¿Qué es el paddle surf y cómo practicarlo?

Llega el verano y es un buen momento para conocer otros deportes. En los últimos años está aumentando el número de personas que practican paddle surf.

Siempre están apareciendo deportes nuevos y en los últimos años se está poniendo de moda el Paddle Surf como una forma de atravesar superficies acuáticas. Ahora en verano es una época ideal para iniciarte en esta nueva modalidad.

Este deporte llamado surf de remo, tiene su origen en las raíces de los pueblos polinesios, en idioma hawaiano Ku Hoe He´e NALU, lo que significa ponerse de pie, remar o navegar sobre una ola. De alguna manera es surcar el mar, un río o un lago, de pie, sobre una tabla de surf y con un remo. En occidente, la historia más reciente se remonta a la década de los 60, cuando los instructores de surf en las playas de Waikiri las usaban para tomar fotografías a sus alumnos. A principios del año 2000 algunos surfistas lo empezaron a utilizar como forma de entrenamiento.

El Stand Up Paddle Surf, como se denomina originalmente, es un deporte náutico claramente ligado al surf y que es muy saludable por el trabajo que supone para nuestro cuerpo y mente. Nosotros remamos sobre una gran tabla de surf, de pie, de forma que se pueden surfear grandes y pequeñas olas o se puede pasear por el mar. Y esas es la gran diferencia con el surf, no necesitamos olas para ejercitarnos por lo que lo podemos llevar a cabo en lagos, ríos y también en un mar en calma, de manera que podemos coger olas, hacer travesías, yoga, estiramientos, pasear relajadamente o tomar el sol en la paz del mar adentro. No sólo eso, sino que supone un excelente ejercicio para tonificar y ponerse en forma.

Para llevarlo a cabo nunca vienen mal algunos consejos como aprender a remar con el cuerpo y no sólo con los brazos, buscar el equilibrio con todo el cuerpo, no sólo con las piernas, mirar siempre al horizonte colocado en el centro de la tabla, con los pies separados a la altura de los hombros y con el cuerpo recto, amén de mantener las manos separadas, hundir completamente la pala en el agua para propulsarse más y mejor, mientras no debe sobrepasar la línea de tus pies.

Otro buen consejo es separarte del resto de surfers cuando estás aprendiendo, usa correa atada a tu pierna que la una a la tabla en caso de caer. Debes tener en cuenta también las olas y los vientos fuertes que pueden derribarte mientras que también es interesante aprender a caer, ya que si nos caemos demasiado cerca de la tabla nos podemos golpear con ella.

Entre los beneficios que podemos obtener al practicar Paddle surf contamos una mayor activación o reclutamiento muscular, especialmente del core, una mayor coactivación muscular antagonista para elevar la estabilidad articular. Además, mejora el equilibrio, la capacidad aeróbica y la resistencia muscular, mientras que reduce niveles de estrés. También nos puede ayudar a prevenir y disminuir la incidencia del dolor muscular, mientras que previene y rehabilita las lesiones de los miembros inferiores. No sólo eso, sino que cuando haces regularmente Paddle Surf tu cuerpo se vuelve más simétrico y atractivo ya que este deporte mejora la fuerza y estabilidad central, lo que facilita la transferencia de la energía producida desde el core hacia las extremidades.

Además, te ayudará a evitar caídas en la vida diaria ya que lograrás tener más equilibrio, mientras que mejora tu autoestima y se logra una conexión con la naturaleza difícil de igualar.

Imagen de Flickr


Fitness y deporte · Escrito por el 15/08/17


Bajar las persianas, desnudarte y otras alternativas para combatir el calor

En este verano tan de extremos que estamos viviendo no está de más saber como combatir los días de calor extremo que hemos sufrido hace un par de semanas…

Seguro que en estos primeros días de este verano que estamos viviendo ya hay discusiones y opiniones dispares sobre la utilización del aire acondicionado en tu coche, en el trabajo o en casa. El aire acondicionado no es la panacea y hay otras formas de refrescarte o de no pasar tanto calor sin necesidad de usar estos aparatos, sobre todo, en casa. La primera de ellas es muy sencilla y es tomar mucha agua. Si mantienes tu temperatura corporal baja sentirás menos calor y la mejor manera es tomando mucho líquido, en general, y mucha agua en particular. Si eres mujer deberías consumir alrededor de 2,2 litros de agua al día, mientras que si eres hombre, alrededor de tres. Para mantener frío tu cuerpo puedes hacer helados o granizados caseros, que es una forma tan válida como la primera y menos “sosa”.

Más allá de mantener tu cuerpo fresco, también puedes mantener a salvo del calor lo que te rodea. Para ello puedes construir una fortaleza ventilada. En otras palabras, impedir que la temperatura suba y el calor se apodere de la estancia. Y es que los ventiladores no enfrían, pero sí mantienen en movimiento el aire por lo que te sientes más fresco y frío, por lo que debes colocarlos en zonas donde se facilite su movimiento. Otra buena idea es aprovechar tu frigorífico. No hablamos de ponerte delante de él con la puerta abierta, más bien de meter allí toallas o las sábanas que vas a usar para que estén frías y puedas aliviar tu temperatura cuando duermas. También puedes meter compresas o trapos para ponerlos luego sobre tu cuerpo.

Otra gran idea es mantener fuera de tu casa el sol y el calor con cortinas que bloqueen el calor, incluso bajando las persianas ayudarás a que la temperatura de tu casa sea más baja. Cuando por la mañana haga menos calor, abre las ventanas, deja escapar el aire caliente, crea corrientes. En cuanto vuelva a hacer calor cierra puertas y ventanas y mantén tu casa en penumbra. Para dormir más cómodo y fresco no es mala idea comprar una almohada o sábana térmica, así como conocer los puntos y zonas más importantes a refrescar en tu cuerpo. Si pasas un trapo húmedo por el cuello o muñecas ayudará a que baje tu temperatura, más que en otras zonas como en la frente pese a que puedas pensar lo contrario. Poner el frio en la zona correcta de tu cuerpo también ayuda. Y como es evidente, si humedeces tu cuerpo y te desnudas, notarás la diferencia. La clave es no empaparte por completo, dúchate por la tarde a última hora y mantente hidratado. Con estas ideas podrás evitar tener que poner el aire acondicionado siempre.

También te puede interesar:

Golpes de calor, qué hacer

Consejos para afrontar una ola de calor

Imagen de Flickr


Salud y Bienestar · Escrito por el 25/07/17


Apps gratuitas y de pago para que tus hijos repasen en verano

No hace tantos años los deberes de verano solían descansar en libros y cuadernos veraniegos que todos recordamos seguramente. En la actualidad, estas herramientas se complementan con Apps gratuitas y de pago para que tus hijos repasen en verano.

Es normal que en pleno auge de las aplicaciones para dispositivos móviles surjan también algunas de estas destinadas precisamente a ayudar al repaso de lo aprendido durante el curso, o, aunque no sea de manera directa, que puedan reforzar conocimientos y enseñanzas adquiridos.

Vamos a repasar varias de estas aplicaciones, algunas gratuitas y otras de pago, diferentes entre sí y perfectamente complementarias, que pueden ayudar a nuestros hijos en la tarea de repaso veraniego.

Pupitre

Esta aplicación es realmente la continuación tecnológica de uno de los clásicos del repaso vacacional, el legendario Vacaciones Santillana.

En este caso, se trata de una aplicación que nos propone el repaso a partir de fichas según diferentes tramos de edad: para los más peques fomentando cuestiones como las habilidades básicas y los conceptos elementales que se trabajan en educación infantil, y para un poco más mayores con los contenidos del primer ciclo de educación primaria.

Esta aplicación, además, contiene herramientas interesantes orientadas a potenciar la capacidad creativa y artística de los peques. Se trata de una aplicación de pago en la que cada cuaderno tiene un coste variable que puede ir desde los 0,89 € hasta los 3,59 €.

Cuánto sabes de Primaria

Basada en el concurso televisivo del mismo nombre, la aplicación nos propone valorar los conocimientos sobre la formación que se imparte en primaria. Se trata de una aplicación que, en formato concurso, puede servir perfectamente para ayudar a consolidar conocimientos recordando lo aprendido.

Por otro lado, este tipo de aplicaciones con formato competitivo pueden ser también muy interesantes como práctica familiar en común durante las vacaciones, momento en el que siempre resulta importante reforzar este tipo de actividades en familia.

La aplicación contiene centenares de preguntas a modo de trivial sobre materias como matemáticas, lenguaje, inglés, historia…

Planeta Geo

Una aplicación que puede resultar muy interesante para repasar conceptos relacionados con la geografía.

En esta aplicación, a partir de mini juegos y puzzles, se nos propone visitar la geografía del mundo a partir de ciudades, países, accidentes geográficos, etcétera.

Se plantea también en formato concurso, por lo que es perfectamente adaptable a las reuniones familiares y no sólo a la práctica individual de repaso del niño. Esta aplicación es gratuita en cuanto descarga pero las ampliaciones y mapas posteriores son de pago con micro pagos que van desde los 0,89 € hasta los 2,69 €.

Creatoverse

No se trata de una aplicación como tal destinada al repaso de tareas escolares, pero sí de un espacio en el que experimentar con conceptos básicos de física que, además, es muy entretenido y visualmente atractivo para los peques y no tan peques.

La aplicación permite crear figuras y poner en marcha animaciones en las que las leyes de la física se aplican de manera básica, con miles de ejemplos que van desde poder crear cohetes y aplicar la fuerza para ver cómo vuelan en función de ella, hasta vehículos, y toda suerte de creaciones.

Se mezclan cuestiones como la geometría, las leyes físicas básicas y todo ello de manera amena y divertida. Se trata de una aplicación gratuita.

Complementar los tradicionales cuadernos de vacaciones con aplicaciones ayudará a los pequeños a ver la tecnología como fuente de aprendizaje más allá del entretenimiento y les llevará a trabajar en un formato en el que las quejas no suelen ser tan habituales.

Imagen de Flickr


Noticias · Escrito por el 18/07/17


Cinco claves para conciliar trabajo y familia

Siempre se habla de la necesidad de conciliar la vida laboral y familiar, y se suele poner el foco en la mujer, por desgracia. Aquí traemos cinco consejos de personas que triunfan en el mundo laboral y familiar.

Siempre se habla de la necesidad de conciliar la vida laboral con la familiar. ¿Y qué pasa con nuestra salud? ¿Dónde queda ese espacio del día para ti? Hay personas, sin embargo, que lo tienen superado, que se han adaptado a los tiempos y cuentan con espacio en las 24 horas del día para hacer de todo. Son triunfadoras en el trabajo y en casa. Es evidente que cuando una persona, más, por desgracia, las mujeres, tiene familia, la conciliación parece más complicada, pero existen ejemplos de personas que consiguen conciliar y ser felices y lo hacen siguiendo una serie de parámetros.

El primer consejo es la planificación. Es clave. Para ello programa en tu agenda cada actividad en tiempo real, cuánto tiempo le vas a dedicar a cada cosa y cumple con ese programa. De esta forma, el día te cundirá más y podrás hacer más cosas. Es evidente que habrá actividades prioritarias sobre otras y la familia debería estar siempre en el número uno. Perderte actividades de tus hijos no tiene remedio, hacer actividades propias del trabajo, sí.

El segundo es solucionar tus problemas personales. No te guardes nada, habla e intenta solucionarlos, ya que tu bienestar emocional depende en gran parte de ello. No te guardes nada negativo porque si no podría convertirse en una bomba a punto de estalla y eso hará que no rindas ni en casa ni en el trabajo.

El tercero es la comunicación. Es vital. Si no decimos lo que nos pasa, lo que necesitamos, lo que queremos, no nos lo van a dar. No podemos esperar que las personas hagan las cosas como nosotros queremos si no les decimos como lo queremos. Y eso vale para el trabajo y para casa. Hay que tener también empatía con el otro para que todo vaya bien.

El cuarto es tomar buenas decisiones. Elegir a las personas ideales para cada cuestión de nuestro día a día con el fin de mantener el equilibrio. En un negocio, por ejemplo, todos buscamos personas que nos den soluciones y no problemas. Debemos encontrar el equilibrio entre personas y elegir a las que mejor pueden hacer cada cosa.

El quinto es aprender a delegar en el trabajo. Un buen líder no es el que hace todo, sino el que sabe lo que tiene en su equipo, ya sea en casa o en el trabajo, y confía en ellos para que hagan labores específicas. Serás un buen trabajador y a la vez tendrás tiempo para ser padre o madre. Debes conocerte a ti mismo. Hacer varias cosas está bien, pero querer tener el control de todo al mismo tiempo es una locura. Debes analizar cuáles son tus fortalezas y tus debilidades, y reconocer que hay personas que se mueven mejor que tú en determinadas áreas y que serán más efectivas que tú.

Imagen de Flickr


Noticias, Salud y Bienestar · Escrito por el 20/06/17


Once cosas que no debes hacer para adelgazar en verano

Adelgazar se vuelve en estas semanas en la obsesión de cualquiera, pero no debemos arriesgar nuestra salud por quedar bien en la playa o la piscina. Muchos de los hábitos que se asumen como normales para perder grasa afectan a tu salud.

La operación bikini está en uno de sus momentos más álgidos. Falta poco para que se abran las piscinas, para que las playas empiecen a llenarse y todos nos queremos quitar esos pequeños michelines que aparecen en nuestra anatomía. En cualquier página vas a encontrar formas de hacer desaparecer esa grasa, esos kilos de más, pero no debes fiarte. Muchas de ellas no son sanas o, directamente, son imposibles de conseguir.

Vamos a contarte los 11 errores más comunes que se llevan a cabo cuando buscamos adelgazar sin medida, en tiempo récord y poniendo en jaque a nuestra salud.

Lo primero que debemos evitar es hacer dietas milagro. Normalmente se basan en tomar un solo alimento descuidando otros importantes en nuestra alimentación. Pueden tener un resultado a corto plazo, pero a largo, cuando vuelves a comer normal el efecto rebote es mayor. Hay que cambiar hábitos para que los podamos seguir en el tiempo.

En este sentido, es absurdo comer sólo ensaladas, te creará un déficit de nutrientes, de proteínas e incluso de calorías. Descartadas las dietas milagros y la alimentación a base de ensaladas, debemos descartar también el mito de sudar para adelgazar. Si sudas mucho no adelgazas más, repones líquidos en cuanto bebas, cuanto menos líquido perdamos haciendo deporte, mejor para nuestra salud, explican desde Vitónica. En este punto debemos descartar también las sesiones maratonianas de ejercicio aeróbico. Los ejercicios de fuerza pueden tener mejor resultado para perder peso que dos horas en bici. Tampoco es recomendable pasar de no correr a hacerlo una hora diaria, porque nuestro cuerpo no está acostumbrado  y puede provocarte lesiones. Si quiere correr para perder peso haz un entrenamiento progresivo planificado.

Volviendo a la alimentación, hay que evitar comer lo mínimo. El pensamiento simplista sería, si como menos, adelgazaré más. Y puede ser así al principio, pero después el cuerpo entra en un letargo metabólico que puede resultar en un efecto rebote en cuanto comemos normal. Bajar de peso es una pelea a largo plazo, no a corto. Tampoco parece una solución el tomar diuréticos. El problema del exceso de peso es la grasa acumulada, no el agua.

Dormir poco para adelgazar tampoco es recomendable por la sencilla razón de que cuando no dormimos es más fácil que comamos. Dormir bien es un punto a favor para perder peso.

Tampoco deberíamos fiarnos de esas maquinas que prometen hacernos adelgazar en poco tiempo. Sí, nos referimos a los típicos de la teletienda. No son milagrosos, en todo caso son estafadores. Otro de los errores típicos es usar pastillas para adelgazar. No existen pastillas para adelgazar, aunque sí las haya para estimular, saciar, fomentar la diuresis o funcionen como laxante. El efecto rebote está asegurado.

Por último, tampoco son muy fiables los consejos o trucos que podemos encontrar en internet para adelgazar. Todos ellos nos llevan a dietas milagro y rebote garantizado. Y, por último, lo más importante no hacerlo por nuestra cuenta. Es mejor acudir a un médico o a un especialista que estudie tu caso y te ayude a perder esa grasa, pero ya pensando en el verano de 2018.

Imagen de FLickr



Tres circuitos de 10 minutos para reventar la operación bikini

Estamos acostumbrados a ver a gente que se pasa el día en el gimnasio, pero con una serie de ejercicios, de una duración de 10 minutos, podemos mejorar mucho nuestro cuerpo.

Ya estamos en el mes de mayo y la operación bikini debería estar en su mayor apogeo. Ya nos ponemos esas camisetas ajustadas o esos pantalones bien apretados, pero todavía podemos mejorar nuestra figura para cuando tengamos que lucir tipo en la playa y para ello son importantes tanto el ejercicio físico como la alimentación. Hoy nos proponemos mostrar tres diferentes tablas de trabajo para realizar en 10 minutos y que mejore tu aspecto.

La primera de ellas es para el cuerpo completo y comenzaría por una serie de saltos empezando desde la posición de sentadillas con 15 repeticiones, para después hacer esa misma serie de flexiones de brazos. El tercer ejercicio pasaría a ser elevación de las pantorrillas: con los pies separados a la altura de las caderas, contrae las pantorrillas empujando desde el pie para elevar los talones y realízalo entre 15 y 20 veces. Después realizaremos fondos sentándonos formando un ángulo recto a la altura de nuestra cintura y con los brazos atrás y nos elevaremos durante 15 veces. Ahora haremos la posición de la V desde la I horinzontal: elevamos los brazos y las piernas a la vez para tratar de tocar con los brazos en los pies, en el aire. El penúltimo es un ejercicio en el que debemos contar con un fuerte punto de apoyo, una barra que podamos poner entre dos sillas, nos metemos debajo, agarramos la barra y nos elevamos hasta 15 veces, para terminar saltando a la cuerda 90 segundos. La clave es no descansar más de 30 segundos entre ejercicio para quemar grasa más fácilmente.

La segunda tabla que recomendamos sólo tiene tres ejercicios. El primero de ellos es saltar durante 30 segundos desde una posición con los brazos elevados y la piernas separadas a otra en la que tenemos los brazos pegados al cuerpo y las piernas juntas, saltando continuamente. Descansamos 10 segundos y pasamos a una serie de sentadillas apoyados en la pared. Tenemos que estar en una posición como si estuviéramos sentados en una silla, pero sin ella, con las piernas flexionadas en 90 grados y la espalda apoyada en la pared durante 30 segundos, para pasar a hacer fondos. Tienes que estar apoyado sobre la punta de los pies, la manos boca abajo, con los brazos estirados, perpendiculares a los hombros. Entonces doblas lentamente los codos llevando el pecho lo más cerca del suelo, sin tocar, sin doblar el torso, ni las piernas y permaneciendo recto en todo el movimiento de descenso y ascenso. Repite esta rutina cinco veces.

Por último, si lo que buscas es marcar un poco los abdominales o quitarte algún ‘michelín’ molesto, esta rutina es perfecta para ti. Cada ejercicio consta de 50 repeticiones. El primero de ellos son abdominales en bicicleta: tumbado boca arriba con las manos detrás de la cabeza vamos elevando las rodillas, primero una y luego la otra tratando de chocar la rodilla con el codo contrario. Es decir codo derecho con rodilla izquierda y codo izquierdo con rodilla derecha. Después pasamos al Crunch oblicuo de rodilla, en el que cruzamos una pierna sobre la rodilla de la otra y con los brazos también detrás de la cabeza llevamos el codo contrario sobre la misma. Primero lo haremos de un lado y luego de otro.  Ahora pasamos al Crunch, que son las abdominales de toda la vida, pero bien hechas. Las manos en la cabeza, piernas flexionadas y nos vamos elevando contrayendo los abdominales y no tirando de la cabeza. Entonces pasamos a las elevaciones de piernas. Con las piernas estiradas las elevamos a la vez hasta intentar formar un ángulo recto, controlándolas con los abdominales sin que lleguen a tocar el suelo cuando bajamos. Pasamos a la flexión lateral del tronco. Estamos de pie, con una mancuerna en una mano, la deslizamos a lo largo de nuestra cadera y una pierna, subiendo y bajando. Después lo hacemos con la otra mano. Para acabar, el ejercicio estrella del último año: la plancha. Nos ponemos bocaabajo, apoyados sobre los dedos de los pies, los codos y las muñecas y aguantamos durante 30 segundos para empezar, repitiéndolo varias veces.

Combinando estas tres tablas todas las semanas lograremos tonificar nuestro cuerpo a tiempo para lucir palmito en verano.

Imagen de Flickr



Problemas en los oídos, qué hacer con el agua

Aunque están presentes durante todo el año, los problemas en los oídos por la entrada de agua son habituales en el verano. Veamos qué podemos hacer en estos casos.

Problemas en los oídos, qué hacer con el agua

Lo primero es no ponerse nervioso. El hecho de la entrada de agua en los oídos es relativamente frecuente y si nunca te ha ocurrido antes piensa que no estás ante algo raro, ni ante un problema exclusivamente tuyo. Esto es importante ya que alejar los nervios te puede ayudar a enfocar el problema de manera rápida y eficaz, huyendo de algunos recursos rápidos como tratar de obturar y desobturar el oído desde fuera de manera repetitiva y violenta.

Ojo, que sea un problema frecuente no significa que no pueda convertirse en un problema serio. De hecho, más allá de la sensación molesta del agua en los oídos, o de la posibilidad de formarse tapones, esta situación puede acabar derivando en una infección de oído, que puede llegar a ser grave.

1.1      Prevenir es la mejor solución para los problemas en el oído con el agua

Aunque más adelante te daremos algunos consejos útiles para extraer el agua de los oídos, debes tener claro que la mejor fórmula posible es la prevención.

El primer camino en la prevención es el de mantener los oídos limpios. Ten en cuenta que si tus oídos tienen gran cantidad de cerumen aumentas de manera exponencial las posibilidades de retener agua. Más allá, en este caso resulta mucho más complicado extraerla y mucho más sencillo sufrir tapones o infecciones.

Además de una buena higiene, y sobre todo cuando se ha tenido problemas previos en los oídos, el hecho de usar tapones cuando vamos a tener un contacto importante con agua en nuestra cabeza, por ejemplo al nadar en el mar, es una buena medida de prevención.

Hoy en día encuentras todo tipo de tapones para los oídos a precios muy asequibles y con elevada calidad, desde los tapones de silicona moldeable, hasta sofisticados dispositivos que garantizan la total estanqueidad de tus oídos al contacto con el agua.

1.2      Extraer agua de los oídos

Vaya por delante que en casos complicados lo mejor es acudir al médico, ten en cuenta que los remedios caseros suelen funcionar en estos casos, pero que no siempre son eficaces al 100%. Un buen seguro de salud puede ayudarte en estos casos.

Otra cosa que debes tener clara antes de tratar de sacar agua de tus oídos es que cualquier elemento que introduzcas en ellos puede resultar peligroso. No es buena idea comenzar a hurgar en el interior del oído, sobre todo si se ha producido ya un tapón a resultas de la entrada de agua.

Lo primero que deberías tratar de hacer, cuando ya ha entrado agua a tus oídos, es intentar que la gravedad haga su trabajo. Para ello, simplemente debes ladear la cabeza del lado en el que ha entrado el agua, puedes acompañar este movimiento con unos golpecitos en el lado contrario, impulsando el movimiento de la cabeza de manera leve, no muy brusca.

Este sería el modo más sencillo y, cuando tenemos nuestros oídos limpios el más eficaz. Si el agua no sale es que probablemente tenemos restos de cerumen y sociedad en el interior, con lo cual la cosa se complica.

En estos casos más complicados se forma una suerte de tapón al moverse el cerumen. Estos tapones en algunos casos podrán ser extraídos por ti mismo, pero, ten en cuenta que en otros casos tal vez vas a tener que acudir al médico para ello.

Ante esta situación el primer lugar puedes tratar de poner en práctica algunos remedios caseros como estos:

Utiliza un secador de pelo aunque no a plena potencia de calor, trata de que entre aire en el oído pero nunca de manera directa y nunca muy de cerca. Repite esto varias veces mientras ladeas la cabeza cada poco tiempo en dirección al oído donde se ha formado el tapón.

Hay diversas soluciones que puedes adquirir en las farmacias para estos casos. Estas soluciones pueden tener autoaplicadores o puedes aplicarlas con unas peritas de goma que también se venden a tal efecto.

A veces, simplemente, introducir de manera suave agua tibia con la peritas en el oído mientras tienes la cabeza ladeada va a servir para acabar engrandeciendo el tapón y que acabe saliendo por sí solo.

Existen algunas recetas caseras mezclando agua con vinagre u otro tipo de soluciones, pero, habiendo como hay tantos productos específicos parece más interesante decantarse por ellos.

En cualquier caso, como ya te hemos aconsejado, nunca introduzcas elementos para burlar el oído ya que puedes generarte una lesión grave.

En caso de no poder eliminar el problema acude directamente al médico.

Imagen de Flickr


Noticias · Escrito por el 11/08/16


9 consejos para cuidar de ti mismo en verano

Ha llegado la hora de hacer aquello que nos gusta, de encontrar aquello que nos reconforta, un picnic sintiendo la hierba entre los dedos, un paso en barco, chapotear en la piscina o simplemente disfrutar de un buen libro. Los especialistas recomiendan estos consejos para cuidar mejor de nosotros mismos durante la época estival.

9 consejos para cuidar de ti mismo en verano

  • Crear un plan de vacaciones

Lo importante es que podamos dedicar unos días a hacer algo por nosotros mismos. No importa si se trata de realizar un viaje a tierras lejanas o disfrutar de nuestra propia ciudad. Se recomienda hacer una lista de las actividades que nos gustaría hacer, como visitar un museo, organizar picnic en un lugar especialmente interesante, planear un paseo por la montaña… lo que queramos, pero que realmente nos apetezca.

  • Descansar de la tecnología

Todo parece tener un ritmo más lento durante el verano, aprovecharemos para descansar del frenesí que implica el día a día laboral. Es algo tan sencillo como apagar Smartphone, portátil, Tablet, etc., durante unas horas por la tarde para disfrutar de lo que hayamos planeado para ese momento, que puede ser simplemente descansar.

Una alternativa más radical consiste en romper totalmente con la tecnología. En ese caso, y teniendo en cuenta el día a día que nos envuelve, dejaremos constancia a amigos o compañeros de trabajo de que vamos a estar desconectados durante unos días.

  • Participar en actividades lúdicas

Los psicólogos sugieren que realizar las mismas actividades que hacíamos durante los veranos de nuestra infancia pueden resultar placenteras y relajantes. Jugar al futbol, montar en bici o comer un helado en el parque son algunas de las actividades que nos transportaran a nuestra primera infancia.

  • Pasar tiempo cerca del agua

El sonido del agua alivia el alma y ayuda a despejar la mente. Sea en la playa, cerca de un río, en la piscina, etc., el agua nos ayudar a pensar con más claridad.

  • Disfrutar de los alimentos veraniegos

Durante el verano hay frutas y verduras deliciosas. Sería genial poder responder al desafió de cocinar una receta nueva cada semana.

  • Levantarse temprano

Despertarnos 30 minutos antes de lo que estábamos acostumbrados nos puede reiniciar de forma inesperada. Los desayunos veraniegos a primera hora de la mañana, aprovechar un rato de lectura o simplemente relajarse viendo el paisaje ayuda a comenzar el día de una forma perfecta.

  • Dar un paseo

Caminar reduce el estrés y es considerado como una de las llaves para producir momentos de inspiración. Sería especialmente beneficioso dar un paseo en un entorno natural sin necesidad de accesorios tecnológicos.

  • Pasar tiempo al aire libre

Elegiremos una actividad al aire libre que realmente nos apetezca hacer, sin la sensación de obligación. Podría ser cualquier cosa: jardinería, ciclismo, natación, footing, etc.

  • Hacer algo fuera de la zona de confort

A veces la mejor manera de dar un impulso nuevo es hacer algo fuera de nuestra zona de confort. Por ejemplo, podemos participar en un campo de entrenamiento de desarrollo personal en el que no conocemos a nadie, podemos también inscribirnos en una maratón, practicar un deporte nuevo, ir de camping o aprender a pescar.

Espero que haya sido de vuestro interés.

Imagen: Galería Flickr ShotHotspot.com


Noticias, Salud y Bienestar · Escrito por el 25/08/14


Los mejores consejos de salud para el verano

En el artículo de hoy vamos a ver algunos cambios sencillos que nos ayudarán a mejorar nuestra salud de cara al otoño:

Los mejores consejos de salud para el verano

  • Reinventar la dieta

SI hay algo que podemos hacer por cambiar y mejorar nuestro estado de salud es cambiar nuestra dieta, esto pasa por modificar algunos hábitos alimenticios e introducir otros nuevos.

Un ejemplo, comenzar a tomar cada día un cuenco de frutos rojos: moras, arándanos, fresas, etc. Nos ayudarán a cargar nuestras reservas de antioxidantes, que previenen el daño de los tejidos y reducen los riesgos de enfermedades relacionadas con la edad. Los arándanos y las moras son especialmente ricos en antioxidantes.

Una gran ventaja: las bayas son también ricas en fibra, que mantienen el colesterol en unos niveles controlados y ayudan a prevenir algunos tipos de cáncer.

  • Reducir el estrés

Para mejorar nuestro nivel de estrés, podemos plantar un pequeño jardín, cultivar unas flores, o si el espacio es muy limitado, plantar algunas macetas tanto de interior como de exterior.

Sólo el contacto con la tierra ya nos hace desconectar de la velocidad de este mundo en el que vivimos, se convierte en una forma de aliviar el estrés físico y mental.

  • Utilizar hilo dental

El hilo dental reduce las bacterias orales, lo que mejora la salud general del cuerpo, y si las bacterias orales se encuentran en unas concentraciones muy bajas, nuestro cuerpo tiene ás recursos para combatir las bacterias en otro lugar.

  • Realizar una actividad al aire libre

Elegiremos una actividad al aire libre: una caminata, dar un paseo por la naturaleza, ciclismo, patinaje, natación… Pero si no tenemos la posibilidad de realizar un ejercicio al aire libre siempre podemos escaparnos al gimnasio

No debemos olvidar que la familia que juega unida, no sólo consigue encajar,  es también una gran manera de crear el tiempo de unión.

  • Cuidar los ojos

Para proteger nuestra visión en el trabajo y en el deporte debemos usar gafas. Al aire libre, llevaremos gafas de sol que bloqueen al menos el 99% de los rayos ultravioleta A y B. Las gafas de sol previenen las cataratas, así como las arrugas alrededor de los ojos.

Pero no solo cuando hagamos deporte o vayamos a la playa, también para hacer tareas como cortar el césped usaremos gafas de protección. Es recomendable informarse en un especialista que tipo de gafa se adapta mejor a nuestras necesidades.

  • ¡Es tiempo de vacaciones!

No hay duda, debemos aprovechar el ritmo más lento del verano para mejorar nuestra salud. Las vacaciones tienen muchos beneficios: Nos pueden ayudar a bajar la presión arterial, la frecuencia cardíaca y las hormonas del estrés como el cortisol, lo que contribuye a una cintura cada vez mayor y un mayor riesgo de enfermedades del corazón.

  • Dormir bien

Trataremos de resistir la tentación de quedarnos hasta más tarde durante los días de verano. En vez de eso, prestaremos atención a la higiene del sueño, manteniendo el mismo horario de acostarse y despertar y no beber alcohol durante tres horas antes de acostarnos.

Espero que haya sido de vuestro interés.

Imagen: Galería Flickr thephotographymuse


Salud y Bienestar · Escrito por el 22/08/14


Los helados más saludables

Es posible consumir helado de forma moderada como parte de un estilo de vida saludable, por esto, en el artículo de hoy vamos a ver algunos consejos que nos ayudarán a escoger correctamente el mejor helado.

Elegiremos las marcas que tienen ingredientes que reconocemos como alimentos. Si la lista de ingredientes se lee como un experimento de laboratorio de química lo mejor es que busquemos otro helado que contenga más comida de verdad y menos productos químicos. Si no es posible, al menos debemos ser conscientes de las limitaciones de estos alimentos “no naturales” con respecto a su salud, y utilizarlos de manera consciente y con moderación.

Los helados más saludables

Una norma básica a seguir es que el helado debe ser sencillo. En general, las versiones más simples de un alimento contendrán menos aditivos. Por ejemplo, si te gusta ir a tomar un helado, uno de vainilla tendrá menos aditivos que el que además añade tiene otros  ingredientes y saborizantes. Tendremos que leer la etiqueta para estar seguros, pero generalmente, trataremos de elegir sabores simples y básicos de marcas de buena calidad que utilice ingredientes básicos y agregar nosotros mismo otros ingredientes en casa, asegurándonos así su calidad.

Indudablemente, lo mejor es hacer nuestro propio helado con ingredientes saludables. En los “viejos tiempos”, la elaboración de helados en casa era una ocasión perfecta para inaugurar la temporada de verano. Podemos recuperar estas tradiciones y seguro que nos damos cuenta de que los helados que hacemos en casa saben mejor. Es cierto que requieren tiempo y planificación. No va a ser algo que se hace todos los días, pero merece la pena.

 A continuación una receta de helado de plátano:

  1. Corta 2 plátanos en rodajas y congela (cerca de 2-3 horas, es más fácil si se pone las rebanadas en el congelador la noche anterior?
  2. Coloca las rebanadas de plátano congeladas en una licuadora.
  3. Añade 2 cucharadas (si se desea, se puede variar esta cantidad en función del grosor que se desea) de leche descremada, leche de soja, etc.,
  4. Mezclar hasta obtener la consistencia de helado. Servir inmediatamente.

Tomar un helado es a menudo forma parte de las tradiciones del verano con la familia y amigos. Podemos divertirnos y además tomar alimentos saludables. Muchas marcas comerciales de helados tienen una página web donde podemos conocer los ingredientes de los distintos tipos de helados, pero en el caso de que nos resulte tedioso consultar toda esta información, podemos quedarnos tranquilos eligiendo una porción pequeña de un helado de un solo sabor. De esta manera podemos satisfacer nuestro deseo de mantenernos sanos sin renunciar a una gran tradición!

Espero que haya sido de vuestro interés.

Imagen: Galería Flickr joyositi


Nutrición y dietas · Escrito por el 15/08/14