muy importantes. Con el uso de gafas de sol con protección UV se puede disfrutar del verano con seguridad al tiempo que se reduce el riesgo de enfermedades oculares que producen ceguera y tumores.

De acuerdo con los datos ofrecidos por la Academia Americana de Oftalmología, sólo la mitad de las personas que usan gafas de sol dicen comprobar la calificación de protección UV antes de comprarlas. Con el fin de mejorar la protección de nuestros ojos durante todo el año y sobre todo durante el verano seguiremos los siguientes consejos:

  • Usar gafas de sol etiquetadas como “100% de protección UV”: Utilizaremos únicamente aquellas productos que ofrezcan protección tanto para UV-A como para UV-B.
  • Elegir el modelo correcto: usaremos gafas de sol envolventes, que eviten la entrada de los rayos del sol por los costados.
  • Usar complementos: un sombrero de ala ancha es un buen ejemplo. Gorros y gorras también son de utilidad.
  • No olvidar a los niños: lo mejor es mantener a los niños fuera de la luz solar en las horas centrales del día, asegurando el uso de las gafas de sol y de los sombreros siempre que estén bajo el sol veraniego.
  • Prestar atención a las nubes: los rayos del sol pueden atravesar las nubes y la neblina. El daño solar a los ojos, por lo tanto, puede producirse en cualquier época del año, no sólo en verano.
  • Tener en cuenta el momento del día y el lugar: la luz del sol es más intensa a medio día, en las zonas altas y cuando se refleja en el agua, el hielo o la nieve.

Si no olvidamos estos consejos podremos disfrutar del verano de forma segura al tiempo que protegemos nuestros ojos.

Espero que haya sido de vuestro interés.

Imagen: Galería Flickr flowcomm


Salud y Bienestar · Escrito por el 03/07/14

Comentarios desactivados en Protege tus ojos del sol durante el verano

Cuida tu piel del sol

El cuidado de la piel, incluye la protección solar y la limpieza suave y una correcta alimentación, estas simples acciones pueden mantener tu piel sana y brillante durante los próximos años.

Cuida tu piel del sol

 Si no tienes tiempo para el cuidado intensivo de la piel, será mejor que te concentres en lo más básico. Un buen cuidado de la piel y un estilo de vida saludable puede ayudar a retrasar el proceso natural de envejecimiento y prevenir varios problemas que el paso de los años puede hacer aparecer en la piel. Empezar a trabajar con estos cinco consejos sensatos.

1. Protégete del sol

Una de las maneras más importantes de cuidar tu piel, es protegerla del sol. Toda una vida de exposición al sol puede causar arrugas, manchas y otros problemas de la piel , así como aumentar el riesgo de cáncer de piel.

  • Para la protección solar más completa:
  • Usa protector solar. Usa un protector solar de amplio espectro con un SPF de al menos 15. Cuando estés al aire libre, vuelve a aplicar protector solar cada dos horas, o más a menudo si está nadando o sudando.
  • Ponte a la sombra. Evita el sol 10 a.m.-4 p.m., cuando los rayos del sol son más fuertes.
  • Usa ropa de protección. Cubre tu piel con tejido apretado camisas de manga larga, pantalones largos y sombreros de ala ancha. Ten en cuenta también los aditivos del lavado, que dan a la ropa una capa adicional de protección ultravioleta durante un cierto número de lavados, o ropa con protección solar especial, que está diseñada específicamente para bloquear los rayos ultravioleta.

2. No fumes

 

Fumar hace que tu piel sea mucho más sensible y contribuye a las arrugas. Fumar estrecha los pequeños vasos sanguíneos de las capas más externas de la piel, lo que disminuye el flujo de sangre. Esto hace que la cantidad de oxígeno que llega hasta la piel sea mucho menor y por tanto su capacidad de regeneración también lo sea, además también llegarán hasta la piel menos nutrientes que son importantes para la salud de la piel. Fumar también daña el colágeno y la elastina, tanto el colágeno como la elastina son las fibras que dan a la piel su fuerza y ​​elasticidad. Además, las expresiones faciales repetitivas que se realizan al fumar, tales como fruncir los labios al inhalar y entrecerrar los ojos para evitar el humo, pueden contribuir a las arrugas.

Si fumas, la mejor manera de proteger su piel es dejar de fumar. Puedes consultar con tu médico los distintos métodos que existen para dejar de fumar y así poder utilizar el más efectivo para tus hábitos y tu grado de adicción.

3.- Aliméntate correctamente

Comer muchas frutas y verduras ricas en antioxidantes es bueno para todo el cuerpo, incluyendo la piel. Los antioxidantes como el beta-caroteno y vitaminas C, E y A puede reducir el daño causado por las moléculas más inestables en nuestro cuerpo, conocidas como radicales libres. Estas moléculas pueden dañar las células de la piel y causar síntomas de envejecimiento.

Una de las mejores maneras de conseguir más antioxidantes es comer una amplia variedad de frutas y verduras.

Trata de comer un snack de arándanos, fresas, toronjas, col rizada, espinacas, y diferentes tipos de pimientos. También añade un poco de pasta de tomate que contiene un antioxidante llamado licopeno, vegetales salteados, arroz integral o quinua.

Otra buena idea es llenar tu carrito del supermercado con alimentos que son ricos en ácidos grasos omega-3, como el salmón salvaje, las sardinas, los huevos fortificados y las nueces.

Espero que haya sido de vuestro interés.

Imagen: Galería Flickr Craig Sunter *Click-64*


Salud y Bienestar · Escrito por el 19/08/13

Comentarios desactivados en Cuida tu piel del sol

Como usar correctamente la protección solar

El valor del SPF o factor de protección solar, es una medida dicho protector solar  protege la piel contra los rayos UVB, el tipo de radiación que causa las quemaduras solares. Si tu piel se quema normalmente después de 10 minutos en el sol, por ejemplo, el uso de un protector solar SPF 15, teóricamente permitirá permanecer en el sol durante 150 minutos (10 x 15) sin que te quemes. Esta es una estimación aproximada, sin embargo, tanto el tipo de actividad que realizas en el sol es decir, si te estás bañandoen un rio, en una piscina o si estás sudando, y la intensidad de la luz solar puede darle más o menos protección a tu piel durante ese periodo de tiempo.

Como usar correctamente la protección solar

Ten en cuenta que las calificaciones SPF pueden ser confusas o engañosas a veces. Por ejemplo, la clasificación habla de la protección UVB, pero no dice nada acerca de la protección contra los rayos UVA, que también pueden ser perjudiciales para la salud.

También tenemos que tener en cuenta que la escala SPF también no es lineal: SPF 50 no impide quemaduras 2 o 3 veces más que un SPF 30, la realidad es que únicamente nos protegerá entre un 1% y 2% más, la diferencia sustancial está en el tiempo entre aplicaciones. Además, la Administración de Alimentos y Medicamentos Americana ha expresado la preocupación de que los métodos de prueba actuales pueden no ser capaces de determinar de forma precisa y reproducible valores de SPF para productos de alto SPF.

  • Cuándo aplicar protector solar

Debemos aplicar el protector solar aproximadamente 30 minutos antes de estar en el sol (para obtener mejores resultados) de manera que pueda ser absorbido por la piel.

Recuerda que debes volver a aplicar el protector solar después de nadar o después de realizar ejercicio vigoroso.

Aplica protector solar a menudo durante el día si trabajas al aire libre, y usa sombreros y ropa protectora.

  • Cómo aplicar protector solar

Agita bien antes de usar para mezclar las partículas que podrían agruparsedentro del recipiente.

Asegúrate de aplicar suficiente protector solar. Como regla general, utiliza todo el que sea necesario para cubrir todo tu cuerpo.El uso del protector solar en todas partes de la piel expuestas al sol, como las orejas, la espalda, los hombros y la parte posterior de las rodillas y las piernas es importante. Ten cuidado al aplicar el protector solar alrededor de los ojos.

  • Lo que debe buscar al comprar protector solar
  • Elije un protector solar de amplio espectro que protege contra los rayos UV-A y UV-B y que tenga un factor de protección solar (SPF) de por lo menos 15.
  • Lee las etiquetas del producto. Busca una marca a prueba de agua si vas a estar sudando o nadando. Compra un producto no urticante o uno formulado especialmente para la cara.
  • Compra una marca que no contenga ácido para-aminobenzoico (PABA), si eres sensible a ese ingrediente.
  • Prueba con un protector solar con diferentes productos químicos si tu piel reacciona mal a la que está utilizando o la que has empezado a usar recientemente. No todos los protectores solares tienen los mismos ingredientes.
  • Usa un protector solar a base de agua, si tienes la piel grasa o propensa al acné.
  • Ten en cuenta que más caro no significa mejor. Aunque una marca más cara puede oler mejor, no es necesariamente más eficaz que un producto más barato.
  • Ten en cuenta la fecha de caducidad, ya que algunos ingredientes de protección solar pueden degradarse con el tiempo.

Imagen: Galería Flickr Robert S. Donovan


Noticias, Salud y Bienestar · Escrito por el 12/08/13

Comentarios desactivados en Como usar correctamente la protección solar

Rayos UVA: perjudiciales o beneficiosos para la piel

Los rayos del sol proporcionan calor y luz, que realzan nuestra sensación general de bienestar y además estimulan la circulación sanguínea. Parte de la radiación UV es esencial para el cuerpo, ya que estimula la producción de vitamina D. La vitamina D tiene una función importante para aumentar la absorción de calcio y fósforo de los alimentos, y juega un papel crucial en el desarrollo del esqueleto, la función inmune y la formación de células sanguíneas. No hay duda de que un poco de sol es bueno para nuestra salud. Pero entre 5 y 15 minutos de exposición solar ocasional de las manos, la cara y los brazos dos o tres veces a la semana durante los meses de verano es suficiente para mantener los niveles de vitamina D. Más cerca del ecuador, donde los niveles de UV son más altos, incluso períodos más cortos de exposición son suficientes.

Rayos UVA: perjudiciales o beneficiosos para la piel

La radiación UV se ha usado con éxito para tratar un gran número de enfermedades, incluyendo raquitismo, la psoriasis, el eccema y la ictericia. Este uso terapéutico no puede eliminar los efectos secundarios negativos de la radiación UV, pero el tratamiento se lleva a cabo bajo supervisión médica para asegurar que los beneficios superan los riesgos.

¿Qué es la radiación UV?

El sol emite radiación electromagnética de diferentes longitudes de onda (es decir, con diferente energía). Parte de la radiación, como la que constituye los colores del arco iris, es visible para nuestros ojos. La parte de la radiación más allá del extremo violeta de la luz visible se llama radiación UV que nuestros ojos no pueden ver.

¿Qué son los rayos UVA, UVB y UVC?

En base a la longitud de onda, la radiación UV puede ser subdividida en UVA, UVB y UVC.

¿Cuáles son los efectos dañinos de la radiación UV?

La exposición excesiva a la radiación UV del sol puede causar quemaduras dolorosas, arrugas y envejecimiento prematuro de la piel, así como aumentar el riesgo de cáncer de piel y cataratas.

En relación con el cáncer de piel, alrededor del 80% de todos los casos puede ser atribuible a la exposición excesiva a la luz solar. Específicamente, los estudios sugirieron que los rayos UVB causa bronceado de la piel poco a poco, pero promueve significativamente el desarrollo de cáncer de piel, mientras que los rayos UVA es responsable de la formación de arrugas, envejecimiento y efectos de bronceado inmediato y también puede favorecer el desarrollo de cáncer de piel.

Con respecto a las cataratas, la Organización Mundial de la Salud estima que hasta un 20% de las cataratas puede ser debidas a la sobreexposición UV.

Por lo tanto, no hay que subestimar el potencial daño que la exposición a los rayos UV puede acarrear.

¿Cuáles son los efectos de la radiación UV en los plásticos y colorantes?

Muchos polímeros utilizados en los productos de consumo de plástico son degradables por la radiación UV. Cuando se expone a la luz solar durante un prolongado período, puede aparecer la decoloración o incluso agrietamiento del producto.

Muchos tintes y pigmentos pueden cambiar de color después de la exposición a la radiación UV. Por lo tanto, las pinturas más antiguas necesitan ser protegidas de la luz solar. Por la misma razón, las fotografías de pinturas con flash, que emite radiación UV, están prohibidas en galerías de arte.

¿Hay efectos beneficiosos de la radiación UV sobre la salud humana?

Una exposición moderada al sol ayuda a nuestro cuerpo a producir vitamina D, que podría llevar a una mayor absorción y una mejor utilización del calcio y el fósforo necesarios para los huesos y minimizar por tanto el riesgo de sufrir una fractura ósea.

Imagen: Galería Flickr Ralph Daily


Salud y Bienestar · Escrito por el 26/07/13

Comentarios desactivados en Rayos UVA: perjudiciales o beneficiosos para la piel

¿Cuál es la mejor crema protectora para el sol?

Los filtros solares ayudan a protegerte de los rayos ultravioleta del sol (UV) de dos maneras. Algunos trabajan dispersando la luz, reflejándola en dirección opuesta al cuerpo. Otros absorben los rayos UV antes de que lleguen a tu piel.

 ¿Cuál es la mejor crema protectora para el sol?

Hace unos años, la elección de un buen protector solar destinado solo se consideraba un factor de protección solar alto (FPS), que califica como de bien el protector solar protege contra un tipo de cáncer que causan los rayos UV, más concretamente los rayos ultravioleta B (UVB.) . El SPF se refiere al bloqueo de los rayos UVB.

Investigaciones posteriores demostraron que los rayos ultravioleta A (UVA) también aumentan el riesgo de cáncer de piel. Mientras que los rayos UVA no causan quemaduras de sol, si penetran profundamente en la piel y causa arrugas.

Entonces, ¿cuál es el mejor protector solar? Claramente, querrás aun protector solar con protección de amplio espectro o multi-espectro de los rayos UVB y UVA. La protección de amplio espectro la vamos a conseguir utilizando protectores solares que contengan las siguientes sustancias: benzofenonas (oxibenzona), cinamatos (cinamato de octilmetilo y cinoxato), sulisobenzona, salicilatos, dióxido de titanio, óxido de zinc, avobenzona y ecamsule.

Para la gran mayoría de las personas, un FPS 15 está bien. Pero las personas que tienen la piel muy blanca, con antecedentes familiares de cáncer de piel o enfermedades como el lupus, que aumentan la sensibilidad a la luz solar, deben considerar un FPS 30 o superior.

Tened en cuenta que cuanto más alto es el FPS, más pequeña es la ventaja: al contrario de lo que se podría pensar, el FPS de 30 no es dos veces más fuerte que el  FPS de 15. Mientras que el FPS de 15 filtra el 93% de los UVB, el FPS 30 filtra el 97%, sólo una ligera mejora.

No hay ninguna clasificación que nos permita decir lo bueno que es un filtro solar para bloquear los rayos UVA. Así que cuando se trata de protección UVA, es necesario prestar atención a los componentes. Comprueba que tu protector solar  contiene al menos una de las siguientes: ecamsule, avobenzona, oxibenzona, dióxido de titanio, sulisobenzona, u óxido de zinc.

La piel sensible de los bebés y los niños se irrita fácilmente por los productos químicos que hay en los protectores solares para adultos, así que evita los protectores solares con ácido para-aminobenzoico (PABA) como dioxibenzona, oxibenzona o sulisobenzona. Los protectores solares de los niños utilizan ingredientes con menos probabilidades de irritar la piel, como el dióxido de titanio y óxido de zinc. A diferencia de los ingredientes químicos, éstos protegen la piel del bebé sin ser absorbidos.

Para niños de 6 meses o más, busca un protector solar diseñado para niños con un FPS de 15 o mayor. La Academia Americana de Pediatría recomienda que los bebés menores de 6 meses deben mantenerse fuera del sol.

Si tienes la piel sensible o sufres algún tipo de enfermedad de la piel como la rosácea también puedes beneficiarte del uso de protectores solares diseñados para niños. Usa protectores solares que contengan dióxido de titanio u óxido de zinc en lugar de productos químicos como el ácido para-aminobenzoico (PABA), dioxibenzona, oxibenzona o sulisobenzona. Si tienes la piel irritada o alergias, evite los protectores solares con alcohol, fragancias o conservantes.

Otros filtros solares incluyen humectantes u otros ingredientes para las personas con piel seca o grasa. Siempre y cuando cumplan con los requisitos de los rayos UVA y UVB de arriba, puede darles una oportunidad y ver como funcionan.

Si bien la elección del protector solar adecuado es importante, no ayuda mucho si no lo utilizas a diario y correctamente. Sigue los consejos de los expertos.

 Imagen: Galería Flickr NASA Goddard Space Flight Center

 


Salud y Bienestar · Escrito por el 17/07/13

Comentarios desactivados en ¿Cuál es la mejor crema protectora para el sol?